No se pierden las estrellas

 

Dime el nombre de la estrella que buscas
yo he puesto nombre a cada una de ellas,
talvez esté detrás de la luna
o escondida en las aguas de una mágica laguna.

No se pierden las estrellas
sólo juegan, se van tras las nubes,
o talvez, aun brillan en los ojos,
del amor que una vez tuvimos.

Busca entre la hierba
se disfrazan de luciérnagas,
o busca en las ramas de lo álamos,
como si fueran mariposas dormidas...

Créeme, no se pierden las estrellas...

 

Volver          Siguiente