vitaminac Instituto de Estudios Salud Natural de Chile. IESN-Chile
http://www.oocities.org/iesnchile
iesnchile@hotmail.com
Consciencia Natural: Estategia para toda la Vida
Suplementos Naturales para la Salud

Marzo 2001

La Vitaminas Antioxidantes
- La vitamina C -

Gary Null, Ph.D.
Febrero/Marzo, 1994.

 

Traducción libre. Colaboración a los estudios de IESN-Chile.

  En los 65 años desde su descubrimiento, la vitamina C ha llegado a ser conocida como el "trabajador maravilla". Es fácil ver por qué: además a su papel en la formación de colágeno y otras funciones de sustentación-vital, la vitamina C sirve como un nutriente clave importante en el sistema inmunológico y como un potente combatiente de radicales libres. Se ha demostrado prevenir muchas enfermedades, desde dolencias cotidianas, como el resfrío común hasta devastadoras afecciones como el cáncer.
 En el mundo científico, la vitamina hidro-soluble C es conocida como ácido ascórbico, "sin escorbuto," (escorbuto: enfermedad causado por una deficiecia de vitamina C). Nosotros dependemos del ácido ascórbico para muchos aspectos de nuestro funcionamiento bioquímico; los seres humanos están entre algunas especies animales que no pueden producir su propio suministro de vitamina C. Al igual que otros animales, incluyendo a los primados y cuyes, tenemos recurrir a nuestra nuestra dieta para obtener este nutriente. Considerado los muchos beneficios que la vitamina C puede proporcionar, ese mandato es simple.

¿Cómo funciona la Vitamina C en el Cuerpo?

Tal como el propio sistema inmunológico que opera a un nivel celular, la laboriosa vitamina C alcanza a cada célula del cuerpo. La concentración de vitamina C que se encuentra en el serum de la sangre y los tejidos es bastante alta.1. De hecho, este nutriente juega un rol mayor en la fabricación y defensa de nuestro tejido conjuntivo, la elaborada matriz que une el cuerpo. Sirve como un ingrediente primario del colágeno, una substancia-cola que liga las células para formar los tejidos.
 La vitamina C ayuda algunos de nuestros sistemas más importantes del cuerpo. Por encima de todo, ayuda el sistema inmunológico para combatir contra los invasores extranjeros y células tumorosas. La vitamina C también apoya el sistema cardiovascular facilitando el metabolismo de las grasas y protegiendo a los tejidos del daño que provocan los radicales libres, y asistiendo al sistema nervioso convirtiendo ciertos aminoácidos en neurotransmisores.
 La piel, dientes y huesos también se benefician del colágeno y de la resistencia a invasores que aportan las propiedades formadoras de la vitamina C; esta vitamina contribuye al mantenimiento de huesos saludables, la prevención de enfermedad periodontal y la curación de heridas. Incluso sirve como una "aspirina natural", combatiendo las inflamación y dolores, según la Fórmula Para la Vida. Logra esta tarea inhibiendo la secreción del prostaglandins que contribuyen a tales síntomas.2
 
¿Qué Procesos Bioquímicos Requieren Vitamina C?

 El metabolismo de colágeno. La mayoría de nosotros sabe del colágeno como el ingrediente muy promovido en nuestros hidratantes faciales y lociones de manos. Pero el uso de colágeno en la belleza y productos de la piel sólo sugiere la importancia de esta proteína. Toda la estructura de el cuerpo - la piel, huesos, dientes, los vasos sanguíneos, cartílagos, tendones y ligaduras - dependen del colágeno. Y la integridad del colágeno, depende de la vitamina C.
 En un informe sobre el ácido ascórbico, en "Vitamin C," – Vitamin Intake and Health: A Scientific Review, S.K. Gaby y V.N. Singh explican que esa proteína colágeno necesita a la viatmina C para "el hydroxylation," un proceso que permite a la molécula para lograr la mejor configuración y previene el debilitamiento del colágeno y ser susceptible al daño. Más allá de eso, ellos dicen, que reciente evidencia indica que esa vitamina C incrementa el nivel de procolageno mensajero RNA. "Se forman los subunidades de colágeno dentro del fibroblasts como procolagenos, los cuales se excretan en los espacios extracelulares. La vitamina C es requerida para exportar las moléculas de procolageno fuera de la célula. La estructura final del colágeno que se forma después de que los partes de procolagenos son enzimáticamente partidos," establecen Gaby y Singh.3
 
Funciones Antioxidantes. Como antioxidante hidro-soluble, la vitamina C está en una posición única como"excavador de basura" respecto de los radicales peroxyl acuosos antes de que estas substancias destructivas tengan una oportunidad para dañar los lípidos. Actua en conjunto con la vitamina E, antioxidante graso-soluble, y con el enzima glutathione peroxidase para detener las reacciones en cadena que provocan los radicales libres.
 
Las funciones del sistema inmunológico. La vitamina C puede reforzar la resistencia del cuerpo a un gran grupo de enfermedades, incluyendo desórdenes infecciosos y muchos tipos de cáncer. Fortalece y protege el sistema inmunológico estimulando la actividad de anticuerpos y células del sistema inmunológico como el phagocytes y el neutrophils.4

Otros procesos. Vitamina C contribuye a una variedad de otras funciones bioquímicas. Éstos incluyen la biosíntesis del aminoácido carnitine y el catecholamines que regulan el sistema nervioso. También ayuda al cuerpo para absorber hierro y a quebrar la histamina, el componente inflamatorio de muchas reacciones alégicas.5

¿Qué Lugares Específicos son Afectados en el cuerpo por la Vitamina C?

 Aunque la vitamina C que se encuentra en cada célula, es especialmente útil en las partes claves del cuerpo. Estas incluyen la sangre, la piel, el sistema nervioso, los dientes y huesos y glándulas como el timo, las adrenales y la tiroides.

¿Qué Comidas son Buenas Fuentes de Vitamina C?

