Temas | Denuncia | Acciones  | Noticias | Archivo | Enlaces | Foro | Chat

        

 
 ACTUALIDAD
 Noticias
 INTERACTUAR
 Chat
 Foro de debate
 CULTURA
 Recomendaciones

S.A.P

LIBROS - EL VARON CASTRADO  EL VARON CASTRADO

 

 

MACHISMO Y FEMINISMO Rafael Marañon. Editorial CLIE MACHISMO Y FEMINISMO

 

 

 

 

 

(automatic translation) English Français

 

Copyright © 2001 - 2002.  Glenn Sacks

            All Rights Reserved.  

 © www.glennsacks.com email: glennsacks@cs.com

 ©Traducido de la pagina del autor con permiso expreso, por A.L.D.S. Permitida Su difusión en Mandefender

 

Libro de 101 Estudios  Populares de Mujeres.

Mentiras, Condenadas Mentiras y Estadísticas.

   Popular Women's Studies 101 Textbook:

                  Lies, Damned Lies, and Statistics

 

                  By Glenn Sacks

 

              

Las mujeres están bajo cerco y opresión, mientras que los hombres lo tienen más fácil. Este es el inequívoco mensaje de Margaret L Andersen Pensando sobre las Mujeres: Perspectivas sociológicas de Sexo y de Genero, uno de los 101 textos de Estudios de Mujeres mas populares de América.

 

Las distorsiones y malas caracterizaciones comienzan en el Capitulo Uno, pagina primera, donde Andersen habla brevemente del progreso que han hecho las mujeres, pero pronto alerta al lector sobre “hay todavía un largo camino por recorrer” por las mujeres para conseguir la igualdad. Para apoyar su punto de vista, ella dice:

1) “En los años 1990, las mujeres con graduación media que trabajaban a tiempo completo, ganaban de promedio un 70 por ciento de lo que ganaban los hombres que trabajaban a tiempo completo con igual graduación”.

2) “Cada año cinco millones de mujeres experimentan alguna forma de violencia, dos tercios de ella cometida por alguien a quien conoce”

3) “Las mujeres empleadas” trabajan en “tareas domesticas”.13 horas a la semana mas que los “hombres empleados”

 

Todas estas tres aseveraciones son extremadamente engañosas. Si las mujeres que trabajan a tiempo completo ganan menos dinero, de promedio, que los hombres que trabajan a tiempo completo; pero ellas trabajan unas 400 horas al año menos que los hombres; trabajan solo una décima parte de las horas extras; tienen un 25% menos de experiencia global laboral; presentan solo el 5% de los accidentes laborales (porque ellas no trabajan en los empleos peligrosos que necesariamente pagan mejor); y están mucho menos dispuestas que los hombres a los trabajos nocturnos, fines de semana, tener jornadas largas, o viajar en sus trabajos. Los estudios que toman en consideración estos factores, han mostrado que por el mismo trabajo, las mujeres tienen un 2% de diferencia de lo que ganan los hombres.

                 

La estadística   “cinco millones de mujeres que experimentan alguna forma de violencia” es engañosa porque esta elevada por los estudios de violencia domestica, que toman actos triviales que cometen las mujeres al igual que los hombres (tales como improperios o insultos, portazos, etc) como violencia grave. Cuando se han llevado a cabo estudio sobre violencia domestica en ambos sexos, las mujeres muestran ser  tan iniciadoras como continuadoras de  maltrato con el cónyuge como los hombres, y casi el 75% de todas las victimas de delitos violentos son hombres.

                 

Las mujeres realizan unas 13 horas extra a la semana en “tareas del hogar” pero de promedio los hombres empleados a tiempo completo, realizan unas ocho horas mas a la semana que el promedio de lo que trabajan las mujeres empleadas a tiempo completo. El estudio de Andersen permite la inclusión de gente que esta “empleada”, pero que no trabaja a tiempo completo, y como la mayoría de las trabajadoras a tiempo parcial son mujeres, esto empuja incluso mas, la disparidad del estudio, en las horas trabajadas entre los hombres y las mujeres.

 

Junto con el hecho de que los hombres gastan mas tiempo en traslados al trabajo y trabajan en empleos físicamente mas duros, que las mujeres, lo que  el estudio realmente nos dice es, que todo el trabajo domestico está, de hecho, incluso dividido entre los hombres y las mujeres, un hallazgo concordante con la mayoría de las investigaciones a este respecto.

 

El libro también desarrolla mitos sobre:  “los padres abusadores” (actualmente mas del 80% de los hombres que tienen trabajo y pueden ver a sus hijos, pagan la totalidad de las pensiones infantiles); las supuestamente ignoradas necesidades femeninas de salud (el gobierno a cualquier nivel gasta mas en la salud de las mujeres que en la de los hombres, incluso aunque son los hombres los que predominan en todas las enfermedades y son las mujeres las que viven mas años); y muchos otros 

 

Andersen insta con urgencia al lector a darse cuenta del papel de las mujeres, tanto en la sociedad, como en la vida diaria –buena advertencia, salvo que ella instruye a las mujeres a mirar por la desgracia femenina y por los privilegios del hombre. Por ejemplo, ella aconseja al lector

mirar a las “luces que brillan en el horizonte nocturno” y ver que  estas “representan a miles de mujeres que limpian las ventanas de las estancias”

 

Suficientemente bueno, pero que hay sobre los miles de hombres que arriesgan su seguridad e incluso sus vidas (incluyendo saludos cordiales)  para construir esos mismos rascacielos?. Que hay de los hombres que recogen las basuras, se arrastran por dentro de las alcantarillas para hacer reparaciones, o que trabajan en líneas de alta tensión eléctrica a 50 pies de altura?. En el libro de Andersen tales hombres son tan invisibles como ella imagina que son las mujeres.

