Dirección: Pedro de Vera 44 - Las Palmas de Gran Canaria. CP-35003
Teléfonos: 928 36 93 31
Cuenta de ayuda: Caja Insular de Ahorros
2052-8000-79-33-3310481908


Bienvenido a la WEB de la Asociación Ciudadana por la Defensa del Patrimonio Histórico de Canarias (DEPACA)

Inicio
Libros y Exposiciones
Correo

Yahoo

Libros y Exposiciones
recomendadas por DEPACA

Nuevo libro editado por DEPACA

"Ariguanabo, historia, música y poesía.
Nuestros abuelos canarios (III)"

Último tomo de la trilogía publicada por DEPACA, cuyo autor -y miembro de nuestra Asociación-, es el cubano canario Roberto Domínguez Lima, con Prólogo del conocido periodista e intelectual Federico González Ramírez.
El libro incluye -entre otros temas interesantes- la biografía actualizada, hasta marzo del presente año, del trovador Silvio Rodríguez Domínguez, la lista alfabética de sus composiciones más conocidas y algunos de sus pensamientos, visiones y criterios, vertidos a través de entrevistas y de sus propios escritos; espinelas de Ángel Valiente, repentista cubano que junto a "El indio Naborí" protagonizó la "controversia del siglo", rescatada por el profesor de la ULPGC, Maximiano Trapero y editada en su momento en Canarias;  deliciosos poemas -dedicados a las islas- de Ana Núñez Machín, afamada intelectual cubana de raíces canarias; las palabras de René de la Nuez al recibir su merecido premio en el Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes; actualidad del Proyecto ariguanabense Habacuc; información sobre un bosque dedicado a José Martí; reportajes a canarios residentes en el Ariguanabo e historias de familias de emigrantes canarios hacia Cuba así como listas de canarios que se acogieron a la nacionalidad cubana en San Antonio de los Baños, ciudad fundada principalmente por canarios, a partir de una taberna establecida por el canario Joseph Cabrera, allá por el año 1775

PRÓLOGO
EN LAS RODILLAS DE ROBERTO

La noche de los Comités de Defensa de la Revolución, toda Cuba se convierte en una gran 'caldosa': en cada cuadra, en cada ciudad, existe una excusa para compartir con los vecinos la madrugada. Esa noche de 1999, mientras se acababa septiembre, Marta y yo fuimos huéspedes festivos, hasta que llegó el sol, de los vecinos de la calle Concordia, en La Habana, la misma calle en que se grabó buena parte de la admirada 'Fresa y chocolate', de Gutiérrez Alea. Una de aquellas anfitrionas espontáneas que nos retuvo toda la noche sobre el asfalto de Concordia dijo, sobre la música: "Yo también soy canaria". No le hicimos mucho caso. A cada paso, en Cuba, encontrábamos hijos, nietos, bisnietos de canarios, así que después de muchos días de disfrutar de la generosidad cubana y de su especial afición por recorrer en sentido inverso, cabalgando sobre las huellas de sus apellidos, la enigmática senda de sus historias personales –éste es francés, éste catalán, este apellido tuyo es vasco- la rotunda afirmación de una chica de la calle Concordia que se decía canaria nos resultaba un ingrediente más de la magia humana de Cuba.

Al día siguiente, ya por la tarde, volvimos a Concordia para agradecer la madrugada inolvidable. Allí estaba, entre otras gentes, la chica alta y rubia que se decía canaria, con su hijo, y nos invitó a entrar para que conociéramos al abuelo del niño, su propio padre: un hombre sereno, ya mayor y lúcido, con toda la reciente historia de Cuba en la mirada. Carlos Bencomo. Se llamaba Carlos Bencomo. Un apellido guanche con el que sortear nuestra incredulidad nocturna y entender por qué aquella cubana se reclamaba, solemne y orgullosa, como canaria.

