ðHwww.oocities.org/es/navarza/cuaranta.htmwww.oocities.org/es/navarza/cuaranta.htmdelayedx/[ÕJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈð9zì,OKtext/htmlß¸y,ì,ÿÿÿÿb‰.HSun, 22 Feb 2004 00:51:25 GMTéMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, */[ÕJì, CUARANTA

CUARANTA

 

              El Riego de Cuaranta es uno de los más pequeños, el agua se coge del barranco de Benafer que término arriba se denomina de la Fuensanta, existe un manantial bajo los viaductos del Central y Menera, en la divisoria entre Benafer y Caudiel que proporciona agua de manera continua al Barranco

            Además de Cuaranta, existen derechos sobre este agua por parte de Benafer, Jérica, Caudiel y Masía el Campillo, según documento de 1366.

           

           Manantial de la Fuensanta.

  

             En la entrada de nuestro término se halla la balsa de regulación sobre la carretera CV-195, muy próxima al barranco del Cascajar y a la balsa de mismo nombre del riego de Novales.

     

     Balsa de Cuaranta desde E.

      El riego comparte el caudal del manantial con el suministro de aguas públicas de Jérica. La conducción va en paralelo hasta pasada la vía Central.

      El probable nombre derivaría de la extensión original del riego (?). Posee su batidero en el cascajar, en un pequeño azud que sirve de canalización del agua de la Masía del Campillo, distante unos 5 km. al SE, al lado del Pantano del Regajo.

         Imágenes del riego.

       

       Imagen de la CV-195 desde la subida a la balsa con el viaducto del Cascajar del ferrocarril al fondo. A la izquierda se encuentra el barranco y la balsa del Cascajar.

     

      Sifón de Cuaranta sobre el Central y sobre la Vía Menera. En medio de ambos también se encuentra su sifón sobre la CV-195, carretera de Caudiel.

     Concordia de Aguas sobre la Fuensanta (1)

    Por Teodoro López Díaz, Cronista oficial de la Villa de Caudiel

    Presentación

    El pueblo de Jérica es conocedor de las Concordias o Convenios de Aguas entre Viver, Benafer y Caudiel y el propio Jérica, que a través de diversos Boletines de fiestas, año a año han ido apareciendo.

      La concordia que hoy presentamos es un documento (pergamino), inédito y por lo tanto no se había publicado hasta la fecha; es por ello, y gracias a la colaboración del Sr. Alcalde, hemos creído conveniente incluirla en el presente Boletín, para su divulgación y conocimiento.

      Dicho documento se conserva en el Archivo del Reino de Valencia en la Sección Clero, Caja nº 1840. Por otra parte, Don Eugenio Díaz Manteca, Director del Archivo Biblioteca de la Diputación Provincial de Castellón, ha realizado la trascripción del pergamino, por mi parte, me he limitado a la traducción libre (no literal), de dicha trascripción, para así darle un sentido más castellanizado que facilite su comprensión, con lo cual hemos evitado pasajes sumamente reiterativos que repiten con otras palabra el contenido de las anteriores.

    Texto de la Concordia

     "Traslado bien y fielmente hecho en Jérica, el día 16 de Agosto del año 1374, tomando de una carta pública, el tenor de la cual es como sigue:

