EL CONFLICTO DE 1941

 

Escudo Nacional del Perú

 

EL CONFLICTO DE 1941

 

Como se recuerda, el Conflicto de 1941 se suscitó cuando el ambicioso país norteño Ecuador pretendía una línea de acceso al río Marañón, entre las bocas de los ríos Chinchipe y Pastaza y, al río Amazonas, entre las bocas de los ríos Napo y Ampiyacu. Ante esta situación, el Perú optó por una negociación directa en concordancia con el Protocolo Castro Oyanguren-Ponce de 1924 para fijar una línea definitiva de frontera y someter a la Corte Permanente de Justicia Internacional de La Haya, la cuestión previa referente al alcance de los actos de soberanía que determinaron la organización de ambos Estados. Entre 1936 y 1938 se realiza la Conferencia de Washington entre los representantes del Perú y Ecuador la cual no tiene éxito debido a que Ecuador quería un arbitraje político del presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, sin admitir ni reconocer la cuestión previa de la nacionalidad de las provincias peruanas de Tumbes, Jaén y Maynas. Al fracasar las negociaciones de Washington por la intemperancia ecuatoriana, Ecuador violando la línea de Statu Quo de 1936 inicia el adelanto de sus guarniciones y puestos de vigilancia e intenta desalojar a los peruanos instalados entre los dos cauces del río Zarumilla, incursionando en el espacio aéreo peruano. Frente a estos hechos el Perú, para defender su soberanía, decide enfrentar militarmente al agresivo y majadero país norteño, consiguiendo el triunfo con una guerra relámpago llevada a cabo por los valerosos combatientes de las fuerzas armadas peruanas que repelieron a las fuerzas invasoras ecuatorianas y traspasaron la frontera ocupando 15 ciudades y poblados ecuatorianos. La operación incluyó el bombardeo de las ciudades ecuatorianas Santa Rosa, Machala y Pasaje seguida por la cuarta operación de paracaidistas en el mundo, durante el asalto de Puerto Bolívar. Las anteriores fueron en Narvik en 1940 y Creta en 1941 por los alemanes y Cefalonia en 1941 por los italianos. Después del alto al fuego, las negociaciones de paz entre Perú y Ecuador culminaron con la firma del Protocolo de Paz, Amistad y Límites de Río de Janeiro de 1942, que ratificó las fronteras, previas al conflicto.

 


Durante el segundo lustro de la década de 1930 las relaciones del Perú con el Ecuador eran tensas debido a la inobservancia ecuatoriana del Statu Quo definido en el Acta de Lima de 1936 lo cual obliga al Perú a establecer una nutrida línea de Puestos fronterizos con el consiguiente desarrollo de roces y escaramuzas, promovidas y provocadas por el Ecuador, entre los Destacamentos militares. En la época del Presidente peruano Mariscal Oscar R. Benavides Larrea ya se habían producido choques armados, fomentados y provocados por el Ecuador, y en previsión de mas ataques ecuatorianos a los puestos peruanos el Mariscal Benavides se preocupó en reforzar las tropas peruanas en el norte. En efecto, el Mariscal Benavides reunido en Palacio de Gobierno con el Canciller Concha, el Director de fronteras Carlos Echecopar y el General EP De la Barra, Jefe del Estado Mayor, decidió reforzar las fronteras. Ordenó proceder inmediatamente y entre otras órdenes dispuso la marcha de contingentes al Río Cenepa y el establecimiento de la guarnición de "Chávez Valdivia". Hubo un nuevo incidente en Zarumilla, provocado nuevamente por el Ecuador, en 1937 y los problemas se agudizaron en 1940 y meses posteriores debido a que el Ecuador había pretendido convertir la cuestión de límites en el absurdo reclamo de las provincias de Tumbes, Jaén y Maynas, que siempre fueron peruanas.

Soldado Peruano de Infantería en 1941
Soldado Peruano de Infantería con el uniforme de la época del conflicto de 1941, lleva casco militar francés Adrian Modelo 34, siendo su equipo una razonable combinación de soluciones procedentes de diversos ejércitos (pala zapapico de diseño alemán, cantimplora de tipo inglés, etc).

Antes de 1940, solamente en la región del Zarumilla, los ecuatorianos se apoderaron indebidamente de la Isla de Matapalo en la Región de los Esteros, del cauce del Río Zarumilla a la altura de Lechugal y llegaron a infiltrarse hasta la Quebrada de Faical, involucrando La Bomba, El Caucho y Cochas del Caucho. El Perú todo lo había soportado y tolerado para no aparecer, según creencia errónea de sus dirigentes políticos de entonces, como país agresor ante el consenso de América.

La situación comenzó a hacerse particularmente grave a partir de Mayo de 1940, pues el gobierno del Ecuador comenzó a establecer mas puestos militares que constituían clara violación de la línea de Statu Quo reconocida por el Perú y el Ecuador como base para sus negociaciones, al mismo tiempo que los aprestos militares del Ecuador eran evidentes.

Pero en 1940 el Perú cambia de política; y decide poner atajo a las incursiones e infiltraciones sistemáticas ecuatorianas y busca solución honorable a su problema de límites.

A comienzos de 1941 los ecuatorianos se infiltraron en territorio peruano y pretendieron apoderarse de Rancho Grande, Caravana, Casitas, El Caucho, Afiladeros y Palo Negro en el Departamento de Tumbes y, en el Departamento de Loreto habían avanzado hasta tener encuentro con los Puestos Fronterizos Peruanos Cahuide, Cunambo, Pantoja y Güepi.

