Bandera Nacional

contactenos

bicentenario_argentino@yahoo.com.ar

  "Los convocamos a una ilusión, los exhortamos para recrear las esperanzas, y los llamamos a autogobernarse... a la verdadera Democracia de los hombres de Mayo... a reconstruir una nueva República para el Segundo Centenario". (Manifiesto para la Nueva República; Cap I, art.15)  

Citas del Manifiesto

"¡Ya, queremos internas abiertas para todos los cargos electivos!" (Cap. V, art.3).......... ........."¡Eliminación de la partidocracia dentro de las universidades!" (Cap. V, art. 5)... ................"¡Transparencia en los sindicatos y en la negociación colectiva de los trabajadores! ¡Control social de la gestión sindical! ¡Publicidad de las declaraciones juradas de bienes de los sindicalistas!" (Cap. V, art. 6)....................... "¡Hoy reclamamos la eliminación del tercer senador! ¡Exigimos dos senadores por provincia con mandato de 4 años elegibles cada dos años por voto directo del Pueblo de las provincias!" (Cap. V, art. 8)..................... "¡Exigimos la reducción del número de diputados nacionales!" (Cap. V, art. 9)...................... "¡Basta de listas sábanas! la elección de los diputados debe respetar el sistema de elección proporcional sin lesionar el criterio de representatividad." (Cap. V, art. 10) ................ ..............."¡Peticionamos la eliminación de los cargos parlamentarios suplentes!" (Cap. V, art. 12) ............................. "¡Reclamamos el establecimiento del juicio por jurados!" (Cap. V, art. 13).................................................. "¡Pedimos la disminución del número de Ministros de la Corte Suprema de Justicia! Cinco jueces, como debió haber sido siempre". (Cap. V, art. 14) ................................. "¡Ya mismo exigimos la reconstrucción del sistema federal!" (Cap. V, art. 15) ................................... "¡Devolución de las riquezas naturales a las provincias!" (Cap. V, art. 16) .................................... "¡Basta del sistema extorsivo de la coparticipación tributaria antifederal! ¡Que cada provincia gaste en su propio proyecto político los recursos que produzca!" (Cap. V, art. 17) ......................................... "¡De una vez por todas, exigimos decencia, honestidad, competencia e idoneidad en la gestión de los asuntos de la Nación!" (Cap. V, art. 18).................................... Sí querés cambiar las cosas, escribí tú opinión... bicentenario_argentino@yahoo.com    

Proyecto

Bicentenario Argentino

¿Qué es Proyecto Bicentenario Argentino? Somos un grupo de ciudadanos preocupados por el destino del país, cansados de la mentira, amantes de la democracia y de los principios republicanos y federales. Creemos en el legado de los grandes hombres de la patria y sabemos que la Constitución Nacional, además de un símbolo nacional, es el escudo de nuestros derechos individuales y un programa de gobierno. Durante años un grupo de delincuentes ha transformado nuestra democracia en una partidocracia usurpando nuestros derechos políticos. Sabemos que es posible el cambio y nos reconocemos integrantes de una generación que hallará la prosperidad del país cultivando las raíces de nuestra historia.

ARTICULOS Proyecto para eliminar las listas sábanas..................... Proyecto para eliminar el tercer senador......................Proyecto para reducir la cantidad de diputados nacionales..................Internas Abiertas: el zoológico político argentino

Manifiesto para la Nueva República: en este documento los que conformamos Proyecto Bicentenario Argentino, describimos las razones de los males que nos aquejan, y proponemos un plan de acción para que el año bicentenario de nuestra patria reciba a nuestros hijos en la prosperidad de la Nación. Estos son sus capítulos:

  I. Argentina. Segundo Centenario

  II. El Robo de la historia.

  III. Libertad y Educación para la Nación

  IV. Constitución Nacional y Proyecto Político de Nación

  V. El fin de la Partidocracia.

  VI. Economía y Proyecto Nacional.

  VII. La República del Segundo Centenario: Nuestro Desafío

Haga click aquí y podrá bajar a su PC la versión completa del Manifiesto para la Nueva República.

 

 

Constitución Nacional (no habilitado)

 

 

Baje a su pc el Proyecto de eliminación de las listas sábanas.