 Grandes concentraciones de vitamina C pueden encontrarse en las frutas, como las naranjas, las toronjas, las mandarinas, los limones, limas, la papaya, las fresas y melón. La vitamina C y bioflavonoides - substancias hidrosolubles que ayudan proteger sus capilares - se encuentran en sus partes blancas de éstas y otras plantas. Muchas verduras también contienen vitamina el C, incluyendo los tomates, brócolis, pimientos verdes y rojos, lechuga cruda y otras verduras frondosas.
 
¿Cómo se Absorbe en el Cuerpo?

 Especies que producen su propia vitamina C lo sintetizan en el hígado desde la glucosa. Desgraciadamente, los humanos deben conseguir su ácido ascórbico de fuentes dietéticas externas. La vitamina C es absorbida por un sistema de transporte activo localizado en el intestino y reabsorbido a través de los riñones, explica Gaby y Singh. Dado que los mecanismos de absorción en el intestino y los riñones pueden alcanzar un punto de saturación, es mejor tomar dosis múltiples de vitamina C a lo largo del día que una gran dosis.6

¿Cuánta Vitamina que C se Necesita Prevenir una Deficiencia?

 El estado de deficiencia clásico relacionado a la vitamina C es el escorbuto, una condición caracterizada por la enfermedad de la encía, dolor en los músculos y junturas, las lesiones superficiales, la fatiga y sangrado. Un adulto necesita 10 miligramos de vitamina C por día para prevenir escorbuto. Esto es el mínimo absoluto, sin embargo, y algunos estudios han mostrado que una dosis diaria de 100 mg o más puede necesitarse para mantener o máximizar el pool del cuerpo de vitamina C.7


¿Quién es Puede Requerir una Cantidad más Alta de Vitamina C?

 Dependiendo de los factores genéticos y de estilo-vida, algunas personas pueden requerir más vitamina C que el medio adulto saludable a fin que prevenga la disturbación de reacciones bioquímicas importantes. El anciano, los consumidores del alcohol, diabéticos y fumadores, por ejemplo, tienden a ser bajos en la vitamina C. En su informe, Gaby y Singh ofrecen la evidencia siguiente de esta relación.8

El anciano. Se sabe que las personas mayores son deficitarias en vitamina C, principalmente porque su dieta es pobre. En un estudio de 1978, las personas mayores tenían sólo la mitad el nivel de ácido ascórbico en el plasma sanguíneo que lo que mostraban los sujetos más jóvenes. ¿Cuánta vitamina C necesitan pra recuperar este déficit? Según dos estudios, hombres y mujeres encima de la edad 65 necesitan dosis diarias de 150 mg y 75 a 80 mg, respectivamente, para mantener un nivel del plasma de 1.0 mg/dl.

Los consumidores del alcohol. A muchos bebedores crónicos les falta un nivel adecuado de vitamina C porque ellos tienden a a comer pobremente, según Gaby y Singh. La investigación también muestra que una ingesta grande de alcohol puede deprimir la concentración de ácido ascórbico en el plasma y aumentar la excreción urinaria de vitamina C. Por eso, un estudio sugiere que dosificar de vitamina C - de 500 a 1,000 mg por día pueden ayudar en el tratamiento de alcoholismo.

Los diabéticos. Los tejidos y órganos de diabéticos pueden estar desprovistos de vitamina C, requiriendo ellos consumir más del nutriente que lo que hace una persona media. La vitamina C debe competir con la glucosa para alcanzar los tejidos y órganos a través del sistema de transporte celular común. Un suministro insuficiente de insulina también puede inhibir el transporte de vitamina C a las células que requieren la insulina para su captación de glucosa.

Trabajadores expuestos a las toxinas. Los estudios también muestra que el nivel sanguíneo de vitamina C puede ser bajo en obreros que están expuestos a los contaminantes profesionales como el plomo y el alquitrán de carbón.

Los fumadores. A estas alturas, es un hecho bien aceptado en la arena científica que el humo del cigarro conlleva un impacto negativo el el metabolismo de vitamina C. Según el Journal of Clinical Nutrition, los fumadores tienen un muy más bajo nivel el ácido ascórbico en la sangre que los no-fumadores. Aunque que la Food And Nutrtion Table recomienda que los fumadores consuman 100 mg de vitamina C por día, ellos pueden necesitar 200 mg o más para mantener la misma concentración de serum ascorbate que un no-fumador, quien obtenga 60 mg de vitamina C por day.9
 
¿Cómo Ayuda la Vitamina C a las Defensas del Sistema Inmunológico?

 La vitamina C ayuda el sistema inmunológico en dos de sus funciones primarias librar el cuerpo de invasores extranjeros y supervisar al sistema de cualquier señal de células tumorales. Logra estas tareas vitales estimulando la producción de los glóbulos blancos, principalmente neutrophils, quienes atacan los antígenos extranjeros como las bacterias y viruses. También promueve la producción del cuerpo de anticuerpos e interferon, la proteína que ayuda a protegernos de los invasores virales y de las células cancerígenas.10
 Como un constituyente del colágeno, la vitamina C puede contribuir a nuestras defensas inmunes de una aún más fundamental manera: nuestra piel y los forros epitheliales de los poros del cuerpo, ambos que contienen colágeno, sirven como nuestra primera línea de defensa contra invasores extranjeros.11. Ellos les impiden a estos invasores entrar en el cuerpo en este primer lugar, dónde el sistema inmunológico tedría que ir a combatir contra ellos.
 Más allá de eso, la vitamina C actúa contra los tóxicos, mutagénicos y carcinogénicos efectos de contaminantes medioambientales estimulando las enzimas destoxificantes del hígado. También estimula la producción de PGE1, una prostaglandina que ayuda a los lymphocytes, las células de defensa de nuestro sistema inmune.12

Los estudios siguientes demuestran, cómo la vitamina C puede reforzar la función inmune de varias maneras:

Los adultos saludables. En un estudio de 1981, los adultos saludables recibieron intravenosamente 1 gramo de vitamina C. Una hora después, la motilidad neutrophil y la transformación del leucocito en la sangre de los sujetos había aumentado significativamente. Otro apoyo de los estudios se halló que la vitamina C refuerza la función del leucocito. También se mostró que disminuye la actividad bacteriológica.13
 
