Tecnología y Educación
LA EDUCACION VIRTUAL: ¿UNA ALTERNATIVA A LA EDUCACIÓN TRADICIONAL? *
por Alejandra Candia

 

De acuerdo con proyecciones realizadas por Merrill Lynch, el mercado estadounidense de la educación universitaria de grado a través de Internet alcanzará los 7.000 millones de dólares en el año 2003, lo cual representa un aumento de 1.200 millones respecto de 1999. Durante el año académico 1998-1999, 72% de las universidades norteamericanas ofrecieron cursos en línea.

La posibilidad de transmitir conocimientos, imágenes, textos, sonido, recomendaciones, por Internet al hogar, y a una multitud de usuarios simultáneamente a un costo más o menos reducido, y en el futuro a un costo relativamente mínimo, está revolucionando la enseñanza tradicional en sus dos modalidades – presencial y a distancia – y en medio de estas dos surge una tercera y nueva modalidad de enseñanza: la enseñanza virtual o enseñanza online.  Se trata de una forma de enseñanza basada en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación - fundamentalmente en Internet - que promete "revolucionar" la educación tradicional.

En este sentido es interesante analizar si la educación virtual puede sustituir las modalidades tradicionales y por lo tanto dilucidar si presenta – o no – nuevas y concretas posibilidades de elección para el educando.

En el libro "En busca de la clase virtual", John Tiffin y Lalita Rajasingham proponen lo siguiente:

"Vivimos en un período de transición entre una sociedad industrial y una sociedad de la información. Las escuelas tal como las conocemos están diseñadas para preparar a las personas para vivir en una sociedad industrial. Los sistemas de educación preparan a las personas para ocupar un lugar en la sociedad imitando a las fábricas y oficinas de una sociedad industrial [...]

Diariamente, en todo el mundo, los jóvenes utilizan bicicletas, colectivos, automóviles o trenes para ir a la escuela, exactamente lo mismo que harán más adelante para ir a trabajar. Se supone que tendrán que fichar a una hora concreta y aprenden a trabajar en los pupitres de las aulas que son exactamente iguales a las oficinas de la industria y el comercio. El modo en que se administra el tiempo, en que se dividen las asignaturas para su estudio y en que se organizan las escuelas como burocracias son anticipaciones de la vida después de la escuela. Cuando suena el timbre al finalizar el día escolar, los alumnos salen corriendo para trasladarse a casa, exactamente igual a lo que hacen los trabajadores de las fábricas y oficinas aproximadamente una hora más tarde [...].

Una sociedad industrial depende del movimiento físico de las personas y los bienes, de manera que la infraestructura tecnológica fundamental es el ferrocarril, las rutas, el mar y el transporte aéreo. La infraestructura tecnológica fundamental de una sociedad de la información es sin embargo, la red de telecomunicaciones. Para preparar a las personas para vivir en una sociedad de la información, se necesita un sistema educativo que se base en las telecomunicaciones y no en el transporte [...]

Hoy en día, si se quiere hablar con alguien que no se encuentra presente, tenemos dos elecciones que representan las diferentes formas de hacer las cosas en una sociedad industrial y en una sociedad de la información: ir a verlo o llamarlo por teléfono. Utilizar una red de transporte o una red telefónica.

Es raro tener una elección similar en educación. Si se tiene que asistir a una clase hay que viajar hasta el aula. La educación precisa una alternativa. Alumnos y maestros deberían poder tener la opción de reunirse para la instrucción por medio de las telecomunicaciones o del transporte".

Esta es precisamente la lógica subyacente al desarrollo de propuestas educativas en Internet: las nuevas tecnologías presentan a priori una posibilidad de elección entre la educación presencial y la educación virtual.

En este sentido, a la pregunta: "una nueva opción: ¿para quién?", la educación a distancia a través de Internet responde:

  1. Educación virtual para personas sin acceso al sistema educativo tradicional (por ejemplo, personas aisladas geográficamente)

  2. Educación virtual para personas con acceso al sistema educativo tradicional.

Ahora bien, una vez definidos los potenciales grupos destinatarios de la educación virtual, deberíamos preguntarnos si la educación virtual es al menos tan efectiva como la educación tradicional.

Claro que esta pregunta no es tan significativa en el primer grupo de destinatarios (personas sin acceso al sistema educativo tradicional) dado que no se trata de una nueva opción (entendiendo opción como alternativa), sino de una oportunidad sin precedentes.

Gracias a Internet, los estudiantes no tienen que ir a la escuela, y pueden tener su propio ritmo de estudio de acuerdo a los horarios que más les convenga (aprendizaje asíncrono) lo cual reduce el costo de oportunidad de la educación y permite insertar dentro del mercado educativo a alumnos que nunca antes hubieran podido formarse dentro del sistema educativo tradicional.