 

 

Proyecto eliminación del tercer senador (no habilitado)

Poder Ciudadano | Mesa de Diálogo Argentino | .......... ..........

       

 

 

MANIFIESTO PARA LA NUEVA REPÚBLICA

Buenos Aires, 25 de mayo de 2002

 

I

Argentina

Segundo Centenario

 

  1. Han hecho con nosotros lo que han querido... y aquí nos tienen. Nada mejor para demagogos y tiranos que un puñado de ciudadanos temerosos y desmoralizados.

  2. Nada mejor para quien detenta poder que sembrar la idea de que no existe otra opción: nos han conformado con el conformismo. Creen haber matado nuestras ilusiones tanto como nuestros ideales.

  3. En tiempos en donde florece la idea de que la única salida para los males del país es Ezeiza, les rogamos: no les hagan el juego a los corruptos. Eso es lo que buscan. Quieren que nuestros mejores hombres no les hagan sombra para quedarse con nuestra República... para quedarse con nuestras riquezas.

  4. Ya tuvimos suficientes alfonsines y menems... demasiados pactos de olivos y alianzas partidarias. Demasiados intentos para salvar lo insalvable.

  5. Pero el Pueblo ya ha despertado. La Nación no puede esperar más. La Patria -sí, no tememos decir Patria- exige de ciudadanos alertas que sepan exigir sus derechos. Porque hacer Patria es exigir las libertades que son nuestras... porque no habrá felicidad en la Patria si sus ciudadanos tienen hambre o son gobernados por incompetentes y delincuentes.

  6. Por eso es que los argentinos nos autoconvocamos; porque la Democracia es tan nuestra como nuestra propia vida. Porque no dejaremos su gobierno en manos de una casta que ha vivido gracias a la frustración de nuestras esperanzas.

  7. Pero no busquemos culpas ajenas. Somos culpables de haberles regalado nuestro sistema de gobierno. Y si nos arrepentimos de lo hecho hasta ahora es porque podemos defender nuestro futuro.

  8. A los que están cansados de haber sido engañados tantas veces, los convocamos...

  9. A los que están hartos y quieren intentar una nueva vida en otros países, los exhortamos...

  10. A todos los que creen que ya no tienen alternativas más que conformarse con los corruptos que nos gobiernan, los llamamos para que despierten del letargo.

  11. El país es nuestro... Argentina es de los argentinos, y políticos somos todos. Porque debemos trabajar para sacarnos este cáncer de corrupción que gobierna a nuestra sociedad. Porque estos que se hacen llamar "clase política" son una casta de delincuentes que puede ser reemplazada por todos los argentinos.

  12. Con el compromiso de todos es como se han construido las grandes naciones. Así lo han hecho los países adonde nuestros jóvenes emigran, y así lo han hecho nuestros padres que supieron levantar un país que despertaba ilusiones en todo el mundo.

  13. Llevará tiempo reconstruirlo... Sí, pero eso no es un gran problema. ¿Cuánto tiempo ustedes creen que les llevará a los que emigran a Europa o Norteamérica recrear su vida lejos de casa. No es el tiempo lo que asusta a los que parten... Ellos escapan de la falta de ilusiones y de la desesperanza.

  14. Podemos emplear ese mismo tiempo para recrear las bases de una Argentina nueva.

  15. Los convocamos a una ilusión, los exhortamos para recrear las esperanzas, y los llamamos a autogobernarse... a la verdadera Democracia de los hombres de Mayo; a reconstruir una nueva República para el Segundo Centenario.

 

 

II

El Robo de la Historia

 

  1. No dejaremos que roben nuestro futuro de la misma forma en que nos han privado de nuestra historia. El verdadero patrimonio de una Nación no sólo está constituido por activos y pasivos de un Estado expoliado, sino que su verdadera riqueza radica en la fuerza sus hombres. Patria es su gente. Patria es la esperanza de sus hombres tanto como las voces del pasado que nos convocan a la causa común de la República.

  2. Allí encontraremos la fuerza que hoy nos falta. Como el labrador de la tierra, nuestros hombros serán más fuertes, y del poder de nuestras raíces crecerá la nueva República sustentada en la Democracia de Mayo.

  3. No se extrañen si decimos que nuestros políticos -los que hemos elegido- nos han dejado una Argentina empobrecida, hambreada, embrutecida y putrefacta. Pero tampoco se extrañen si proclamamos el cambio como un regreso.