Adultos enfermos crónicos. Recientes estudios muestran que la vitamina C tiene un efecto positivo en pacientes que sufren de una variedad de desórdenes crónicos. En un estudio grande, 260 pacientes con hepatitis viral A tomaron 300 mg de vitamina C al día durante varias semanas. Los investigadores que estudiaron los indicadores inmunes como el serum immunoglobulin y el phagocytositos neutrophil, concluyeron que la vitamina C "ejerce una acción immuno-modulatoria notable. "14  

Igualmente, un estudio de 14 pacientes con brucelosis crónica encontró que la vitamina C "podría parcialmente restaurar periférico, la función monocyte y ayudar al sistema del monocyte-macrófago para montar una respuesta inmune eficaz contra la infección.15 En 60 los pacientes con rhinitis alérgica perenne, una solución ácida ascórbica disminuyó los síntomas bruscamente 3/4 de los pacientes.16 Y los pacientes asmáticos que fueron tratados con la vitamina C antes de su viaje vía aérea tuvieron mucho menos dificultad en repirar.17
 
El tubo de la prueba. El proceso del sistema inmunológico llamado el phagocytosis en que ciertas células "comen" las bacterias invasoras, se estimula por la vitamina C. Además, el nutriente puede reducir la actividad del supresor de los mononucleares leucocitos que debilitan la efectividad global del sistema inmune.18
 
Los estudios en animales. En un estudio de cuyes (qué, como los humanos, no puede fabricar su propia vitamina C), el anticuerpo a un antígeno particular respondió más rápidamente cuando los animales recibieron la vitamina C. Mientras, que un estudio de pollos analizó su habilidad de resistir el E. coli. desafíando la infección tomando 330 mg de vitamina C. Sólo el 19% de los animales suplementados consiguió la infección, mientras 76% de no-suplementados resultaron infectados.19
 
¿Como un Antioxidante, como la Vitamina C ayuda a Proteger el Cuerpo?
 
La vitamina C protege el ADN de las células del daño causado por los radicales libres y mutagenos. De acuerdo al informe Gaby y Singh, previene las alteraciones genéticas dañosas dentro de las células y protege el lymphocytes de las mutaciones a los cromosomas. La vitamina C pueda ser especialmente importante en esta era de polución medioambiental extendida porque combate los efectos de muchas toxinas, incluyendo el ozono, monóxido de carbono, los hidrocarburos, pesticidas y los metales pesados.
  Al parecer la vitamina C rechaza a estos contaminantes estimulando las enzimas en el hígado que destoxifican el cuerpo. En varios estudios, la vitamina C redujo las anormalidades del cromosoma en obreros expuestos a los contaminantes como el alquitrán de carbón, el styrene, el methil methacrylate y éteres halogenated. Otra manera en que la vitamina C nos protege es previniendo el desarrollo de nitrosamines, los químicos causantes de cáncer que provienen de de los nitratos contenidos en muchos alimentos.20  
 La vitamina C previene el daño radical libre en los pulmones y puede ayudar proteger el sistema nervioso central de tales daños.21 En un estudio de cuyes, un preparado de ácidos ascórbicos disminuyeron eficazmente el daño pulmonar agudo causado por la introducción de anión del superoxid,e los radicales de oxígenos libres en la tráquea.22 El ácido Ascórbico también fue testeado como un antioxidante en la reacción inflamatoria en ratones. Dosis altas dadas después pero no antes de la lesión suprimió con éxito el edema.23
   Como un antioxidante, el papel primario de la vitamina C es neutralizar a los radicales libres. Dado que el ácido ascórbico es hidro-soluble, puede funcionar dentro y fuera de las células para combatir el daño radical libre. Como fue explicado antes, los radicales libres buscará un electrón para recobrar su estabilidad. La vitamina C es una fuente excelente de electrones; por consiguiente, ella "puede donar los electrones gratuitamente a los radicales libres como los radicales hydroxyl y el superoxide y apagar su reactividad," declara Adrianne Bendich en "Antioxidant Micronutrients y las Contestaciones Inmunes" .24
   La versatil vitamina C también trabaja conjuntamente con el glutathione peroxidase (una enzima combatiente mayor de radicales libres) para revitalizar la la vitamina E, un antioxidante lipo-soluble. Además de su trabajo como un basurero directo de radicales libres en los fluídos, entonces, la vitamina C también contribuye a la actividad del antioxidante en los lípidos.
   
¿Cuánta Vitamina que C se Necesita para la Actividad Antioxidante?
 
 La patología radical libre puede ocurrir cuando los mecanismos antioxidantes del cuerpo no pueden guardar el mismo ritmo que la tasa a la que están formándose radicales y otros oxidantes. Proporcionar el cuerpo bastante antioxidante impulsa, R.F. Cathcart, un clínico practicante que ha tratado miles de pacientes con la vitamina C, tanto lo que cada persona debe tomar la vitamina como su "tolerancia del intestino" acepte. Simplemente ponga, justamente este el nivel sólo debajo de la dosificación diaria que lo que más allá le causaría tener la diarrea.
   Como el Dr. Jeffrey Bland informa en The Nutritional Effects of Free Radical Pathology, Cathcart cree que lo más severo es la toxicidad de los radicales de oxígenos, más que la propia vitamina C que uno puede tolerar. Por consiguiente, su nivel de tolerancia de intestino puede ser 10,000 mg por día o más las cuales debería tomarse en dosis divididas.25
   
¿La Vitamina C Contribuye a la Salud Cardiovascular?
 