La hija de Carlos Bencomo no sabía entonces que ese hilo, frágil pero inquebrantable, que busca y conduce a través del laberinto de la vida a los cubanos con su origen, tiene su Ariadna vigente en Canarias. Una Ariadna particular, con jóvenes ojos azules y la gorra calada mientras teje, día a día y ante el ordenador, el hilo que después otorga a todo aquel que quiere salir del laberinto y llegar hasta el inicio, si éste fue Canarias. Si tiran del hilo, al otro lado encontrarán –incansable- a Roberto Domínguez.

Incansable Roberto Domínguez. Este tercer tomo de 'Nuestros abuelos canarios' es la muestra más fiel de su quehacer callado y permanente de hilador de palabras. Así es la geografía humana –sorprendente, mudable, pasional, amante de la mixtura, impredecible, vital- y su más enérgica expresión –Cuba-. Quién le iba a decir a la hija de Carlos Bencomo, y a mí mismo, que el rastreador más infatigable de huellas canarias en Cuba iba a comenzar su trabajo de exploración vital en La Paterna, cerquita de mi barrio natal de Las Rehoyas, en nuestra ya casa común, Las Palmas de Gran Canaria. Quién le iba a decir a Roberto Domínguez que sus dedos servirían a una misma vez para urdir un telar de caminos comunes y escarbar en el origen canario de su ciudad, San Antonio de los Baños.

Porque eso hace Roberto Domínguez, todo el tiempo, en este nuevo volumen: 'Ariguanabo: Historia, música y poesía'. Escarbar –historia- hasta la raíz de San Antonio de los Baños, junto al río Ariguanabo, creada por el canario Joseph Cabrera, que decidió que en ese justo sitio, junto al río, debían hacer un alto en su taberna los cortadores de madera camino de La Habana. Escarbar hasta el origen también canario de San Cristóbal de La Habana, de Matanzas, o de cómo el gomero Antonio Suárez siguió al Tío Cabrera en su aventura tabernaria junto al río. Escarbar hasta encontrar los orígenes de la Beneficencia Canaria, del Liceo Gran Canaria, del Canaria Sporting Club o de la todavía presente Asociación Canaria 'Leonor Pérez'.

Y no sólo con su voz. Roberto Domínguez escarba con la voz de otros en historias de vida que nos llevan, hasta poder sentirlas, hasta la bisabuela Isabel, henchida de un amor socialmente imposible que la condujo, desde Canarias y ya con hijos, hasta Cuba, contada por su bisnieto Adalberto Valdés. Y escarba, en una labor de orfebre demográfico, en los nombres de los canarios que fallecieron en la guerra de Independencia, y de los que pasaron a ser ciudadanos cubanos.

Roberto Domínguez escarba y urde –música, poesía- el hilo de los sentimientos de su ciudad y de sus gentes, de cuando el Indio Naborí y Angelito Valiente se retaban en un esgrima inigualable de música campesina, o de cuando San Antonio era una orgía melódica -de la que formaba parte su padre, el trecero Roberto Domínguez León- de tríos, de septetos, la Orquesta Mambí, una pasión instrumental. Y da la voz, nuevamente, a la poesía de Ana Núñez Machín, y a la memoria gráfica de San Antonio de los Baños, el original Ariguanabo, modelada pacientemente por su hermano Adalberto Domínguez Lima, y a los impulsores del proyecto Habacuc, donde música y compromiso social van de la mano.