  4. El robo de la historia, es el peor de los crímenes... la más infame de las traiciones.

  5. Avívense... Despierten... Nos han vendido una historia vacía, una historia sin ideales. Una falsa historia construida a medida de la política cleptocrática, y del gobierno de los ladrones.

  6. No duden que ha sido mucho más fácil para los políticos corruptos gobernarnos con el discurso extorsivo de los intereses, vaciándonos de utopías y destruyendo los más puros ideales de la República. Sea por mera negligencia o sobre la base de un oscuro plan de dominación, los políticos se apoyaron en un sistema educativo cada vez más endeble, expedidor de títulos a granel, e ignorante de toda excelencia, y se sustentaron en un periodismo en ocasiones mediocre y a menudo cómplice de nuestra destrucción. Hoy esos mismos periodistas se disfrazan de carmelitas descalzas que relatan el show televisivo de un pueblo desorientado que hace tronar sus cacerolas sin saber quién debe escucharlas.

  7. Esos mismos corruptos son los que relatan nuestra Historia como si nuestra Nación hubiera nacido recién en 1983, y son esos mismos corruptos los que se autoerigen como los generosos hombres que nos han concedido graciosamente la Democracia. No nos vamos a dejar engañar por los delincuentes.

  8. Quien un poco ha leído a nuestros clásicos, sabrá que nuestros próceres han ofrecido sus vidas para construir una Patria libre... pero no sólo como una libertad emancipadora frente a la metrópoli... sino como fuente de una Libertad para todos y cada uno de nosotros... para que de nuestra propia realización como individuos surja la fuerza constructora de nuestra gran Nación. Esta Libertad no era transigible. Esta Libertad se sustentaba sobre los principios de la vida, de la honestidad, y de la decencia. Esta Libertad no era comerciable. Esta Libertad era de todos y cada uno de los argentinos. Esta Libertad era compromiso y no privilegio. Esta Libertad no se vendía por el cohecho y el nepotismo. Que lo sepan los usufructuarios de nuestro gobierno, que esa democracia que dicen habernos dado en el 83 no es sino un esqueleto de hierros oxidados de lo que fue esa arquitectura grandiosa que quisieron legarnos nuestros ancestros del 1810. Por eso es que han querido silenciar aquella moral cívica de la Democracia de Mayo que proponía Echeverría cuando se refería a la Revolución de Mayo.

  9. Digámoslo de una vez, nos han usado enojosamente y para hacerlo han manipulado nuestra historia.

  10. Primero el trágico Proceso de Reorganización Nacional, o la Dictadura -como se quiera- quiso fundamentar su falta de legitimidad sobre un patrioterismo, en ocasiones paranoico, que hablaba de la libertad ganada sólo como una liberación frente a la metrópoli española, y -casualmente- olvidaba lo más nutritivo del movimiento que nació en Mayo de 1810. Todos los valores de aquella Democracia de Mayo de Echeverría defendían la Libertad del individuo como principio del valor Nacional. Libertad para hacer y para ser. Libres para cultivar las artes y las ciencias, libertad para comerciar y disponer de nuestros bienes. Valores que sólo conseguiríamos con la honestidad, la decencia, el trabajo, y la idoneidad de gobernantes elegidos democráticamente.

  11. Luego, la partidocracia se ocupó del resto. Que se sepa... Partidocracia no es Democracia.

  12. La Partidocracia nos hizo creer que nos concedía la gracia de un "nuevo" sistema democrático... y continuó con la herrumbre de una estructura en descomposición, sin contenidos, sin los valores que nos quisieron dejar nuestros próceres, sin la verdadera democracia. La partidocracia se sustenta en una alianza corporativa de dirigentes enfrentados para obtener una tajada más de lo poco que queda. Estos dirigentes son los que dirigen, los que mandan a su tropa de punteros. ¡Qué lejos están estos dirigentes de los representantes que queremos! En cambio, representantes son los líderes que marchan al frente de sus representados para el bien de todos y no en su propio beneficio. Los líderes navegan, no se hunden. Los líderes que queremos barrenarán las olas de la crisis que nos han dejado los políticos corruptos de esta nauseabunda partidocracia.

  13. ¡Lucharemos por la Democracia de Mayo con las armas de la Democracia!