 Como un antioxidante y un constituyente de colágeno, la vitamina que C puede jugar a varios papeles en la mantención salud cardiovascular . Aquí es cómo afecta algunos aspectos importantes del funcionamiento cardiovascular:
 
 El estado de Atherosclerosis. Los placas grasas que se forman en los vasos sanguíneos, la llamada atherosclerosis , son el mayor contribuyente a que el corazón enferme. La vitamina C puede prevenir esta formación de la placa inhibiendo la modificación oxidativa de las lipoproteínas de densidad baja (LDLs), según un estudio dirigido en la Universidad de Texas por el Centro Médico del Sudoeste. LDLs, normalmente conocido, como la "mala" forma de colesterol, puede "contribuir al proceso atherosclerótico por su efecto cytotóxico, captación por el receptor del basurero e influencia en el monocyte y motilidad del macrófago," dicen los investigadores.26
 
 Más allá de eso, vitamina C puede jugar un rol mitigador en otro aspecto de atherosclerosis - el aumento y adherencia de las plaquetas en las paredes del vaso. Como se afirma en el informe de Gaby y Singh, una lesión a la pared del vaso incita la producción de una prostaglandin el llamado thromboxane. Esta prostaglandin causa que las plaquetas se agreguen y coagulen. Por otro lado, una prostaglandin llamada prostacyclin nos protege contra los efectos de este proceso.
   En los estudios humanos, vitamina C en dosis que van de 1 a 2 gramos por día se ha mostrado para impedir la agregación y la adherencia de las plaquetas, reduzce el nivel de un derivado de la oxidación en las plaquetas, e incremeta la actividad fibrinolytica que puede ayudar a limpiar las arterias. Los estudios animales han encontrado esa vitamina C puede prevenir o puede invertir la formación de placas causada por una dieta de alto-colesterol, reduce la agregación de las placas estimulando la producción de prostacyclin, e interviniendo en el mecanismo de liberación de las placas, reduciendo la actividad misma de las placas.27
 
 Los niveles de lípidos en el serum. Ahora, la mayoría de nosotros sabe que demasiado colesterol puede llevar a la enfermedad del corazón. Sin embargo, estudios de la relación de vitamina C con los niveles de colesterol en la sangre el informe presenta resultados mixtos. Según Gaby y Singh, los estudios en humanos han notado una conexión positiva entre los niveles de vitamina C en la sangre y las lipoproteínas de densidad alta (HDLs). Al contrario del LDLs que puede llevar a la formación de placas, HDLs ayudan a reducir el riesgo de enfermedad del corazón "recogiendo la basura", el colesterol.
Recíprocamente, varios estudios en la conexión de la vitamina C/Cholesterol concluyó que la vitamina no tenía un positivo el efecto en los lípidos del serum. Gaby y Singh señalan que la mayoría de estos estudios se dirigió a los grupos pequeños de las personas en un período corto de tiempo.28
 
 En un estudio notable, sin embargo, investigadores monitoriaron los niveles de colesterol de las personas que tomaron 1,500 mg de vitamina C por día. Ellos encontraron que los niveles de colesterol estaban significativamente reducidos porque la vitamina C animó la conversión de el colesterol en ácidos biliares que se eliminan entonces del cuerpo a través de las fecas según la Fórmula de la Vida.29 Similarmente, varios estudios animales indican que esa vitamina C contribuye a esta conversión estimulando una enzima que regula el el proceso. Además, vitamina C puede aumentar el HDL cholesterol benefisioso.30
 
 La enfermedad isquémica del corazón. Cuando el suministro de la sangre a un órgano está apagado o cortado, se priva de oxígeno a las células y tejidosy resulta una condición dañosa lllamada ischemia. Como otros antioxidantes, vitamina C puede proteger el área del corazón que se priva de oxígeno del daño promovido por los radicales libres.31
   
¿Cualquier Estado de Enfermedad Responder al Uso de Vitamina C?
 
 Desarrollo de cataratas. Cuando nosotros envejecemos, la gran concentración de ácido ascórbico en la lente óptica comienza a declinar. Al mismo tiempo, el riesgo de desarrollar una catarata aumenta, en parte por el daño oxidativo a la proteína del cristalino. Como un antioxidante, la vitamina C puede defender el cristalino impidiendo el proceso destructivo de lípido photoperoxidation que nubla la visión.32 En un estudio nacional de nutrición y enfermedad, un riesgo reducido de degeneración del macular relacionada con la edad se relacionó a la frecuencia de consumo de frutas y verduras ricas en vitaminas A y C.33
 
 Los estudios animales también la muestra que vitamina que C sirve a un papel importante protegiendo el cristalino. En cuyes sujetos a daño de la calor inducido a las proteínas, por ejemplo las cantidades grandes de ácido ascórbico dietético redujeron la pérdida de proteínas agua-soluble en el cristalino, protegiendo los ojos por eso de este tipo de damage.34 En otro estudio, las ratas se expusieron a cataratas selenita-inducido, que son el resultado del oxidative estrés en la lente del cristalino. Los efectos preventivos de un tratamiento de ascorbate fueron significativos, mientras apoyando el punto de vista de los investigadores que la vitamina C sirve como una "substancia anticataractogenica".35
 
Anemia Celular Sickle y Hemolytica .
La vitamina C puede hacer mucho para reforzar la absorción del cuerpo de hierro, sobre todo el "nonheme" variedad que se encuentra en las plantas y bebiendo agua (hierro "heme" viene de carne). Ordinariamente, nuestra absorción de hierro es realmente pobre, poniéndonos al riesgo de anemia de hierro-deficiencia. Pero un manojo de estudios ha encontrado que 25 a 100 miligramos de el ácido ascórbico tomado en las comidas, puede doblar o incluso triplicar la absorción del nonheme férrico.36
 
 La enfermedad periodontal. No es sorprendente, dado que la boca es susceptible de muchas bacterias invasoras, se pueden implantar placa dental y conllevar a la enfermedad periodontal. Mejorando los mecanismos de la defensa del cuerpo, entonces, la vitamina C puede ayudar a mantener afuera de infección bacteriana y mantener la salud periodontal. La vitamina C puede lograr esta tarea de varias maneras, mientras incluyendo el estímulo de leucocito y chemotaxis del neutrophil y la actividad bactericida .37, 38
 
