.

CAPITAN CAP JOSE ABELARDO QUIÑONES GONZALES

HEROE DE LA FUERZA AEREA DEL PERU


Sus primeros años...

Del matrimonio de Don José María Quiñónes Arizola y Doña María Juana Rosa Gonzáles Orrego, nació José Abelardo Quiñónes Gonzáles, en el puerto de Pimentel, el 22 de Abril de 1914.

Pasada la etapa de los primeros años, con los mas solícitos cuidados de la madre, el niño José Abelardo comenzó su educación inicial, empezando las primeras letras bajo la tutela de las señoritas Elvira Delia y Esperanza Bulnes, regentes de una pequeña pero eficiente escuela de Chiclayo. Las cuales "recuerdan" que fué un alumno que se destacó por su inteligencia, educación y buen comportamiento.

De la etapa inicial pasaría a continuar el niño su educación primaria en el famoso Colegio Nacional de "San José".

El ciudadano Alemán Dr. Karl Weiss quien regentó el famoso plantel propugnó e impulsó el interés por la aviación en la juventud, impactado por las actividades aéreas de su hijo Carlos en Alemania, puso un particular interés por la aviación en sus estudiantes, el fervor del vuelo humano y los ejemplos prácticos que realizaba el gran educador influyeron en forma todavía imperceptible el espíritu de un niño desconocido, llamado José Quiñónes en el futuro escojido por la gloria para conformar el trío prócer de la Fuerza Armada Nacional.

El ciclo de la educación primaria de José Quiñónes se caracterizó por una normal aplicación unida a una preferencia respecto a los deportes y todo tipo de ejercicio donde su sentido de entrega aparece como índice de su futura personalidad de arriesgado aeronáuta.

Quiñónes en Lima

Empeñádos sus padres en proporcionarle la mejor educación posible, decidieron que marchase a estudiar a un colegio en Lima, abriéndole de este modo horizontes más amplios para un adolescente que mostraba calidad digna de mayor apoyo. Su educación secundaria fué iniciada en el Colegio de La Recoleta (1928), prestigioso plantel limeño dirigido por eclesiásticos de la congregación de Sagrado Corazónes. Allí permaneció durante los dos primeros años de secundaria, con resultados aprobatorios. Pasó a estudiar los tres años restantes en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe. Concluyendo así el joven Guadalupano (Quiñónes) con éxito sus estudios el año 1933. El paso siguiente sería prepararse para una nueva y más importante fase de su vida; tentar el ingreso en la Escuela Central de Aviación "Jorge Chávez".

Estudios profesionales...

Al concluir sus estudios de secundaria, el joven Quiñónes tenía que vencer la natural resistencia familiar, quienes no veían con mucha confianza la riesgosa carrera de aviador militar. Siempre supieron de la vocación que tenía José Abelardo, especialmente cuando espectaba embelezado el vuelo de los planeadores. Mas tarde, sus conversaciones tenían como tema las hazáñas aeronáuticas, los vuelos de muchos jóvenes Peruanos en quienes veía el futuro de su carrera aeronáutica y devota... como anhelaba él. Pero tenía que obtener la autorización paterna, requisito indispensable para su ingreso a la Escuela Central de Aviación "Jorge Chávez". Había una tensa comunicación entre padre e hijo, la que felizmente fué vencida por la firmeza de su vocación.
La carta de Consentimiento Familiar le fué otorgada el 5 de Febrero de 1935, quedando así abierta la senda de su destino como aviador...

En Febrero se convocó a Concurso de Admisión de Cadetes, previa presentación de solicitud, debían adjuntar certificados de soltería, buena conducta, etc. El joven Quiñónes fué citado a pruebas de carácter físico y exámenes médicos rindiendo test psicotécnicos y finalmente rindió la prueba de cultural general. José Abelardo Quiñónes, salió airoso en todas las pruebas y fué seleccionado como Cadete de la Escuela de Aviación. Su ingreso se oficializó mediante Resolución Ministerial Nro 59 del 30 de Marzo de 1935, siendo dado de alta como Cadete de Primer Año, iniciando de inmediato una etapa de adaptación a la vida militar y luego establecer sus condiciones para el vuelo. Es pertinente puntualizar que durante su entrenamiento inicial y luego de 4 horas y 40 minutos de doble mando, obtuvo la aprobación para realizar su VUELO SOLO, revelando así condiciones excepcionales. Posteriormente, el 20 de Enero de 1936, recibe su Brevete Internacional, al totalizar 30 horas 23 minutos con 275 aterrizajes.