  14. La Democracia de Mayo será nuestra guía y la Constitución Nacional nuestra voz. Recuperaremos el principio de la representación como fuente de legitimidad. No habrá más mandantes que el propio Pueblo ni más privilegios de casta. Veremos el día en que la partidocracia será considerada traición a la Patria.

 

 

 

 

III

Libertad y Educación para la Nación

 

  1. La Libertad no será un principio vacío; será soberanía, pero también será respeto por nuestros bienes y por nuestra dignidad. Libertad significará que no puede haber hambre en la República.

  2. Libertad significará que la educación es un derecho y una obligación. No podrán existir burocracias partidocráticas enquistadas en un sistema universitario destinado a financiar a los punteros políticos menos idóneos. La ineptitud deberá tener su propia condena.

  3. La universidad no será utilizada por los partidos políticos.

  4. Señores: ¿Desde cuando la ciencia tiene color político? La libertad de cátedra tendrá que defender el libre pensamiento y la pluralidad de las ideas, pero nunca más podrá ser el agujero donde se escondan los usufructuarios del poder, destruyendo la excelencia y promoviendo la ineptitud. Es muy fácil conservar el poder demagógico si para ello se convierte una universidad en una fábrica de títulos, y por ende de futuros frustrados trabajadores inexpertos y poco idóneos para engrandecer a la República.

  5. La Universidad será su ciencia y el cultivo de las artes, y los estudiantes garantizarán, como la mejor inversión, el futuro de nuestro arte y de nuestra ciencia.

  6. Educación pública para todos, ¡¡Sí!!... pero sólo para todos los que se esfuercen... porque estudiante es el que estudia y no el vago que dilapida los recursos de nuestras universidades cada vez más fofas e incapaces de diferenciar al premio nobel del incompetente.

  7. Siempre que hemos querido hablar sobre la reforma del sistema universitario nos han enredado en el escabroso tema de arancelamiento. ¡Que no nos mientan más! Con la mitad de los recursos que hoy se asignan a las universidades podríamos tener un sistema universitario tres veces mejor.

  8. Si me dan una universidad sustentada sobre el principio de la excelencia, poco importa que aquella sea o no gratuita. ¡Nos quieren confundir! Y nos quieren confundir para expropiarnos una vez más el altar donde se cultivan las artes y las ciencias para que quede al servicio de una casta de políticos de segunda, partidocráticos y corruptos. No debemos olvidar que si de educación hablamos, la excelencia es un fin, y la discusión entre arancelamiento o gratuidad es tan sólo un medio. Nosotros creemos en la gratuidad, pero de qué nos sirve la gratuidad de una institución que formará a los incompetentes del futuro y que sirve de guarida de los punteros políticos de cada barrio.

  9. En realidad, desde la universidad se puede hacer casi todo lo que debe hacerse en cuestiones educativas. Hay que acabar con los que rompieron toda línea de recompensa al esfuerzo. Tenemos un sistema educativo basado en el asistencialismo demagógico que nunca ha reconocido el trabajo del que más se esfuerza.

  10. Y no nos vengan a decir que el sistema de premios y castigos inherentes al principio de excelencia necesariamente supone estigmatizar al que poco se esfuerza o al de pobre coeficiente intelectual. Cada uno tendrá su lugar en la sociedad... pero hay que acabar con la demagogia de aquel que sobreactuando una hipócrita lástima o pena por el aplazado, termina por doctorar al incompetente con una sonrisa ante las cámaras.

  11. Abramos el ingreso a las universidades sólo a aquellos que más se esfuercen por ingresar, y nuestro país invertirá más energía de sus estudiantes secundarios para superar exigentes exámenes, y los docentes secundarios trabajarán con mayor ahínco para no ser tildados de escuelas de segunda categoría.

  12. Reformar el sistema educativo para una nueva Nación Argentina es trabajar para premiar al que más se esfuerza y castigar al vago y al incompetente. No dejemos que la partidocracia nos invente otras excusas: estos políticos de tercera clase se nutren y se sustentan sobre la concesión de graciosas facilidades para el incompetente.