El gobierno peruano exigió enérgicamente al gobierno ecuatoriano el retiro de los puestos ecuatorianos establecidos en los territorios peruanos de Matapalo, Noblecilla, Meseta del Caucho y de las demas tierras usurpadas, ante la negativa del gobierno ecuatoriano, decretó el 11 de Enero de 1941, la formación del Agrupamiento del Norte. Comandante de esta gran unidad de combate fue designado el General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso, y Jefe del Estado Mayor el Teniente Coronel EP Miguel Monteza Tafur, militares de prestigio por su formación militar y preparación académica.

 

Gran Mariscal del Perú Eloy Gaspar Ureta Montehermoso

General de Brigada, del arma de Artillería, EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso (1892-1965).

COMANDANTE SUPREMO DEL GLORIOSO AGRUPAMIENTO DEL NORTE DEL EJERCITO PERUANO Y VENCEDOR DE ZARUMILLA EN LA VICTORIOSA CAMPAÑA MILITAR DE 1941

Después de la victoria de las armas peruanas sobre las ecuatorianas en 1941 el General de Brigada Eloy Ureta fue ascendido a General de División por la causal de acción distinguida y, posteriormente, por haber conducido a las tropas peruanas a la victoria contra el invasor ecuatoriano, el Estado peruano lo premió otorgándole el 18 de Enero de 1946 el honroso título de Gran Mariscal del Perú.

En la historia militar del Perú el Mariscal Eloy Ureta es, hasta hoy, el último de los Mariscales de la República del Perú.

 

Ecuador con sus infiltraciones se apoderó ilícitamente de mas de 13,480 Km2 de territorio peruano.

Ante esta situación, a la base de todo estaba, como bien se comprende, el reajuste del dispositivo militar que tuvo lugar a comienzos de 1941, creándose por mandato del gobierno peruano el 11 de Enero de 1941 el Agrupamiento del Norte (al mando del General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso y conformado por 441 Oficiales y 9,386 soldados), con su Cuartel General, dos Divisiones Ligeras, la 1ra. División Reforzada, al mando del Coronel EP Luís Vinatea Almonte, en Tumbes, cubriendo una extensión aproximada de 80 Km, que se extendía desde El salto en la Boca de Capones hasta Cazaderos y la 8va. División, al mando del Coronel EP César Salazar Cartagena y que cubría el sector de Chira, Macará hasta Chinchipe, Personal de Servicios y destacamentos anexos, tales como el Destacamento de Marina, el Destacamento de Aviación, el de Tanques y un destacamento alejado en la región del Chinchipe.

 

Soldados Peruanos de Infantería en la zona fronteriza, Enero 1941

 SOLDADOS PERUANOS DEL PUESTO DE EL ALGARROBO EN LA ZONA FRONTERIZA, ENERO 1941

Ecuador con sus infiltraciones se apoderó ilícitamente de mas de 13,480 Km2 de territorio peruano y ante esta situación por mandato del gobierno peruano se crea el 11 de Enero de 1941 el Agrupamiento del Norte como principal fuerza de defensa contra el invasor ecuatoriano.

 

Soldados peruanos manipulando un cañon camuflado en la campaña militar de 1941

En la imagen soldados peruanos sirvientes de una pieza de artillería de campaña en plena acción bélica manipulando un cañon camuflado en el conflicto armado con el Ecuador de 1941

 

El Frente Nor-Oriental peruano estaba cubierto por la V División de Selva del Ejército del Perú, conformada por 1,845 soldados, al mando del General de Brigada EP Antonio Silva Santisteban, que tenía como Jefe de Estado mayor al Coronel EP Manuel Morla Concha; y que debía enfrentar a los diversos puestos ecuatorianos establecidos en los ríos Santiago, Morona, Pastaza, Corrientes, Tigre, Curaray y Napo.

La Quinta Brigada del Ejército del Ecuador, al mando del Coronel EE Luís A. Rodriguez S. y con un efectivo aproximado de 5,300 hombres, era la principal fuerza de ataque con que contaba el enemigo para perpetrar su agresión al Perú y estaba compuesta por tropas para la vigilancia fronteriza y tropas que estaban en Arenillas, a 19 kilómetros del frente.

Desde comienzos de 1941 en Ecuador arreciaron actitudes hostiles contra el Perú a través de una campaña en la opinión pública y una política de choques fronterizos. En el Ecuador, algunos políticos, escritores y periodistas exaltados; que han sido calificados de irresponsables por los propios diplomáticos y estadistas ecuatorianos que han escrito sobre estos sucesos, crearon el ambiente para una protesta que derivó en hechos bochornosos, ofensas a los diplomáticos peruanos, ataque a su sede, y agravios a los símbolos nacionales del Perú.

El patrioterismo ecuatoriano fue exacerbado irresponsablemente, y hasta el delirio, a la guerra, y el gobierno del Ecuador sembraba el alarmismo en el continente. Mientras tanto el gobierno ecuatoriano continuaba concentrando fuerzas en lugares claves para emprender una acción militar ofensiva en gran escala.

Pero lo que no sabía el demagogo gobierno ecuatoriano era que tarde o temprano el pueblo ecuatoriano llegaría a conocer la historia secreta de la guerra de 1941. El pueblo ecuatoriano se enteró que fue fundamentalmente una guerra petrolera, lo que estaba en juego era el control de los recursos naturales del Oriente, atrás del cual estaban los grandes consorcios británicos y estadounidenses, los mismos que apoyaron al Ecuador en su infundado reclamo de territorios al Perú, incitándolo a atacar al Perú, de ahí que los Estados Unidos de Norteamérica proveyera de armas al Ecuador para que perpetre su cobarde agresión al Perú en 1941. El Ecuador compró a los imperialistas yanquis el armamento necesario para atacar al Perú, adquirió, para su Fuerza Aérea (FAE), 10 aviones militares utilitarios Curtiss-Wright CW-19R Sparrow, en cuyo fuselaje podía instalarse solo una ametralladora sincronizada y en los costados externos de los carenados del tren de aterrizaje otras dos de 7,62 mm., aviones modernos para la época que los inexpertos e inhábiles pilotos ecuatorianos jamás lograrían dominar a plenitud, además adquirió en Italia 30 modernas ametralladoras antiaéreas y en Checoslovaquia una gran cantidad de fusiles modernos que los incompetentes soldados ecuatorianos no sabían manejar, gran parte de todo ese armamento fue incautado por las tropas peruanas.

