Archivo digital México-España
(Centro de Estudios Literarios, UNAM)


Presencia cultural de México en España, 1880-1936
(materiales hemerográficos)

Proyecto apoyado por el

FONCA-Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales


Mexicanos en España *


¡Cacao! Afrodita jardín del puma

Y chocolate de Moctezuma

Ramón María del Valle Inclán

En el paisaje fino y exquisito de Madrid, el Manzanares,
a la hora del crepúsculo, haciendo, al peinar las juncias, un órgano de agua
casi silencioso, pone un centelleo de plata

Alfonso Reyes


E
l obligado lugar común ha señalado por lo general la gran influencia ejercida por el exilio español afincado en México a partir de la caída de la II República. Hoy, a más de sesenta años de finalizada de la guerra civil, resulta efectivamente asombroso el grado de enriquecimiento cultural experimentado por este país al recibir a los intelectuales, artistas, obreros, campesinos, profesionistas o científicos expulsados de la España en conflicto. Campos tan disímiles como la actividad editorial, la artística y teatral, la docencia a niveles de alta especialización o de divulgación popular, la investigación humanística, científica y tecnológica recibieron un impulso definitivo al nutrirse de ese inquieto espíritu peninsular que no era sino la extensión, en el país americano, del que irradiaran en España desde mucho antes y durante los mejores momentos de la II República la Residencia de Estudiantes, el Centro de Estudios Históricos, El Ateneo Científico y Literario, el Círculo de Bellas Artes. Este espíritu que, sin embargo, no resultaba del todo nuevo en México, ya que recordaba al instante aquel otro que había animado varios antecedentes mexicanos, algunos anteriores y otros seriamente afectados por los avatares de la Revolución. Me refiero a la juarista Academia Nacional de Ciencias y Literatura, creada en 1869 y en la que tanto intervendría Altamirano; al Ateneo Mexicano de Ciencias y Artes, fundado por Vicente Riva Palacio en 1882; a la Sociedad de Conferencias y su continuador, el Ateneo de la Juventud;  a las universidades Nacional y  Popular, y a un proyecto nacido de la confluencia entre los últimos y la Revolución misma: el vasconcelista de difusión masiva de la cultura.

          Esta suerte de versión oficial mencionada al principio había venido sacrificando la imagen completa de ese enriquecimiento cultural que ambos países experimentaron durante el proceso de atracción y asimilación cultural al enfocarse sobre uno solo de los rostros de los acontecimientos y no considerar que el acercamiento se inició mucho antes del estallido de la Guerra Civil. Además de la apertura del gobierno de Lázaro Cárdenas y la buena disposición de los exiliados a integrarse a otro paisaje físico, social y cultural, para que la obra de la emigración española fructificara en México fueron necesarios muchos antecedentes culturales. Contactos previos en México y España, bajo circunstancias asombrosamente similares, habían ido preparando con toda naturalidad el futuro terreno de reencuentro.
          La actividad llevada a cabo por los mexicanos dentro de los campos de la alta cultura, la publicación de libros, periódicos y revistas, la política o la vida social; esta inicial colaboración hispanomexicana en las más diversas áreas de las humanidades, las artes y la política en España había sido obviada por lo general e inexplicablemente al hablar de los logros posteriores de la España republicana y de su extensión a Hispanoamérica. 
          Autores como Vicente Riva Palacio, Francisco A. de Icaza, Alfonso y Rodolfo Reyes, Martín Luis Guzmán o Andrés Iduarte llegaron a ser piezas clave en instituciones de la importancia del Ateneo madrileño, el Centro de Estudios Históricos, la Residencia de Estudiantes o el Círculo de Bellas Artes. O en publicaciones como La España Moderna, La Ilustración Española y Americana,España,El SolLa Voz, Revista de Occidente,Índice o La Pluma. Guzmán llegaría al extremo de influir en algunas decisiones fundamentales de la política republicana. Pero muchos otros mexicanos radicados en España por motivos diplomáticos, personales o bien a causa de esos breves aunque significativos exilios antes mencionados, formaron parte también,  y sin saberlo en ese momento, de la avanzada que anticiparía circunstancias y, años después, abriría las puertas al exilio republicano. 
          Los mexicanos Juan de Dios Peza, Salvador Quevedo y Zubieta, Amado Nervo, Luis G. Urbina, Guillermo Jiménez, Carlos Pereyra, María Enriqueta Camarillo, Francisco L. Urquizo, José Juan Tablada, Genaro Estrada, José Vasconcelos, Enrique González Martínez, Enrique González Rojo, Xavier Villaurrutia, Gilberto Owen, Carlos Pellicer, José Gorostiza, Silvio Zavala, Mauricio Magdaleno, Diego Rivera, Angel Zárraga, Roberto Montenegro, por mencionar sólo unos cuantos de los nombres que figuraron en las listas privilegiadas de las mejores editoriales y publicaciones periódicas de España, del Ateneo madrileño, el Círculo de Bellas Artes, algunas universidades o el Centro de Estudios Históricos, fueron factores esenciales, algunas veces a mucha distancia geográfica y sin pisar físicamente el suelo español, del desarrollo de la cultura literaria, artística y política de la península.
          También extendió su influencia sobre la vida social y cultural española de entonces el devenir del proceso revolucionario mexicano, con sus hechos de armas y su repercusiones sociales, con sus logros en el ámbito de la cultura. Porfirio Díaz, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón; las relaciones conflictivas entre la iglesia, el Estado y la colonia española, o entre México y los Estados Unidos; los programas educativos y de difusión cultural de José Vasconcelos, el apoyo oficial a las artes fueron temas cotidianos, en ocasiones de primera plana, de la España anterior a la guerra civil.
          Tanto en el mantenimiento de la tradición como en la consolidación de las tendencias  vanguardistas, los autores antes mencionados, y otros tantos mexicanos, fueron en su tiempo ampliamente reconocidos como piezas clave por los más variados autores peninsulares e hispanoamericanos que radicaba y publicaban en Madrid y otras provincias por entonces. Hombres comprometidos con México, pero sobre todo interesados en mayor o menor medida por el país americano, fueron José Ortega y Gasset, Manuel Azaña, Rafael Altamira, José Gaos, José Bergamín, Cipriano Rivas Cherif, Enrique Díez-Canedo, Gabriel Alomar, Luis Araquistáin, Corpus Barga, Benjamín Jarnés, Concha Espina, Ramón del Valle-Inclán; los vanguardistas Guillermo de Torre, Ernesto Giménez Caballero, Antonio Espina y Rafael Cansinos Assens; los americanos Gabriela Mistral,  José María Chacón y Calvo, César E. Arroyo. Y muchos otros políticos, periodistas y autores hoy olvidados. No obstante, diversos acontecimientos políticos, sociales y editoriales propiciarían que muchas de las opiniones de mayor peso de y sobre México cayeran con el tiempo en un olvido casi absoluto. 
          Cabe señalar que entre los libros producidos por los autores mexicanos  en España durante esa época que antecedió al exilio republicano, o que, aparecidos en México, reflejan las anécdotas e influencias allí vividas o las aportaciones mexicanas a España se encuentra una buena cantidad de títulos fundamentales dentro de la historia literaria mexicana e hispanoamericana. Y asimismo, muchos de los autores exiliados, independientes y con puestos diplomáticos fueron colaboradores asiduos de algunas de la principales publicaciones periódicas españolas de finales del siglo XIX y del  primer cuarto del XX.
 