Por entonces, la progresión para Cadetes Pilotos, se llevaba a cabo durante 4 años de entrenamiento.

En lo concerniente a la instrucción académica y física, había desarrollado un buen método de estudio y era concentrado en las tareas que hiban desarrollandolo como profesional sin descuidar su estado físico destacando en pruebas atléticas...

En lo referente a los vuelos es ya legendario la facilidad que tenía para adaptarse a la instrucción de pilotaje. Valga recalcar sus innatas condiciones cuando en poco más de cuatro horas voló "SOLO", record nunca igualado y que es el inicio de una extraordinaria carrera militar. Mostró además gran habilidad para la práctica de la mecánica y destreza en el vuelo de planeadores, orientándose con gran entusiasmo hacia la práctica de acrobácia aérea. Como aspecto anecdótico, cabe aquí recordar una costumbre permanente en él, que consistía en pulir y sacar punta a cualquier trozo de madera o rama desprendída, empleando como herramienta una simple navaja. De su rutina como Cadete se cuenta que al retornar cierta véz con notoria tardanza a la Escuela y pretender escalar el muro, topó con un toro bravo, dando prueba de sangre fría, poco común, se mantuvo inmovil algún tiempo hasta que el fiero animal terminó por alejarse.

Cuatro años después de su ingreso, el 21 de Enero de 1939, se realizó la solemne ceremonia de clausura del Año Académico en la Escuela Central de Aeronáutica "Jorge Chávez".

Leída la Memoria del Director de la Escuela, Comandante Armando Zamudio, recibió la Espada de Honor el Cadete de Cuarto Año Cesar Lynch, ocación en la que el Cadete José Quiñónes obtuvo su despacho de Alférez de Aeronáutica, Brevete, Espada e Insignias de su grado.

En su calidad de Nro 1 como piloto de Caza, le fué otorgado Diploma y Pulsera de Oro, ceremonia que prosiguió con el juramento de estilo y discurso del Señor Presidente declarando clausurado el Año Académico.

Como segunda parte del ceremonial hubo demostraciónes aéreas de la habilidad profesional de los recientemente brevetados Oficiales de Aeronáutica, en aviones:

Finalizaba tan hábiles demostraciones de eficiencia de los pilotos, cuando apareció en el firmamento según refiere RIVERA POLAR: "Un solitario Caproni 113. Un rumor multitudinario, denso y vasto como oceánica marea, se detiene antes de la unánime exclamación de asombro. Hay un momento de estremecer suspenso, que enmudese todas las voces y apaga todos los ruidos. El avión de alta acrobácia, guiado por Quiñónes, ha descendido en caída casi vertical, y cuando parecía estrellarse, violentamente, herido por ciega fatalidad, endereza sus alas, emprende nuevamente vuelo en posición invertida, casi al raz del suelo, se eleva un poco, magistral y victorioso, pasa rozando las tribunas". "Estalla el grito multanime, dando vía libre al asombro y el eco de los aplausos, llevados por el viento, anuncia el comienzo de la meteórica trayectória del Alférez Quiñónes.". Como se pudo apreciar en una película de la época, José Quiñónes efectuó en realidad, no una sino tres pasadas, en progresivo descenso, la primera a tres metros del suelo, la segunda a dos metros y la tercera a la escalofriante de metro y medio. Constituyó el pasmo de la nutrida concurrencia y un alarde de suprema pericia del piloto que recién se graduaba.

El vuelo invertido de Quiñones
El Alférez CAP José Abelardo Quiñones Gonzáles piloteando un avión Caproni 113 realiza un vuelo invertido a dos metros del suelo el día de su graduación como piloto.