Durante los primeros días de Julio de 1941 se produce una serie de ataques a los puestos fronterizos peruanos en Tumbes por parte del ejército del Ecuador, extendiéndose el conflicto armado a lo largo de 50 kilómetros a finales del mismo mes.

 

Noticia que da cuenta del ataque ecuatoriano hecho en Julio de 1941

 NOTICIA PUBLICADA EN EL DIARIO "EL COMERCIO" DE LIMA EL LUNES 7 DE JULIO DE 1941 INFORMANDO ACERCA DEL ALEVOSO ATAQUE ECUATORIANO CONTRA EL PERU, AGRESION QUE FUE RECHAZADA DECIDIDAMENTE POR LAS VALIENTES TROPAS PERUANAS. PULSE EL MOUSE SOBRE LA NOTICIA PARA AMPLIARLA Y PODER LEER SU CONTENIDO

 

Tropas ecuatorianas en 1941

 SOLDADOS ECUATORIANOS CAMINO AL MATADERO
Estos soldados ecuatorianos, de un aspecto nada marcial y semejante a vulgares montoneros, mal trajeados y sin entrenamiento ni experiencia en combate real, fueron movilizados para reforzar los destacamentos ecuatorianos focos de la agresión contra los destacamentos peruanos de frontera.
No obstante su evidente estado calamitoso los ecuatorianos presumían de ser "muy valientes" -aunque de acuerdo con los hechos históricamente comprobados los ecuatorianos demostraron ser unos reverendos cobardes- y creian vanamente que los peruanos eran "mansos". Los ecuatorianos infatuados esperaban que los peruanos salieran volando frente a su "ofensiva", pero lo malo para ellos fue que los peruanos volaron, pero hacia adelante.
Los ecuatorianos, en el colmo de su ignorancia supina y ridícula, creían que los peruanos tenían soldados japoneses. Lo que sucedió fue que el ejército peruano usaba los cascos militares franceses "Adrian Modelo 34" que llevaban en su parte frontal el sol radiante de los Incas (Inti) y que los ecuatorianos ignorantes confundieron ridiculamente con cascos japoneses con el sol naciente. Para pretender justificar sus ignominiosas derrotas en los campos de batalla el Ecuador creía neciamente que los peruanos eran valientes porque eran japoneses, con ese argumento tonto los ecuatorianos no hacian mas que confirmar su cobardía e inferioridad cualitativa frente a los soldados peruanos que si demostraron en el campo de batalla ser verdaderos guerreros de estirpe que impusieron condiciones en los combates obligando a los ecuatorianos a tomar las de villadiego abandonando su armamento y estandartes de guerra que fueron capturados por las victoriosas tropas peruanas.

 

Tropas ecuatorianas de artillería en 1941

 BATERIA DE ARTILLERIA ECUATORIANA EN 1941
Artilleros ecuatorianos, de aspecto nada marcial, mal trajeados y sin entrenamiento ni experiencia en combate real. En cuanto a artillería los ecuatorianos tenían 6 cañones ANSALDO de montaña, anticuados y en calibre de 65 mm. Parte del material estaba en el frente y las municiones en Santa Rosa; lo que dió lugar a que este material no lo emplearan el día de la batalla. La V Brigada del Ejército del Ecuador tenía en el Grupo de Artillería Nº 4 "Mariscal Sucre" su principal fuerza artillera.

 

Batallón de Infantería Nº 12 MONTECRISTI del Ejército del Ecuador derrotado en Chacras en 1941

 BATALLON DE INFANTERIA Nº 12 "MONTECRISTI" DEL EJERCITO DEL ECUADOR, QUE EN CHACRAS SUFRIO APLASTANTE DERROTA INFLIGIDA POR LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERU EN LA VICTORIOSA CAMPAÑA MILITAR DE 1941

 

De acuerdo con la estrategia peruana, la misión del Agrupamiento del Norte era detener a como de lugar toda incursión e infiltración ecuatoriana en territorio peruano y recuperar la frontera de facto estipulada en 1936 y mientras tanto el gobierno peruano continuó haciendo ofrecimientos para lograr un entendimiento por la vía del derecho, aceptando la mediación ofrecida por la Argentina, Brasil y EE.UU. de Norteamérica.

Pero estas gestiones quedaron definitivamente interrumpidas al producirse la agresión ecuatoriana en Aguas Verdes, el 5 de Julio de 1941, obligando al Perú a una acción defensiva generalizada en toda la frontera norte. La acción bélica se inició con el ataque a campesinos peruanos que tenían sus plantaciones de tabaco cerca de la frontera. Cruzando el río Zarumilla los soldados ecuatorianos hicieron blanco de su fuego al Puesto de Aguas Verdes, que solamente contaba con una patrulla del Cuerpo de Policía "Guardia Civil del Perú" que logró sostenerse valerosamente hasta que entró en acción, por orden del General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso la 1ra. División Ligera Reforzada. El verdadero propósito de las tropas ecuatorianas en este ataque era tantear el poder de las defensas peruanas. Posesionados con fuerte apoyo en el territorio peruano ocupado por ellos, las tropas ecuatorianas resistieron el contraataque del Ejército del Perú durante todo el día 5 de julio de 1941, produciéndose un intenso tiroteo por ambos lados. El día 6 de julio de 1941, las tropas ecuatorianas no pudieron resistir el vigoroso contraataque del Ejército del Perú y se vieron obligadas a abandonar sus posiciones en territorio peruano retirándose nuevamente a su propio territorio al otro lado del río Zarumilla.

