El Sida * Vegetarianos * Alternativa Natural * Naturismo * Agro Ecología * Salud Natural * Productos Naturales
Productos Naturales
Sésamo El Ghee Alimentos Oriente  Hierbas Medicinales  Zumos y Caldos El Calcio Te Verde 
Consultas Natural Problemas Sexuales La Próstata  IESN CHILE El Colon Cáncer de Pecho Ayurveda
Aromaterapia Reiki  másoterapia Naturopatía Musicoterapia Yoga Terapias Otras Terapias Cromoterapia
Lípidos
Aminoácidos
Vitaminas Naturales
Estudios I.E.S.N.
Minerales & Salud
Carbohidratos
Prod. Botánicos

Instituto de Estudios Salud Natural de Chile - IESN
http://www.oocities.com/iesnchile
iesnchile@yahoo.com
Consciencia EcoNatural: Una estrategia de salud para toda la vida
Otro Informe del IESN - Agosto 2001.


Todo sobre el SIDA        --VOLUMEN X--
--¿ES UN VIRUS VIRTUAL? --
El Sida NO Es una Sentencia de Muerte

Contenido
La unión hace la fuerza. El Grupo Científico ProReplanteamiento del Sida. Lluís Botinas.
El Grupo por el Replanteamiento Científico de la Hipótesis VIH=SIDA. Lista de científicos.
Los Institutos Nacionales de Salud presentan nuevas directrices contra el SIDA.
El Mundo de España.

El SIDA y el perro que no mordió.
Phillip E. Johnson
. Catedrático de leyes en la Universidad de Berkeley. Califonia.


La unión hace la fuerza.

La formación del «Grupo Científico-Médico Pro Replanteamiento del Sida» abre una puerta para aclarar cuáles son las causas del síndrome y poder ofrecer soluciones.
Barcelona/Lluís Botinas.-He aquí una buena noticia para cualquier persona interesada en que se conozca la verdad sobre el sida, se pueda acabar con esta pesadilla y se ofrezcan tratamientos efectivos a quienes tengan alguna de las 29 enfermedades cubiertas bajo dicha denominación. Se ha constituido recientemente un reagrupamiento, a título individual aunque algunos de sus componentes estén también relacionados con asociaciones, de las personas que llevan más años desarrollando en el Estado español una actividad para aclarar cuáles son las verdaderas causas del sida y poder ofrecer las soluciones consecuentes.
Nace así un punto de referencia para todos los profesionales que, por su propia cuenta o a partir de conocer las informaciones alternativas penosamente difundidas, se interrogan acerca de la validez de las posiciones oficiales sobre el sida.

El texto de la constitución del Grupo es el siguiente:
Este Grupo, que pretende aglutinar a profesionales de todas las áreas, se constituye en el Estado español a iniciativa sobre todo de médicos, preocupados por:

  1. Los indicios de falta de objetividad en las concepciones científicas vigentes sobre el sida. Se viene ignorando desde hace años un importante cuerpo de conocimiento que cuestiona la versión oficial.
  2. La ausencia de salidas terapéuticas con una mínima base racional. El único recurso terapéutico, los antivirales, no dejan de ser, en su mayoría, quimioterápicos del cáncer, cosa que a menudo no se tiene en cuenta. Son productos que junto a su supuesta acción antiviral producen, entre otros efectos tóxicos, inmunodepresión debido a su toxicidad sobre la médula ósea.
Se considera que una buena hipótesis científica, para que sea útil como instrumento de trabajo, debe poder ser sometida siempre a examen. Además, debe poder explicar los hechos, así como permitir formular predicciones mínimamente correctas. En el caso de la hipótesis VIH=SIDA, debería poder aclarar las distintas contradicciones existentes, así como poder predecir de forma mínima la aparición de las distintas y no relacionadas enfermedades de este peculiar síndrome. Debería así mismo ser capaz de prevenir y de curar. Nada de esto se cumple.
El Grupo Científico-Médico que ahora se constituye apoya la declaración del «Grupo para la Reevaluación Científica de la Hipótesis VIH=SIDA» (Con sede en California, EEUU), realizada en julio de 1992 en Amsterdam por una cuarentena de científicos. Dicha declaración dice: «El público en general cree que un retrovirus llamado VIH causa el grupo de enfermedades llamado SIDA. Muchos científicos bioquímicos ponen ahora en duda esta hipótesis. Proponemos que un grupo independiente adecuado dirija una reevaluación rigurosa de la evidencia que existe a favor y en contra de esta hipótesis. Además, proponemos que se diseñen y lleven a cabo estudios epidemiológicos críticos». A ella se han adherido posteriormente varios cientos de investigadores de todo el mundo. Destacan los Nóbeles Drs. Gilbert y Mullis y tres miembros de la Academia Americana de Ciencias, los Drs. Duesberg y Rubin, retrovirólogos; y Lang, matemático.
El Grupo Científico-Médico cuenta con el asesoramiento directo de los científicos agrupados en REGIMED (Research Group of Investigative Medicine), con sede en Dortmund, Alemania.
El Grupo Científico-Médico:
  1. Colaborará en la difusión de todos aquellos trabajos científicos y opiniones que reflejen distintas visiones científicas sobre el sida, siempre que estén debidamente documentados.
  2. Fomentará el debate científico y el intercambio de opiniones sobre el sida, especialmente en los ámbitos académicos y sanitario, sin excluir otros.
  3. Impulsará todas aquellas medidas e iniciativas prácticas, en todos los terrenos, que contribuyan a la recuperación y mantenimiento de la salud de las personas tenidas por infectadas o portadoras, dentro de los principios de rigor científico, ética médica y respeto a las personas.
El Grupo Científico-Médico es heterogéneo en su composición, por lo que las opiniones de cualquiera de sus miembros sobre los distintos aspectos concretos del problema sida, en modo alguno tienen que reflejar las del resto. 
______________________
Relación de contactos.
Dado que el problema sida implica más vertientes que la estrictamente sanitaria, llamamos a colaborar a profesionales de todas las áreas: Biólogos, químicos, farmacéuticos, psicólogos, abogados, sociólogos, economistas, periodistas, etc. Esta es la relación inicial de contactos:
-
Andalucía: 956-281460. Dr. Trifón Moreno.
-
Catalunya: 93-3015858. Dr. Vicenç Herrera y 93-3814195 Lluís Botinas (licenciado Económicas).
-
Euskadi: 948-542150. Dr. Eneko Landáburu y 94-4961821.
-
Galicia: Dr. Manuel Garrido.
-
Madrid: 91-3512111. Alfredo Embid, coordinador de la revista «Medicina Holística».
-
Valencia: 939-726396. Dr. Enric Costa.
Asociaciones críticas:
-
A.M.C. (Asociación de Medicinas Complementarias).
- C.O.B.R.A.
- Grupo Científico-Médico Pro Replanteamiento del SIDA.
- Higea. Madrid, teléfono: 91-8461176, fax: 91-8464216.
- Sumendi. Bilbao, teléfono y fax: 94-4100644.
Bibliografía
:
-
«AIDS: The Failure of Contemporary Science», Neville Hodkingson, Fourth State, Londres, 1996.
- «Inventing the AIDS virus», Dr. Peter Duesberg, Regnery, Washington, 1996.
- Hojas Informativas 1-10, C.O.B.R.A., 1996.
- Cuadernos DESMONTAR EL SIDA números 1, 2 y 3, C.O.B.R.A., 1995 y 1996.
- «SIDA: la duda», vídeo dirigido por Djamel Tahi, emitido por el canal franco-alemán ARTE, 1996.
- Genética, volumen 95, n° 1-3, Dordrecht/Boston/London, 1995.
- Repensar el SIDA, A.M.C.

