RECUPEREMOS YPF

 “Al fin existe conciencia publica con respecto al grave problema, y los últimos reductos, no siempre visibles, que se oponen a la sanción de una ley que, como la del petróleo, es de bien nacional, serán definitivamente abatidos. Habremos contribuido a mantener intacta la viga maestra de nuestra estructura económica, podremos asegurar que el petróleo será para nuestro pueblo una fuente de progreso moral y material, tendremos la certidumbre que nuestra política interna no sufrirá los contactos del oro infamante que conduce a la traición y que nuestras relaciones exteriores no serán nunca influenciadas por las “representaciones amistosas” de las chancillerías extranjeras que respaldan exigencias inauditas llamadas “derechos adquiridos” de sus organizaciones petrolíferas y nuestra Nación podrá gozar, en serena soberanía, del usufructo de su riqueza petrolífera. El gran objetivo habrá sido logrado: el petróleo argentino del pueblo y para el pueblo argentino.

                                 Enrique Moscóni

 “Todos los países del mundo se preocupan por proteger sus recursos naturales, en especial aquellos que no son renovables y que a su vez son estratégicos fundamentalmente para el desarrollo y la defensa. Los gobiernos se preocupan por adoptar medidas defensivas para impedir la intromisión de transnacionales que tienen políticas globales, y para las cuales la Argentina -por ejemplo- es una cuenta bancaria donde se estudia cual es el máximo beneficio que se puede extraer de ella......”

                                 Adolfo Silenzi de Stagni

 Desde el descubrimiento de petróleo en la Argentina, allá por 1907, la lucha por su posición entre las corporaciones multinacionales y el pueblo argentino fue tenaz. Las actitudes arbitrarias  del trust petrolero, manteniendo un manejo discrecional del recurso y encareciendo el precio de los combustibles, llevó a la conclusión que debíamos crear una empresa nacional que rompiera el oligopolio del mercado. En 1922 se creó Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y para 1929, el precio de los combustibles descendió considerablemente, quebrando las cuantiosas ganancias que las Stándard Oil y Shell lograban a expensas del pueblo argentino.

Los intereses petroleros acentuaron su participación política fomentando el descrédito de gobiernos elegidos por el pueblo y hasta favoreciendo golpes de Estado. Alguien dijo, recordando el golpe del 6 de septiembre de 1930 que derrocara a Don Hipólito Irigoyen, “que olía a petróleo”. Para recordar dos episodios históricos con triunfos populares digamos que la Constitución de 1949 – gobierno de Perón – en su artículo 40 sostiene: “Los minerales, las caídas de agua, los yacimientos de petróleos, de carbón y de gas, y las demás fuentes de energía con excepción de las vegetales son propiedades imprescriptibles e inalienables de la Nación...” . El gobierno de Illia, en 1963 rescindió los contratos petroleros firmados pocos años antes por considerarlos leoninos para los intereses argentinos. En ambos casos la reacción no se hizo esperar. Los dos  gobiernos mencionados terminaron por sendos golpes de Estado. Será sin embargo a partir de 1976, durante la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, cuando los intereses privados se terminarían por apropiar del Estado y los recursos del pueblo argentino, Terrorismo de Estado mediante. Sin embargo  el proceso de entrega  llevó 15 años y recién durante la administración menemista  pudo ser total.

 Con esta reseña queremos dejar en claro algunas cuestiones:

      a)           Que el dominio del petróleo y del gas como fuente de energía y materia prima para la industria petroquímica, seguirá siendo estratégico por varias décadas más;

      b)           Que su recuperación es posible y necesaria. Entendiendo que será  un proceso que llevara algunos años y cuyas herramientas fundamentales serán impositivas. YPF debe ser la plataforma de una moderna Empresa Nacional de Energía para el desarrollo de fuentes alternativas no contaminantes: Hidroeléctrica (en el sur del país), eólica, solar, biodiésel, hidrógeno;

      c)            Que además del enorme impacto económico que tendría disminuir el costo de los combustibles, ganando competitividad externa nuestra producción, la medida tiene una alta significación política uniendo a los argentinos en torno a una bandera irrenunciable YPF.

      d)           Que este proceso debe ser conducido con inteligencia por quienes tienen un sincero compromiso con el desarrollo de la Nación y el bienestar del pueblo. Solo así el beneficio superará al costo que implicará confrontar con intereses tan poderosos. Más la realización de una Nación no es una tarea para pusilánimes y mediocres, sino para aquellos que sienten un profundo amor por el pueblo y están dispuestos a realizar los esfuerzos que la realidad demande.

