La Masonería segun sus propios documentos - Fray E. Guadalupe La Masonería segun sus propios documentos - Fray E. Guadalupe

LA MASONERÍA SEGÚN SUS PROPIOS DOCUMENTOS
Por Fray E. de Guadalupe O. P. D. G. 16

CAPÍTULO XVI

LA MASONERÍA INCUBA, PROMUEVE

Y SOSTIENE AL COMUNISMO

 

Tres documentos de la secta en España

 

FOTOCOPIA DE LA 1ª PLANCHA: PULSE AQUÍ

 

   Por lo visto antes, no debe caber duda alguna que la Masonería es una secta internacional, sin embargo estimamos conveniente reproducir tres documentos de la entidad en España, los cuales son modernos y nos servirán para dilucidar tres aspectos. Estas planchas han sido reproducidas por E. Ferrari Billoch en su libro ¡Masones!, del cual las extraemos.

   La primera, inserta al frente de esta página, es de una de las Logias Regionales de España, dependientes de la Federación.

   Por medio de claves —como los servicios especiales de las cancillerías y fuerzas armadas— se hace saber a los jefes de Logias el santo y seña, que ellos llaman la palabra semestral. Sin conocer el santo y seña no se puede penetrar a una Logia ni establecer contacto real con otro Hermano de la Obediencia. Se asegura así el hermetismo y se evita que un ex-masón aparezca como tal ante los restantes. Si un señor que era masón, residente en Buenos Aires, quiere entablar contacto con masones en Mendoza, no puede hacerlo pues ignora la palabra semestral y allá, aunque diga y rediga que es tres puntos, no lo dejarán entrar. Si va de un país a otro, antes de partir, en caso de que siga siendo de la Obediencia, el Ministro Plenipotenciario de la Masonería del país a que se traslada, le dirá el santo y seña.

FOTOCOPIA DE LA 2ª PLANCHA: PULSE AQUÍ

   La segunda plancha, es una comunicación de una Logia de Melilla a otra de Palma de Mallorca, advirtiendo que debe hacerse el vacío y combatir a un individuo que ha cometido el delito de abandonar la secta. Como se ve, los tentáculos se extienden por todo el universo y aunque un individuo se traslade a otros lugares, siempre será perseguido cuando así lo decreta el Areopago (Cámara Kadosch).

   Esta persecución constante, es la que obliga a silencio a gran cantidad de personas honestas que ingresaron engañadas a la secta y una vez advertidas de la tenebrosidad y dobleces, se alejaron. Se los deja en paz en tanto no hablen o actúen contra la Masonería.

   Esto explica el porqué muchos no masones, que saben lo infernal de la entidad, jamás apoyen a quien la combate. El terror los inhibe y, por lo menos, quedan reducidos a elementos pasivos.

FOTOCOPIA DE LA 3ª PLANCHA: PULSE AQUÍ

   Pasemos a la tercera plancha, de gran interés por muchísimos aspectos.

   Es una ficha de antecedentes. No el que quiere entra en esta secta gnóstica, que es para "ELEGIDOS". Los candidatos son seleccionados de entre los profanos por los mismos masones, de acuerdo con sus tendencias, temperamentos, condición económica, política y social, etc. Una vez preparado el candidato el H. .'. que efectuó el trabajo informa a la Logia y comienzan las averiguaciones. Luego, y si éstas responden al objetivo, un Hermano de mayor jerarquía —responsable ante los Poderes Supremos— prepara la ficha que será estudiada. Resuelta la admisión del candidato, la Logia ordena al Hermano .'. que lo había preparado que lo invite a una tenida blanca y de acuerdo con sus reacciones será después iniciado o no en la secta.

   Esta ficha, de una Logia española, firmada por el pseudónimo Lenín, presenta como "MAGNÍFICO ELEMENTO PARA NUESTRA ORDEN" (la Masonería") a un comunista, ateo por supuesto, militante.

   He aquí una prueba de como la Masonería ha sido propulsora del comunismo. Y hablamos en pasado pues debe advertirse que hoy día, no sabemos si circunstancial o definitivamente, se ha volcado contra el Soviet, lo cual le ha provocado algunas serias escisiones, como en Chile.

   Para comprender la causa por la cual la Masonería ha difundido principios marxistas y sostenido siempre al comunismo, sería menester tratar el génesis de las ideas políticas y religiosas desde el protestantismo y liberalismo, pasando por el despotismo ilustrado, cesarismo, democracias liberales, capitalismo y socialismo, hasta llegar al marxismo.