El Grupo por el Replanteamiento Científico de la Hipótesis VIH=SIDA
Conocido en inglés como Rethinking AIDS (en el pasado fue también denominado como Reappraising AIDS).

The Group for the Scientific Reappraisal of the HIV-AIDS Hypothesis
came into existence as a group of signatories of an open letter to the scientific community. The letter (dated June 6, 1991) has been submitted to the editors of Nature, Science, The Lancet and The New England Journal of Medicine. All have refused to publish it. In 1995 The Group was able to get a letter published in Science(*).

To the editor:

It is widely believed by the general public that a retrovirus called HIV causes the group diseases called AIDS. Many biochemical scientists now question this hypothesis. We propose that a thorough reappraisal of the existing evidence for and against this hypothesis be conducted by a suitable independent group. We further propose that critical epidemiological studies be devised and undertaken.

Firmantes:

  • Charles A. Thomas, Jr. Ph.D. (Mol. Biologist, Pres. Helicon Fnd., San Diego, CA)
  • Harvey Bialy, Ph.D. (Editor Bio/Technology, New York, NY)
  • Harry Rubin, D.V.M. (Prof. Cell Biology, Univ. Cal. Berkeley, CA)
  • Richard C. Strohman, Ph.D. (Prof. Cell Biology, Univ. Cal. Berkeley, CA)
  • Phillip E. Johnson (Prof. Law, Univ. Cal. Berkeley, CA)
  • Gordon J. Edlin, Ph.D. (Prof. Biochem. & Physics, Univ. Hawaii, HI)
  • Beverly E. Griffin, Ph.D. (Dir. Dept. Virology, Royal Postgrad. Med. School, London, UK)
  • Robert S. Root-Bernstein (Prof. Physiology, Michigan State Univ., East Lansing, MI)
  • Gordon Stewart, M.D. (Emeritus Prof. Public Health, Epidemiologist, Isle of Wight, UK)
  • Carlos Sonnenschein, M.D. (Tufts Univ., Medicine, Boston, MA)
  • Richard L. Pitter, Ph.D. (Dessert Research Inst., Univ. Nevada System, Reno NV)
  • Nathaniel S. Lehrman, M.D. (Psychiatrist, Roslyn, NY)
  • John Lauritsen (Author 'Poison by Prescription', New York, NY)
  • William Holub, Ph.D. (Biochemist, Live Sciences Inst. New York, NY)
  • Claudia Holub, Ph.D. (Biochemist, Live Sciences Inst. New York, NY)
  • Frank R. Buianouckas Ph.D. (Prof. Mathematics, Cuny, Bronx, NY)
  • Philip Rosen, Ph.D. (Prof. Physics, Univ. Mass. Amherst, MA)
  • Steven Jonas, M.D. (Prof. Preventive Medicine, Suny Stony Brook, NY)
  • Bernard K. Forscher, Ph.D (Ret. Editor Proc. Nat. Acad. Sci., Santa Fe, NM)
  • Kary B. Mullis, Ph.D. (Biochemist, PCR inventor, Consultant, La Jolla, CA.)
  • Jeffrey A. Fisher, M.D. (Pathologist, Mendham, NJ)
  • Hansueli Albonico, M.D. (General Practitioner, Langnau, Switzerland)
  • Robert Hoffman, Ph.D. (Prof. Dept. Pediatrics Univ. Cal. Med. School, San Diego, CA)
  • Timothy H. Hand, Ph.D. (Dept. Psychology, Oglethorpe Univ. Atlanta, GA)
  • Eleni Eleopulos, M.D. (Royal Perth Hospital, Perth, West Australia)
  • Robert W. Maver, F.S.A., M.A.A. (Dir. Research, Mutual Benefit Life, Kansas City, MO)
  • Ken N. Matsumura, M.D. (Chairman Alin Foundation & Research Inst., Berkeley, CA.)
  • David T. Berner, M.D. (Condon, MT)
  • Theodor Wieland, Ph.D. (Max Planck Institut, Heidelberg, Germany)
  • Joan Shenton, M.A. (Meditel, London, UK)
  • John Anthony Morris, Ph.D. (Biochemist, Bell of Atari College Park, MD)
  • Sungchul Ji, Ph.D. (Prof. Pharmacology & Toxicology, Rutgers Univ., Piscataway, NJ)

En adición, otros 14 quienes agregaron sus firmas en Julio 1991.

En Marzo de 1993, las siguientes personas han agregado sus firmas:

  • Vahagn Agbabian, D.O. (Pontiac, MI)
  • Barry R. Alexavich (Cell Biologist, Bristol, CT)
  • David T. Berner, M.D. (Condon, MT)
  • Shelly B. Blam, Ph.D. (Alameda, CA)
  • Lawrence Bradford, Ph.D. (Benedictine College, Atchison, KS)
  • Carl Bradford, J.D. (San Diego, CA)
  • Michael Callen (Author 'Surviving AIDS', Hollywood, CA)
  • Melinda Calleira (Pres. Amer. Ass. Science & Public Policy, Los Angeles, CA)
  • Hiram Caton, Ph.D. (Prof. App. Ethics, Griffith Univ., Brisbane, Australia)
  • Dennis Chaney, Ph.D. (Chaney Scientific Inc. Burlingame, CA)
  • Michelle Cochrane (Emeryville, CA)
  • Hywel Davies, M.D. (Cardiologist, Pueblo West, CO)
  • Marlowe Dittlebrandt, M.D. (Portland, OR)
  • Peter H. Duesberg, Ph.D. (Prof. Mol. Biology, Univ. Cal. Berkeley, CA)
  • Bryan J. Ellison (Author, Berkeley, CA)
  • Michael Ellner (HEAL, New York, NY)
  • Fabio Franchi, M.D. (Trieste, Italy)
  • Trish Fahey (New York, NY)
  • Celia Farber (Writer, New York, NY)
  • Lawrence A. Falk, Jr., Ph.D. (Virologist Abott Labs, Consultant NCI, Chicago, IL)
  • James A. Fimea, Ph.D. (Laguna Beach, CA)
  • Harry Flynn, (Author, Hollywood, CA)
  • William L. Gardner, Ph.D. (Wellesley, MA)
  • Arnold W. Giddens (Shingle Springs, CA)
  • Robert Grabowski (Birminghan, MI)
  • Martin Haas, Ph.D. (Dept. Biology Cancer Center, Univ. Cal., San Diego, CA)
  • Alfred Haessig, M.D. (Emeritus Prof. Immunolgy Univ. Bern, Switzerland)
  • Urs Haldimann (Editor, Swiss Ass. Science Writers, Arisdorf, Switzerland)
  • Neville Hodgkinson (Science Correspondent The Sunday Times, London, UK)
  • John Holmdahl, Ph.D. (Los Angeles, CA)
  • Ross Horne (Montville, Queensland, Austalia)
  • Heinrich Kremer, M.D. (Mueckenburg, Germany)
  • Hans J. Kugler, Ph.D. (Editor Prev. Med. Update, Redondo Beach, CA)
  • Robert Laarhoven (S.A.A.O., Hilversum, The Netherlands)
  • Paul Lineback, M.S. (Eastern Oregon State College)
  • Henk Loman, Ph.D. (Prof. Biophysics, Free Univ. Amsterdam, The Netherlands)
  • Judith Lopez (San Francisco, CA)
  • Maurizio Luca-Moretti, Ph.D. (InterAmerican Medical Health Ass., Boca Raton, FL)
  • William H. McIlhany, I.R.F. (Beverly Hills, CA)
  • Peter McKeever, L.L.B. (London, UK)
  • Michael D. Mellgard (Los Angeles, CA)
  • David Mertz (Dept. Philosophy, Univ. Massachusetts, Amherst)
  • Richard Mitchell, Ph.D. (Assoc. Prof. Sociology, Oregon State Univ, Corvalus, OR)
  • Joseph E. Morrow, Ph.D. (Cal. State Univ. Sacramento, CA)
  • Cindy Orser (Ast. Prof. Bacteriology, Univ. Idaho, Moscow, ID)
  • Hannes G. Pauli, M.D. (Former Director Bern Univ. Med. Faculty, Bern, Switzerland)
  • Paul Rabinow, Ph.D. (Prof. Dept. Anthropology Univ. Cal., Berkeley, CA)
  • Jon Rappoport (Author 'AIDS Inc.')
  • Dennis D. Rathman (Staff Member Lincoln Labs, Lexington, MA)
  • Rodney M. Richards, Ph.D. (Amgen Inc., Thousand Oaks, CA)
  • Judith Riesman, Ph.D. (Author, Arlington, VA)
  • Michael Ristow, Ph.D. (Bochum, Germany)
  • Mel T. Roach (Avatar Research, Tuscon, AZ)
  • Gary Robertson (Broadbeach Waters, Queensland, Australia)
  • Frank Rothschild (Project Dir., Berkeley Project on Bioscience & Society, CA)
  • David F. Salehi, Ph.D. (Lake Dallas, TX)
  • Caspar Schmidt, M.D. (Psychiatrist, New York)
  • Russell Schoch (Editor California Monthly, Berkeley, CA)
  • Frederic I. Scott, Jr. (Editor American Clinical Laboratory, Baltimore, MD)
  • Udo Schuklenk (Dept. Ethics, Monash Univ., Melbourne, Australia)
  • Jeremy F. Selvey (Los Angeles, CA)
  • David Shugar, Ph.D. (Prof. Biophysics, Univ. Warsaw, Editor Pharmacol. Therap., Poland)
  • Sonja Silva (Los Lunas, NM)
  • Ernest G. Silver, Ph.D. (Radiation Biologist, Oak Ridge, TN)
  • Lockie M. Swengel (Del Mar, CA)
  • Frederick Tobin, Ph.D. (Gorke, Australia)
  • Jack True (Clayton, GA)
  • La Trombetta (Burzynski Research Inst., Houston, TX)
  • Friedrich Ulmer, Ph.D. (Prof. Math. & Stat., Bergische Univ., Wuppertal, Germany)
  • Michael Verney-Elliot (Meditel, London, UK)
  • Darrell G. Wells, Ph.D. (Emeritus Prof. Plant Sciences, Brookings, SD)
  • Wai Yeung, M.D. (Orinda, CA)

En Septiembre de 993, las siguientes personas adhirieron:

  • Jeanette S. Abel M.D. (Portland, OR)
  • Jad Adams, M.A. (Author 'AIDS; The HIV Myth,' London, UK)
  • Patricia Akeman, R.N. (Goleta, CA)
  • John B. Andelin, M.D. (Mercy Hospital, Williston, ND)
  • Mark Anderson, D.C. (Orlando, FL)
  • James C. Baker, Ph.D. (Santa Rosa, CA)
  • Andrew A. Benson, Ph.D. (La Jolla, CA)
  • Richard M.A. Berger, DDS (Berkeley, CA)
  • Robert W. Birge, Ph.D. (Berkeley, CA)
  • John S. Blankfort, DDS (San Francisco, CA)
  • Dorothy L. Bosworth, Ph.D. (Carlsbad, CA)
  • Tucker Brawner, DPM (Savannah, GA)
  • Brian E. Briggs, M.D. (Minot, ND)
  • Douglas W. Brown, M.D. (Portland, ME)
  • John B. Burgin, DDS (Crowley, LA)
  • Susan E. Caliri, DDS (Berkeley, CA)
  • Ivor Catt, M.A. (St. Albans, UK)
  • Asit K. Chakraborty, Ph.D. (Omaha, NE)
  • Jack G. Chamberlain, Ph.D. (Berkeley, CA)
  • Colleen Cook, R.N. (Wilmington, DE)
  • Daniel J. Corson, MFA (Seattle, WA)
  • J. Mark Cox, DDS (Midland, TX)
  • Etienne De Harven, M.D. (St. Cezaire sur Siagne, France)
  • Richard W. DeLisle D.C. (Leominster, MA)
  • James DeMeo Ph.D. (El Cerrito, CA)
  • Thomas A. Dorman, M.D. (San Luis Obispo, CA)
  • Mohammad Entezampour, Ph.D. (Dept. Biology Univ. North Texas, Denton, TX)
  • Rafael Escribano, Ph.D. (Dept. Span.& Port. Univ. Cal. Riverside, TX)
  • Sami E. Fathalla, M.D., Ph.D. (Damman, Saudi Arabia)
  • Richard A. Fisher (Inter. Acad. Oral Med. & Toxicol., Annandale, VA)
  • Scott D. Flamm, M.D. (San Francisco, CA)
  • Michael R. Fox Ph.D. (Richland, WA)
  • Donato Fumarola, M.D. (Inst. Microbiolia Medica, Bari, Italy)
  • Charles L. Geshekter, Ph.D. (Dept. History, Cal. State Univ, Chico, CA)
  • Todd Gestaldo, D.C. (Sunnyvale, CA)
  • Edward S. Golub, Ph.D. (Pacific Center for Ethics & App. Biol., Solana Beach, CA)
  • John Hardie, BDS (Dept. Dentistry Vancouver General Hospital, British Columbia, Canada)
  • Robert J. Henderson, D.C. (Locust Valley, NY)
  • Charles A. Hill, M.D. (Houston, TX)
  • Charles Hoff, Ph.D. (Univ. South. Alabama, AL)
  • Mark E. Jarmel, D.C. (Santa Monica, CA)
  • Anne Marie Jeay, Ph.D. (Univ. Nancy II, France)
  • Jens Jerndal M.D. (Lanzarote, Spain)
  • Donald J. Johnson, DDS (Coeur d'Alene, ID)
  • William H. Jordan Jr, Ph.D. (Culver City, CA)
  • Dennis G. Kinnane, DOM (Torrence, CA)
  • Claus Kohnlein, M.D. (Kiel, Germany)
  • Stefan T.J. Lanka, Ph.D. (Radolfzell, Germany)
  • Barry A. Liebling, Ph.D. (New York, NY)
  • Michel Lobrot, Ph.D. (Univ. Paris VIII, Les Lilas, France)
  • Howard C. Mel, Ph.D. (Berkeley, CA)
  • Th. H.L. Michiels, M.D. (Vinkeveen, The Netherlands)
  • James W. Miller, M.D. (San Leandro, CA)
  • R. Munck, M.D. (Ceret, France)
  • Cindy Nelson, M.A. (San Francisco, CA)
  • Raymond W. Novaco, M.D. (Prof. Psychology & Soc. Behavior, Univ. Cal., Irvine, CA)
  • Sam Okware, M.D. (Ministry of Health, Entebbe, Uganda)
  • David J. Orman, M.Sc. (San Diego, CA)
  • George N. Pasto, M.D. (Portland, OR)
  • M. Dennis Paul, MscM (Amherst, NH)
  • Jack Perrine, Ph.D. (Pasadena, CA)
  • John L. Philp, M.D., MPH (Stockton, CA)
  • Peter W. Plumley, FSA (Chicago, IL)
  • Ronald F. Price, Ph.D. (La Trobe Univ., Bundoora, Victoria, Australia)
  • David W. Rasnick, Ph.D. (Alameda, CA)
  • Richard A. Ratner, M.D. (Bethesda, MD)
  • Rogers Reddings, Ph.D. (Univ. North Texas, Denton, TX)
  • Stephen J. Repitor, DPM (Oak Park, MI)
  • Douglas Roise, M.D. (St. Joseph's Hospital, Dickenson, ND)
  • Steven Roman, Ph.D. (San Diego, CA)
  • Cristobal A.P. Sandoval, M.D. (Cuba)
  • Alex Santoro, M.A. (Kansas City, MO)
  • George Sarant, M.D. (Bronx, NY)
  • David R. Schryer, Ph.D. (Hampton, VA)
  • C. Grier Sellers, C.A. (Seattle, WA)
  • James T. Shepherd, M.D. (Port Arthur, TX)
  • John G. Shiber, Ph.D. (Univ. Kentucky, Prestonberg, KY)
  • Irving P. Silberman, O.D. (Hyde Park, NY)
  • Tony Smith, CAGS (New York, NY)
  • James P. Snyder, Ph.D. (Glenview, IL)
  • James K. Stack, LLD (San Francisco, CA)
  • Mark S. Stanley, Ph.D. (Dept. Biol. Sciences, Univ. North Texas, Denton, TX)
  • Ralph R. Stephens, LMT (Cedar Rapids, IA)
  • Joe Thomas, Ph.D. (ICMR-WHO Proj. on AIDS, Calcutta, India)
  • Richard A. Tuscher, D.O. (Portland, OR)
  • Jean van Camp, M.A. (New Martinsville, WV)
  • Raul Vergini, M.D. (Predappio, Italy)
  • James H. Warner, LLD (Rohersville, MD)
  • Edward J. Wawszkiewicz, Ph.D. (Chicago, IL)
  • Johathan C. Wells, Ph.D. (Fairfield, CA)
  • Adrian M. Wenner, Ph.D. (Dept. Biol. Sciences, Univ. Cal., Santa Barbara, CA)
  • Manfred Wetter, Ph.D. (Copperbelt Univ., Kitwe, Zambia)
  • Derek A. Wolfe, DBM (North Devon, UK)
  • L.B. Work, M.D. (Monterey, CA)
  • Hung-His Wu, Ph.D. (Dept. Math. Univ. Cal., Berkeley, CA)
  • James Wu, M.D. (Foster City, CA)
  • Stanley J. Zyskowski, Ph.D. (Farmington Hills, MI)
  • Chr. Anti-Com. Crusade (Long Beach, CA)
  • Mark Alampi (Project AIDS Inter., Los Angeles, CA)
  • W.H. Beauman (Chicago, IL)
  • Tom Bethell (Washington, DC)
  • Darren S. Billings (Portland, ME)
  • Lloyd Billingsley (San Diego, CA)
  • David Black (New York, NY)
  • Paul N. Borland (Coal Point, New South Wales, Australia)
  • Douglas Bowes (Sarasota, FL)
  • James Boyle (Alvin, TX)
  • Harvey Braun (Bloomsfield, MI)
  • Ernie Brown (Albuquerque, NM)
  • Elizabeth Burbank (Seattle, WA)
  • Peter J. Buxtun (San Francisco, CA)
  • Colleen Y. Campbell (King City, CA)
  • Eric R. Carle (New York, NY)
  • David Carponter (Continuum, London, UK)
  • Dagmar Carstensen (Washington, DC)
  • Wm. J. Carter (Tucker, GA)
  • John M. Chaplick (Haverhill, MA)
  • Fred A. Cline, Jr. (San Francisco, CA)
  • Annemarie Colbin (New York, NY)
  • Patrick A. Cooke (Dept. Biology, Univ. North Texas, Denton, TX)
  • Paul Coombs (Everette, WA)
  • Bryan J. Coyle (Woodacre, CA)
  • Timothy Cwiek (Philadelphia, PA)
  • Pascal DeBock (London, UK)
  • Douglas J. Didrick (Los Angeles, CA)
  • Tom DiFerdinando (New York, NY)
  • John P. Doyle (Philadelphia, PA)
  • Gil Egger (Geneva, Switzerland)
  • Alfredo Embid (Madrid, Spain)
  • Todd Erickson (Vancouver, British Columbia, Canada)
  • Carl Etterman (Hamtramck, MI)
  • Carlos E. Fonseca (Sao Paulo, Brazil)
  • Robert Friedman (Queens, NY)
  • Arnold W. Giddens (Shingle Springs, CA)
  • Cliff Kali Goodman (New York, NY)
  • Kathy Goss (San Francisco, CA)
  • James A. Grisanzio (Waltham, MA)
  • William I. Grosky (Southfield, MI)
  • Bob Guccione, Jr. (Editor Spin Magazine, New York, NY)
  • Judy Hagbery (Prineville, OR)
  • Tino Harikipoulo (Paris, France)
  • Philip Harris (New York, NY)
  • Byron R. Hartenstine (Muncy, PA)
  • Ann Marie Heffner (Los Angeles, CA)
  • Jane Heimlich (Cincinnatti, OH)
  • Richard Henriques (London, UK)
  • Ron & Linda Hiebert (Apo, AE)
  • Hippocrates Health Centre (Gold Coast, Queensland, Australia)
  • James P. Hogan (Pensacola, FL)
  • William T. Holmes (San Diego, CA)
  • Chase Hooks (Irving, TX)
  • Joe Horton (Foresthill, CA)
  • Carroll L. Hoyt (Escondido, CA)
  • Vic Humeniuk (Monterey, TN)
  • I.U.A.A. (Dortmund, Germany)
  • Thomas Izzo (Union City, NY)
  • Brian Jacobs (Ft. Lauderdale, FL)
  • Allen L. Jogerst (Kalamazoo, MI)
  • Christine Johnson (Venice, CA)
  • Douglas B. Johnson (East Lansing, MI)
  • Edna Ileana Johnson (Albuquerque, NM)
  • Creton Kalfoglou (Vienna, Austria)
  • Preston J. Kauffman (Pasadena, CA)
  • Tim Keller (New York, NY)
  • Vladimir L. Koliadin (Kharkov, Ukraine)
  • Al Korostynski (Northhampton, MA)
  • Daniela Kotev (Lakewood, CA)
  • Edward Kowalczyk (Arlington Heights, IL)
  • Philippe Krynen (Kagera, Tanzania)
  • Sylvestre Kupczak (Paris, France)
  • Thomas Kursar (New York, NY)
  • Ilse Lass (Berlin, Germany)
  • Richard A. Laune (Olathe, KS)
  • Lisbeth Lauritzen (Brighton, MA)
  • Fernando Levy (Oakland, CA)
  • Judith Lopez (San Francisco, CA)
  • Dariusz Lakaszynski (Univ. Lund, Sweden)
  • Clemmer Mayhew III (Delray Beach, FL)
  • Raoul Mazzoni (Reseda, CA)
  • Mark McClenaghan (New Westminster, British Columbia, Canada)
  • Mark McNeil (Cincinnati, OH)
  • Nina Menkes (West Hollywood, CA)
  • Ronald E. Milligan (Westminster, CA)
  • Fritz H. Mishler (Willamina, OR)
  • Clark Molstad (Cal. State Univ., San Bernardino, CA)
  • Byron Morgan (Lake Arrowhead, CA)
  • Christopher Morrill (San Anselmo, CA)
  • Ted Morrison (Park Forest, IL)
  • Linda L. Muri (Sudsbury, MA)
  • Leah Neal (Austin, TX)
  • James W. Nugent (Laguna Beach, CA)
  • Jean-Paul Ouelette (Daly City, CA)
  • Gerard Pollender (Sherbrook, Quebec, Canada)
  • Gordon Punt (Cotati, CA)
  • Pamela M. Quinn (Hamel, MN)
  • E.A. Racette (New Brunswick, NJ)
  • Molly Ratcliffe (London, UK)
  • Karen Reedstrom (Roayl Oak, MI)
  • Hildegard B. Richter (Sao Paulo, Brazil)
  • Dick Rider (San Diego, CA)
  • Gary Robertson (Arundel Crest, Queensland, Australia)
  • G. Seven Rose (Boston, MA)
  • Pece Salvatore (Bari, Italy)
  • Cornell Scanlan (Sunnyvale, CA)
  • Edward Scanlon (Kansas City, MO)
  • Kawi Schneider (Berlin, Germany)
  • Michelle B. Shwartz (Oakland, CA)
  • Doug Scott (Sacramento, CA)
  • James M. Scutero (New York, NY)
  • Jean Seely (Roseville, MI)
  • John Shaloub (Lyndhurst, NJ)
  • Thomas S. Serrill (St. Gabriel, LA)
  • Michael D. Sliva (Dallas, TX)
  • E. David Smith (Berkeley, CA)
  • Toren Smith (San Francisco, CA)
  • Herb Snyder (Lake Shore, MN)
  • Jeremy Stagg (Warragul, Victoria, Australia)
  • Erich Steeg (Daly City, CA)
  • Danny Stout (Los Angeles, CA)
  • Nathan Stout (Yountville, CA)
  • Terrance Leon Sullivan (Los Angeles, CA)
  • Hubert O. Teer, Jr. (Durham, NC)
  • Hames Thompson (Dowling, MI)
  • Charles Thorstenberg (Norman, OK)
  • Ralph Torello (Richardson, TX)
  • John R. Totter (Oak Ridge, TN)
  • James Trabulse (San Francisco, CA)
  • Marianne Ueberschar (Downsview, Onatrio, Canada)
  • Yahshua Walls (Cincinnati, OH)
  • Anita Weissberg (San Francisco, CA)
  • Lois Wells (Brookings, SD)
  • Jody Wells (Continuum, London, UK)
  • John S. Wiggins (Los Angeles, CA)
  • Paul R. Zappala (New York, NY)
  • Mark Zimmerman (Boston, MA)
  • Marvin R. Kitzerow Jr. (Chicago, IL)
  • George Milowe, M.D. (Malden, MA)
  • John Voll (Los Angeles, CA)