                 

Como otros libros sobre Estudios de Mujeres, el material y las lecturas del texto de Andersen ignora el creciente numero de fuertes, articuladas docentes femeninas, investigadoras, escritoras, activistas y lideres que se llaman a si mismas “feministas ecuánimes” y apoyan las bases principales del feminismo, pero se oponen a las rampantes distorsiones y al fuera y fuera de tono odio al hombre, del movimiento feminista establecido.

 

Estas incluyen: la Senadora Canadiense Anne Cools, una antigua directora de refugio y pionera del movimiento de mujeres maltratadas que ahora apoya los derechos de los padres; la autora/activista Erin Pizzey que estableció el primer refugio para mujeres maltratadas de Inglaterra en 1971 y ahora apoya a los hombres maltratados; Camille Paglia la legendaria autora y observadora cultural; la autora y feminista de los años 60 Doris Lessing, quien dice que en la cultura moderna los hombres están “continuamente menospreciados e insultados por mujeres sin una lagrima de protesta”. Cathy Young, cofundadora de la Red para la Libertad de las Mujeres y autora de Cese el Fuego: Porque las Mujeres y los Hombres deben Unir sus Fuerzas para Conseguir la Igualdad; la autora y columnista  Wendy McElroy, fundadora de Feministas Independientes (ifeminists.com); Christina Hoff. Sommers, autora de Quien Robo el Feminismo?; Daphne Patai  profesora y antigua responsable de Estudios de Mujeres, autora de Feminismo de Profesión; la periodista de sucesos Patricia Pearson, autora de Cuando Ella estaba Mal: Mujeres Violentas y el Mito de la Inocencia e innumerables otros.

 

En cambio, Andersen elige cacarear las colecciones estandar de tópicos y sembradoras de odio, tales como Catherine McKinnon (quien escribió que bajo las condiciones de nuestra sociedad, “toda relación heterosexual es una violación”), y Andrea Dworkin (quien escribió “el matrimonio es una institución desarrollada para violar como una costumbre”). Andersen también cita numerosas investigadoras feministas desacreditadas como  Dianne Russell, quien consiguió un gran numero de victimas femeninas en su estudio, clasificando como violaciones lo que eran relaciones sexuales acordadas, y abrazos y juegos amorosos de hombres de la familia como un incesto, y Carol Gilligan, cuyas investigaciones sin base  científica le permitió en parte concluir el mito, de que las chicas están oprimidas y silenciadas en las aulas. La reputación académica de la señorita Gilligan fue desacreditada por Christina Hoff. Sommers, en su capitulo “la Isla de Gilligan” de su libro La Guerra contra los Chicos. Los estudiantes de enseñanza media Americanos (varones y hembras) necesita un equilibrio en los textos, que incluya voces feministas disidentes  y que mire con honestidad a la cara de las muchas mujeres desafiadoras, así como las muchas ventajas de que disfrutan. En cambio, ellos están apesadumbrados con folletos de propaganda claramente desafiantes, que pueden existir por la intimidación del PC, mezclada con una atmósfera universitaria condescendiente y callada que dice “no discutas con las señoritas. – no puedes esperar que aquellas chicas que enseñan Estudios de Mujeres mantengan rectos sus actos “.                                     

 

email: glennjsacks@cs.com

Copyright © 2001 - 2002.  Glenn Sacks. All Rights Reserved

                                                                 

 ©Traducido de la pagina del autor con permiso expreso, por A.L.D.S. Permitida Su difusión en Mandefender

© www.glennsacks.com

Transl by A L D S

 

[ Temas | Denuncia | Acciones | Noticias | Archivo | Enlaces | Foro | Chat ]

Informe Reencuentro

"Informe Iceberg"  

"Mini Iceberg"  pdf*

...Ahora hay leyes que convierten en Delito que un hombre y su hijo, en
silencio, se mire
n 

...Ya hay propuestas de ley que condenan con cárcel al padre si el niño
expresa su deseo de ir a vivir con él.

...Si un Hombre va a denunciar que es víctima de Malos Tratos... 

Suelen brotar  sonrisas incrédulas e irónicas  de los rostros de Funcionarios Públicos.

Demasiados Hombres son víctimas de Malos Tratos por parte de sus parejas, Malos tratos (psicológicos, físicos) que con demasiada frecuencia provocan el Suicidio del Maltratado.

Ante estas y otras injusticias aparece una sola incógnita:

PORQUE ????

Y UNA CONVICCIÓN:

YA ES SUFICIENTE !!!

  Cooparentalidad  

Ha llegado el momento !!!

Denunciemos tanto surrealismo e injusticia!

Únete a nosotros y denuncia tu situación.

Manifestación virtual

Cooparentalidad?

 

1995 © Mandefender

1