Republicacion (Despues andan diciendo que ya no hay profetas) Republicacion (Despues andan diciendo que ya no hay profetas)
   
 

CIUDADANOS ALERTA

   

ÍNDICE

PERSONAJES

MEMORIA

OPINE

NOTICIAS

MAPA DEL SITIO

.

REPUBLICACIÓN

(Después andan diciendo que ya no hay profetas)

Juan Pampero 

 

                                                                                                                                    Mundus vult decipi; ergo decipiatur.

                                                                                                                     (El mundo quiere ser engañado; pues que lo sea)

                                                                                                                                                                                              Petronius

                                                                                                                           Stultorum infinitus est numerus.

                                                                                                                (El número de necios es infinito)

                                                                                                                                                                             Eclesiastés, 1, 15

   Hace de esto algún tiempo, publiqué por este medio, las Recomendaciones hechas por el Gran Rabino Gordon de Nueva York en el Estadio Luna Park de Buenos Aires, durante sus 15 días de estadía en nuestro país en el mes de marzo de 1969 (Virreinato de Onganía), con la finalidad de la creación de un Estado Judeo-Sionista en nuestro territorio. A causa de esto y ha poco de estos días, aquel escrito recibió la dura crítica de un rabino y, más tarde, de un joven sionista que hace de cabeza visible de la Organización Weizenthal en Argentina, porque los dichos de don Gordon habían sido sacados de contexto. En otras palabras: Gordon no quiso decir lo que dijo, así no más de puro bueno que era. Como tal cuestión es parcialmente cierta, en lo referido a su fragmentación, voy a transcribir los dichos del rabino en toda su extensión para aventar los fantasmas.

   Dentro de estas sombras se agita la de ser tildado de niponazifachofalanjoperonacionalista, por lo que le diré al lector que la reproducción está tomada del texto editado por un judío, el señor Jacques Zoilo Scyzoryk en sus libros El Imperio Judeo-Sionista, Cap. VII, pp. 56 y 57 (1972) e Invasión Sionista, pp. 51 y 52 (1970) , de manera que quedo exceptuado ante el rabino amigo del ingeniero Blumberg (muy televisado entonces y admirado por su sapiencia por Mariano Grondona) y de los Weizenthal Juniors (amigos del criollo Lejtman cuando acusa al General Perón de nazi que, para él, es como un hobby), de cualquier recriminación que se me haga presente o futura. El texto es el que sigue:

   “Os diré que no habrá oportunidad más propicia que la actual (69 días después se produciría el Cordobazo) y solamente todo depende de la habilidad judía para estas emergencias, y por eso os recomiendo mucha atención al considerar sus detalles. Veamos en este momento que es motivo determinante no existe y para crearlo, la situación nos favorece, sólo queda en principio profundizar el caos existente: fomentar la confusión y la corrupción, llevándolas hasta sus últimas consecuencias.

   En el campo político, cultural, administrativo y social debe acelerarse el mismo proceso, económicamente, acrecentar la corrupción administrativa e ilegal, fomentar y profundizar el agio y la especulación; elevar la miseria y la injusticia a sus últimos extremos, especialmente en los pueblos comprendidos dentro de la conformación de Andinia.

   Llevar desde la Capital Federal el arrasamiento de los derechos federales de las provincias, reprimir con violencia todo acto que signifique reacción e intentos de defensa por parte del pueblo.

   En estas violentas represiones de fuerza, es de primerísima necesidad que sean  utilizadas tropas de las Fuerzas Armadas y especialmente del Ejército, porque se producirá el enfrentamiento con el pueblo, lo que llevará al desprestigio de las Fuerzas Armadas, y en consecuencia, producirá el debilitamiento moral de sus integrantes, agregando a ello un profundo proceso de desintegración a lo que serán sometidos por vía oficial.

   Con ello se logrará la caotización de sus cuadros y la corrupción de la disciplina, logrando así disminuir al mínimo nivel de rendimiento y eficiencia.

   La opinión pública, liderada por el judaísmo internacional, el apoyo y la colaboración de los Organismos Internacionales, también dirigidos por nosotros, y de las Grandes Potencias, gobernadas por nuestra Banca y Finanzas, ya están en marcha, y su conducción será de incumbencia exclusiva de la Central de Inteligencia Sionista Mundial, es decir la quinta columna reclutada entre los nuestros y los que secretamente nos sirven y apoyan.