Muchos otros han seguido ....

El Grupo tiene un Panel de Directores:
Board of Directors of the Group for the Scientific Reappraisal of the HIV-AIDS Hypothesis:

Roberto A. Giraldo (President) MD, Infectious Disease Specialist; New York City
http://www.rethinkingaids.com/BoardMembers
email: mailto:giraldo@rethinkingaids.com

Paul Philpott (Editor) MS
, Mech. Engineering; Detroit
email: mailto:paul@rethinkingaids.com

David Rasnick PhD, Chemistry; BS Biology; Visiting Scientist; UC-Berkeley
email: rasnick@rethinkingaids.com

Charles A. Thomas, Jr. PhD, Biochemistry; Prof. (ret.) Med., Harvard, San Diego
email: charliethomas@rethinkingaids.com

Harvey Bialy PhD, Biology; Editor-at-Large, Nature Bio/Technology, 1996-2000; Mexico
email: bialy@rethinkingaids.com

Celia Farber, Writer, Gear Magazine; New York City
email: mailto:celia@rethinkingaids.com

Russell Schoch, Editor, California Monthly; Berkeley
email: mailto:russ@rethinkingaids.com

Tom Bethell, Washington (DC) Correspondent of The American Spectator
email: bethell@rethinkingaids.com

Charles Geshekter PhD, African History; Prof., Cal. State Univ.; Chico, CA
email: mailto:charles@rethinkingaids.com

Gordon Stewart MD, PhD; Public Health, Epidemiology; Prof. (emeritus, ret.), Glasgow Univ
email:.gordon@rethinkingaids.com

Peter H. Duesberg PhD, Biology; Nat'l Acad. Sciences; Prof., UC-Berkeley
email: duesberg@rethinkingaids.com

Mark Craddock PhD, Mathematics; Lecturer, Univ. of Sydney
email:mailto:craddock@rethinkingaids.com

John Lauritsen, Market Researcher/Analyst (ret.); Author; Journalist, Cape Cod, MA
email: lauritsen@rethinkingaids.com

Christine Maggiore, Founder and Director, Alive & Well AIDS Alternatives
email: christine@rethinkingaids.com

(*) La siguiente carta fue publicada en Science (17 Feb. 1995, vol.267 pp.945-946):

    In 1991, we, the Group for the Scientific Reappraisal of the HIV/AIDS Hypothesis, became dissatisfied with the state of the evidence that the human immunodeficiency virus (HIV) did, in fact, cause AIDS.