 Recuerde, también, que la vitamina C es mayor constituyente del colágeno, que no sólo preserva la integridad de tejidos, sino que, también apoya la resistencia del cuerpo a la invación de los microbios. En un estudio de las personas con el tejido conjuntivo dañado en las encías, suplementos de vitamina C de 70 mg por día aumentó los enlaces intracelulares y el envolvimiento de colágeno. En otro estudio, el sangrado de encía causado por una deficiencia de vitamina C era reducida por los suplementos del nutriente, con resultados mayores a 600 mg por día que a 60 mg.39
 
 Los desórdenes óseos. Ahora, usted considera que probablemente el papel de la vitamina C en la formación de colágeno es uno importante. Pero si todavía no le convencen, considere esta suma al cuadro: Los huesos fuertes dependen del colágeno fuerte. Cuando nosotros envejecemos, ambos la densidad de nuestros huesos y nuestro nivel de vitamina C empiezan a disminuir. Mientras varios factores contribuyen a la osteoporosis (la pérdida de hueso), estudios muestran que el status de vitamina C de una persona se relaciona al mantenimiento saludable de los huesos. De hecho, vitamina que C puede impactar directamente al crecimiento de células del hueso, por encima de su deber, formando colágeno.
 
La osteoporosis ocurre más a menudo en las mujeres de más edad, en parte porque el estrógeno parece ayudar a protejer contra la pérdida de hueso. En varios estudios de mujeres en postmenopausia y una población mixta, la ingesta de vitamina C se puso en correlación con el contenido mineral del hueso o densidad del hueso. "La ingesta de ácido ascórbico en dosis moderadas es importante y segura para el mantenimiento del hueso, y por consiguiente un factor mitigador o retardador de la osteoporosis," dicen Gaby y Singh.40
   ¿Qué se puede decir acerca de las junturas que conectan nuestros huesos? Vitamina que C puede ayudar aquí, también. Cuando los ratones con artritis e inflamación en sus patitas recibieron la vitamina C durante 20 días, el tratamiento redujo el hinchazón artrítico, aumentó su tolerancia de dolor y disminuyó la infiltración polymorphonuclear de los leucositos. Los investigadores concluyeron: "La vitamina C puede proporcionar a podíatra con un el tratamiento suplemental o alternativo para los pacientes con la artritis rheumatoide. "41 que Otro estudio encontró que el vaciamiento rápido de vitamina C al sitio de una inflamación - como una juntura rheumatoide - puede facilitar el daño proteolytico.42
 
 La diabetes. Los diabéticos tienden a no sólo tener niveles bajos de vitamina C en el plasma pero también en las células de los glóbulos blancos que constituyen nuestras inmune-defensas. Un estudio, conducido en la Universidad de Massachusetts, midió el ácido ascórbico contenido en leucocitos mononucleares en los adultos con diabetes mellitus insulina-dependiente. Este nivel que sirve como medida del status de la vitamina C en los tejidos, estaba reducido por 33% en los pacientes diabéticos, aunque su ingesta dietética de vitamina C era adecuado. Según los investigadores, este daño de la capacidad del almacenamiento "apoya la teoría que el escorbuto intercelular contribuye a las complicaciones degenerativas crónicas de la enfermedad. "43
   
¿Puede la Vitamina C ayudar a Prevenir o Tratar el Cáncer?
 
 A través de los años, muchos estudios han encontrado que la vitamina C es un agente eficaz de anti-cáncer. Funciona de las maneras siguientes a ayudar al cuerpo a combatir las células de cáncer:
   Los estudios sugieren que los mecanismos antioxidantes de la vitamina C pueden ayudar prevenir el cáncer de varias maneras. Combate el por ejemplo, peroxidación de lípidos que se ha relacionado al proceso de envejecimiento y degeneración. Un estudio en personas ancianas encontraron que 400 mg de vitamina C por día (sostenidas por un período de un año) mantenía los niveles del serun de lípido peróxido reducidos. La vitamina C puede también trabajar dentro de las células para proteger ADN del daño causado por los radicales libres. En varios estudios, informan Gaby y Singh, vitamina C redujo el nivel de alteraciones genéticas potencialmente destructivas o aberraciones cromosómicas.44
   Muchos de los contaminantes que ahora saturan nuestro ambiente pueden causar efectos tóxicos, carcinogénicos o efectos mutagénicos. La vitamina C pueda poder conarrestar estos efectos dañosos, en parte estimulando las enzimas desintoxicantes en el hígado. En otro estudio, se ha mostrado que la vitamina C era útil para bloquear la formación de mutágenos fecales.45
   La vitamina C puede ayudar perfeccionar el sistema inmunológico que hace el importante trabajo de inspeccionar el cuerpo de la presencia de células de cáncer. Según Richard A. Passwater, Ph.D., también refuerza un material intracelular llamado la "substancia terrea" (ground susbstance) que mantiene unidos a los tejidos. Cuando esta substancia es fuerte, las células cancerígenas tienen un tiempo más duro para infiltrar la células.46
   Finalmente, vitamina C puede reducir el desarrollo de nitrosamines a partir de los nitratos, químicos en que normalmente se usan en las comidas procesadas. Una vez formado, los nitrosamines pueden volverse en carcinógenos. Pero en varios estudios humanos en que los sujetos consumían a un precursor del nitrosamine, los niveles urinario de nitrosamines estaban significativamente reducidos por la vitamina C.47 Tres los estudios animales también apoyan los efectos preventivos de ácido ascórbico en el cáncer nitrato-inducido. En todos los tres casos, el la formación de tumores fue inhibida, se suprimió o se redujo en la frecuencia en los animales tratados con la vitamina C.48-50
  En los tardes 1940s, investigadores empezaron a notar una conexión entre la incidencia de cáncer y la deficiencia dietética de vitamina C o los niveles de sangres bajas en el cuerpo. Estudios dirigidos en la última década han confirmado esa ligasón. De acuerdo a dos estudios de los tempranos 1980s, 2 a 5 gramos de vitamina C por día pueden corregir estos bajos niveles en el serum, en algunos pacientes, mejorar las defensas del sistema inmunológico.51
   A estas alturas, parece claro que hay una relación fuerte entre la ingesta de vitamina C de una persona y el riesgo de cáncer. En 1991, el boletín del American Journal of Clinical Nutrition condujo un amplio análisis de unos 46 estudios sobre efectos de protección que brinda la vitamina C contra los varios tipos de cáncer. De éstos, 33 estudios informaron un eslabón significatico entre ingesta de vitamina C y el la incidencia de cáncer. De hecho, una toma alta de vitamina C ofreció dos veces la protección de una dosis baja. Muchos de estos estudios definió la ingesta alta como una dosificación diaria de 160 mg o más por día; una toma baja generalmente estaba menos de 70 mg.52
   Según escritor Gladys Block, los más grandes efectos estuvieron relacionados con el cáncer del esófago, la laringe, la cavidad bucal y el páncreas, seguido por el cáncer del estómago, recto, pecho y cerviz. Aunque el impacto de la vitamina en el cáncer pulmonar fueron menos consistentes, varios estudios mostraron efectos de protección significantes. "La fuerza y consistencia de los resultados sugieren que puede haber un efecto real e importante de ácido ascórbico en la prevención de cáncer," estableción Block.
   Aquí, nosotros resumimos los resultados de Block que consideran tipos específicos de cáncer, incluyendo los cánceres no-hormona-dependientes (del la cavidad oral, laringe, esófago, pulmón, páncreas, estómago, colon y recto) y los cánceres hormona-dependientes (del pecho, los ovarios, endometrium y próstata). En todos los casos, los estudios mostraron un índice de ingesta de vitamina C en participantes moderados o informaba de los efectos de una comida rica en vitamina C, principalmente frutas, en la dieta.53
 