Y, escarbado ya el pasado, Roberto Domínguez regresa al presente, y nos trae las experiencias asiáticas –medicina tradicional, karate- de Wilbert Vargas, otro habitante de origen 'isleño' de su Ariguanabo, y las vivencias cubanas de Marco Antonio Toledo, un cineasta canario que culmina su formación en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, un Hollywood caribeño de talento y no de dinero. Y constata la creación sorprendente del Bosque Martiano desarrollado en su ciudad por Rafael Rodríguez Ortiz, sobre un antiguo vertedero, memoria floral de las campañas de José Martí. Entrevistas, informes, censos, relatos, fotografías, canciones, poemas, proyectos… Un Roberto Domínguez historiador, demógrafo, reportero, curioso, construye el edificio común de la memoria de su familia, de su ciudad, de parte de Canarias, de sus vecinos, de sus amigos, con la maestría de los grandes periodistas, ofreciendo el protagonismo del papel escrito a los otros y situándose en una esquina a contemplar, orgulloso, cómo la vida cobra nueva vida con la alquimia de la palabra.

Lo que no puede evitar Roberto es que ese rincón que se deja a sí mismo y a los suyos en el crisol inmenso que ha construido con este libro sea un lugar especial, inigualable, distinto. Porque la humildad de Roberto –Yo soy de donde hay un río- y su vocación por los proyectos humanos compartidos –de la punta de una loma- le obligan a situar a su propia familia –de familia con aroma- en el espacio de la épica anónima, común, de la inmigración –a tierra, tabaco y frío-.
Roberto desvela para sí y para los suyos, entrelazada con la de otras muchas familias que compartieron destino, la historia del origen canario de su bisabuelo Esteban Domínguez, que procedía de Los Llanos de Aridane, en La Palma, y por qué su abuelo, Félix Domínguez, era por tanto un 'pichón de isleño'. Pero no puede, ni quiere, dejar de compartir abuelo con uno de los autores más admirados de la cultura cubana, un músico cuya sensibilidad a muchos nos sirvió para crecer. Roberto Domínguez, al igual que Silvio Rodríguez –soy de un paraje con brío/donde mi infancia surtí/y cuando después partí/a la ciudad y a la trampa/ me fui sabiendo que en Tampa/mi abuelo habló con Martí-, mamó su infancia ariguanabense sabiendo del encuentro, convertido ya en leyenda familiar, del abuelo Félix Domínguez con José Martí.

Uno de los abuelos mejor cantados de la música de autor recobra aquí, gracias a Roberto, su rostro, su familia, su historia de dolor y de amor, y a sus ancestros, y el propio Silvio Rodríguez recobra parte de verdad en su biografía, siempre en riesgo de transformación por quienes lo admiramos en demasía. Roberto Domínguez reconstruye el ideario de Silvio, a través de múltiples entrevistas, pero sobre todo recoge los datos precisos de la vida de Silvio, aportados por él mismo para este libro 'familiar' de Roberto.

Así lo sé, porque quiero echarme/en su misma fosa/sin oración y sin losa/hueso con hueso viajero, canta Silvio de su abuelo, del abuelo compartido, esos mismos huesos viajeros de quien hace recuento ahora Roberto. Lo sé como sé su silla/su cuchillo, su mascada/y su corona nevada/lo sé cual sé su rodilla. Roberto Domínguez sitúa con este nuevo libro a todos los cubanos descendientes de isleños, de canarios, a recordar a sus abuelos, las sillas donde se sentaban, los cuchillos con que trabajaban, su tabaco, sus canas, en el remo sabio y tierno de sus rodillas, como Silvio y Roberto, Roberto y Silvio, saben de la rodilla acogedora, hospitalaria, de Félix Domínguez, pichón de isleño, su abuelo. Yo me siento ahora, y espero que me acompañen, sobre esta rodilla hecha de memoria y en forma de libro que nos ofrece, siempre generoso, Roberto Domínguez.

Federico González Ramírez

 


ACTIVIDADES

Orestes Martí
Una noche en Guiniguada sin "ruidos" ni "blancos" informativos
Las Palmas de Gran Canaria
2008-12-4

No se trataba de una batalla militar -la "batalla del Guiniguada"-, donde en el año 1478, los isleños de Canarias intentaron expulsar a los invasores del Real instalado en Las Palmas; ni de disertar sobre el barranco que a modo de frontera entre los dos guanartematos de la isla, constituía una puerta natural y un pasillo hacia el interior, por donde se retiraron los aborígenes después de tratar de abortar la fortificación de los invasores, en aquella batalla.