    Specifically, we have proposed that researchers independent of the HIV establishment should audit the Centers for Disease Control's records of AIDS cases, bearing in mind that the correlation of HIV with AIDS, upon which the case for HIV causation rests, is itself an artefact of the definition of AIDS. Since 1985, exactly the same diseases or conditions have been defined as "AIDS" when antibodies are present, and as "non-AIDS" when HIV and antibodies are absent. Independent professional groups such as the Society of Actuaries should be invited to nominate members for an independent commission to investigate the following question: How frequently do AIDS-defining diseases (or low T cell counts) occur in the absence of HIV? Until we have a definition of AIDS that is independent of HIV, the supposed correlation of HIV and AIDS is mere tautology.

    Other independent researchers should examine the validity of the so-called "AIDS tests," especially when these tests are used in Africa and Southern Asia, to see if they reliably record the presence of antibodies, let alone live and replicating virus.

    The bottom line is this: the skeptics are eager to see the results of independent scientific testing. Those who uphold the HIV "party line" have so far refused. We object.

    Eleen Baumann
    Tom Bethell
    Harvey Bialy
    Peter H. Duesberg
    Celia Farber
    Charles L. Geshekter
    Phillip E. Johnson
    Robert W. Maver
    Russell Schoch
    Gordon T. Stewart
    Richard C. Strohman
    Charles A. Thomas Jr.

    For the Group for the Scientific Reappraisal of the HIV/AIDS Hypothesis.


NOTA DE PRENSA. MEDICINA OFICIAL
5 DE FEBRERO DE 2001

VIH
Los Institutos Nacionales de la 
Salud presentan unas nuevas 
directrices contra el sida
AGENCIAS | ELMUNDOSALUD.COM
Chicago .- Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EEUU han presentado hoy unas nuevas directivas para tratar la infección provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). En las directivas prevén, fundamentalmente, retrasar el inicio de la terapia hasta la última etapa de la evolución de la infección. Según las recomendaciones publicadas al margen de la VIII Conferencia anual sobre retrovirus e infecciones oportunistas , que se celebra estos días en Chicago, el tratamiento no debería comenzar si la tasa de los linfocitos CD4\020 o T del sistema de defensa inmune no ha descendido en la sangre hasta 350 por milímetro cúbico. Previamente, se aconseja comenzar la terapia con una tasa de 500 por milímetro cúbico. 
Por otra parte, para los pacientes infectados cuya tasa de linfocitos CD4+020 es superior a 350 por milímetro cúbico, debe iniciarse un tratamiento si la tasa de VIH en el plasma es de 30.000 copias por mililitro con los test de ARN. Antes, el límite era de 10.000 copias por mml. 

Resistencias a los fármacos 
Las nuevas medidas propuestas se basan en las opiniones de cientos de expertos para prevenir el desarrollo de eesistencias a los fármacos y los efectos secundarios de la medicación. 
Estas directivas tienen en cuenta que no todavía no se tienen los datos que se necesitan para hacer recomendaciones definitivas sobre el mejor momento para comenzar el tratamiento, según ha afirmado uno de los autores del informe, el doctor John Bartlett, de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (Maryland).
Asimismo, «alientan un enfoque individualizado» para iniciar la terapia, al mismo tiempo que «intentan suministrar una orientación», ha dicho. Las nuevas directivas incorporan dos nuevos tratamientos muy recomendados: el inhibidor de proteasis Kaletra, una fórmula que reúne el ritonavir y el lopinavir, y la combinación ritonavir - indinavir. 
Por último, el informe destina un capítulo importante al seguimiento del tratamiento. En este sentido, el doctor Bartlett recuerda que es necesaria una «asiduidad extraordinaria a los medicamentos antivirales para mantener el control de la replicación del VIH».

Las directivas pueden obtenerse en la dirección de Internet www.hivatis.org


El SIDA y el perro que no mordió.
Phillip E. Johnson.
Catedrático de leyes en la Universidad de Berkeley. Califonia.
Traducción: Francisco Javier Manero Vargas.
Philip E. Johnson es uno de los firmantes de «Rethinking Aids». Hemos traducido en el número 33-34 un trabajo suyo anteriormente.  Contacto: Philip E. Johnson. School of Law (Boalt Hall) Berkeley, California. 94720-2499. Fax: 510. 643-6171. Teléfono: 510. 642-5370. USA.
Artículo publicado en el número 36 de la revista «Medicina Holística». Edita: Asociación de Medicinas Complementarias (A.M.C.)

