ORACION DE SANTA TERESA DE AVILA

Una consecuencia de la fe en el Dios único es confiar en Dios en todas las circunstancias, incluso en la adversidad.

Nada te turbe: nada te espante.
Todo se pasa. Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Sólo Dios basta.