Era otra la batalla a la que se les invitaba: una de tipo cultural, por tanto ideológica, puesto que la Cultura forma parte de la superestructura de la Sociedad. Les invitaba el amigo Félix Martín(1) a su programa El Bicácaro Cultural(2) en la Comunitaria estación Radio Guiniguada(3)

Es de todos conocidos los "ruidos" y "blancos" informativos existentes sobre la historia de Canarias y los canarios -tanto en el ámbito interior como en el exterior- por lo que cada vez que exista la posibilidad de hablar de ello, no debe desaprovecharse, al contrario; pero si además se trata de hacerlo en un medio de Comunicación que declara entre sus objetivos: "potenciar toda una práctica de comunicación alternativa, basada en un compromiso serio y firme contra todo tipo de relación social que oprima, margine o domine, y, por lo tanto, apostando por una transformación radical de la sociedad y por una vida más justa", pues con más razón.

Por tales motivos, el autor de la trilogía dedicada a "Nuestros abuelos canarios" -cuya edición acaba de concluir la Asociación Ciudadana DEPACA(4), con el libro "Ariguanabo, historia, música y poesía"-, acudió a la invitación que le hiciera el Director del programa. Sin embargo, para satisfacción de los oyentes de Bicácaro Cultural -que según nos dicen se escucha no sólo en todo el Archipiélago sino que hay radioescuchas en diversas latitudes así como internautas que lo siguen a través de la Internet-, no acudió solo: lo acompañaron la poetisa canaria Margarita Ojeda(5) y el Presidente de DEPACA, Rafael Guerra Alemán.

Un entretenido, educativo y combativo programa el de la noche de este miércoles 3 de diciembre de 2008. Entretenido por los diversos temas abordados: el repentismo y los repentistas Yeray Rodríguez y Emiliano Sardiñas(6); la música brindada -del trovador cubano Silvio Rodríguez Domínguez(7), de muy grata recordación en nuestro Archipiélago-, y los exquisitos poemas declamados por Margarita Ojeda, de la autoría de la poetisa cubana y Ariguanabense Ana Núñez Machín, descendiente de canarios, quién preparó un breve poemario -Archipiélago de alas- para ese último título de la trilogía sobre los canarios en San Antonio de los Baños, La Habana, Cuba.

Educativo por el método, el abordaje de los temas, la exposición y el alcance de los mismos. ¿Qué duda cabe que entre los participantes en el programa había al menos tres pedagogos?

Pero sobre todo, tengo la impresión de que fue un programa muy combativo. Y la aseveración no es gratuita: los análisis descarnados sobre los intentos de dejar en "blancos" informativos, episodios y fragmentos de la historia del archipiélago; la denuncia del expolio de yacimientos aborígenes; la ofensiva sin cuartel del cemento y el ladrillo contra el patrimonio isleño; el dominio del gigantesco aparato de propaganda del Poder Mediático que ahoga y asfixia a la cultura popular, así lo atestiguan.

Me parece que este último programa de Bicácaro, además de lo descrito con anterioridad, no ha sido más que el comienzo de una posible y magnífica colaboración con DEPACA y muchos de los miembros que la constituyen. Si así lo fuera, bienvenido sea

Memoria gráfica

El autor de la trilogia "Nuestros abuelos canarios" (izq) junto a Félix Martín (der)