El Cadete Quiñónes, integrante de la Promoción "Comandante CAP José Lucas Ragúz Verán" (1935-1938), registraba el siguiente record en su Libreta de Vuelos:

Primer Año - 1935

Avión

Morane Saulnier

Horas de Vuelo

30 Hrs 23 minutos

Solo

4 Hrs 40 minutos

Aterrizajes

275

Brevete Internacional

20 de Enero de 1936

Segundo Año - 1936

Avión

Hanriot

Horas de Vuelo

45 Hrs 24 minutos

Aterrizajes

259

Solo

12 de Mayo de 1936

Tercer Año - 1937

Aviones Acrobáticos

Morane Saulnier (5-8-37)
Vought Corsair (10-8-37)
Curtiss Fledwings (1-9-37)
Douglas (28-9-37)

Horas de Vuelo

112 Hrs 3 minutos

Aterrizajes

359

Raids-Vuelo de navegación

Las Palmas-Paramonga-Las Palmas (19-7-37)
Las Palmas-Pisco-Las Palmas (3-11-37)

Vuelo Nocturno

26-11-37

Cuarto Año - 1938

Aviónes

Curtiss Falcon (16-5-38)
Travel Air (21-6-38)
Caproni CA-114 (21-6-38)
Curtiss Hawk (7-9-38)

Caproni CA-113 Acrobacia (16-9-38)

Horas de Vuelo

106 Hrs 8 minutos

Aterrizajes

266

Escuela de Hidroaviación de Ancón

Hidroaviónes

Chance Vought (29-11-38)
Fairey Seal Gordon (5-12-38)

Total de horas voladas a Diciembre 1938

293 Hrs 57 minutos

Nota Final

16.14

Brevete de Piloto
Observador de Guerra

RS. del 09-01-39

Total de Horas voladas al 21-01-39 día de Clausura

307 Hrs 34 minutos

Quiñones piloto de caza
Quiñones Piloto Cazador

Pasado el tiempo, 10 de Julio de 1939, fué nombrado entre otros a la dotación de la Base Aérea "Teniente Coronel Ruíz" (Chiclayo) quien formaría parte de la 41 Escuadrilla de Aviones NA-50, los que fueron trasladados en vuelo, en número de 7, al mando del Capitán E. Ciriani y los siguientes pilotos: Alférez Carlos Frias, Fernando Parraud, Enrique Espinoza, Angel Santa María, José Quiñónes y José Sanchez Navarrete. Estrategicamente instalados en aquella dinámica y acogedora ciudad norteña, el aviador Quiñónes perfeccionó su técnica y táctica de aviación de combate. Aprendió a tomar distancias, a coger ventajas para derribar a cualquier adversario en el aire. Nada podía quedar a la improvisación, decía a sus compañeros de escuadrón.

Dentro de esta forma de vida propia de un joven que frisaba los 27 años, lapso que hacia cada vez mas patente la pasmosa facilidad suya para la aeronáutica. El Alférez Quiñónes sería ascendido a la clase de Teniente de Aeronáutica. Era el hito postrero para escalar una futura cima de gloria.

 

GALERIA DE FOTOS DEL HEROE

Quiñones Alférez CAP Quiñones en la 41 escuadrilla de caza
Quiñones Piloto Cazador Monumento a Quiñones, el héroe en el pedestal de la gloria

 

Quiñones piloto de caza
Teniente CAP José A. Quiñones G., al fondo se ve un avión de caza NA.50 "TORITO"

La hazaña Inmortal...

Producida la tensión diplomática con el ecuador, entre otras Unidades Aéreas, el 21 Escuadrón de Caza, al mando del Teniente Comandante CAP Antonio Alberti, con dos escuadrillas de Caproni CA-114 de 3 aviones y una escuadrilla de 5 NA-50, fué asignada al teatro de operaciones norte. La 41 Escuadrilla formada por los NA-50, estaba inicialmente estacionados en Talara y luego pasó a Tumbes, en esta unidad prestaba servicios el Teniente Quiñónes.

Desde el inicio de las operaciones cumplió diversas misiónes de reconocimiento en el teatro de guerra.