  13. Por supuesto que es preciso articular el sistema educativo con las estructuras científicas y con el sector productivo. Por supuesto que hay que reorganizar los esquemas que vinculan nuestra intelectualidad, la iniciativa privada y la gestión pública. Pero de nada sirve la teoría si no recuperamos la excelencia en nuestras universidades... en las públicas y en las privadas.

 

 

 

 

IV

Constitución Nacional y

Proyecto Político de Nación

 

  1. Nos dicen que estamos en la peor crisis que vivió la República Argentina... -y es cierto porque nos han puesto al borde de la desintegración-... que no hay tiempo para análisis profundos y qué la crisis exige tomar decisiones de necesidad y urgencia apartándose de los principios de nuestra Constitución Nacional.

  2. Nunca antes más que ahora, lo urgente coincidió con lo importante, y la Constitución debe ser nuestro objetivo y nuestra herramienta de ejecución política.

  3. La crisis económica ocasionada por la depredación que sufrió nuestro país merced a una devaluación provocada por ineptos para beneficiar a dos o tres empresas entre las que se encuentra el grupo Clarín que forma -o deforma- la opinión pública de todos, y por años de una partidocracia que se nutrió del endeudamiento público interno y externo para financiar los privilegios de una casta obscena y aberrante, y el clientelismo político de una masa de partidocráticos funcionarios de todos los niveles, en la que se apoyó el caudal de votos que los avaló.

  4. Pero hoy la Nación está quebrada. Nos han robado por años. Nos han estafado. Estos ineptos políticos de cuarta no se animan a reconocerlo públicamente... también se han quedado con depósitos bancarios que nunca podrán devolver. Lo repito: ¡Nunca!

  5. Económicamente es imposible regenerar ese dinero ausente, como no sea con un mayor endeudamiento externo, que además de improbable, sólo significaría patear el problema hacia adelante para seguir expoliando aún más a la ya tan maltratada República.

  6. Sepamos que luchar por nuestras libertades es luchar por nuestros derechos... es saber darnos una vida mejor... hoy aquí, para nosotros y para nuestra posteridad.

  7. Pero lamentablemente el régimen partidocrático que hoy nos gobierna no quiere, ni podría por sí, devolvernos la confianza y el crédito que requiere nuestro sistema político. Esa confianza es el último recurso que tenemos para regenerar nuestra economía desde las cenizas de lo que fue algún día: es lo poco que nos ha quedado.

  8. Sabemos que nos debemos libertades y derechos para dejar de sobrevivir y comenzar a vivir. Pero hoy nuestra economía, como nunca, está especialmente vinculada con las garantías de la reconstrucción política que nos sepamos dar.

  9. Educación... Salud... Seguridad... Justicia... Libertades tantas veces proclamadas como injuriadas.

  10. Los políticos corruptos de esta casta partidocrática -la tan mentada clase política- son clase en tanto defienden sus propios intereses de casta, sus privilegios, sus viajes, sus gastos reservados, sus gastos de representación, viáticos, en blanco y en negro, sus negocios expúreos, sus tarjetas banelco, sus importaciones de pollos, sus exportaciones de armas, sus mundiales, sus lavados de narcodólares, sus escuelas shoping, sus devaluaciones, y tantos ejemplos que ya ni la memoria nos alcanza.

  11. Va siendo hora de que el Pueblo retome la conducción de su propio destino.

  12. Nos marean y nos mienten, nos complican el panorama. Pero cada respuesta la encontraremos en nuestra Constitución Nacional. La constitución es un símbolo patrio, un escudo de los derechos individuales y un instrumento de gobierno. En definitiva, la Constitución Nacional es nuestro tantas veces olvidado programa político de una República, Representativa y Federal.

  13. ¡Es que nos hemos olvidado acaso de que somos una Federación!

  14. Durante años nos han manejado con tantos unitarismos inconstitucionales que cuesta enumerarlos a todos, pero que les sirvieron a los políticos corruptos y partidocráticos para conceder demagógicas dádivas que terminaron por concentrar la población en el Estado más rico de toda la unión de provincias. Despertemos, así nos han manejado. Han transplantado la población para poder manipularnos con mayor comodidad y sobre la base de ese poder han concentrado funciones y atribuciones que correspondían a las provincias, que promovieron la redistribución de riquezas hacia Buenos Aires desde las provincias petroleras y mineras.

