El Final De Ranma ½

El final de la serie comienza a fraguarse en el volumen 36 del Shonen Sunday. Nodoka Saotome termina descubriendo que Ran-Ko no es otro que su hijo Ranma, que posee la maldición de convertirse en chica al mojarse. Ranma y Genma ya se ven con la espada de harakiri en el estómago, pero Nodoka llega a la conclusión de que, maldiciones aparte, Ranma se ha convertido en todo un hombre y en un artista marcial. En consecuencia, la promesa de hacerles pasar el Sepukku queda olvidada. Este episodio es algo inusual en la serie: parece que la historia avanza... Nodoka le da a Ranma una caja para Akane que él piensa que contiene un anillo de compromiso pero que en realidad contiene diversas pildoras ya que "las mujeres de la familia Saotome tienen que sufrir mucho..." 

Ranma, Genma y Nodoka se van del dojo a vivir a su propia casa, pero regresan a casa de los Tendo cuando la suya es destruida en un altercado entre Ukyo, Shampoo y Kodachi, deseosas de ganar puntos ante la madre de Ranma.

Y la historia definitiva comienza en el tomo 37: La gente del Monte Fénix contra el equipo de malditos de Jusenkyo.

Plum, la hija del guía del Jusenkyo viaja a Japón para pedir ayuda a los malditos contra una gran amenaza, justo cuando Soun, Genma y Nodoka están decidiendo que Ranma y Akane deben casarse ya. En ese instante, Plum es atacada por un par de atacantes alados y Ranma la salva.
 Plum les explica que los habitantes del monte Fénix quieren acabar con Jusenkyo destruyendo la fuente de la que mana toda el agua del valle. Cologne les explica que el Monte Fénix está al sur de Jusenkyo y que en su cima hay una fuente maldita en la que se ahogaron varios pájaros. Al usarla a diario, los habitantes del Monte llevan tiempo naciendo con alas y patas de pájaro, y se vuelven humanos al mojarse con agua fría. Plum ha traido un mapa de las fuentes que busca el enemigo y a partir de aquí se produce una carrera contra reloj en la que Ranma y cía llegan a China donde se enfrentarán con Kiima, la hija de Lord Safrán, Señor del Monte Fénix, y sus esbirros Koruma y Masara. 

Shampoo es poseida y convertida en agente del Monte Fénix. Ranma se enfrenta a Safrán y le arrebata el kinjakan, una pica mágica que permite volar a su dueño. Akane es raptada, pero logra huir, no sin que antes fabriquen la Akaneiichuan (la fuente de la Akane ahogada - os lo juro) con la que Kiima intenta recuperar el kinjakan haciendose pasar por Akane...

Todos acaban juntandose en Jusendou, la fuente que da vida a Jusenkyo, que mana de la estatua de un dragón. Tras colocar el kinjakan en la fuente, Safrán se prepara para convertirse gracias a que el agua que mane se calentará gracias al kinjakan, a la vez que el resto de fuentes se destruirán.
 Akane llega y coge la pica, deteniendo el proceso... y convirtiendose en una especie de muñeca. El guía les explica que al tocar la pica mientras se calentaba, Akane se ha deshidratado, y morirá si no consiguen agua de la fuente de Gekkaja, bajo Jusendou. Ranma lucha con Safrán y usa el golpe de aire frío para hacer brotar agua con la que Akane recupera su apariencia, pero no se mueve. 
 

Ranma cree que Akane ha muerto y le confiesa su amor. En eso Akane despierta tras haberle oído.. Safrán renace de un huevo, como un niño pequeño.

Y mientras, el agua que brota se esparce como un geiser gigantesco inundando el valle y mezclando el agua de todas las fuentes y convirtiendo a Jusenkyo en una marisma sin poder. Ranma y los demas están condenados para siempre.

De vuelta a Japón se organiza la boda, aunque Ranma sigue sin querer reconocer su amor por Akane. Empiezan a llegar los invitados y los problemas. Ukyou, Ryoga y Shampoo han aceptado la pérdida de sus amores, pero Tatewaki y Kodachi, no.

Y las cosas se lían más cuando llega un regalo de Jusenkyo: un tonel con los últimos restos de agua de la Naniichuan (la fuente del joven ahogado). Por supuesto, Ranma, Ryoga, Genma y Mousse se pelean por él, pero aparece Happosai quien, creyendo que es Sake, se bebe el barril entero.

Y así la boda se suspende hasta que la situación se normalice quedándose todo como estaba... Akane y Ranma vuelven a su rutina de siempre.

 

 

1