 La cavidad bucal, laringe y esófago. Todos los 8 estudios informaban que se encontró un índice de vitamina C que las personas con un consumo bajo tenía un el riesgo significativamente mayor de desarrollar estos cánceres. Entretanto, seis de los 12 estudios de consumo de comida, en vez de un índice del nutriente, encontró un riesgo significante para la ingesta baja de fruta. De los otros seis restantes estudios, dos encontrearon resultados sugestivos, dos ingestas bajas encontraron,
en las poblaciones de alto riesgo y uno no encontró ningún efecto.54
 
El pulmón. Los estudios de cáncer pulmonares generaron informes mixtos en la vitamina C. De 11 de tales estudios, cinco encontraron una protección significativa, cuatro encontraron protección pero no efectos significantes y dos no encontraron efecto. Interesantemente, cuatro estudios informaron que la vitamina C tenía los efectos más fuertes que carotenoides. "Considerando que un cuerpo grande de evidencia sugieren un efecto importante de los carotenoides en la prevención de cáncer pulmonar," dice Block, "los recientes datos sugieren que pueda haber también un independiente el efecto proteccionista en el consumo de vitamina C. "55
 
El páncreas. En el un estudio que desarrolló un índice de vitamina C, un consumo alto disminuyó el riesgo de cáncer pancreático por la mitad. Cinco estudios también encontraron que fruta (y verduras en algunos casos) ofreció los efectos protección significativos contra este cáncer, que es la quinta causa principal de muerte de cáncer en este país.56
 
 El estómago. Todos los siete estudios de consumo de vitamina C y el riesgo de cáncer del estómago concluyeron que los efectos de protección del nutriente eran significantes. De ocho estudios que analizaron la ingesta de fruta, todos menos uno encontró que las personas con el cáncer del estómago tenían un más bajo consumo de fruta.57
 
 El colon y recto. De seis estudios en el cáncer rectal, cuatro encontraron esa vitamina C ofreció protección significante y dos encontraron sugestivos resultados. Los resultados con el cáncer del colon eran menos consistentes. Cuatro estudios notaron protección significante, dos encontraron los efectos sugestivos y dos estudios que desarrollaron un índice nutriente no encontraron el efecto. Uno de éstos, sin embargo, informó que las comidas ricas en vitamina Contenían un efecto significante.58
 
 Senos, ovario, endometrium y próstata. Según Block, reciente evidencia indica esa vitamina C puede jugar un el papel importante protegiendo contra el cáncer del pecho. Pero con el endometrial, ovárico y cáncer de la próstata, los estudios no han encontrado los efectos de la vitamina para ser significante.59
 
En 1976,  Dr. Linus Pauling puso a la vitamina C en el foco informando de los resultados de su investigación de cáncer. En el estudio que él dirigió con Ewan Cameron, 100 pacientes emfermos de cáncer terminal recibieron 10 gramos de vitamina C por día. Como el Dr. Passwater informa en The Antioxidants, estos pacientes vivieron más que cuatro veces que los 1,000 sujetos de control que no recibían vitamina C. Only tres de estos 1,000 pacientes sobrevivió más de un año, mientras 16 de los 100 pacientes tomando vitamina C vivió un año o más.60
   Más recientemente, E. Cameron reportó resultados similares de un estudio él dirigió en Alejandría, Escocia, entre 1978 y 1982. En este caso él creó un banco de datos para registrar varios detalles sobre cada paciente de cáncer asistidos en 3 hospitales Escocia durante un período de cuatros años.
   El estudio incluyó 1,826 "incurable" (en una población total de 2,804). De los pacientes "incurable" , 294 habían recibido el suplemento ascorbate en algún momento durante su enfermedad. El remanente de 1,532 pacientes que no tomaron la vitamina C sirvieron como sujetos de control. Analizando los datos, los investigadores encontraron que "los pacientes ascorbate-complementados tenían un mediana en conjunto tiempo de supervivencia (343 días) casi doble que de los sujetos de control (180 días)".61  
 Todavía, otros estudios han encontrado que dosis diarias grandes de vitamina C no tenían el efecto en cáncer avanzado o en la tasa de supervivencia de mujeres con el cáncer del pecho. "La evidencia actual sugiere que el beneficio mayor de ácido ascórbico con respecto al cáncer pueda ser reduciendo el riesgo de desarrollar el cáncer, en lugar de en la terapia," establecen Gaby y Singh.62
     
¿La Vitamina C Funciona Sinérgicamente Con Otros Nutrientes?
 