De izq a derecha: Rafael Guerra Alemán; Félix Martín Arencibia y Margarita Ojeda

La poetisa M. Ojeda declama versos de Ana Núñez Machín

---o0o----

(1) Félix Martín Arencibia, Santa Brígida (Canarias). Ha publicado los poemarios: Verdades verdes desde el palmeral de Satautey (1991), Vuelos de palmera (1992) y Bicácaro de amor apasionado (2007). En narrativa: Ahínco (1998). En literatura infantil y juvenil: Fantásticas aventuras de una pandilla canaria (2002) Misterios en las raíces del volcán, en Anroart Ediciones. Participa en varias antológicas con Poetas canarios 2000 y Uni-verso: Poesías de las Islas Canarias (1999), Cuando el amor se hace verso (2000), Canto a las Islas Canarias (2001)… Recita en diversos municipios de las Islas Canarias. Ha colaborado en las páginas culturales y de opinión del Diario Las Palmas, Canariasahora.com, Canarias7, El Guanche, Magec.info, Lancelot, Anarda y actualmente en La Gaceta de Canarias. Dirige durante diez temporadas el programa cultural “Bejeke” en Radio Guiniguada. Ahora lo hace con “Bicácaro Cultural”… Correo: felix194@hotmail.com

(2) El bicácaro (Canarina canariensis), también llamada bicacarera, bicacarero, cabeza de gallo o campanilla es una planta trepadora endémica de las Islas Canarias que habita principalmente en los bosques de laurisilva del archipiélago. Pertenece a la familia de las campanuláceas (campanillas) y es una de las tres especies del género Canarina. Es, además, la especie que tipifica dicho género. Se trata de una de las especies vegetales más emblemáticas de Canarias, considerada por algunos autores como la "flor nacional" de las Islas. Pero Bicácaro es además el programa que dirigido por Félix Martín Arencibia se transmite todos los miércoles a las 19:00 Hrs. por Radio Guiniguada.

(3) Radio Guiniguada. Es la veterana de las radios comunitarias de Canarias Nació en un barrio obrero de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en mayo de 1985. De ella se dice que "desde su primera salida al aire ha luchado por la transformación democrática de la sociedad, apoyándose en la reivindicación de los derechos de la clase trabajadora, la defensa de la libertad de expresión, el antimilitarismo, la defensa del medio ambiente, la igualdad de sexos, contra la discriminación de género, el respeto a la libertad de opción sexual, el antirracismo, la redistribución de la riqueza, el Pleno empleo digno, el ejercicio social pleno de la democracia, la defensa de las minorías marginadas o excluidas socialmente, y entre otros muchos, por la defensa de la autodeterminación de todos los pueblos".

(4) "Ariguanabo, historia, música y poesía. Nuestros abuelos canarios (III)"

(5) Juncalillo, municipio de Gáldar, La cumbre de Gran Canaria. Poetisa de profundas raíces canarias. Según información recogida en el blog " El Arca de los poetas", Margarita: "Ha tenido la suerte de vivir una infancia disfrutando de la naturaleza en toda su plenitud y está orgullosa de sus orígenes y de sus raíces, así queda reflejado en sus poemas. Le gusta leer y escribir y está unida a personas que sienten y aman la poesía, está vinculada a varios grupos: Asociación de Poetas "La Arcadia", Asociación Cultural de Arte Isleño, Asociación de Poetas "Uni-Verso", Asociación Cultural "El Salitre" y pertenece a la Asociación Canaria de Escritores. Ha recitado por casi todos los municipios de la Isla y también en varias emisoras de Radio"... Entrevistas, grabaciones, colaboraciones en antologías poéticas... en fin, una actividad enorme que también incluye la publicación de tres poemarios ("Flor Cumbrera" -2002-; "Levantar el vuelo" -2003- y "Cardo y rosa" -2004). Cuenta en su haber, además, con un premio "Mención" concedido por La Cuadratura del Circulo Poético Iberoamericano en Santa Mónica (California) EE.UU. en el año 2006 con su "Soneto a José Martí"

Orestes Martí 
DEPACA y la Trilogía "Nuestros abuelos canarios"
Las Palmas de Gran Canaria
2008-11-27

El pasado martes 25 de noviembre, a las 8:15 de la tarde (20:15 Hrs) en el Círculo Mercantil de Las Palmas de Gran Canaria,  se llevó a cabo una presentación especial del libro "Ariguanabo, historia, música y poesía" último tomo de la trilogía -editada por DEPACA- "Nuestros abuelos canarios";  la presentación incluyó, no obstante, el abordaje del contenido de los tomos editados con anterioridad.