   Otro es nuestro objetivo; no obstante, conviene estar advertido sobre los siguientes puntos:

  • — La Religión masónica, demoníaca, lleva políticamente el impulso de destruir a sociedades y pueblos cristianos;

  • — Como era imposible atacar directamente las formas y normas sociales, morales y políticas de los pueblos católicos, la Masonería aunó e impulsó todas las herejías y nació así el liberalismo y el protestantismo;

  • — Tras la primera etapa se fue hacia el racionalismo y ateísmo y políticamente al socialismo;

  • — Preparado el terreno, racionalismo y ateísmo, la consecuencia lógica era el comunismo, de ciencia satánica y madre e hijo anduvieron del brazo.

   Ínterin la humanidad sufre estos procesos, se producen dos campos de apariencia antagónica y una misma doctrina filosófica, a saber:

   Uno, los Estados masónicos, han ido a la plutocracia (dominio de minorías adineradas que son los masones), pero todos sus hombres, en su mayoría, no tienen fe, han quedado en ateos, amorales, o en un protestantismo farisaico, sin confianza en la providencia. Para ellos existe lo que les enseñó la Masonería: el dinero, el dominio de la tierra, los placeres. Todo está bien en el mundo, nada debe cambiar. Si apoyaban al comunismo, por orden superior, era sobre la base de creer que el comunismo era una avanzada progresista, contra la Religión y ciertas formas morales que a ellos también les molestaban...;

   Otros, los Estados comunistas, van directamente al Estado satánico. No sólo destruyen las sociedades cristianas y siembran el ateísmo, sino que instauran y propagan la religión de Satanás. Es, al parecer, la última instancia de la Masonería, aunque personalmente no lo creemos.

   Lo cierto es que en los Estados comunistas se procede masónicamente sin resguardo alguno. Los Elegidos, un grupo de autócratas, dominan a millones de seres inferiores reducidos a infamante esclavitud.

   Ahora bien, el Estado comunista, Estado masónico sin nombre de tal y donde ya no es necesario maniobrar, no necesita de esos miles de individuos que en otros países —masones— sirven, sin querer y sin saber, al fin último. De aquí que Stalin haya liquidado a la Masonería, sus Logias, y a los masones, bichos molestos que se quedaban a mitad camino y peligrosos por su costumbre de complotar en las tinieblas. El Gran Oriente es el mismo Stalin y su Consejo el Supremo Consejo 33.

   Pero he aquí que Rusia se dispone a devorar al orbe para instaurar el reinado Universal de la Masonería, y los masones de las plutocracias se resisten...

   Los poderes ocultos de la Masonería Universal son hábiles y juegan a largos plazos. Se les ha presentado un problema, quizá inesperado, por la sencilla razón que "El Hombre propone y Dios dispone", como es cierto que el Demonio y sus secuaces irán hasta donde la Providencia lo permita.

   La realidad es que en casi todos los Estados no soviéticos la Masonería se va volviendo contra Rusia y el comunismo. Los Poderes Ocultos no pueden contrarrestar la reacción, sin embargo, medítese en lo siguiente: Los masones, aun anticomunistas hoy, siguen preparando el caldo de cultivo comunista, por medio de propaganda y actos antirreligiosos, inmorales, desquiciadores;

   Los Estados anticomunistas, manejados por la Masonería, siguen enviando materiales estratégicos a Rusia... protestan, pero entregan un pueblo tras otro a Rusia...

   El juego demoníaco hace que las naciones que no quieran desfallecer bajo la esclavitud satánica del Kremlin, se plieguen y abran sus puertas a la plutocracia masónica que es no ser freído hoy para caer mañana en las brasas.

   Estados Unidos de Norte América, Estado masónico, ha estado traicionando a la cristiandad y al mundo más o menos moral desde el fin de la guerra pasada, sirviendo a Rusia, permitiéndole el dominio de pueblos mártires y dejando que el Soviet se expanda de tal manera que cuando se quiera reaccionar todo sea inútil. La China nacionalista, que combatió al lado de las democracias, ha sido vilmente entregada a Rusia, mientras para engañar a los tontos y acallar la creciente reacción interna de EE.UU. se hace la payasada de Corea.