 RECUPERAR YPF !

 El Partido Socialista Auténtico, PSA, convoca al pueblo argentino a iniciar el camino de la recuperación nacional mediante la recuperación de la empresa YPF entregada a precio vil por el gobierno menemista y que ha sido beneficiada con mas concesiones por el gobierno actual.

El PSA convoca en primer termino a los trabajadores de YPF, sus obreros, técnicos, profesionales y directivos que fueron separados o que dejaron a YPF por distintos motivos, a quienes sostengan la necesidad de recuperar el patrimonio creado por sucesivas generaciones de argentinos, y que  hoy se esta perdiendo día a día  por la política de la empresa multinacional REPSOL.

En medio de la crisis económica más aguda que castiga al pueblo trabajador y a los sectores populares, agravada por el pago de los intereses de la deuda y el drenaje de las superganancias de todas las empresas privatizadas, se requiere sin duda una nueva política y otro gobierno para cambiar el rumbo y el Modelo que nos impusieron.

 POR QUE YPF?

 Si bien la tarea imperiosa del pueblo argentino es tal  cambio de Modelo y de Gobierno, es imprescindible iniciar ya un camino de recuperación de nuestra empresa insignia ante la gravedad de los hechos.

      1)           La privatización de YPF implicó la cesión a otras empresas de yacimientos equivalentes a la mitad de la producción total.

      2)           Se vendieron  tres refinerías, las flotas de barcos, 512 equipos de perforación por mucho menos de su valor,

      3)           Se entregaron a Repsol las  Áreas Centrales, las mayores reservas  petrolíferas argentinas exploradas y descubiertas por YPF a lo largo de décadas. La entrega de las Áreas Centrales es el mayor robo al patrimonio nacional.

      4)           La empresa es libre de disponer de los hidrocarburos que extraigan y esta liquidando las reservas. La política de la empresa es extraer todo lo que pueda y exportar todo lo posible, sin realizar nuevas exploraciones.

      5)           Argentina tiene ahora reservas comprobadas por  solo 9 años

      6)           El costo de producción de un barril de petróleo es celosamente ocultado por la empresa. Sin embargo se estima que es de alrededor de  10 dólares  y vende el mismo al precio internacional que oscila entre los 25 y 30 dólares el barril.

      7)           Las exportaciones se multiplicaron entre 1991 y 1999. Las utilidades de Repsol en 1999 fueron de 936 millones, en el 2000 de 2.833 millones. Son utilidades declaradas por la empresa que sin duda deben ser superiores.

      8)           La exploración – que asegura las reservas para el futuro- ha bajado gravemente.

      9)           En el año 2000 se perforaron solo 25 mil metros contra 143 mil en 1993.

      10)      El gobierno actual prorrogó la concesión del yacimiento de gas de Loma de la Lata, el mayor del país que vencía en el 2017, por 10 años mas!!!. Dicho yacimiento obtendría entre 2000 y 4000 millones de dólares por cada año de contrato.

            Por todo ello, el Partido Socialista Auténtico considera que es urgente, necesario y posible recuperar YPF mediante un gran movimiento nacional que desemboque en la recuperación del dominio sobre las riquezas del subsuelo argentino.

            O recuperamos YPF para iniciar un proceso de recuperación de otras empresas -como Aerolíneas- o Argentina se quedara sin petróleo en 5 años más, considerando los tiempos que requiere el descubrimiento de nuevos yacimientos.

              Convocamos al pueblo a construir un Movimiento por la Recuperación de YPF en el camino de recuperar la Nación para los argentinos.- (VOLVER AL PROGRAMA PARTIDARIO)


volver a la página del PSA                             volver a sumario  


 

1