Counter YA NO AMO A MI ESPOSA

YA NO AMO A MI ESPOSA

Por Gustavo <:><

 

Algunos hombres maduros mayores de 35 años, son asaltados por la duda que los hace pensar que ya no aman a sus esposas. Muchos de ellos confiesan que pese a que ellas son buenas y cariñosas, ellos sienten que no les pueden corresponder. Aunque al principio aseguran que ni ellos mismos se explican la causa, una vez que se entra en detalle la mayoría de las veces sucede que la razón principal es que se sienten atraídos por mujeres mucho mas jóvenes que ellos. Así que vayamos a la raíz del asunto

 

Como contraparte a lo anterior hay muchos jóvenes ente 18 y 30 enamorados de chicas mayores que ellos. Hoy no toman en cuenta que los estragos de la edad son mucho más notorios en la mujer que en el varón, los que se empiezan a notar con mayor fuerza en los 30s y mucho más aun en los 40s. La mujer pierde la belleza y lozanía de la juventud, y su cuerpo cambia sustancialmente. En el varón no cambia su naturaleza objetiva y siempre se agrada más de lo que ve, que de lo que siente, por ello en su mayoría los hombres gustan que sus esposas luzcan siempre bellas, este es un aspecto que muchas mujeres dejan a un lado una vez que se casan, así que los hombres que no tienen la madurez espiritual adecuada o pasan por momentos depresivos en su relación con Dios, están muy expuestos a la tentación carnal por medio de la vista y son susceptibles de caer en pecado. Satanás lo sabe y lo aprovecha muy bien. Y situaciones como esta son más frecuentes en parejas donde ella es mayor que él o cuando ella ha descuidado su aspecto personal. Hay un sin-número de casos donde hombres de 35-45 se sienten atraídos por mujeres jóvenes, y dentro de sus argumentos está precisamente el que sus esposas ya no los quieren como antes puesto que a ellas ya no les preocupa lucir bellas para ellos. Por su parte ellas manifiestan que sus esposos no las quieren por lo que son sino por la forma en que lucen y eso las decepciona y por lo tanto no procuran ver por su apariencia exterior. Ambos consortes pierden la proporción de los hechos, puesto que ambos deben comprenderse y reconocer la naturaleza misma de cada uno haciendo lo propio para agradarse mutuamente, la mujer procurar agradarle a él, y él por su parte ser amoroso con su mujer “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido” (Efesios 5.33) “Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas”. (Colosenses 3.18-19)

 

Los chicos y chicas que hoy día son novios y cuyas edades están en los 20s donde ellas son mayores, suponen que esto que ahora les comento, nunca les va a suceder a ellos, puesto que su perspectiva de la vida matrimonial en este momento es 100% teórica ambos son jóvenes y están en el esplendor de su belleza física, de hecho quienes hoy se sienten “decepcionados” de su pareja, confiesan que ellos pensaban igual que los jóvenes que hoy dicen “esto a nosotros nunca nos va a suceder”. De ahí que en mi opinión deban recurrir siempre a Dios, pidiéndole sabiduría para hacer lo correcto, y en el caso que han comprobado su amor de uno para el otro pese a la diferencia de edades, entonces estar conscientes de lo que puede venir en el futuro, cuidarse a sí mismos en los aspectos ya mencionados y mantenerse unidos a Dios siempre pues en el Señor está la clave de la felicidad que va muy por encima de la naturaleza humana.

 

Para los hombres maduros que sienten atraídos por mujeres muy jóvenes le recuerdo que llegará el momento en que perderán su vigor para atender a su mujer y a sus hijos y serán ellas las que se sientan atraídos por hombres de su edad, es muy común ver por las calles hombres viejos con hijos muy pequeños (de quienes parecen sus abuelos) y con esposas jóvenes para quienes no tienen ni comprensión ni paciencia, pues ya no tienen vigor ni fortaleza para esos menesteres así que les sugiero usen el sentido común y para los que siendo casados sienten que ya no tienen amor por su mujer la Palabra de Dios hace la siguiente recomendación: “Porque Jehová es testigo entre tu y la mujer de tu juventud, con la cual has sido desleal, aunque ella era tu compañera y la mujer de tu pacto. ¿No hizo él un solo ser, en el cual hay abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud”. (Malaquías 2.14-15 )

 

“¡Sea bendito tu manantial y alégrate con la mujer de tu juventud, cierva amada, graciosa gacela! Que sus caricias te satisfagan en todo tiempo y recréate siempre en su amor. ¿Por qué, hijo mío, has de andar ciego con la mujer ajena y abrazar el seno de la extraña? Los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y él considera todas sus veredas. Apresarán al malvado sus propias iniquidades, retenido será con las ligaduras de su pecado. Él morirá por falta de disciplina y errará por lo inmenso de su locura” (Proverbios 5.14-23 )

 

Serle desleal a la esposa (la mujer de tu juventud) es serle desleal a Dios con tristes consecuencias. En el matrimonio la Biblia enseña que los cónyuges ya no se pertenecen a sí mismos sino uno es del otro, “La mujer no tiene dominio sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido dominio sobre su propio cuerpo, sino la mujer” (1 Corintios 7.4). Así es conveniente que ambos fortalezcan su intercomunicación siendo sinceros y abiertos, diciéndose en amor que les gusta y que les disgusta a fin de que ambos puedan agradarse y valorar el amor que Dios les permite. Al final del camino ambos serán viejos y perderán el vigor y la lozanía de la juventud, esperando que alimenten el amor de pareja y comprendan que lo más valioso en ambos es su corazón guiado por Dios.

 

Lo que les he comentado anteriormente, es prácticamente el común denominador en muchas parejas, sin embargo no quisiera terminar sin mencionar que personalmente conozco matrimonios de mujeres mayores que sus esposos, así como de esposos que son mucho mayores que sus esposas (con mas de 15 años) que llevan una relación armoniosa. Lo que demuestra que Dios puede hacer que el matrimonio funcione en cualquier circunstancia, de ahí la importante necesidad de vivir de la mano de Dios.

 

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.” (Proverbios 3.5-6)

 

Por favor lee la primera parte de este tema “Mi novio es mucho mayor que yo” en:

http://www.geocities.com/reflexiones_biblicas/minovio.htm

Dios te bendiga

üýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþüýþ

¿Tienes alguna opinión de esta página? ¿Te fue de bendición? Te invito a manifestarlo en nuestro libro de visitas:

ESCRIBIR en el libro de visitas             LEER el libro de visitas

HAZ CLICK EN LA OPCIÓN QUE DESEES

 

TESTIMONIOS

CRISTIANOS UNIDOS  ¿Quiénes somos?  REFLEXIONES  CONSEJERÍA  Orando a Dios


--------------------------------------------------------------------------------

Te invito a que te inscribas en la lista de CRISTIANOS UNIDOS para recibir vía e-mail de dos a tres reflexiones breves por semana, es gratis;

¿Te interesa? Visita http://www.egrupos.net/grupo/cristianos-unidos/alta

O escríbeme a Cristianos-Unidos@hotmail.com

 

 

 

1