Otra conferencia internacional del SIDA fue mantenida en Marruecos en Diciembre, atendida como es habitual por cientos de expertos científicos así por líderes gubernamentales. El mensaje que se proclamó allí fue transmitido ampliamente por los medios de comunicación americanos: las infecciones por VIH, en África, alcanzaban a más de 1.500.000 personas, en 1993, y ahora totalizan 10.000.000; podría haber tantos como 1.750.000 de africanos padeciendo el SIDA, aunque tan sólo se han reportado realmente 264.000 casos; las mujeres y los jóvenes tienen particularmente riesgo de infección. Por todo ello, África necesita transfusiones masivas de ayuda externa para afrontar esta terrible pandemia.
Los americanos que siguen las noticias han oído demasiado acerca de la pandemia del Síndrome de Inmunodeficincia Adquirida, que se dice está barriendo África y Asia. Expertos de la Organización Mundial de la Salud dicen que, para final de siglo, el Virus de Inmunodeficiencia Humana condenará a una muerte lenta al menos a 40 millones de personas en todo el mundo. Tales estadísticas han sido ampliamente divulgadas y no contestadas, hasta el extremo que algunas personas creen que ciertas regiones de África están frente a la despoblación.
En la otra mano, pocos americanos conocen que hay una controversia centrada en Londres en la que algunos observadores han puesto en cuestión no sólo la extensión, sino incluso la existencia de una epidemia de SIDA en África.
El 3 de octubre de 1993, el Sunday Times de Londres incluía una larga historia acerca de África, de su reportero científico, Neville Hodgkinson, titulada «La plaga que nunca fue». La historia fue una de varias en las que Hodgkinson y el Sunday Times han cambiado la creencia convencional sobre el SIDA.
Las principales fuentes de Hodgkinson fueron Phillipe y Eveline Krynen, que encabezan una organización médica de socorro de 230 empleados en la región de Kagera, en Tanzania, quienes informaron, por primera vez, en 1989, del SIDA en África. Han estado enseñando en Europa que se podría ver una vasta espidemia de SIDA en Kagera y, desde su llegada, la evidencia en principio parecía confirmar sus espectativas. Los Krynens realizaron un informe ilustrado que ayudó a establecer el cuadro internacional del SIDA en África. El informe describía niños huérfanos del SIDA dejados al cuidado de los abuelos; un equipo de fútbol destrozado por la enfermedad; ancianos sentados solos con sus muertes; cruces negras pintadas en las entradas de los hogares atacados por el SIDA. Parecía como si la peste negra de la Edad Media hubiera vuelto.
El informe de los Krynens fue influyente, tanto en Europa como en America, al dibujar el cuadro de una epidemia mortal fuera de control. Por ejemplo, cuando el Washington Post publicó una importante historia, en marzo de 1992, acerca de la envergadura del SIDA africano, escribía que el continente estaba soportando desastre de salud pública de enormes magnitudes» y describía Kagera, en particular, como «una de la áreas más duramente afectadas del mundo». El Post citaba a Phillipe Krynen diciendo que «sería mejor si hubiéramos sufrido un terremoto», porque el SIDA tenía un efecto más devastador, afectando al grupo más productivo (adultos y jóvenes), que tienden a ser activos sexualmente.
Tras cuatro años de experiencia en el tratamiento de pacientes africanos, sin embargo, los Krynens han repudiado sus primeras impresiones y ahora dicen que no hay plaga de SIDA en Kagera. Cerca del 13,5% de la población local registró positivo en los tests estandarizados para los anticuerpos del VIH, aunque los Krynens creen que muchas cosas, además del VIH, pueden causar un resultado positivo del test. Se dan las mismas enfermedades en personas que testan negativos y en aquellas que testan positivos y los miembros de ambos grupos responden igualmente al tratamiento. El testimonio de los Krynens implica, por tanto, no simplemente que la extensión del SIDA africano ha sido exagerada, sino que el virus culpado de la causación de la no-epidemia es inocente.
Philipe Krynen declaró en el Sunday Times: «No hay SIDA. Es algo que ha sido inventado. No hay bases epidemiológicas para ello. No existe para nosotros». Informa que los supuestos huérfanos del SIDA» no son nada de eso, sino niños abandonados o dejados con sus abuelos por padres que se mudan. Los responsables oficiales atribuyen al SIDA muertes por todo tipo de causas porque ello maximiza la entrada de ayuda exterior.
Hasta ahora, el Washington Post no ha hecho eco del cambio de opinión de los Krynens. El New York Times rompió, sin embargo, el silencio, informando brevemente de la agitación que las historias del Sunday Times habían creado en Inglaterra. Nature, la más prestigiosa revista científica británica, estaba indignada de que un periódico pudiera cambiar tan directamente el contundente peso de la opinión científica y oficial. Su editor, John Maddox, hizo votos de que en lo sucesivo su revista vigilaría la «desequilibrada» cobertura del Sunday Times sobre el tema del SIDA y, presumiblemente, refutar las falsedades de Hodkingson. Esto puede no resultar sencillo. El principal objeto del establishment científico británico contra el Sunday Times es con mucho un estudio no publicado, desvelado por el prestigioso Medical Research Council en una conferencia de prensa, en junio de 1993. El estudio del MRC dice que los campesinos de Uganda que testan VIH-positivo tienen una tasa de muerte mucho mayor que el resto de la población. Esto puede sonar impresionante, pero Hodgkinson estaba en la conferencia de prensa y preguntó si los campesinos estaban muriendo de SIDA. La respuesta fue algo semejante a «no exactamente». De hecho, de 64 muertes utilizadas por el MCR para probar la existencia de una epidemia, sólo 5 fueron diagnosticadas como causadas por SIDA.
Si éste fuera como otros temas, la prensa habría dirigido algunas duras preguntas al establishment investigador que pretende haber probado la existencia de una vasta pandemia de SIDA por el anuncio de la existencia de un estudio no publicado, documentando muertes por causas distintas al SIDA. Cuando se trata del SIDA, sin embargo, la mayoría de los reporteros relegan las declaraciones oficiales del escepticismo a la excentricidad. El New York Times contaba la historia como si fuera una comedia sobre «la tradición británica del periodismo partidista». Otro periódico de Londres, el Independent, pregonó el estudio del MRC como una «evidencia concluyente» de que la versión oficial de la pandemia africana de SIDA era cierta.
Sin embargo, esta reacción no fue universal. Un ensayo cuidadosamente equilibrado de Simon Jenkins en el Times, un diario londinense que es editorialmente independiente del Sunday Times, otorgaba muchos más puntos a los disidentes que al establishment.
Jenckins criticaba al Sunday Times por «ir más allá del exceso», respondiendo al editorial de Nature con un titular sensacionalista proclamando «Por qué no seremos silenciados». Jenkins tambiñen notó, sin embargo, que no se había probado una conexión causal entre el VIH y el SIDA, que los casos británicos de SIDA han sido, con diferencia, mucho menores de los predichos y mayormente confinados a los homosexuales y adictos a las drogas y que, actualmente, «el eslabón entre el VIH y el SIDA esá, como mínimo, siendo más ampliamente cuestionado». Piensa que el menosprecio hacia el principal de los escépticos americanos, el Dr. Peter H. Duesberg, implica una negación del método científico y que el Sunday Times hacía lo correcto al otorgar espacio para estos argumentos. Jenkins concluía que es posible que las inmensas sumas asignadas a la investigación del SIDA hayan creado un «profesionalismo de la corrupción monetaria».
El Guardián, un diario liberal, fue directo al corazón político de la cuestión. Mientras reconocía que el Sunday Times ha provocado «un debate necesario». El reportero de El Guardián expresó recelos sobre publicitar el hecho indiscutible de que el SIDA no se ha extendido entre la población heterosexual y en los no consumidores de drogas, como fue predicho hace unos pocos años. Hodgkinson realmente había escrito que «el síndrome ha permanecido en gran parte confinado a los «desaventajados socialmente», tales como homosexuales, consumidores de drogas, los pobres y personas de bajo nivel de instrucción». Como resultado, dice El Guardián, «los críticos acusan al artículo de revivir la visión de que el SIDA no afecta a heterosexuales normales con tipos de vida higiénicos, lo que reabre el camino para estigmatizar a aquellos que padecen la enfermedad».
Esta visión revivida puede ser políticamente incorrecta, pero es también precisamente la que concluyó el autorizado U.S. National Research Council, en un informe de 1992, titulado «El impacto social del SIDA» en los Estados Unidos. El NRC observó que «la convergencia de evidencias muestra que la epidemia del VIH/SIDA está colonizando grupos espaciados y socialmente aislados y, posiblemente, convirtiéndose en endémica dentro de ellos. Los eruditos autores se lamentaban de cómo el público en general podía ser inducido a proporcionar vastos recursos para combatir un síndrome que afecta sólo a grupos socialmente marginados en ciertas localidades.
No hay motivo de ansiedad, por tanto, a este respecto. Las organizaciones americanas del SIDA se enfrentaron al cambio continuado, proclamando que «todos estamos en riesgo», remitiéndose a las cuestionables estadísticas de África para fomentar la impresión de que el SIDA constituye un riesgo importante y creciente para las vidas de los heterosexuales que no consumen drogas.
En el famoso cuento de Sherlock Holmes, Silver Blaze, el perro que debía estar guardando el establo no hizo ningún ruido la noche en que el caballo fue robado. El perro que no ladró, en el cuento del SIDA, son los medios de comunicación americanos.
El programa de la BBC, Day One, ha cambiado la teoría del VIH y del SIDA y del uso del controvertido medicamento AZT y ha habido ocasionales páginas de apertura o cierre con disidentes que cambiaban uno u otro aspecto de la posición oficial, pero las noticias de los principales diarios y televisión casi siempre han tomado como un hecho las consideraciones ofrecidas por los representantes de los Centros de Control de la Enfermedad federales y los Institutos Nacionales de la Salud. Hay un agudo contraste entre el modo crédulo en que los medios cubren a esas agencias biomédicas y el escepticismo que han aprendido a mostrar hacia las declaraciones del Pentágono o de la Casa Blanca.
Hasta cierto punto, no es sorprendente. Una cohorte de eminentes científicos ha dicho a los reporteros que cubren la historia del SIDA que no hay absolutamente ninguna duda de que el mundo está amenazado por una plaga catastrófica de SIDA, causada por el VIH, y que cuestionar este hecho es tan racional como pensar que la Tierra es plana.
Mas aún, las autoridades dicen a los medios que gran parte del público quiere creer que el SIDA es una «plaga gay» o, de alguna forma, que no pone en peligro a la clase media heterosexual que no sea adicta a las drogas. Parecen pensar los oficiales que para prevenir a estos probables escapistas de culpabilizar y discriminar a las víctimas del SIDA e impedir una situación catastrófica que pusiera peor las cosas, el público debe ser advertido constantemente de que el SIDA le puede afectar a cualquiera. Si la plaga heterosexual predicha no se ha materializado realmente en su plazo, no tendría sentido mantenerla con nosotros mucho tiempo, especialmente si bajamos la guardia. Después de todo, ¡miren lo que está pasando en África!, lo que me lleva de nuevo al punto original. ¿Qué pasa realmente en África? y ¿por qué los medios de comunicación americanos no están intentando realmente averiguarlo?.
Los medios de comunicación tienen la obligación de ser responsables, sin duda, pero su primera responsabilidad es contar al público lo que está sucediendo realmente y relegar las declaraciones oficiales a un saludable escepticismo. Los investigadores del SIDA son completamente honestos y dedicados, pero también lo eran los oficiales militares que hicieron aseveraciones incorrectas sobre la situación política y militar del Vietnam. Los reporteros atacaron fuertemente a los generales, informando sobre sus dudas acerca de las pretensiones oficiales sobre recuentos de cuerpos y medidas de seguridad, y quizás dichos informes contribuyeron a disminuir el apoyo a la guerra, pero las dudas se forman al estar bien fundadas. Pocos dirían ahora que los medios de comunicación deberían haber ocultado la verdad.
Que los disidentes del SIDA estén comenzando a tener audiencia en los medios de comunicación, al menos en Gran Bretaña, resulta directamente de los contratiempos científicos que está encontrando la investigación del SIDA. Cuando el descubrimiento del «VIH, el virus que causa el SIDA», fue anunciado por los oficiales de la administración Reagan y por Robert Gallo, hace casi una década, los científicos asumieron que pronto podrían aprender cómo el virus dañaba el sistema inmune humano y cómo prevenir o curar el daño. Si esta promesa se hubiera cumplido, no habría escépticos del SIDA hoy. Despues de diez años y billones de dólares, sin embargo, los científicos todavía no saben cómo el VIH causa el SIDA y no hay una respuesta a la vista.
En una ocasión, Gallo aseguró que el VIH destruye el sistema inmunológico atacando directamente y destruyendo sus cruciales células T. La evidencia de ésto es difícil de encontrar, especialmente desde que se sabe que el VIH infecta sólo una fracción de las células, que se supone va a matar. Como resultado, Gallo y otros investigadores están especulando sobre varios mecanismos indirectos de causación, incluyendo la posibilidad de que el VIH pueda de alguna forma estimular el sistema inmunológico para destruirse a sí mismo.
En una conferencia, en verano de 1993, Gallo sugirió que el VIH puede ser capaz de causar SIDA incluso después de que el virus desapareciera del cuerpo. En sus palabras, «el mimetismo molecular por el que el VIH imita a los componentes del sistema inmunitario establece una cadena que es capaz de proceder incluso en la ausencia del virus completo».
Si se puede testar y establecer tal mecanismo, podría ser uno de los mayores triunfos de la medicina. En la otra mano, cuando las teorías se mantienen complicándose sin aproximarse a la solución, puede ser un signo de que algo no funciona en la aproximación global.
Maddox, de Nature, expone muy bien el tema básico. En su editorial, atacando el Sunday Times, Maddox predijo que el periódico podría no estar afectado por su criticismo al principio, «pero podría ser otra cuestión cuando se conzca más de la patogénesis del SIDA en personas infectadas con VIH. Lo que puede no estar muy lejos. ¿Qué hará entonces el Sunday Times?».
Si los científicos del SIDA prueban la teoría del VIH y preparan el terreno para una vacuna o cura encontrando el mecanismo, tendrán de hecho buenas razones para congratularse mutuamente y los disidentes serán desacreditados. Pero no es ésta la única posibilidad. Quizás, el fracaso en encontrar el mecanismo persistirá año tras año y los millones de muertes de SIDA predichos no se materializarán. ¿Qué harán entonces los reporteros y editores que ignoraron los signos de advertencia?. 


