Tu aliento

 

Perdida en un espacio sin tiempo 
escuché los latidos de la tierra, 
me envolvió la luz del universo, la noche aquella 
en que sentí tu aliento rozando mi cuerpo. 

No pregunté nada, sólo supe que te quería, 
como nunca quise, ni volveré a hacerlo. 
Me alejé de tu lado y me perdí en los desiertos. 

Dejé que la arena cubriera lentamente 
los recuerdos de aquella, nuestra noche, 
en que sin tenerte a mi lado 
sentí tu aliento rozando mi cuerpo. 

Has vuelto a refugiarte en mis brazos, 
yo sé que sientes miedo, de este amor que florece, 
pero sigue latente muy dentro de tí 
la noche aquella, en que sin tenerme a tu lado, 
sentiste mi aliento rozando tu cuerpo.

 

Volver           Siguiente