 Como un antioxidante, la vitamina C puede rejuvenecer la vitamina E, haciéndola un contribuyente indirecto a la lucha contra el radical libre en los daños a los lípidos. No es sorprendente, entonces, que estos dos nutrientes pueden ser los compañeros eficaces reduciendo el destructivo el proceso de peroxidation de los lípidos. En los estudios humanos y animales, esta reducción tuvo lugar en los sujetoss relacionados con la diabetes, con desórdenes cerebrales, arteriosclerosis o problemas del corazón .63-65 Juntos, vitaminas C y E pueden ayudar prevenir la coagulación de la sangre, una condición que contribuye al riesgo de apoplejía.66 Esta combinación puede ofrecer protección contra las cataratas.67
   La sinérgica combinación de vitaminas C y E pueden ser reforzados más allá por la adición de vitamina A. En un estudio de 30 pacientes mayores de larga data, este trío era eficaz mejorando ciertos aspectos de inmunidad célula-mediada, tal, como el número de las células de T, subconjuntos de T4 y el ratio de delulas T4 a T8.68 En otro estudio, un complejo de vitaminas A, E y C significativamente refuerzan "las características de protección del antioxidante enzimática y non-enzimática del hígado" en ratones.69 Finalmente, una combinación de los antioxidantes clásicos - las vitaminas C y E, Betacarotenos y Selenio - ayudó aliviar la pancreatitis, o una inflamación del páncreas, en un estudio de 28 pacientes.
   
¿Hay Alguna Evidencia que la Vitamina C tenga Efectos Adversos?
 
 Durante los años, la vitamina C ha sido culpada de varios efectos adversos, generando mucha controversia sobre el la seguridad del nutriente. Pero la mayoría de estas demandas es inmerecida. "Al parecer, la vitamina C tiene un orden bajo de toxicidad, o intoxicaciones comunes. Aunque el gran consumo pueden causar los efectos adversos en algunos individuos, algunos del ampliamente informado y a menudo citó los efectos adversos tienen la base claramente pequeña," declaró John Hathcock en "Safety of Vitamin and Mineral Supplements".
   Tres de los efectos más serios que se han atribuido a la vitamina C son escorbuto condicionado, cálculos renales y el la destrucción de vitamina B12. Pero analizando los estudios que informaron en la relación entre la vitamina C y estos problemas de salud, Hathcock ha encontrado que no hay ninguna evidencia realmente clínica para apoyar la idea que la vitamina C es responsable para cualquiera de estas condiciones.
   Una queja común con respecto a la vitamina C es que puede causar dolor gastrointestinal, incluso los calambres, la diarrea y la náusea. Estos síntomas que se causan por la acidez en vez del propio ascorbate, parece desaparecer cuando se toma una forma amortiguada de vitamina C. En algunos casos, la forma masticable de vitamina que C también ha llevado a la corrosión de dental el esmalte. Facilitando la absorción de hierro, vitamina C puede disminuir la absorción de cobre y puede llevar a un "equilibrio de cobre negativo," dice Hathcock.

Correspondencia:

Gary Null, Ph.D.
P.O. Box 918
Planetarium Station
New York, NY 10024
212-799-1243