  15. Hemos escuchado innumerable cantidad de veces decir que la economía de ciertas provincias es inviable. Por supuesto... cualquier economía será inviable si mantenemos el saqueo de los recursos naturales que están sufriendo provincias petroleras "pobres" como Salta, por sólo citar algún ejemplo.

  16. Además, no olvidemos que el control popular será más perfecto cuanto más cerca esté el representante de sus representados.

  17. Hay que cumplir la Constitución, la economía nacional será la suma de las economías provinciales. Qué clase de autonomía tienen nuestras provincias sí para obtener sus recursos fiscales deben mendigarlos del Gobierno Central.

  18. Hay que volver a las fuentes, a nuestras raíces. La educación, la salud, la seguridad y la justicia tienen que ser proyectos provinciales. La economía debe prosperar sobre la base de proyectos provinciales realistas, y para ello la recaudación fiscal debe recaer principalmente en manos del Pueblo de cada una de las provincias, tal como lo enunciaba la Constitución Nacional de 1853.

  19. No nos dejemos engañar... la coparticipación tributaria es una herramienta partidocrática de extorsión a los gobiernos provinciales, falsamente sustentada sobre una hipócrita solidaridad con provincias consideradas "inviables". Inviable es la mentira sobre la que se ha basado todos estos años la destrucción de nuestro sistema federal.

  20. La Constitución Nacional claramente decía que la explotación de los recursos naturales corresponde a las provincias... pero una ley claramente inconstitucional -Debemos repetir lo obvio: una ley inferior a la constitución- nacionalizó las riquezas del subsuelo de los territorios de las provincias pagando graciosamente -y graciosamente- unas regalías de miseria... y eso cuando la Nación se digna pagarlas. Vale la pena ser aún más claro: el Gobierno central le robó a las provincias la explotación de sus recursos naturales y aplicó esas riquezas para subvencionar el alto nivel de vida de una Provincia de Buenos Aires, desbastada por la demagogia, el desgobierno y el clientelismo político.

  21. La Constitución Nacional preveía cuáles eran los tributos que cobraría el gobierno central y cuáles los gobiernos provinciales... pero una ley inconstitucional -recientemente constitucionalizada por el régimen partidocrático gobernante- instaló este sistema de coparticipación tributaria que impide cualquier programa político autónomo clave de nuestro sistema federativo.

  22. La Constitución Nacional dispuso en 1853 que la justicia dirimiría sus procesos judiciales a través de juicios por jurados. ¿Cuándo le devolveremos al Pueblo sus facultades? Hoy, más que nunca, cuando la corrupción es un cáncer que se expande por todo el cuerpo social, es muy bueno que una mayor intervención popular nos dé los anticuerpos que precisamos para hacer frente a la metástasis. ¿Cómo retomaríamos los principios de justicia si sospechamos de jueces corruptos y de obscenos mecanismos partidocráticos para la designación de los magistrados?

 

 

 

V

El Fin de la Partidocracia

 

  1. No es que los partidos políticos sean en sí mismos perversos y malvados, lo que es perverso es el sistema que sostiene a una casta de políticos bandidos y corruptos. Los partidos políticos no deben ejercer por sí el gobierno de la Nación, sino que nada más -y nada menos- tienen que servir de instrumento para que ciudadanos libres elijan a otros ciudadanos libres para el ejercicio responsable de sus magistraturas.

  2. Los problemas de la partidocracia se solucionan con los remedios republicanos y democráticos.

  3. ¡Ya, queremos internas abiertas para todos los cargos electivos!

  4. ¡Ahora mismo, transparencia en la designación de los cargos partidarios!

  5. ¡Eliminación de la partidocracia dentro de las universidades!

  6. ¡Transparencia en los sindicatos y en la negociación colectiva de los trabajadores! ¡Control social de la gestión sindical! ¡Publicidad de las declaraciones juradas de bienes de los sindicalistas!

  7. ¡Hoy exigimos una elección presidencial que respete la voluntad de la mayoría sin lesionar la voluntad común del Pueblo de las provincias que componen la federación!

  8. ¡Hoy reclamamos la eliminación del tercer senador! ¡Exigimos dos senadores por provincia con mandato de 4 años elegibles cada dos años por voto directo del Pueblo de las provincias!

  9. ¡Exigimos la reducción del número de diputados nacionales!