Con riesgo constante logró fotografiar extensas áreas del frente ecuatoriano en diversas misiones.
En la Libreta de Vuelos del Teniente Lynch, ilustre compañero de Quiñónes, están las huellas de 5 intervenciones previas con el Teniente Quiñónes... las cuales fueron Chiclayo-Zarumilla-Tumbes, Tumbes-Boca Capones-Talara, Talara-Rio Catamayo-Macara-Piura, Talara-Huancabamba-Chiclayo, que son un índice de intensa actividad a la que estuvo sometido.

Los reconocimientos aéreos efectuados los días mencionados, permitieron detectar nutrida concentración de tropas ecuatorianas en la zona. Provenían de la provincia de el Oro y estaban orientadas hacia el frente de Zarumilla, y por el lado del mar, en el Canal de Jambeli, desplazamientos del barco ecuatoriano "Atahualpa".
Esta serie de movimientos tácticos del enemigo por tierra y por mar, pusieron en alerta al Comando Peruano y originaron una tensa y paciente espera. El amenazante presagio del ataque ecuatoriano se tornaría patente en la agresión ecuatoriana acaecida a fines de ese mes.

Como medida precautoria, desde Tumbes el Comandante del Agrupamiento Norte, General de Brigada EP Eloy Gaspar Ureta Montehermoso, emitió la orden de operaciones Nro 3, el día 20-VII-1941, asignando una misión a la Primera División Ligera. Para cumplirla era necesario el apoyo de la aviación, factor impresindible en la zona, con el fin de asegurar el éxito de la operación bélica. A su vez el Coronel EP Luís Vinatea emitía la Orden de Operaciones Nro 2 en el sector de Noblecilla y con el apoyo de la aviación, ordenó desatar un violento ataque destinado a conquistar puntos vitales del campo enemigo.

La noche entre el 22-23-VII-1941 se produjo la agresión ecuatoriana contra el puesto Peruano de Lechugal, choque con escasas bajas. Casi de inmediato hubo, más al norte, acciones en Aguas Verdes y otra ofensiva al sur de Huaquillas, en Pocitos, las que fueron rechazadas por soldados Peruanos. Comenzaba entonces la primera fase de la batalla de Zarumilla o como la define el Jefe de Estado Mayor Teniente Coronel EP Miguel Monteza Tafur, el conjunto de combates realizados entre el 23 y 31 de Julio de 1941 en la frontera norte encuentro así llamado por ser aquella zona del rio de este nombre el principal centro de lucha. Otro simultáneo choque armado se realizaba en la parte del Rio Tumbes, colindante con la provincia El Oro.

El objetivo de la aviación Peruana era bombardear Chacras y Quebrada Seca, siendo este último lugar el principal objetivo del ataque. Porque en Quebrada Seca el ejército ecuatoriano tenía ubicada la mayor parte de su artilleria, complementada por numerosas baterías de ametralladoras.

El plan ofensivo del Teniente Comandante Alberti Bonino, Jefe de la 41 Escuadrilla, era atacar y destruir los nucleos de fuego antiaéreo de Rancho Chico y Quebrada Seca. Corriendo el máximo riesgo, por estar ambos lugares con artillería antiaérea. El ataque buscaba impedir concentración y traslado de tropas ecuatorianas entre Huaquillas, Chacras y Quebrada Seca.

 

El avión de caza de Quiñones
El avión de caza NA-50-XXI-41-3 "TORITO" del Teniente CAP José A. Quiñones G.

Avión de caza desarrollado a partir del NA-16 (AT-6) especialmente para el Perú; se contruyeron siete en agosto de 1938. Se usó en la guerra contra Ecuador de 1941 piloteado, entre otros, por el máximo héroe de la FAP, capitán José Abelardo Quiñones González. Después de la guerra se usaron para instrucción avanzada de los cadetes en Las Palmas hasta 1960. Localmente se les dió el apodo de "Torito".

 

Completaban el heróico grupo de ataque del Teniente Comandante Alberti (avión NA-50-XXI-41-1), los Tenientes Fernando Parraud (avión NA-50-XXI-41-2), José Quiñónes (avión NA-50-XXI-41-3) y el Alférez Manuel Rivera López (avión NA-50-XXI-41-4).