De manera que mientras la educación virtual arroje algún resultado positivo (superior a cero) en los indicadores de aprendizaje, deberíamos sentirnos satisfechos y recibir con alegría las nuevas oportunidades que las tecnologías de la comunicación y de la información ofrecen para aquellas personas que anteriormente no tenían acceso a ninguna propuesta educativa.

Ahora bien, ¿qué sucede con el segundo grupo de análisis? (personas con acceso al sistema educativo tradicional)

Aquí el análisis de efectividad se vuelve más interesante dado que para promover la elección entre programas de educación virtual y los programas tradicionales deberíamos poder asegurar a ciencia cierta que los primeros son al menos tan efectivos como los segundos.

Y la realidad es que a la pregunta: ¿Qué tan efectiva es la educación vía Internet?

La respuesta es:

"TODAVÍA NO LO SABEMOS".

En los últimos años se observa en el mundo una tendencia importante hacia la educación con fines de lucro (la privatización de la educación) y un aumento considerable de la demanda de educación a distancia. Austan Goolsbee de la Universidad de Chicago, analiza estas dos tendencias y demuestra que si bien hubo un crecimiento rápido de la Internet educativa, su impacto en la productividad educativa no será demasiado grande en los próximos años.

Michael Dertouzos, en su libro "What Will Be", afirma que aún quedan por responder una serie de preguntas, entre ellas:

El aprendizaje mediado por computadoras:

...mejora la capacidad de retención de los alumnos?

...ayuda a construir ideas complejas a partir de bases simples?

...mejora la capacidad de resolución de problemas?

...provee nuevas perspectivas y horizontes conceptuales?

...promueve una mayor cooperación entre los alumnos?

...fortalece el sentimiento de pertenencia a una comunidad?

 

Desde el punto de vista de la evaluación, las nuevas tecnologías presentan un gran desafío para los académicos y los investigadores. No sólo es necesario evaluar el rendimiento académico, sino también otras variables que son extremadamente difíciles de medir, por ejemplo: el aprendizaje emocional de los estudiantes, la incorporación de modelos de rol, la identificación del alumno con la comunidad educativa, etc.

A pesar de que se han realizado cientos de experimentos en los últimos 20 años, todavía no podemos responder con certeza la pregunta respecto de su efectividad a nivel del aprendizaje. Todavía no está demostrado que las tecnologías informáticas y las nuevas comunicaciones alteren el proceso de aprendizaje de manera significativa. En el mejor de los casos, la educación virtual es igualmente efectiva que la educación tradicional, y como señala Phipps, muchos investigadores opinan que es peor.

Además, tomar cursos a distancia vía Internet no presenta ventajas a nivel de costos (más allá del ahorro en transporte). Datos del Departamento de Educación de los Estados Unidos muestran que 77% de las instituciones con programas de tele-educación aplica los mismos aranceles que en sus cursos convencionales, 6% aplica aranceles más elevados, y sólo 3% aplica aranceles inferiores.

Visto desde esta perspectiva, Goolsbee señala que la educación virtual cuesta lo mismo que la educación tradicional, y provee una instrucción que es por lo menos ligeramente inferior en calidad respecto de la educación convencional.

El efecto total de la introducción de la educación vía Internet no es demasiado significativo y en el mejor de los casos será una alternativa válida para aumentar las posibilidades de elección del primer grupo de análisis (aquellas personas sin acceso a la educación convencional), expandiendo los horizontes y las posibilidades de la educación a distancia. Pero en los próximos años, no tendrá efectos considerables en la cuota de mercado de la educación tradicional en su modalidad presencial.

 

* Adaptación para Eduforum de la participación de Alejandra Candia en el Coloquio Universidad Torcuato Di Tella - Atlas Economic Research Foundation - Fundación República:  "Reforma Educativa para el Siglo XXI: Promoviendo la Libertad de Elección para una Vida Mejor", realizado en la UTDT en Noviembre de 2000.

 

Otros ensayos >>>

 

Alejandra Candia obtuvo un M.A. in Educational Administration en Columbia University, y una Licenciatura en Economía Empresarial en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).  Desarrolló su formación académica con el respaldo de Fundación Ford, Fundación Antorchas, Teachers College - Columbia University, Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Ministerio de Cultura y Educación de la República Argentina y Ministerio de la Educación Nacional de Francia.  Entre 1996 y 2001 ha liderado diversos proyectos en la UTDT en las áreas de comunicación, desarrollo institucional, desarrollo profesional, capacitación ejecutiva en educación, entre otras. En la actualidad, se desempeña como investigadora asociada al Centro de Estudios Internacionales de la UTDT, en el área de Globalización y Educación en el Cono Sur, y su actividad docente está orientada a la capacitación en tópicos de management y liderazgo educativo.

 

 

 

Email: eduforum@utdt.edu

Copyright © 1999-2004 EDUFORUM - El foro de la UTDT para la Educación

 
1