   Y todo esto ocurre porque los comandos del Estado en EE.UU., como en tantas partes, están en manos de masones y judíos, lo cual es muy sugestivo. El pueblo norteamericano hace años que está reaccionando religiosamente, las fuerzas armadas y muy importantes sectores exigen desde hace rato que se afronte a Rusia, pero todo es inútil y se llegará tarde, cuando China íntegra y otros Estados caigan bajo la órbita demoníaca.

   Este es el juego evidente, que se desprende del examen de la política internacional y de la política interior de varios países, a través, no de lo que el mundo en general supone, sino de la acción de la Masonería.

EL JUDAISMO

   Sin embargo, cabe otra suposición, en virtud de dos razones :

  • 1ª — Tratadistas eminentes, que han estudiado a fondo la Masonería, afirman que la misma es obra de los judíos, los cuales aspiran al dominio universal, y por tanto crearon ese ejército de cristianos y gentiles para destruir el mundo cristiano.

  • 2ª — Los doctrinarios del marxismo fueron judíos y los judíos han propagado y sostenido al comunismo. Curioso es que los judíos, dueños de empresas y fabulosamente ricos, sostengan con sus dineros a los comunistas. . .

   Si tenemos en cuenta esto, se confirma una premisa anterior y varía otra:

   Se confirma la causa del juego masónico a favor de Rusia y del comunismo;

   Y varía aquélla según la cual el último fin de la Masonería es instaurar el Estado satánico: el comunismo. Vendríamos a esta conclusión: La Masonería fue instrumento lel judaismo internacional (ya no hace falta en los Estados soviéticos pues el fin se ha logrado) y ahora su acción debe ser paralizar a los Estados anticomunistas y lanzarlos a la lucha cuando todo sea inútil.

   Producida la guerra (los judíos estarán a buen resguardo) los pueblos cristianos serán aniquilados y al terminar, el mundo enloquecido, enervado, será manejado por Judá.

   Otra tercera posibilidad existe: Si tanto el comunismo (satanismo) como el masonismo (satanismo) son la anteúltima etapa previa al dominio universal de los iudíos. éstos, que manejan a los los mueven (una vez equilibradas las fuerzas) a la guerra en que todo (menos ellos) quedará aniquilado, pero, ínterin Stalin se ha quedado en la idea comunista y se resiste a la judaización. Y no es de despreciar posibilidad pues —parece ser— que desde el Kremlin ha comenzado esa acción antijudía.

¿COMO SALVARNOS?

   Cualquiera sea la real línea secreta en que se está jugando el destino de la humanidad, todo indica que el satanismo o el judaismo tienen la partida ganada y muy pronto el orbe arderá por los cuatro puntos y resultaremos aniquilados o estandardizados, cristianos, masones, mahometanos, etc. Estaríamos a las puertas del Apocalipsis.

   Si no es así, recordemos la promesa de Jesucristo: "Las puertas del infierno no prevalecerán". La prueba, de una u otra manera, será tan cruenta como lo merecen los infinitos pecados de todos, y saldrá con bien aquél que se haya preparado con Fe.

HUIR Y PENITENCIA

   Supuesto el caso —aunque al lector le fastidie debemos examinar toda posibilidad dado que no siendo profetas no podemos asegurar— que no estemos a las puertas del Apocalipsis, de la terribilísima prueba saldrán vencidas las fuerzas del mal (Masonería, comunismo, judaismo). Y alcanzarán galardón, o perdón, y triunfo, los hombres y pueblos que hayan huido y hagan penitencia.

   Huir de las ciudades y sus seducciones porque todas serán derruidas o arderán como estopa o quedarán bajo las aguas, huir de los bienes perecederos no necesarios porque ellos nos cerrarán el rumbo cierto; huir de las honras porque los más en lo alto caerán abatidos a lo hondo; huir de cualquier compromiso inmoral y, si es posible, ir al campo y allí, hacer penitencia de lo pasado.

   Muchos saben que éste es el remedio, mas, ¡ay!, tienen ojos y no ven, oídos y no oyen. Perecerán como aquellos sitiados en Jerusalén que no creyeron la profecía de Jesucristo.

   En cuanto a las naciones, se salvarán aquéllas que comiencen por limpiarse adentro de comunismo, judería y masonería y hagan pública profesión de fe en el Salvador y comiencen colectiva penitencia.

   Caso contrario, hombres, pueblos y naciones harán igual la penitencia, bajo el fuego, el horror y las angustias. Y lo desgraciado es que purgarán sin mayores frutos.

Contenido del Sitio