Enigma del pasado
José Luis López


Te marchaste
sin decir palabra
la angustia carcome
mis entrañas
sin saber cuando regresas
si aún vivo en tu memoria.
Te fuiste como pólvora
que estalló al encender la mecha
desconociendo el paradero
de su existencia
si pudo tal vez, decir ¡te quiero!
pensando que he muerto.
Te despediste sin un beso
¡cuánto pierdo ese recuerdo!
de ser amamdo por tus labios
sentir que respiro a tus delirios
saber que existo en algún lado
esta agonía me mata
de no hallar tu alma perdida
en la incógnita pesadilla
de un abismo sin final
que sólo Dios conoce cuando
¡todo este calvario acabará!