  10. ¡Basta de listas sábanas! la elección de los diputados debe respetar el sistema de elección proporcional sin lesionar el criterio de representatividad.

  11. ¡Exigimos en todo el territorio de la Nación la televisación obligatoria de las sesiones públicas de ambas cámaras del Congreso!

  12. ¡Peticionamos la eliminación de los cargos parlamentarios suplentes!

  13. ¡Reclamamos el establecimiento del juicio por jurados!

  14. ¡Pedimos la disminución del número de Ministros de la Corte Suprema de Justicia! Cinco jueces, como debió haber sido siempre.

  15. ¡Ya mismo exigimos la reconstrucción del sistema federal!

  16. ¡Devolución de las riquezas naturales a las provincias!

  17. ¡Basta del sistema extorsivo de la coparticipación tributaria antifederal! ¡Que cada provincia gaste en su propio proyecto político los recursos que produzca!

  18. ¡De una vez por todas, exigimos decencia, honestidad, competencia e idoneidad en la gestión de los asuntos de la Nación!

 

 

 

VI

Economía y

Proyecto Nacional

 

  1. De una vez por todas, no seamos ingenuos. No se trata ya de optar entre el sistema capitalista y el sistema comunista.

  2. Se trata de repensar un modelo que ubique a nuestro país en el contexto de la economía mundial, pero sin perder de vista el mercado interno que es el que dará de comer a nuestros ciudadanos y que le dará estabilidad en el tiempo al proyecto económico nacional.

  3. La premisa de todo plan económico de gobierno debe ser el abandono de la prodigalidad estatal. Debe extirparse el mal gasto público y la corrupción.

  4. Para terminar con la corrupción, tendremos que repensar nuestro sistema judicial. Para ello debemos considerar que el cargo de Procurador General de la Nación sea elegido democráticamente, con un mandato de diez años y sin posibilidad alguna de reelección. De esta manera, el jefe de los fiscales será un funcionario que goce de confianza popular.

  5. No es novedad que el Estado gasta mucho... porque gasta más de lo que recauda. ¿Entonces hay que disminuir el gasto público? Sí, pero no sirven las reducciones de salarios públicos en forma igualitaria. Ni tampoco sirven los topes en los salarios públicos. Reducciones igualitarias convierten a un Estado ineficiente en un Estado que además de ineficiente desalienta a los buenos funcionarios.

  6. La organización de las instituciones del Estado debe ser llevada adelante por el Jefe de Gabinete de Ministros sobre la base del cumplimiento de los objetivos de un proyecto de gobierno. Ese debe ser el parámetro para la reorganización del Estado y por ende el análisis que debe utilizarse a la hora de pensar en recortes presupuestarios.

  7. Para el cumplimiento de esta tarea deben comprenderse algunos axiomas: primero, los funcionarios políticos no deben ocupar cargos inferiores a Subsecretarios de Estado, y por ende se acabarán los cargos de asesorías.

  8. En segundo lugar: para eso se supone que se ha creado una carrera de la administración pública. A ella debe accederse a través de concursos públicos -no viciados- y desde aquella debe ascenderse sobre la base del mérito. Los funcionarios incumplidores y los incompetentes tendrán que ser sancionados, siendo la expulsión de la carrera una sanción concreta. ¡Basta de gasallas!

  9. No debe entenderse la reorganización del Estado como la adopción de un proyecto económico. Recién teniendo un Estado ordenado puede llegarse a implementar un plan de acción nacional en política económica.

  10. Así lo hicieron los hombres de nuestro país del siglo XIX: Diseñaron un Estado ordenado y lo emplearon para cumplir con políticas que implementaron el modelo económico de agroexportación, una clara política de desarrollo demográfico sustentado en la inmigración, y un plan de desarrollo cultural basado en un revolucionario sistema educativo.

  11. Hoy son otros los desafíos y por ende serán otras las políticas que adoptemos. Pero la llave para encontrar la solución sigue siendo la misma.

  12. El proyecto económico que desarrollemos debe sustentarse sobre las bases de un capitalismo responsable, que permita el ingreso de nuevos capitales pero que no nos deje controlados por los vaivenes de la realidad externa.