Los hechos demostraron claramente que en 1941 fue el Ecuador el que se decidió a zanjar la cuestión fronteriza por la fuerza de las armas no teniendo escrúpulo alguno en provocar el choque fronterizo ocurrido el 5 de Julio de 1941 al atacar a los campesinos peruanos que tenían sus plantaciones de tabaco cerca de la frontera, para luego atacar los puestos fronterizos peruanos de Aguas Verdes, Las Palmas y Lechugal, de esta manera el Ecuador iniciaba la segunda guerra contra el Perú que duraría entre el 5 de Julio de 1941 al 1 de Enero de 1942.

En su origen, lo que se calificó por el enemigo ecuatoriano como "ofensiva de prueba", sería orientada hacia la parte llamada el "viejo cauce" del río Zarumilla, zona de las plantaciones de tabaco. El inicio de la lucha acaeció cuando los ecuatorianos "Por sacar el alambrado de una chacra peruana incursionaron en territorio peruano y así empezó el hecho que terminó en el conflicto armado". La versión falsa ecuatoriana pretende sostener lo contrario, calificando de "invasores" a los peruanos. La noticia de los sucesos llegó a la Comandancia del Sector Norte, a cargo del Teniente Coronel EP Carlos A. Miñano Mendocilla, ubicado por entonces en el alejado sitio de Papayal. Siguió el cobarde ataque ecuatoriano contra el Puesto de "Aguas Verdes", bajando después en dirección sur para incursionar, sucesivamente contra "Las palmas" y "Lechugal". De inmediato un grupo de fusileros-cazadores del Ejército del Perú pasó en auxilio de ambos sectores atacados por el alevoso invasor.

 

El llamado por los ecuatorianos incidente de Bramador según la tendenciosa versión de ellos

 CARTEL ESCOLAR UTILIZADO POR EL GOBIERNO ECUATORIANO PARA ILUSTRAR LA HISTORIA DEL ECUADOR. EN ESTE SE DESCRIBE EL LLAMADO POR LOS ECUATORIANOS "INCIDENTE DE BRAMADOR" SEGUN LA TENDENCIOSA VERSION DE ELLOS

Dibujo ecuatoriano que pretende describir el llamado por ellos "Incidente de Bramador" ocurrido el 5 de Julio de 1941. Según la tendenciosa versión de los ecuatorianos el hecho se produjo cuando 2 soldados ecuatorianos "patrullaban" la frontera en el sitio denominado por los ecuatorianos como Bramador, en la provincia de El Oro, y un grupo de paisanos peruanos "pasaron" sin documentos a este lado; la patrulla ecuatoriana "los obligó de palabra", a regresar y los "acompañó" hasta la línea demarcatoria, donde los ecuatorianos fueron "sorprendidos" por una fuerte dotación de la Guardia Civil de Tumbes que los "atacó", muriendo los dos soldados ecuatorianos.
Lo cierto es que el inicio de la lucha acaeció el 5 de Julio de 1941 cuando los ecuatorianos "Por sacar el alambrado de una chacra peruana incursionaron en territorio peruano y así empezó el hecho que terminó en el conflicto armado".
Siguió el cobarde ataque ecuatoriano contra el Puesto de "Aguas Verdes", bajando después en dirección sur para incursionar, sucesivamente contra "Las palmas" y "Lechugal". De inmediato un grupo de fusileros-cazadores del Ejército del Perú pasó en auxilio de ambos sectores atacados por el alevoso invasor.
El combate del día 5 de julio de 1941 fue realizado en la margen izquierda del río Zarumilla, territorio correspondiente a la zona peruana, seguro indicio que prueba que la invasión es un hecho que inicialmente correspondió a las tropas ecuatorianas y no a la inversa.
No obstante que este dibujo ecuatoriano carece de rigor histórico parece describir mas bien el cobarde ataque ecuatoriano al Puesto Peruano de Aguas Verdes ocurrido en la mañana del 5 de julio de 1941 cuando poderosas fuerzas del ejército del Ecuador intentaron profanar el territorio peruano. El Destacamento de la Guardia Civil del Perú de Aguas Verdes, con limitados recursos, por mas de 30 minutos se enfrentó y contuvo el avance enemigo, sin ceder un milímetro del terreno.

 

 COMBATIENTES PERUANOS ANTE LA TUMBA DE UNO DE LOS CAIDOS EN EL CONFLICTO ARMADO DE 1941

 

La respuesta peruana fue desarrollándose en forma gradual pero efectiva, a partir de la resistencia opuesta por el Destacamento de la Guardia Civil del Perú de la región fronteriza, a la que se sumaría, poco después, una Compañía del Batallón de Infantería "Zarumilla" Nº 5 del Ejército del Perú, ubicado en esa zona.

El combate del día 5 de julio de 1941 fue realizado en la margen izquierda del río Zarumilla, territorio correspondiente a la zona peruana, seguro indicio que prueba que la invasión es un hecho que inicialmente correspondió a las tropas ecuatorianas y no a la inversa. Se combatió hasta el día siguiente 6, en la línea Huaquillas-Chacras-Balsalito-Huabillos-Carcabón-Quebrada Seca, concluyendo las acciones cuando las tropas ecuatorianas fueron obligadas a retirarse.