Don Salvador Sánchez ("Borito") tuvo a su cargo las palabras iniciales a nombre de la Tertulia Feliciano Ojeda-Deurvan, pintor, y de su Presidente, Don Manuel Ojeda-Deurvan. En su analítica intervención, destacó algunos aspectos que consideraba interesantes en la obra que se presentaba y se interesó por la precisión de varios aspectos incluidos en ella.

Don Rafael Guerra Alemán, presidente de DEPACA, hizo una explicación sobre la actividad editorial -tres títulos en menos de dos años-, que se encuentra desplegando la Asociación y que, como es sabido, comenzó con la edición de esta trilogía. En sus palabras, abordó la nueva visión de la entidad en materia cultural y predijo nuevas actividades en próximas fechas.

El intelectual y periodista Federico González -quién tuvo a su cargo la elaboración del Prólogo de este último tomo- hizo una muy amena presentación del libro y del autor, incluyendo algunas vivencias personales en tierras cubanas y describiendo el proceso creador en que se vio envuelto el escritor al abordar desde distintos ángulos y estilos, la preparación de la obra.

El autor, Don Roberto Domínguez Lima explicó los detalles de cada uno de los tomos editados y se refirió a diversos e interesantes aspectos contenidos en ellos, así como a la vida de los canarios que en San Antonio de los Baños en particular y en Cuba en general, han desarrollado una hermosa obra de trabajo y enorme esfuerzo humano.

Para cerrar con broche de oro la hermosa actividad cultural, la destacada poetisa Margarita Ojeda García deleitó a los presentes con dos bellos poemas -contenidos en el libro-, de la autoría de Ana Núñez Machín, destacada poetisa cubana descendiente de canarios que escribió el poemario específicamente para este último tomo.

Como ya viene haciéndose costumbre en las presentaciones de los libros de DEPACA sobre temas tan sensibles como la emigración, el impacto de Canarias en el "nuevo Mundo", la preservación de nuestro Patrimonio, incluyendo obviamente el Inmaterial, entre otras motivaciones, produjeron al final de la velada, una activa participación de los asistentes que hicieron múltiples preguntas y observaciones.

Esperemos para ver que nuevas actividades nos preparará DEPACA y ojalá que esta cooperación entre ambas entidades se mantenga y se desarrolle en el tiempo.

Vista de los asistentes D Salvador Sánchez D Rafael Guerra D Federico González
El autor de la trilogía interviene La poetisa Margarita Ojeda recita los poemas

Como estaba previsto, en el programa "Guachafisco" transmitido por Radio-TV TINAMAR, prologuista  y autor participaron en el gustado espacio que conduce y dirige Luís Pulido. El programa además contó con la presencia del destacado maestro, escritor y poeta de Santa Brígida Félix Martín Arencibia.

El  jueves 30 de octubre, a las 6 de la tarde, en la Librería Nogal, Domingo J. Navarro 10, Las Palmas de Gran Canaria, tuvo lugar la presentación.
Foto (de izq. a der.)
Federico González Ramírez, Roberto Domínguez Lima y nuestro Presidente Rafael Guerra Alemán

Roberto Domínguez en El Correíllo


El autor es entrevistado por el periodista Juan García Luján
Nota: DEPACA dispone de algunos ejemplares para su venta a asociados e interesados en general. El precio es de 15 € el ejemplar y se puede obtener llamando a los teléfonos de la Asociación o por correo electrónico. Asimismo DEPACA tiene aún en su poder un [muy escaso] numero de ejemplares de los dos tomos anteriores. Se preparan nuevas

 

setstats
1