Counter PADRES, ¡ESCÚCHENME

PADRES, ¡ESCÚCHENME!

Por: Gustavo <:><

 

Hoy día, hago memoria de mi juventud y reconozco que muchos de los errores que cometí entonces pudieron evitarse si hubiera tenido la confianza suficiente con mis padres para exponerles alguna situación especifica de mi vida, que no lo hice por la mismas causa que el día de hoy (incluyendo mis hijos) no lo hacen, ya que lejos de escuchar y comprender a nuestros hijos, los padres los juzgamos, censuramos y regañamos. ¿Se han puesto a pensar cuantos embarazos no deseados, problemas de alcoholismo y drogadicción, prostitución juvenil, etc. se hubieran evitado si hubiera existido un acercamiento más estrecho entre los padres e hijos involucrados?

 

Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten(Colosenses 3.21).

 

Los padres de familia, en su afán de procurar lo mejor posible para nuestros hijos, nos olvidamos muchas veces que ellos tienen sus propios pensamientos y sus propias necesidades e inquietudes. Definitivamente no podemos mandar en sus corazones, ellos son entes absolutamente individuales. Nuestra responsabilidad es guiarlos (no forzarlos), educarlos, amarlos, sostenerlos hasta el momento en que ellos inician su propia familia o cuando ellos deciden independizarse del hogar, sin que esto signifique los dejemos solos por siempre.

El vinculo que existe entre los padres y los hijos es el amor mutuo, y por lo tanto hay dolor de unos y otros cuando tal o cual situación o conducta del hijo no es aceptada por sus padres, por ejemplo la forma de vestir del hijo que sus padres no aprueban. En el fondo el joven o la chica quisiera que sus padres les aceptaran esa “moda”, y como no es así, les duele, pero no lo dejan pues también están expuestos a la influencia del exterior y de sus propios gustos. O que me dicen del clásico dicho de los padres “Ese(a) novio(a) tuyo(a) es: horrible, bueno(a) para nada, un vago(a), inseguro(a), no es de tu clase, demasiado joven, demasiado viejo(a), etc., etc., etc.” Y que hay de las frases como: “esa música que escuchas esta horrible, no se como puede gustarte”, “esas fachas como te vistes deberían darte vergüenza”, “esos amigos(as) tuyos(as) son unos vagos(as)” o estas más súper-clásicas. “Cuando yo tenia tu edad....”; “Si yo fuera tu....”, “Si a mí me hubiera pasado lo mismo...”; “Deberías aprender de fulano(a) ......”. Creo que no acabaría, acabo de echar mano de las frases que escuché de mis padres y de las que yo mismo he empleado con mis hijos.

Hermanos que son Padres y Madres, ustedes deben ser Consejeros y Pastores de sus hijos, y deben comprender que los jóvenes de hoy claman desde lo más profundo de su corazón diciendo ¡Mamá, Papá, escúchame, no me critiques, no me juzgues, no me regañes, compréndeme, ayúdame, en este momento no quiero que seas mi padre ni mi madre, quiero que seas mi amigo(a)!.

Siempre le estoy diciendo a mi hijo que nadie lo va a querer más que yo, y le animo para que cuando tenga algún problema o inquietud se acerque a mí pues lo quiero ayudar, pero ¿qué pasa cuando él se acerca a mí con una inquietud?, Se me olvida mi propia juventud y asumo la posición de un juez. Bajo esas circunstancias ¿volverá mi hijo a tratar de confiarme algo?. ¡Claro que no!.

Hermanos, nuestros hijos recurren a sus amigos cuando tienen problemas, de ellos reciben consejos faltos de la madurez y visión que da la experiencia de la vida pues sus mismos consejeros están en condiciones similares. ¿Sabías que muchos jóvenes han recurrido a las drogas por vez primera a causa de algún problema muy simple a la vista de los padres pero muy importante para el hijo, que recurrió al amigo y este le dio un “pase” para que se relajara?, ¿Sabes cuantas chicas han decidido fugarse con el novio o tener relaciones sexuales a causa de la intolerancia de sus padres para con ese noviazgo?, Y lo que es peor aun, jóvenes que se han suicidado porque tenían malas notas en la escuela y tenían el temor al castigo de sus padres. ¿Piensas que a ti no te puede pasar porque siempre les has infundado valores, respeto y moral a tus hijos?, Pues me temo que si así lo crees, estás sumamente equivocado. Muchos de estos jóvenes crecieron en el seno de familias religiosas, algunos de ellos incluso hijos o parientes de ministros y misioneros. No olvides que tus hijos tienen sus propios pensamientos.

