ðHwww.oocities.org/es/hendimione/azkaban.htmlwww.oocities.org/es/hendimione/azkaban.htmllayedxÚqÔJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿȐÏla8OKtext/html!XY…a8ÿÿÿÿb‰.HWed, 17 Oct 2001 16:53:06 GMTsMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *ÚqÔJa8 Harry potter web





El tercer año de colegio de Harry se inicia con problemas en casa de sus padres adptivos. Pero poco sabe el pequeño mago que el amigo que traicionó a sus padres reales se ha fugado y tiene la intención de matarle a él.

MAS OSCURO DE de lo que creéis.

Las entregas de Harry Potter crecen con el público. En todos los sentidos. No sólo con el público supuestamente infantil al que iban directamente destinadas sino que también crecen conforme más adultos leen las obras de J. K. Rowling. Este libro es un buen ejemplo de ello. Una fantasía juvenil que sin embargo es lo bastante "madura" para que casi cualquier lector pueda disfrutarlas. Y no sólo disfrutarla, sino que parte de su atractivo está en la forma en la que obliga al lector a reflexionar sobre la trama de la novela, a desaprender todo lo que ha conocido sobre la misma serie antes y como enfrentarse ante los dilemas, situaciones y complejidades que salpican la vida de Harry Potter.

Para ser una serie de novelas destinadas a un público juvenil, Rowling hace gala de un sano y absoluto desprecio por lo políticamente correcto: la gente la palma de maneras verdaderamente espantosas y a veces los villanos quedan sin castigo, los adultos son aún peores que algunos niños y la visión del mundo es tanto dulce como amarga al mismo tiempo; se ignoran los valores morales inculcados que normalmente se asocian a la literatura juvenil: Potter debe tomar sus decisiones él mismo, actuar a-legalmente e incluso i-legalmente para mantener un equilibrio entre el mundo y su propio sentido de la justicia que es interno al personaje y no aparece dado por ninguna figura mentora (aunque las hay, pero como representantes del poder establecido, Potter se encuentra en la incómoda situación de tener que moverse al margen de tales poderes). Y sobre todo, Potter se equivoca…y actúa con responsabilidad frente a sus errores. En el mundo de Potter no hay Hadas Madrinas para sacarle las castañas del fuego, cosa extraña tratándose de una fantasía mágica de niños hechiceros y malvados todopoderosos. Pero es un mundo duro, pese a todo, adulto, en el que existen guerras y víctimas inocentes y traiciones y venganzas… y a veces no es posible el final (completamente) feliz… Sirius Black, un personaje mencionado de pasada en el primer libro de la serie, escapa de la terrible prisión donde se le ha encerrado por su asociación con Lord Voldemort, el villano arquetípico del mundo de Harry Potter, y por haber provocado una gran cantidad de muertes de inocentes ciudadanos en su ciega rabia (y además, traicionó a los padres de Harry).

Es imposible que haya escapado. Es imposible que haya permanecido cuerdo. Pero ha hecho ambas cosas y su próximo objetivo parece ser el mismísimo Harry… Para entender la necesidad que siente este personaje de temible nombre de acercarse a él, Potter tendrá que indagar en el pasado, un pasado cuyas heridas aún están demasiado recientes en el mundo que le rodea (y en él mismo: la muerte de sus padres) para obtener una nueva visión de la Historia que le concierne, que en el mundo de Harry Potter se haya sujeta a un continuo revisionismo histórico sin llegar por ello a constituir un libro de non-sequiturs. Al contrario, Rowling cambia las reglas, pero lo hace siguiendo unas reglas más grandes que el conjunto de ellas que gobierna la narración individual de los libros como entidades separadas, Rowling escribe de acuerdo con unas reglas que afectan a toda la narración como un conjunto orgánico, que crecen y que culminan en una novela que tiene una peculiar maestría, un estilo brillante dentro del género (el juvenil) que ha elegido, si es que ha elegido género y no se está inventando uno nuevo, el Bildungsroman de género: de libro infantil a libro casi adulto. En vez de la novela de educación de personaje, Rowling educa al género en el que escribe llevándolo poco a poco a la madurez. En esto tiene algo en común con otro libro de una escritora más conocida: Ursula K. Leguin. Su libro Un mago de Terramar comparte ese pulso aparente en Rowling de una novela más adulta amenazando con aparecer entre las páginas de una fantasía juvenil, para desasosiego del lector desprevenido.

Un asesino suelto, un peculiar (y por una vez eficiente) profesor de Defensa Contra Las Artes Oscura (la asignatura maldita de la escuela de magia), el profesor Romus Lupin, el desarrollo del personaje de Potter (sus amistades, ambiciones y enemigos incluyendo al inaguantable Draco Malfoy y a Severus Snape, Profesor de Pociones) y una increíble denuncia de las paraciencias, ¡dentro de un libro que habla de magia!, son los elementos argumentales con los que J. K. Rowling construye la hasta la fecha mejor novela de Harry Potter. Y es más oscuro de lo que creéis. Licantropía, traiciones, intrigas, muerte, una prisión mágica con unos guardianes que hacen que los cenobitas de Clive Barker parezcan un poco como aficionados ¡dentro de un libro para niños! y el miedo al miedo mismo -una imagen recurrente dentro de la novela- son los ladrillos temáticos con los que remata la faena de esta pequeña obra maestra, en la que hay una apología de la inocencia -en el sentido de libre de crimen- y una demoledora demostración de que no es suficiente para no ser declarado culpable.

 


Libro de visita

 


Link,enlaces

Pagina empezada a hacer el 4 de agosto y terminada el 19 de agosoto SEVILLA-ESPAÑA

© Copyright 2001 Harry Potter Web, All rights reserved.
WEBMASTER:
Hendimión