Tsubaki, la sacerdotiza mala

Tsubaki se preparo para ser una miko desde muy corta edad, ella y Kikyou eran consideradas las mejores. Poseia una gran belleza, y para conservarla vendio su alma para ser hermosa por siempre. Tsubaki odiaba a Kikyo porque le habian entregado la perla de Shikon en lugar de a ella. Es por eso que le puso una maldicion a Kikyo con la que si Kikyo se enamorara tendria una muerte a una edad muy temprana, tal y como sucedio. Tsibaki trato de quitarle la perla por considerar que Kikyo habia perdido sus poderes al enamorarse de Inuyasha. La ataco con un yukai en forma de serpiente pero Kikyo la rechazo con su arco dejandole una maldicion en su ojo. Tiempo despues, Naraku le entrego unos fragmentos de la perla, los cuales lleno de energia maligna. Hizo que un yukai en forma de serpiente mordiera a Kagome dejandole una maldicion y haciendo que los fragmentos que ella poseia se contaminaran y se incrustaran en su cuerpo, sin embargo con la ayuda de Kikyo logro purificarlos. Tsubaki trato de atacarla nuevamente pero Ahome rechazo su ataque con el arco tal y como lo habia hecho Kikyo 50 años atras. Posteriormente, Tsubaki se dirigio a el templo donde se habia preparado para ser una Miko cuando era pequeña. En ese lugar se encontraba un yukai muy poderoso que habia sido sellado en ese templo. Tsubaki lo libero y se fusiono con el mounstro obteniendo grandes poderes. Sin embargo fue derrotada finalmente por el colmillo de acero de Inuyasha.