 

“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6.4)

 

Hermano y hermana que tienen hijos, hoy quiero animarte a que intentes ser el amigo que ellos quisieran tener, haz el ejercicio mental de no censurar a tu hijo(a), no esperes que él(ella) te comprenda, no esperes que valore el esfuerzo que haces para traer a casa el sustento y el vestido ni tu hermana esperes que tu hijo valore todo lo que has hecho por él (ella) que al final de cuentas es tu responsabilidad, no cometas ese error. Tú eres quien debe comprender a tu hijo(a), así que ejercítate en la amistad para con él(ella) y si te dice “Papá fíjate que me gusta mucho esa chica” que tu sabes es de pésima reputación, No lo censures, escúchalo, guíalo, y si la niña te dice “estoy enamorada de tal o cual” que es mucho mayor, no la reprendas, escúchala, compréndela. Por favor quienes tienen hijos con novio(a), no cometan el error de ni siquiera darle el saludo al prospecto(a) de yerno(nuera), cada vez que ustedes tratan mal al novio de su hijo(a), fortalecen más la relación entre ellos. Así que te guste o no la pareja que escogió tu hijo(a), trátalo, invítalo a departir con la familia, que se dé cuenta que tu hijo(a) no está solo(a) que cuenta con tu apoyo, conócelo, a lo mejor ese chico o chica está falto de cariño y de orientación, y tu puedas ayudarle. No necesariamente será el esposo(a) de tu hija(o), no lo rechaces.

No censures la vestimenta de tus hijos, su pelo, su estilo. Te aseguro en el Señor que si en lugar de comportarte como juez, te conviertes en su amigo lograrás un vínculo mucho más estrecho con tu hijo(a) y lograrás que te escuche. ORA POR TU HIJO(A), no te canses de hacerlo pídele a Dios diariamente por la vida y futuro de tus hijos, pues no hay mejor protector y guía para ellos que el mismo Dios Todopoderoso, delante de quien tenemos la responsabilidad de ser Padres, esto nos obliga a educarlos, disciplinarlos y sostenerlos dentro del marco del Amor Perfecto que es Cristo Jesús.

“Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22.6)

 Joven que lees esta meditación, espero de corazón sirva para tu reflexión en el momento en que te toque ser Padre. Y a ti te digo que tus padres dentro de todas sus limitaciones y carencias, falta de tacto y de comprensión para contigo, TE AMAN, probablemente te es difícil entenderlo pero lo comprenderás cuando estés en su misma posición. Créelo, ellos siempre buscarán tu bien, aunque estén equivocados, su intención es buena. Así que te animo a que tengas un acercamiento más efectivo con ellos y les hagas ver tus inquietudes, dudas y necesidades. Por favor imprime esta meditación y de mi parte hazla llegar a tus padres.

 

Dios te bendiga

www.Reflexiones.CristianosUnidos.com

üýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþ

¿Tienes alguna opinión de esta página? ¿Te fue de bendición? Te invito a manifestarlo en nuestro libro de visitas:

ESCRIBIR en el libro de visitas             LEER el libro de visitas

HAZ CLICK EN LA OPCIÓN QUE DESEES

 

TESTIMONIOS

CRISTIANOS UNIDOS  ¿Quiénes somos?  REFLEXIONES  CONSEJERÍA  Orando a Dios


--------------------------------------------------------------------------------

Te invito a que te inscribas en la lista de CRISTIANOS UNIDOS para recibir vía e-mail de dos a tres reflexiones breves por semana, es gratis;

¿Te interesa? Visita http://www.egrupos.net/grupo/cristianos-unidos/alta

O escríbeme a Cristianos-Unidos@hotmail.com

 

 

 

1