"En realidad, todo lo que diga sería ridículo e insuficiente. Me puse muy triste, pero desde ya que uno se pone muy triste, y después empieza a pensar en los momentos que compartió, ¿no? Y se hace muy difícil despersonalizar la situación. Es como parte de la vida de uno. Pero bueno, probablemente lo mismo piense la mayoría, porque los Beatles fueron parte importante de la vida de todos nosotros. Y cuando muere alguien así, de alguna manera, se va parte de la vida de uno."

MICK JAGGER

"Era un gigante, un grande, un alma noble, con toda la humanidad, todo el ingenio y el humor, toda la sabiduría, la espiritualidad y el sentido común que puede tener un hombre. Y con toda la compasión. Inspiraba amor y tenía la fuerza de cien hombre. Era como el sol, las flores y la luna, y lo vamos a extrañar muchísimo. El mundo está terriblemente más vacío ahora sin él."

BOB DYLAN

"George hacía crecer las cosas, tal como dicen que lo hace la música india. Creó él solo un jardín enorme y hermoso en su propiedad, que diseñaba y cuidaba día a día. Nunca me voy a olvidar de lo orgulloso que estaba ese día en que me llevó a recorrer el jardín, con sus botas de goma embarradas y una vieja azada al hombro, observando cada uno de los árboles y las flores como si fuesen hijos suyos, y al mismo tiempo fijándose en dónde pisaba yo. Esa es la imagen de George que voy a recordar siempre: la de un hombre en su jardín, que me sonreía con calidez como una especie de gurú indio."

YOKO ONO

"Recuerdo que escuché <<My Sweet Lord>> en un taxi, no sé en qué ciudad, y pensé: <<Ay, Dios mío>>, y me vino un escalofrío. ¿Viste cuando pasan un tema por la radio, y es genial, y pensás: <<Ay, ¿qué es esto, qué es esto, qué es esto?>> El único tema con el que me pasó lo mismo fue <<Brown Sugar>>, de los Rolling Stones. <<My Sweet Lord>> fue una canción que cantaron todos y, lo pensaron concientemente o no, hizo espiritualmente posible otra línea de pensamiento."

ELTON JOHN

"Una tarde con George Harrison y su esposa, Olivia, era un gusto que Jeff Kramer (nuestro amigo y manager en común) y yo nos habíamos prometido. Hacía varios años que yo no veía a George, y estaba ansioso por preguntarle en persona cómo andaba  después del horrible ataque que había sufrido apenas diez meses antes, el 30 de Diciembre de 1999. "Me alegro muchísimo de verte", me dijo mientras nos dábamos la mano y nos abrazábamos, "y hoy, cuando digo que me alegro muchísimo de ver a alguien, quiero decir que me alegro muchísimo"

PAUL SIMON

"Lo voy a extrañar. Y si es que existe el Cielo y todo eso, con suerte John  y él se están diciendo: <<¿Qué contás, viejo? ¿Querés un trago?>>. Lo único que queda es desearle que le vaya bien. Espero que esté zapando con John. Y me alegro de que la cuestión no haya durado miles de años, aunque para él seguramente fue larguísima. Pero el espíritu vive. George dejó su marca, man. No puedo decir nada más que: <<George, te extraño. Dios te bendiga. Y te seguiremos escuchando>>."

KEITH RICHARDS
1