Por su parte, el XI Escuadrón de Bombardeo dirigido por el Comandante Gal'Lino, bombardearía Chacras y Huaquillas, para obstaculizar el ataque ecuatoriano contra la tropa Peruana.

Quiñones heroe nacional
Capitán CAP José A. Quiñones G., Héroe de la Aviacion Militar Nacional del Perú

Con esta finalidad la XIII Escuadrilla de Bombardeo partió de la Base de Tumbes, a las 08.10 hrs del 23-VII-1941. Antes, a las 06.45 hrs partía la 41 Escuadrilla, al mando del Teniente Comandante Alberti, llevando de aleros al Teniente Parraud, en una segunda patrulla, ligeramente abierta, iba el Teniente Quiñónes con su alero Alférez Manuel Rivera López. La misión era aniquilar a la artillería ecuatoriana ubicada en Quebrada Seca.

Iniciado el movimiento ascendente hasta los 2,000 metros y ya enfrentados al objetivo, un sostenido fuego antiaéreo partió de las baterías enemigas. Alberti, serenó el rostro, inició un ataque picando hacia el objetivo seguido de su alero Parraud. Se buscaba colocar las bombas con precisión y ametrallar a la hueste contraria. Llegaba, improrrogable, el instante cumbre.

En la segunda patrulla, el Teniente Quiñónes en su avión NA-50, al que le gustaba llamar "PANTERA", inició su arriesgada "picada", seguido por el Alférez Rivera.

Pero en el tramo final, a 300 metros del objetivo, Quiñónes fué alcanzado por una intensa ráfaga de fuego antiaéreo, tan potente que el aparato quedaría semi-destruido.

Aquí la superlativa consigna "DERRIBADO PERO SOBRE EL OBJETIVO", será fielmente cumplida. Con mano firme, el heróico Teniente Quiñónes, dirige su avión "PANTERA" contra el poderoso reducto enemigo y lo reduce a humeantes escombros, pagando el supremo precio con su preciada vida ¡¡¡HOLOCAUSTO DEL HÉROE!!!. Aniquilado el poderoso foco enemigo, el presagio de triunfo se transformaría en hazaña, plena de realidad. Quiñónes ES UN TÍPICO CAPITÁN DE LA VICTORIA.

Avión de caza XXI-41-3 North American NA-50 usado por Quiñones en su acto heroico y restaurado por Personal Técnico FAP
Avión de caza XXI-41-3 North American NA-50 usado por Quiñones en su acto heroico y restaurado por Personal Técnico FAP

"El Aviador llegado el momento debe ir hasta el sacrificio"

""El cazador (piloto de caza) tiene el deber de llegar hasta el sacrificio antes de permitir que pase un solo avión de bombardeo".

"Todo ser humano tiene en el camino su pedestal de héroe. El mérito consiste en que, llegado el momento, tenga el coraje suficiente para subir a él"

En el conflicto con la República del Ecuador, el 23 de Julio de 1941: El Teniente FAP José Quiñones González; cumplió heroicamente con abnegación, desprendimiento y sacrificio de su vida. Por eso la Aviación Militar del Perú, rinde homenaje al Capitán FAP José Quiñones Gonzáles considerándolo su héroe representativo y es la Ley Nº 16126 del 10 de Mayo de 1966 que lo declara Héroe Nacional por su acto heroico y asimismo que en cada 23 de Julio se conmemore el aniversario de su heroico sacrificio, y además considera es el DÍA DE LA AVIACIÓN MILITAR DEL PERÚ.

El Coronel EE Octavio Ochoa, Jefe de la IV Zona Militar del Ecuador; el 19 de Octubre de 1941, entregó, a nombre de las Fuerzas Armadas del Ecuador, los restos mortales del héroe peruano; pronunciando las siguientes palabras: "Entrego a la Fuerza Aérea del Perú, los restos de quien supo honrar a su patria, a su pueblo y a su fuerza armada. Mi pueblo, rinde homenaje al pueblo peruano, dignamente encarnado en la figura heroica de José Abelardo Quiñones Gonzáles".

 

LOS FUNERALES DEL HEROE

Los Funerales de Quiñones Ilustracion Nº 1

Los Funerales de Quiñones Ilustracion Nº 2

 


 

Principal

 

Contador
1