Encíclica

Encíclica

 

 

Contenido

 

 

 

 

 

 

 

 

1.

Etimología

 

 

2.

Antecedentes

 

 

3.

Concepto

 

 

4.

Origen

 

 

5.

Función

 

 

6.

Destinatario

 

 

7.

Contenido

 

 

8.

Ejemplos de encíclicas

 

 

 

 

 

   © Copyright MMIV by Ermo Quisbert, Jorge Machicado and Margot Mariaca. All rights reserved.

Etimología

Del latin “encíclica”, y este del gr.  ἐγκύκλιoς, “encyklios”, circular, que deriva de ἐγklos “kyklos”, círculo.

 

El término encíclica es utilizado para indicar las cartas que dirigían los príncipes y magistrados al mayor número posible de destinatarios para dar a conocer leyes, reglas, normativas, etc.

 

El correspondiente término latino era el de "circularis", que se aplicaba a una carta o mensaje de extenso alcance.

Antecedentes

Originalmente, era una carta pastoral enviada por un obispo anglicano a finales de las conferencias de Lambeth celebradas cada 10 años; hoy la encíclica sólo se asocia a la Iglesia católica

 

Benedicto XIV hizo circular la primera encíclica conocida en 1740.

 

A diferencia de las Bulas papales, las referencias doctrinales en una encíclica no son necesariamente tomadas como infalibles.

 

Según la creencia católica apostólica romana, las enseñanzas de las encíclicas tienen que ser aceptadas por los fieles pero no se consideran infalibles.

Concepto

Una encíclica es una carta solemne que dirige el Sumo Pontífice a todos los obispos y fieles del orbe católico exponiendo la creencia y práctica de la doctrina cristiana.

Origen

La utilización de cartas para explicar la doctrina cristiana tiene su origen en las epístolas del Nuevo Testamento.

Función

Una encíclica sirve para informar a la iglesia entera acerca una cierta materia particular de importancia.

Destinatario

Las Encíclicas, se dirigen normalmente a todos los Obispos y fieles de la Iglesia Católica, pero con frecuencia también van dirigidas a "todas las personas de buena voluntad".

 

Las Epístolas Encíclicas están dirigidas a un grupo específico de Obispos, por ejemplo a los de un país o región concreta, y conciernen a materias menos importantes.

Contenido

Una encíclica papal empieza y termina con palabras de felicitación y bendición, y son conocidas por su título en latín.

 

Las encíclicas pueden tratar temas doctrinales, exhortar o hacer un llamamiento a los fieles a la oración pública por un motivo concreto, o también conmemorar un aniversario importante de la Iglesia.

 

Las firma siempre el Papa, están escritas normalmente en latín, y se publican en las "Acta Apostolicae Sedis" y en libros en distintas lenguas.

 

El texto oficial latino se prepara en la Secretaría de Estado. El Santo Padre firma normalmente cinco ejemplares del documento.

 

El texto -en varias lenguas-, se envía a las Conferencias Episcopales de todo el mundo a través de los Representantes Pontificios. Durante muchos siglos, la oficina que ha preparado estos documentos se llamaba Cancillería de las Cartas Apostólicas. La Cancillería, que nació en el siglo IV, fue suprimida por Pablo VI con el motu proprio "Quo aptius" del 27 de febrero de 1973.

Ejemplos de encíclicas

La Rerum Novarum, De Las Cosas Nuevas, de León XIII (15 may 1891), que marca el comienzo del interés de la Iglesia por los problemas sociales contemporáneos; a la que seguirán mas tarde la Quadragésima Anno, A Los Cuarenta Años de la  Rerum Novarum de Pío XI (15 mayo 1931) que ataca el corporativismo fascista; la  Mater et magistra, Madre y Maestra (de todos los pueblos...la Iglesia Universal...) de Juan XXIII (15 mayo 1961) que critica el capitalismo y el socialismo que no tienen en cuenta al hombre como personaje central del trabajo y la Laborem exercens (1981) que critica el “capitalismo salvaje”, Sollicitudo rei socialis (1987) y Centesimus annus (1991), del papa Juan Pablo II, que ofrecen ulteriores ocasiones de reflexión y de análisis de la sociedad contemporánea.

1