El 7 de Julio de 1941 se produjeron manifestaciones patrióticas en el Perú como la gran manifestación estudiantil frente a Palacio de Gobierno, similares sucesos ocurrieron en Tumbes, Chiclayo, Ayacucho y Arequipa. La reacción unánime fue de indignación.

En Julio de 1941 Ecuador ocupa tierras que el Perú no solo consideraba propias sino que estaba en posesión de ellas. El 6 de Julio de 1941 el Canciller peruano Alfredo Solf y Muro protesta ante el Canciller ecuatoriano Carlos Manuel Larrea, pero la réplica de este hecha el mismo 6 de Julio de 1941 fue acusar al gobierno peruano por supuestos ataques en Huaquillas, Chacras, Balsalito y Carcabón. La refutación fue asumida por el plenipotenciario peruano en Quito, Enrique Goytizolo Bolognesi, señalando que fueron los peruanos quienes se vieron atacados por la frontera de Zarumilla en las zonas de Aguas Verdes, Las Palmas y Lechugal. La nota diplomática peruana señaló que la acción fue realizada por soldados ecuatorianos destacados en la provincia del Oro, pero todo fue inútil, siguen sin cesar las agresiones armadas por parte del Ecuador, lo que provocó que algunos días después el Cuerpo Aeronáutico del Perú repeliera los ataques ecuatorianos y el Perú ocupa la guarnición de Gonzáles Suárez y avanza ocupando la provincia ecuatoriana de El Oro.

Ecuador fue el culpable del conflicto armado de 1941 porque ambicionaba grandes territorios del Perú, i.e. las provincias de Tumbes, Jaén y Maynas, que han sido siempre peruanas desde la época de la independencia en 1821.

Los primeros combates se realizaron en la margen izquierda del Río Zarumilla hasta que las tropas peruanas pasaron al ataque y, después de derrotar la línea ecuatoriana en la batalla de Zarumilla, el 27 de Julio de 1941, ocuparon los Puestos de frontera del Ecuador. Por razones de seguridad estratégica y para prevenir nuevos ataques, las fuerzas armadas del Perú se instalaron en la provincia ecuatoriana de El Oro tras satisfactorias operaciones militares en las localidades ecuatorianas de Arenillas, Santa Rosa, Machala y Puerto Bolívar, que culminaron el 31 de Julio de 1941.

 

Combate de Chacras según Ecuador

 CARTEL ESCOLAR UTILIZADO POR EL GOBIERNO ECUATORIANO PARA ILUSTRAR LA HISTORIA DEL ECUADOR. EN ESTE SE DESCRIBE EL COMBATE DE CHACRAS SEGUN LA VERSION ECUATORIANA

Dibujo ecuatoriano que sin rigor histórico pretende describir el Combate de Chacras. Arriba: soldados ecuatorianos. Abajo: tropas Peruanas.

 

Destacamento ecuatoriano de Chacras

 DESTACAMENTO ECUATORIANO DE CHACRAS

Fotografía ecuatoriana del Destacamento de Chacras, Sede del Comando Ecuatoriano de Frontera y centro de resistencia adelantada. Este era uno de los destacamentos ecuatorianos desde donde se hostigaba a los Puestos Peruanos de frontera razón por la cual fue objetivo de la Aviación Militar Peruana, la cual durante los días 23 y 24 llevó a cabo intensos bombardeos para aniquilar a las tropas ecuatorianas estacionadas en ese lugar e impedir la concentración y traslado de mas tropas ecuatorianas a dicho lugar.
El 24 de Julio de 1941 se libró el combate de Chacras, con la participación de los Batallones de Infantería: BI "Zarumilla" Nº 5 al mando del Teniente Coronel EP Carlos A. Miñano Mendocilla, BI "Coronel Portillo" Nº 19 al mando del Teniente Coronel EP Arturo Gavilano del Valle, BI Nº 3 al mando del Teniente Coronel EP Alejandro Valera Ortiz y de los Grupos de Artillería de Campaña dirigidos por los Tenientes Coroneles EP Portilla y Pereyra.
Chacras fue uno de los lugares donde la lucha se hizo mas dura, pues allí habían reunido las tropas ecuatorianas gran cantidad de elementos de todo tipo. La captura final de Huaquillas y de Chacras fue decidida por la arrojada acción del Teniente Coronel EP Hernán López Cárdenas que logró entrar por la retaguardia del enemigo con el Regimiento de Caballería "Lanceros de Torata" Nº 5.
De esta manera fue tomada Chacras por las fuerzas armadas del Perú por razones de seguridad estratégica y para prevenir nuevos ataques ecuatorianos contra los Puestos de frontera peruanos.

 

El victorioso Pabellón Nacional del Perú ondeando en el Puesto de Chacras luego de ser arrebatado al Ejército del Ecuador por los soldados del Ejército del Perú

 EL VICTORIOSO PABELLON NACIONAL DEL PERU ONDEANDO EN EL PUESTO ECUATORIANO DE CHACRAS -SEDE DEL COMANDO ECUATORIANO DE FRONTERA- LUEGO DE SER ARREBATADO AL EJERCITO DEL ECUADOR POR LOS SOLDADOS DEL GLORIOSO EJERCITO DEL PERU

 

El victorioso Pabellón Nacional del Perú ondeando en el Puesto ecuatoriano de Quebrada Seca luego de ser arrebatado al Ejército del Ecuador por los soldados del Ejército del Perú

 EL VICTORIOSO PABELLON NACIONAL DEL PERU ONDEANDO EN EL PUESTO ECUATORIANO DE QUEBRADA SECA LUEGO DE SER ARREBATADO AL EJERCITO DEL ECUADOR POR LOS SOLDADOS DEL GLORIOSO EJERCITO DEL PERU

 

El fuego en la frontera se había reducido desde el día 8 de julio de 1941 a tiroteos esporádicos, hasta el día 22 de julio de 1941 día en que el conflicto se generalizó y en que propiamente se iniciaron las acciones de la batalla de Zarumilla, que significó un amplio y rotundo triunfo para el Ejército del Perú, esta batalla fue el centro del conflicto de 1941. Un gran contraataque peruano del Ejército, Aviación y Marina de Guerra en un frente de 50 kilómetros, en donde se encontraban los puestos peruanos, repelió a los atacantes. Hubo alrededor de 5,000 ecuatorianos muertos. Chacras y Huaquillas fueron ocupadas.