      Sepan todos cuantos estas cartas vieren que obre la cuestión y contrate del agua de la Fuensanta, por el Azud que los moros de Caudiel han construido dentro de dicha Fuensanta, que el agua que sale del dicho Azud, a la huerta de Caudiel, es a saber entre los moros de Caudiel, de una parte; de los moros de Caudiel, de una parte; de lo moros de Benafer; de lo cristianos herederos de Cuaranta (término de Jérica), y de los del Campillo, de la otra parte. En tal contraste y cuestión, los moros de Caudiel dicen y alegan que el agua de la fuente que sale en el dicho Azud, de la Fuensanta, es suya. Los moros de Benafer, los cristianos de Cuaranta y los moros del Campillo, alegan que el Azud no debería haber sido construido en aquel lugar porque nunca así ha sido acostumbrado y que el agua no es de los moros de Caudiel, puesto que desde tiempo antiguo mana dicha agua en aquel lugar, la cual va al riego de Benafer para servicio de ellos y de sus tierras. Sobre dichas cosas y alegaciones por cada una de las partes, el honrado Don Jaime de Rovira, Procurador General del noble Don Pedro, Señor de Jérica y, por mandamiento de dicho Señor, fue a ver la cuestión del agua y vista y reconocida aquella en presencia de Miguel Blasco, Lugar Teniente de Justicia, Don Domingo Davinio y Salvador Lázaro, Jurados, además de otro hombres buenos de la Villa de Jérica, presentes todas las partes, hizo provisión de las aguas de la manera siguiente:

    -Primeramente, que el agua de la Fuensantaa corra del dicho Azud nuevo, una hilada a la huerta de lo moros de Caudiel y a los mases de los cristianos de dicho pueblo, dos días y dos noches en cada una semana; los moros de Benafer que la tomen el siguiente día tercero con su noche y que esto se haga y se siga por todo lo tiempos, y que cada vez que los moros y cristianos de Caudiel, así como los moros de Benafer, cuando no tengan necesidad de dicha agua para regar sus huerta, que la echen al riego de Cuaranta de manera que vaya al Campillo, y cualquiera que lo contravenga pague una multa de 10 sueldos.

    -Del mismo modo, que los moros de Benafer limpien una vez su Azud y la acequia del agua que va al riego de Benafer para beber ellos y sus ganados, para que no se pierda el agua.

    -Del mismo modo, que los moros de Benafer tomen una hilada de agua del riego que va a Cuaranta, en cada una semana, el sábado a sol puesto y que la tengan toda la noche con todo el domingo siguiente entero hasta el sol puesto; y el domingo a sol puesto, el agua vaya a Cauaranta continuamente, y si la toman en la acequia los de Benafer, el dicho día y la noche, paguen cada vez una multa de 10 sueldos.

     -Del mismo modo, que los cristianos de Cuaranta tengan la hilada del agua tanto de día como de noche según siempre se ha acostumbrado. Sin embargo; ahora por la gran restricción que hay de agua que la echen toda la noche al riego, de manera que con la hilada de Novaliches ( y con el agua del molino del mismo nombre), vaya al Campilo y que esto sea hecho así para siempre en semejante necesidad de menguamiento de agua y, si los de Cuaranta contra esto vinieran, paguen una pena de 10 sueldos pagadero a tres partes; do para Don Pedro, y la tercera para la parte acusadora.

    -Todavía aún más, que los moros de Caudiel, cristianos de los mases de dicho lugar y los moros de Benafer, sean tenidos en limpiar la Fuensanta para que no e pierda el derecho al agua que desde antiguo han usado y acostumbrado y, que en tiempo de menguamineto de agua, según ahora es, se siga esta provisión y posesión, las cuales dichas cosas, yo Miguel Blasco, Notario, doy ffe pública siempre valedera según es el uso.

     Hecho fue en la Fuensanta, término de Jérica, a 16 de Julio del año 1366. Testigos fueron Domingo Teruel, Juan Teruel y Juan Pérez del Castellar, vecinos de Jérica y los moros de Caudiel Alí (...), los moros de Benafer Ali Abagat y Abulai Adagil. Signo notarial, no de mí Miguel Blasco Notario de Jérica, quien esto escribí y cerré. Signo de mi, Domingo Pérez Teruel, Justicia de Jérica, por nuestra autoridad. Signo notarial, no de mí, Pedro Casrcases, Notario público por autoridad real en toda la jurisdición del Señor Rey de Argón, para este traslado. Signo notarial, no de mí, Juan Dobón habitante de Jérica, y por autoridad real Notario por toda la tierra y señoría del Señor Rey de Argón, quien de cuyo traslado hizo carta original de aquella, la cual comprobó, escribió y cerró.

(1) Libro de las Fiestas de 2003