  13. Debemos utilizar nuestros recursos naturales, desde el turismo hasta la explotación de nuevas fuentes de energía que se sumen a las tradicionales. Las universidades de nuestra República deberán trabajar arduamente para el desarrollo científico aplicado a las nuevas fuentes de energía. ¿Por qué?: porque estudios indican que las reservas de hidrocarburos de la Argentina pueden acabarse en 13 años.

  14. De esta forma el Estado debe actuar sobre la economía a través de la realización de importantes obras públicas, tan necesarias para reactivar el turismo y las actividades agropecuarias e industriales del interior: carreteras, puertos, canalización de ríos, tendido de puentes, y establecimiento de trenes... Represas hidroeléctricas, granjas eólicas, centrales atómicas y estaciones de energía mareomotriz.

  15. Las obras públicas señaladas, además de sacarnos de la recesión gracias a la aceleración de la economía hasta niveles razonables, bajará los costos de producción para las mal llamadas economías provinciales inviables, dará mayores recursos a las administraciones locales los que podrán invertirse en la salud, educación, justicia y seguridad de sus ciudadanos.

  16. Un planteo económico internacional tendrá que sustentarse sobre la base del conocimiento, la información, la tecnología y el diseño. La industria argentina tendrá que repensarse en virtud de las conveniencias de nuevas asociaciones internacionales: El MERCOSUR tiene que seguir siendo el medio para negociar con Europa, con el resto de América y con Asia.

  17. Somos un país agrícola ganadero y eso debe enorgullecernos. ¡Cultivar la tierra es servir a la Patria!

  18. Por otra parte debemos repensar nuestro diseño demográfico. Debemos elaborar planes de desarrollo regional para equilibrar el desarrollo económico y demográfico entre las distintas regiones, en especial, inclinados hacia el poblamiento de la región patagónica. Tal plan debe tener un contenido económico y un contenido moral y cultural: como motor de unidad en tiempos de disociación debe convocarse a la Iglesia Católica para este proyecto.

  19. Siempre ante deberá atenderse a la situación de nuestra gente. No es posible que en esta Argentina, potencia productora de alimentos, el hambre circule cómodamente por nuestras calles.

  20. Deben desarrollarse variados planes sociales destinados a acabar con las más extremas necesidades de nuestra población. A esos efectos deben crearse, además de los ya conocidos planes trabajar y de jefes de hogar, un plan alimentario asistido por las fuerzas armadas y un programa de becas para estudiantes en edad escolar que den solución a las más inmediatas y urgentes contingencias sociales.

  21. Respecto de la emergencia planteada por el conocido "corralito". Debe concluirse con la política de asistir a los bancos a través de la emisión monetaria que ineludiblemente concluirá en la suba del dólar condicionando los precios del resto de la economía también a la suba.

  22. En cambio, en medio de un sistema recesivo como el que ostenta nuestro país, la emisión monetaria -controlada- destinada a fines productivos o de obras públicas de capital, con aplicación de grandes cantidades de mano de obra provocará el crecimiento de la economía acabando con la espiral recesiva que lleva ya más de cuatro años.

 

 

 

 

 

VII

La República del Segundo Centenario:

Nuestro Desafío

 

  1. Sabemos que la apuesta es grande... pero nos ha tocado en suerte tomar la posta del desafío tan dilatado de los fundadores de nuestra Patria. En este contexto y con tanta adversidad, cualquier paso hacia delante, cualquier intento por devolverle entidad a nuestra Constitución Nacional resulta un desafío de enormes dimensiones.

  2. No debemos olvidar que para los hombres de 1810, nuestro país también era económicamente inviable, porque sus posibilidades económicas fundadas en sus recursos naturales fueron descubiertas recién en las últimas décadas del siglo XIX. Ese desafío que ellos tomaron contra la adversidad es el que hoy nosotros debemos recuperar. Curiosamente, en la historia está nuestro futuro... y paradójicamente, la Constitución Nacional es el arma que empuñaremos. Sólo esto nos devolverá nuestra nueva y gloriosa Nación.

  3. La Constitución Nacional es símbolo patrio e instrumento de gobierno de esta nueva República que haremos entre todos. Una República del Segundo Centenario sustentada en los principios de la Democracia de Mayo.

 

DE USTED DEPENDE....

  CONTACTESE CON

PROYECTO BICENTENARIO ARGENTINO

bicentenario_argentino@yahoo.com.ar

   
1 1