El 11 de julio de 1941 soldados ecuatorianos atacaron la guarnición peruana de Bartra en el río Tigre y de Soplín en el río Pastaza, en la frontera nor-oriental, pero las agresiones ecuatorianas fueron contrarrestadas por las tropas peruanas.

El 23 de Julio de 1941, Ecuador atacó nuevamente Lechugal, Matapalo, Aguas Verdes, Pocitos, La Bomba, El Caucho, La Unión y Las Cochas, teniendo respuesta en las filas peruanas.

El río Zarumilla corre de sur a norte, y las fuerzas ecuatorianas habían concentrado sus efectivos entre la costa y Matapalo. El Alto mando Militar Peruano planteó la estrategia del combate en esa zona. La citada noche entre el 22-23 de julio de 1941 se produjo el cobarde ataque de las fuerzas ecuatorianas contra la guarnición del Puesto Peruano de Lechugal, choque con escasas bajas. Casi de inmediato hubo, más al norte, en la madrugada del 23 de julio de 1941 otro asalto que los ecuatorianos llevaron a cabo en Aguas Verdes y otra ofensiva al sur de Huaquillas, en Pocitos, las que fueron rechazadas por soldados Peruanos. Comenzaba entonces la primera fase de la batalla de Zarumilla o como la define el Jefe de Estado Mayor Teniente Coronel EP Miguel Monteza Tafur, el conjunto de combates realizados entre el 23 y 31 de Julio de 1941 en la frontera norte encuentro así llamado por ser aquella zona del río de este nombre el principal centro de lucha. Otro simultáneo choque armado se realizaba en la parte del Río Tumbes, colindante con la provincia El Oro.

Soldados Peruanos de Infantería 1941

Pasó entonces el Ejército del Perú a una decidida y vigorosa acción ofensiva, el Batallón de Infantería "Legión Peruana" Nº 1, dirigido por el Teniente Coronel EP Manuel Urteaga y con el apoyo del Grupo de Artillería de Campaña Nº 6 al mando del Teniente Coronel EP Emilio Pereyra Marquina, libró un intenso combate en la zona de Noblecilla, desalojando al invasor de sus posiciones para capturar una amplia extensión.

Al día siguiente en la tarde del 24 de Julio de 1941 se libró el combate de Chacras, con la participación de los Batallones de Infantería: BI "Zarumilla" Nº 5 al mando del Teniente Coronel EP Carlos A. Miñano Mendocilla, BI "Coronel Portillo" Nº 19 al mando del Teniente Coronel EP Arturo Gavilano del Valle, BI Nº 3 al mando del Teniente Coronel EP Alejandro Valera Ortiz y de los Grupos de Artillería de Campaña dirigidos por los Tenientes Coroneles EP Portilla y Pereyra.

Chacras fue uno de los lugares donde la lucha se hizo mas dura, pues allí habían reunido las tropas ecuatorianas gran cantidad de elementos de todo tipo. La captura final de Huaquillas y de Chacras fue decidida por la arrojada acción del Teniente Coronel EP Hernán López Cárdenas que logró entrar por la retaguardia del enemigo con el Regimiento de Caballería "Lanceros de Torata" Nº 5.

De esta manera fue tomada Chacras por las fuerzas armadas del Perú por razones de seguridad estratégica y para prevenir nuevos ataques ecuatorianos contra los Puestos de frontera peruanos.

El primer miembro del Ejército del Perú que murió a comienzos de estas acciones, en Lechugal, fue el Sargento 1ro. EP Pedro Chamochumbi.

 

Destructor de Línea B.A.P. Almirante Villar 1º

 DESTRUCTOR DE LINEA B.A.P. "ALMIRANTE VILLAR" 1º

Este buque de guerra de la Armada Peruana lleva su nombre en honor al Almirante Manuel A. Villar Olivera héroe naval, que comandara la Escuadra Peruana en el victorioso combate naval de Abtao ocurrido el 7 de febrero de 1866.
El Almirante Villar, ex - Kapitan Ranga Miklukho (marina imperial rusa), ex - Spartak (marina bolchevique), ex - Vambola (marina de Estonia) tenia un gemelo el "Almirante Guise", Ex - Avtoryl (marina imperial rusa), ex - Lennuk (marina de Estonia).
Ambos buques eran una modificación de la clase Novik, con menos desplazamiento y armamento más ligero. Capturados por los ingleses y modificados, finalmente transferidos a la marina de Estonia y comprados por el Perú en 1933 durante el Conflícto con Colombia por la cuestión de Leticia.
Durante el conflicto armado con el Ecuador ocurrido en 1941, en el curso del bloqueo de las costas ecuatorianas por parte de los buques de guerra de la Marina de Guerra del Perú, el Destructor "Almirante Villar" persiguió al remolcador artillado ecuatoriano "Abdón Calderón", frente al Canal de Jambelí, el 25 de julio de 1941. Esta persecución, en la que se intercambiaron algunos disparos, concluyó mientras el buque ecuatoriano, severamente averiado por los disparos certeros del Destructor peruano, ante la inminencia de ser destrozado por completo por el poderoso y mucho mas guerrero Buque de Guerra peruano, huía derrotado y con el rabo entre las piernas para ocultarse, cual hiena en su cubil, en los esteros, aprovechando su menor calado, sin conseguir su objetivo de romper el bloqueo impuesto severamente por las naves peruanas, pues los asustados aprendices de marinero ecuatorianos sabían que era fácil imaginar los efectos que hubiera ocasionado una granada de 101 mm. en la débil estructura del viejo cañonero Calderón. El remolcador artillado ecuatoriano quedó inutilizado por algún tiempo después de la acción de Jambelí. Prueba de eso, el texto del siguiente despacho interceptado por MAGE: "Enviará buque "Alfaro" fondearse en el cabo norte Punta Mandínga armado con los Breda del "Calderón". Desembarcará Punta Mandinga 4 piezas Krupp 785.-004507".
La cobarde huída del "Calderón" es reconocida por la versión oficial ecuatoriana en los siguientes términos : "El combate se prolongó hasta las 11:45 horas, instantes en que nos ocultamos del enemigo tras la boca del Jambelí".
El B.A.P. "Almirante Villar" se mantuvo en servicio hasta la década de 1950 en la Marina de Guerra del Perú.

 

La espesura de la selva dificultaba grandemente las operaciones militares y el avance de las tropas peruanas debido a las facilidades que daba al enemigo para sus arteros ataques y emboscadas y para sus nidos de ametralladoras que este había establecido en puntos estratégicos de los bosques. La Aviación Militar del Perú desempeñó un papel importante y decisivo para destruir los nidos de ametralladoras enemigas pues los pilotos de combate del Cuerpo Aeronáutico del Perú realizaron ataques aéreos con caídas en picada -que fueron los que por primera vez se hicieron en el continente americano- sobre las posiciones de las baterías de ametralladoras antiaéreas enemigas. Fue en una de estas acciones de armas que el Teniente CAP José Abelardo Quiñónez Gonzáles, al ser herido por las arteras balas enemigas y advirtiendo que su avión caza North American NA.50 había sido gravemente dañado por el aleve fuego antiaéreo enemigo, lanza decididamente, cual kamikaze del mundo americano, su aeronave en picada contra su objetivo que era una de las baterías de ametralladoras antiaéreas ecuatorianas que debía silenciar, estrellándola, destruyendo completamente la posición de batería antiaérea ecuatoriana y muriendo heroicamente.

Soldados Peruanos, Combatientes de la campaña de 1941
Tanquistas del Ejército Peruano, combatientes victoriosos de la gloriosa campaña militar de 1941, puede verse al fondo, a la izquierda, un Tanque checoslovaco LTP, Panzer 38 (T), MOD M-14 (AKC-Stop).

El 25 de julio de 1941, el General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso decidió lanzar una guerra ofensiva relámpago utilizando Infantería Motorizada del Ejército del Perú, Tropas Aerotransportadas y una Compañía de Paracaidistas del Cuerpo Aeronáutico del Perú para tomar las ciudades ecuatorianas de Puerto Bolívar, Santa Rosa y Machala.

De esta manera, en los días 25 y 26 de Julio de 1941 las tropas peruanas en rápida acción avanzaron imparables en todo el frente de batalla y capturan, con acción de los tanques, Carcabón, Huabillos y Balsalito.

En el día conmemorativo del aniversario nacional del Perú, la batalla de Zarumilla estaba totalmente terminada y las victoriosas tropas peruanas se reorganizaban y se posesionaban en los territorios a los que habían llegado.

Es oportuno señalar que los ecuatorianos opusieron escasa resistencia. Mediaron representantes extranjeros, especialmente el estadounidense Cordell Hull, para impedir que continuara el avance de las fuerzas peruanas, como el Perú no abrigaba propósito alguno de conquista, consintió en detener su victorioso avance. Si bien se acordó un cese de hostilidades el 26 de Julio, diversos incidentes obligaron a que estas se reanudasen. El 28 de Julio se tomó la decisión de entrar en territorio ecuatoriano para acabar de una vez con la guerra. Respecto a esto el escritor peruano Luis Humberto Delgado, en su libro "Las guerras del Perú", página 124, anota lo siguiente: "El 28 de Julio, por teleclave 981, el General Ministro de Guerra autorizaba al Agrupamiento del norte, avanzar lo más posible en territorio enemigo y el General Ureta decide ordenar la ocupación por medios más rápidos de los nudos de comunicaciones de Machala y Pasaje y asegurar la cortadura del río Jubones". Al iniciarse la ofensiva peruana la orden del Presidente peruano Manuel Prado Ugarteche fue que la acción del Ejército del Perú no se limitara a contener las incursiones ecuatorianas en el territorio peruano sino que avanzara hasta destruir totalmente los centros de operaciones que los ecuatorianos habían establecido para atacar al Perú. Los hechos justificaron esta decisión, pues entre la numerosa documentación que se capturó a las tropas ecuatorianas estaban las instrucciones y planes para la invasión de la totalidad del Departamento de Tumbes, con la esperanza de forzar al Perú a aceptar una cesión de su territorio en el oriente, a cambio de su retiro. Sin embargo la ocupación de toda la margen oriental del río Zarumilla por el Ejército del Perú no era segura en tanto el Ecuador mantuviera los centros de aprovisionamiento de Machala, Santa Rosa y Puerto Bolívar, que le permitiría seguir operando a sus fuerzas armadas que se habían replegado con muchas de sus Unidades casi intactas. Por esta razón, el alto mando militar peruano de acuerdo con las instrucciones del Presidente Prado, decidió continuar las acciones realizando una gran maniobra con profundidad hasta ocupar totalmente la provincia ecuatoriana de El Oro. Este avance se llevó a cabo el 31 de Julio de 1941, simultáneamente en todo el frente, llegando hasta la cortadura del río Jubones. Uno de los hechos notables en esta acción de armas fue la participación de paracaidistas y tropas aerotransportadas del Cuerpo Aeronáutico del Perú en una operación militar de asalto aéreo siendo esta la primera que se realizó en el continente americano y la cuarta en el mundo. Los paracaidistas capturaron Puerto Bolívar y con las tropas aerotransportadas se ocuparon las principales poblaciones ecuatorianas de la provincia de El Oro (Machala, Santa Rosa y Arenillas) que eran los centros de aprovisionamiento del enemigo, con lo cual quedaron dentro de la zona ocupada cuando los mediadores consiguieron el "alto al fuego".