   Como es sabida la corrupción, la miseria y la represión violenta engendran odio, y la reacción engendra la desesperación; y la desesperación engendra la determinación de luchar, de venganza y de acción, sin reparar en quién, ni en las consecuencias.

   Entonces todos vuestros trabajos deben converger a este objetivo, regulando paulatinamente con el tiempo, hasta que la injusticia, el hambre la corrupción, la persecución de los unos contra los otros y de éstos contra los primeros sucesivamente, las violencias y las cárceles, el quebrantamiento sistemático de la Constitución y las Leyes, determinen el arrasamiento de los derechos federales de las provincias involucradas que serán mendigas del poder central que ya estará en nuestras manos, con derivación en todo el país.

   Entonces hermanos míos: aquí tenéis los motivos determinantes para que esos pueblos y esas provincias, cansadas de tantas indignidades, de sus clases dirigentes llenas de charlatanes miserables y ladrones, y de tantas miserias y llevado al más alto nivel de desesperación, odio, hambre y desengaños, tomarán en conjunto la más tremenda determinación: romper todo vínculo con el Gobierno Federal, proclamar su independencia como naciones libres y soberanas, y de inmediato solicitar a las Organizaciones Mundiales y a las Grandes Potencias el reconocimiento como tal.”

   No me diga el lector que estos dichos no tienen la vieja sospecha del bolazo sin abuela. Sin embargo, a los pocos días de este regoldar del rabino Gordon, el doctor Ezequiel Avila Gallo presentó una denuncia ante el Juez Federal de Tucumán, doctor Lucio Vallejo, para que inicie la investigación pertinente, a los efectos de poner en claro la existencia de este maquiavélico plan.

   Por su parte el doctor Walter Beveraggi Allende le remitió con fecha 1° de noviembre de 1971 una copia de este texto al Secretario General de la C. G. T., que entonces era José Ignacio Rucci (desde el 4 de julio de 1970). Y Rucci cometió el desatino de entregárselo a la prensa para que fuera ampliamente difundido, todo lo cual vino a verificarse puntualmente, quedando la judiada sin medias y en bayetitas. Para evitar que esto se haga muy largo obviaré la serie de atentados sufridos por el doctor Beveraggi Allende, el Juez Vallejo y el doctor Avila Gallo, y me referiré a Rucci, que fue asesinado a las 12:20 horas del día 25 de septiembre de 1973 al salir del domicilio de un familiar, sito en Avellaneda 2963 del Barrio de Flores. Junto con él cayeron también el camarada Abraham Tito Muñoz, su chofer, y el camarada Ramón Cacho Rocha de la custodia personal del dirigente.

   Las ráfagas de ametralladoras que asesinaron a Rucci a 43 días de haber asumido el General Perón su Tercera Presidencia, partieron de una inmobiliaria situada en Avellaneda 2951 y propiedad de un hebreo; y de la terraza de la Escuela judía Maimónides de Avellaneda 2970 (para más detalles véase Revista Siete Días del 1 de octubre de 1973). ¿Quedó así saldada la deuda? No sé. Mejor digamos que fue una perfecta casualidad (que nunca fue debidamente explicada), aunque el Jefe de Policía, General Iñiguez atribuyera el atentado al ERP 22 de Agosto (véase este reportaje en La Nación, 26 de septiembre de 1973), existe sobre esto un gran manto de sospecha. El día 27 cayó acribillado a balazos el judío Grynberg, viejo terrorista y posible cabecilla y autor del atentado contra Rucci. Su concubina se escapó con un hilo de la pata. ¿Quiénes habrán sido? ¡Santo Cielo! Seguramente fueron los fascistas.

   Y bien estimado lector: hasta aquí llega mi trabajo. Escueto por cierto, pero trabajo al fin. Ahora le pediré que usted haga el suyo. Este consiste en tomar una lapicera y sobre el discurso del rabino Gordon vaya tachando las cosas que ya se cumplieron. Luego con otra lapicera de color diferente tache lo que falta completarse en aquella profecía. Ahora, ¿qué le parece? Falta poco, ¿verdad? Si, en verdad, falta poco, digamos que el papel de embalar para regalo y el moño, porque lo más difícil que había que hacer ya se hizo. ¿Es o no es una profecía? Después hay algunos que andan diciendo que ya no hay Profetas entre los Elegidos del Señor de Israel.

   Un abrazo como siempre y saludo a nuestro estilo.

                                                                                                                  JUAN

                                                                                                                  Milico

 

VOLVER A ÍNDICE DE "LA CUESTIÓN JUDÍA"  

kkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk