ES ESA

 


Amada mí, tu nombre es Vanesa,

no solo estoy loco de la cabeza

gracias a tu magnífica belleza,

sino también por tu entera nobleza;

me han cambiado, como un mar de cerveza,

era yo, antes más duda que certeza,

aunque yo con un poco de torpeza,

me animé y te lo dije con firmeza.


 

Poema endecasílabo. Agosto de 2002.

 

 

 

1