Referencias

1. Eberhard Kronhausen and Phyllis Kronhausen with Harry B. Demopoulos, M.D., Formula for Life, William Morrow and Co., New York, 1989, p. 95.
2. Ibid, p. 102.
3. S.K. Gaby and V.N. Singh, "Vitamin C," – Vitamin Intake and Health: A Scientific Review, S.K. Gaby, A. Bendich, V. Singh and L. Machlin (eds.) Marcel Dekker, N.Y. 1991 p. 103-1043.
4. Kronhausen. p. 96.
5. Gaby, p. 103-104.
6. Ibid, p. 105.
7. Ibid, p. 104-105.
8. Gaby, p. 105-108. sg
9. Gordon Schectman, James C. Byrd and Raymond Hoffmann, "Ascorbic Acid Requirements for Smokers: Analysis of a Population Survey, American Joumal of Clinical Nutrition, 1991; 53:1;1466-70.
10. Kronhausen, p. 96.
11. Gaby, p.120.
12. Kronhausen, p. 102.
13 Gaby, p. 120-121.
14 V.S. Vasil'ev, V.l. Komar and N.l. Kisel, "Humoral and Cellular Indices of Nonspecific Resistance In Viral Hepatitis A and Ascorbic Acid, Ter-Arkh; 1989 61(11); p. 44-6.
15. P. Boura at al., "Monocyle Locomotion In Anergic Chronic Brucellosis Patients: The In Vivo Effect of Ascorbic Acid," Immunopharmacol-lmmunoloxicol; 1989; 11(1): p. 119-29.
16. L. Podoshin, R. Gertner and M. Fradis, "Treatment of Perennial Allergic Rhinos with Ascorbic Acid Solution," Ear-Nose-Throat J.; January 1991; 70(1); p. 54-5.
17. M. Miric and M.A. Haxhiu, Effect of Vitamin C on Exercise-induced Bronchoconstriction, Plucne-Bolesti; January-June 1991, 43(1-2); p. 94-7.
18. Gaby, p. 120.
19. W.B. Gross, D. Jones and J. Cherry, Effect of Ascorbic Acid on the Disease Caused by Escherichia Coli Challenge Infection," Avian-Dis.; July-September, 1988; 32(3); p. 407-9.
20. Gaby, p. 108-109.
21. Kronhausen, p. 104.
22. G. Becher and K. Winsel, "Vitamin C Lessens Superoxide Anion(02)-lnduced Bronchial Constriction," Z-Erkr-Atmungsorgane; 1989; 173 (10): p. 100-4.
23. C.R. Spillert et al., "Inhibitory Effect of High Dose Ascorbic Acid on Inflammatory Edema," Agents-Actions; June 1989; 27(3-4); p. 401-2.
24 . Adrianne Bendich , "Antioxidant Micronutrients and Immune Responses," Micronutrients and Immune Functions, A. Bendich and R.K. Chandra (eds.) New York Academy of Sciences, New York, 1990, p. 175.
25. Jeffrey Bland, Ph.D., The Nutritional Effects of Free Radical Pathology: 1966/A Year in Nutritional Medicine, Keats Publishing Inc., New Canaan, CT; 1986; p. 16.
26. Ishwaral Jialal, Gloria Lena Vega and Scott M. Grundy, "Physiologic Levels of Ascorbate inhibit the Oxidative Modification of Low Density Lipoprotein," Atherosclerosis; 82, 1990 p. 185.
27. Gaby, p. 125.
28. Ibid, p. 123-124.
29. Kronhausen, p. 96.
30. Gaby, p. 123.
31. Kronhausen, p. 103.
32. Gaby, p. 130-131.
33. J. Goldber et al., "Factors Associated with Age-Related Macular Degeneration," Am. J Epidemiol.; October 1988; 128(4); p. 700-10.
34 C.S. Tsao, L.F. Xu and M. Young, "Effect of Dietary Ascorbic Acid on Heat-lnduced Eye Lens Protein Damage in Guinea Pigs," Opthalmic, Res.; 1990; 22(2); p. 106-10.
35. P.S. Devamanoharan et al., "Prevention of Selenite Cataract by Vitamin C, "Exp. Eye Res.; May 1990; 52(5); p. 563-8.
36. Gaby, p. 131.
37. Ibid, p. 134-135.
38. A. B. Rubinoff et al., "Vitamin C and Oral Health," J. Can. Den. Assoc.; September 1990; 55(9); p. 705-7.
39. Gaby, p. 135.
40. Ibid, p. 134.
41. R.H. Davis et al. "Vitamin C Influence on Localized Adjuvant Arthritis J. Am. Podiatr. Med. Assoc.; August 1990; 80(8); p. 414-8.
42. B. Halliwell et al.; "Biologically Significant Scavenging of the Myeloperoxidase-Derived Oxidant hypochlorous Acid by Ascorbic Acid," FEBS. lett.; March 9, 1987; 213 (1); p. 15-7.
43. J.J. Cunningham et al., "Reduced Mononuclear Leukocyte Ascorbic Acid Content in Adults with Insulin-Dependent Diabetes Consuming Adequate Dietary Vitamin C;" Metabolism; February 1991; 40(2); p. 146-9.
44. Gaby, p. 108.
45. Ibid, p. 108 & 110.
46. Richard A. Passwater, The Antioxidants, Keats Publishing, Inc., New Canaan, CT, 1985, p. 13-15.
47. Gaby, p. 109.
48. F.K. Dzhioev, "Prevention Using Ascorbic Acid, Hexamethylenetetramine and Sodium Metabisulfite of the Blastomogenic Effect Caused by the Combined Administration into the Stomach of Mice of Sodium Nitrate with Methylurea or with Aminopyrene," Vopr. Onkol.; 1988; 34(11); p. 1369-73.
49. S. Dittrich et al., "Effects of Nitrate and Ascorbic Acid on Careinogenesis In the Operated Rat Stomach," Arch. Geschwulstforsch; 1988; 58(4); p. 235-42. 50. N.L. Viasenko et al., "Effect of Different Doses of Ascorbic Acid on the Induction of Tumors with N-nitroso Compound precursors in Mice," Vopr. Onkol.; 1988; 34(7); p. 839-43.
51. Gaby, p. 109.
52. Gladys Block, "Vitamin C and Cancer Prevention: The Epidemiologic Evidence," American Journal of Clinical Nutrition; 1991; 53:270S-82S.
53. Ibid, p. 270S.
54 Ibid, p. 271S-272S.
55. Ibid p. 272S-273S.
56. Ibid p. 273S.
57. Ibid, 273S-274S.
58. Ibid., 275S-276S.
59. Ibid, 276S-278S.
60. Passwater, p. 14.
61. E. Cameron and A. Campbell, "Innovation vs. Quallity Control: An ‘Unpublishable' Clinical Trial of Supplemental Ascorbate in Incurable Cancer," Med. Hypotheses; Nov. 1991; 36(3); p. 185-9.
62. Gaby, p. 117.
63. K.G. Karagezian and D.M. Gevorkian, "Phospholipid-Glycerides, Cross-Resistance of Erythrocytes, Malonic Dialdehyde Level and Alpha-Tocopherol Levels in the Plasma and Erythrocytes of Rats with Alloxan Diabetes Before and After Combined Antioxidant Therapy," Vopr. Med. Khim; September-October 1989; 35(5); p. 27~30.
64. V.N. Bobyrev, I. Sh. Vese'lskil and L.E. Bobyreva, "Antioxidants in the Prevention and Treatment of Cerebral Arteriosclerosis," Zh. Nevrapatol. Psikltatr.; 1989; 89(9); p. 60-3.
65. E. Barta et al., "Protective Effects of Alpha-Tocopherol and L-Ascorbic Acid Against the Ischemic Reperfusion Injury in Patients During Open-Heart Surgery," Bratisl. Lek. Listy.; March-April 1991; 92(3-4); p. 174-83.
66. Kronhausen, p. 103.
67. J.M. Robertson et al., "A Possible Role for Vitamins C and E In Cataract Prevention," Am. J. Clin. Nutr.; January 1991; 53 (1 Suppl.); p. 346S-351S.
68. N.D. Penn et al., "The Effect of Dietary Supplementation with Vitamins A, C and E on Cell-Mediated Immune Function In Elderly Long-Stay Patients: A Randomized Controlled Trial," Age-Aging, May 1991; 20(3); p. 169-74.
69. V.A. Kuvshinnikov et al., "Use of the Antioxidant Complex of Vitamins A, E and C In Murine Leukemia," Gematol. Transvuziol.; August 1989; 34(8): p. 23-8.

Sus colaboraciones a: iesn@latinmail.com