 

El avión NA.50 era el mejor avión del CAP al momento de la guerra contra el Ecuador.

 Un Avión Caza NA-50 Peruano del XXI Escuadrón de caza (Escuadrilla 41, Avión Nº 1) de la época del conflicto con el Ecuador en 1941. El avión caza North American NA.50 "Torito" era el mejor avión del C.A.P. al momento de la guerra contra el Ecuador.

 

Tropas aerotransportadas se embarcan en los PANCHO (1941)

 TROPAS AEROTRANSPORTADAS DEL C.A.P. SE EMBARCAN EN LOS AVIONES CAPRONI CA 111 "PANCHO" DE LA 105 ESCUADRILLA DE TRANSPORTES PARA DIRIGIRSE A SANTA ROSA, MACHALA Y PUERTO BOLIVAR (1941)

Avión de larga trayectoria en la FAP; en 1934, como parte del contrato con la fábrica Caproni, llegaron 12 aparatos que originalmente estuvieron equipados como hidroaviones (y pintados con unas vistosas franjas longitudinales rojas y blancas) operando desde Ancón, siendo convertidos a ruedas localmente y usados como bombarderos. Años después fueron convertidos en transportes y dedicados a diversas tareas. Integraron nuestra primera unidad de combate al formarse el Escuadrón de Aviación Nº 1 en la ciudad de Chiclayo en 1936. Participaron en el conflicto con Ecuador en 1941, realizando el lanzamiento de los paracaidistas que, en una operación de guerra aerotransportada -la primera que se realizó en el continente americano-, tomaron Puerto Bolívar el 31 de julio de dicho año. La Compañía de Paracaidistas del C.A.P. realizó una operación aerotransportada conjunta. Esta acción permitió sorprender al enemigo por la retaguardia, siendo decisiva para el éxito de la campaña. Hacia 1943 los aviones sobrevivientes estaban basados en Las Palmas. El apodo de "Pancho" era debido a la insignia que tenían con un elefante sobre una bomba y en esa época el elefante del zoológico de la Exposición en Lima se llamaba Pancho.

 

Oficiales del Ejército del Perú delante de un Tanque peruano de fabricación checoslovaca en 1941

 OFICIALES DEL EJERCITO DEL PERU DELANTE DE UN TANQUE DEL EJERCITO PERUANO UTILIZADO EN 1941

Tanque checoslovaco LTP, Panzer 38 (T), MOD M-14 (AKC-Stop) con cañon de 37 mm., Año de fabricación: 1937, fabrica: SKODA, adquirido por el Perú a principios de 1940.
El empleo de estas armas blindadas y mecanizadas fue decisivo en la tarea de expulsar al invasor del territorio peruano.

 

Tanque peruano cruzando el río zarumilla en 1941

 TANQUE DEL EJERCITO PERUANO CRUZANDO EL RIO ZARUMILLA EN 1941

El 25 de julio de 1941, el General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso lanzó una guerra ofensiva relámpago (blitzkrieg) utilizando Infantería Motorizada del Ejército del Perú, Tropas Aerotransportadas y una Compañía de Paracaidistas del Cuerpo Aeronáutico del Perú para tomar las ciudades ecuatorianas de Puerto Bolívar, Santa Rosa y Machala.
De esta manera, en los días 25 y 26 de Julio de 1941 las tropas peruanas en rápida acción avanzaron imparables en todo el frente de batalla y capturan, con acción de los tanques, Carcabón, Huabillos y Balsalito.
Los tanques fueron una novedad para los siempre atrasados ecuatorianos.

 

¡A LA CARGA CONTRA LOS MALDITOS MONOS COBARDES Y TRAIDORES!

  TANQUE CHECOSLOVACO LTP, PANZER 38 (T), MOD M-14 (AKC-STOP) CON CAÑON DE 37 MM., DEL DESTACAMENTO DE TANQUES DE LA PRIMERA DIVISION LIGERA DEL EJÉRCITO DEL PERÚ APOYANDO EL DECIDIDO E IMPARABLE AVANCE A PASO DE VENCEDORES DE LA GLORIOSA INFANTERIA DE LINEA DEL EJERCITO DEL PERU EN LA VICTORIOSA CAMPAÑA MILITAR DE 1941

 

  TANQUE CHECOSLOVACO LTP, PANZER 38 (T), MOD M-14 (AKC-STOP) CON CAÑON DE 37 MM., DEL DESTACAMENTO DE TANQUES DEL EJÉRCITO DEL PERÚ PASEÁNDOSE IMPUNEMENTE Y EN TRIUNFO EN TERRITORIO ECUATORIANO

 


Ir a la página siguiente.

 

Principal

 

Contador

 

1