Menú: http://www.oocities.com/iesnchile/sida00.html
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

VOLUMEN I:
http://www.oocities.com/iesnchile/sida01.html

VOLUMEN II: http://www.oocities.com/iesnchile/sida02.html
VOLUMEN III: http://www.oocities.com/iesnchile/sida03.html
VOLUMEN IV: http://www.oocities.com/iesnchile/sida04.html
VOLUMEN V: http://www.oocities.com/iesnchile/sida05.html
VOLUMEN VI: http://www.oocities.com/iesnchile/sida06.html
VOLUMEN VII: http://www.oocities.com/iesnchile/sida07.html
VOLUMEN VIII: http://www.oocities.com/iesnchile/sida08.html
VOLUMEN IX: http://www.oocities.com/iesnchile/sida09.html
VOLUMEN X: http://www.oocities.com/iesnchile/sida10. html

VOLUMEN XI: http://www.oocities.com/iesnchile/sida11. html



Alimentos Naturales y Nutricionales en CENIUS y GRANJA HOMA
Un servicio de CENIUS y GRANJA HOMA:
...
GRANJA HOMA & CENIUS / Fono: 056 032 236161
Condell 1263 Valparaíso - Chile y en Serrano 198 Limache - Chile

ceniuschile@netscape.net
Home

1