LA HISTORIA

 

 

 

La pasión llego en tren

Empleados del ferrocarril Central Córdoba,con el apoyo de la gerencia del mismo,fundaron el Club Talleres el 12 de octubre de 1913.

Organizada ya la liga cordobesa de fútbol (1906),varios equipos se inscribieron para tomar parte de los campeonatos de las disrintas divisiones.
Uno de ellos fué Defensa Infantil,formado por jovenes ferroviarios que participaron del torneo de segunda de 1909.El novel equipo conto en sus filas a varios de los jugadores el actual Talleres.

La Fundación

El Defensa Infantil jugo hasta 1913,cuando luego de una ardosa final perdida ante Colegio Nacional de Monserrat,fue suspendido por la indisciplina manifestada por varios de sus integrantes.
Las incontenibles ganas de jugar y un ardid de jurídico,les permitio retornar a las competencias oficiales:el domingo 12 de octubre de ese año,luego de disputar un pártido de fútbol,los miembros de de la gerencia del Ferrocarril Central Córdoba le propusieron fundar un nuevo club,al que llamaron Atlético Talleres Central Córdoba.
El 12 de Abril de n 1914 La Voz Del Interior publico un breve recuadro sobre Atletico Talleres Central Córdoba,en donde se informaba que se habia organizado el club para tomar parte de los campeonatos de Primera y Segunda división de la Federación Cordobesa de Football "se reciben adhesiones de los empleados de Talleres en la secretaria,calle Davisd Luque nº 489" invitaba la nota.

Los primeros juegos

La Federación Cordobesa aceptó la solicitud de ingreso del nuevo club en su sesión del viernes 17 de abril de 1914,y tambien autorizo a jugar a los jugadores Reginaldo Heredia,Juan Prax (h),Rafael Contreras y Horacio Salvatelli,quienes el año anterior habian participado de un escándalo en un partido de Segunda División.El 13 de Mayo comunico al Concejo una pequeña modificación en su nombre,llamandose a partir de entonces Central Córdoba Atlético.
El 17 de Mayo de 1914 hizo su presentación en sociedad enfrentando al rival que seria el "enemigo" de toda la vida:Belgrano. El debut no pudo ser peor,ya que el delantero celeste José Lazcano lo "madrugo" con un gol que los jugadores albiazules vehemente y que los impulso a abandonar la cancha y la Federación.
El "exilio" duró hasta el 2 de Septiembre,cuando el ente rector aceptó su regreso,pero el escandalo volvió rozar al club en su segunda presentación.En un cotejo frente a Juniors por la Copa Reina Victoria,el delantero albiazul Horacio Salvatelli fracturo a José Carbaja,lo que desencadeno un nuevo incidente.
Abel Forelli,el arquero de aquel equipo,recordó en un reportaje concedido a La Voz del Interior en 1926, que "la energia latente nos indujo a bautizarnos de nuevo con el nombre Club Atlético Talleres,que hasta hoy prosigue triunfal en las lides del fútbol cordobés".

 

 

                                       VOLVER