HéctorPerea **
Centro de Estudios Literarios
Instituto de Investigaciones Filológicas
UNAM

 
   

* Este archivo digital, que reúne más de mil materiales entre ensayos, artículos, poemas, narraciones e ilustraciones, producto de la actividad de los mexicanos radicados en España entre 1880 y 1936, pero también de la imagen que este país proyectaba por entonces en la península, es un complemento al libro La rueda del tiempo (México, Cal y Arena, 1996).
 

** Héctor Perea nació en la ciudad de México en 1953.
     Narrador y ensayista, es licenciado en periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y doctor en la misma disciplina por la Universidad Complutense de Madrid. Ha formado parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte y fue becario del Centro Mexicano de Escritores, el Instituto Nacional de Bellas Artes, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto de Cooperación Iberoamericana de Madrid.
     Ha publicado 20 libros, entre los que se cuentan España en la obra de Alfonso Reyes (antología), Cartas echadas. Correspondencia Alfonso Reyes-Victoria Ocampo (cartas), Martín Luis Guzmán en su centenario (ensayo), La caricia de las formas. Alfonso Reyes y el cine (ensayo), A contraluz (cuentos),Nuestras naves (antología), La rueda del tiempo. Mexicanos en España (ensayo), México: crónica en espiral (crónica), Fray Servando Teresa de Mier (antología), Aguasvivas (cuentos), de la antología colgada en internet Cinco décadas de cuento mexicano y del hipertexto Una escritura de la mirada. El arte en las letras. Las letras del arte.
     Ha obtenido los premios nacionales “Rosario Castellanos de Periodismo Cultural” (1989) y “José Revueltas de Ensayo Literario” (1994) y es  Socio Honorario de la Sociedad Nacional Hispánica Sigma,  Delta, Pi; capítulo Mu Epsilon (USA) desde  1999.
     Es colaborador en México de revistas y suplementos dedicados a la literatura y el arte y, en España, lo ha sido de Diario 16, el suplemento Culturas, Ínsula y la Revista de Libros. También ha publicado ensayos y ficciones en revistas de los Estados Unidos, Finlandia e Italia.
     Dentro de ámbito de la literatura y las artes de Hispanoamérica y España, pero también en el de las nuevas tecnologías, ha impartido cursos y conferencias en México, España, Colombia, Estados Unidos, Argentina e Inglaterra.
     En la actualidad es investigador del Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM y profesor del Sistema de Universidad Abierta de la UNAM, en donde imparte un curso virtual sobre literatura mexicana y arte.


Presentación

Estudios sobre el tema

Índice general de materiales


Publicaciones consultadas

Bibliografía

Abreviaturas

Otros archivos

Quiénes somos


El autor






 























1