Dirección: Pedro de Vera 44 - Las Palmas de Gran Canaria. CP-35003
Teléfonos: 928 36 93 31
Cuenta de ayuda: Caja Insular de Ahorros
2052-8000-79-33-3310481908


Bienvenido a la WEB de la Asociación Ciudadana por la Defensa del Patrimonio Histórico de Canarias (DEPACA)

LA CABRA

“IDOLO” ZOOMORFO DE LA RESTINGA
(BOCABARRANCO DE TELDE)
ABAJO6.jpg (14507 bytes)
ARRIBA.jpg (14180 bytes)
DELANTE5.jpg (21354 bytes)
DELANTE3.jpg (16261 bytes)
DELANTE12.jpg (18712 bytes)
DETRAS3.jpg (19586 bytes)
PERFIL DERECHO.jpg (13892 bytes)
PERFIL-IZQ1.jpg (16014 bytes)
TROZOS1.jpg (30348 bytes)
RESCONSTR-CUERPO3.jpg (24821 bytes)

  Se trata de una cabeza zoomorfa, rostro alargado realizado en cerámica o barro cocido, con unas dimensiones de 1,8 x 3,2 x 6,2 centímetros, con forma de cabeza de cabra, estaba fragmentado en 14 pequeños trozos, incompleta, faltándoles las orejas, el cuerno derecho, el ojo izquierdo y la chiva, por su cuello sabemos que tenia cuerpo y podría representar una cabra entera de unos 15 centímetros de largo.

Tiene la protuberancia y el cuerno izquierdo completo, faltando la del derecho y la punta de este que tiene mayor diámetro, el ojo derecho es circular e impreso con un canutillo y posteriormente presionado como también parece que fue realizado el izquierdo. En los arranques de  las orejas se observa un agujero profundo en la izquierda, la nariz en la parte central y es respingona faltando un trocito con sus dos pequeños orificios nasales y en la punta inferior la boca, que son impresiones horizontales, bajo ésta el arranque de la chiva.

Se detectan restos de almagre en la mitad derecha, en el cuerno entero se conserva la huella digital y dos impresiones  de las uñas del autor en la parte posterior o garganta.

La técnica de fabricación comenzó sobreponiéndole a la prolongación del cuello, pequeñas porciones de barro hasta completar la forma de la cabeza. A pesar de su erosión y detalles no tiene un buen acabado, lo que pudiera sugerir que se trata de un simple juguete.

Hasta la fecha se han encontrado cabezas de animales, algunos extraños como quimeras, cerdos y aves pero parece que este el primero que representa a la cabra prehispánica.

Los ojos y la nariz adquieren el estilo del autor, los primeros son simples círculos de 1cm. de diámetro están de frente y no a los lados y la nariz, incluso la corta boca no tiene que ver con la realidad, el resto si.

Apareció justo en el borde del talud de tierra que dejo el tractor llevándose consigo posiblemente otras numerosas piezas irrecuperables hoy, quizás esparcidas o rellenando alguna obra, jardín, bajo el asfalto o vendida en el interior de un saco de arena.

FRANCISCO L. PEINADO RODRÍGUEZ

 

SUBIR

Última actualización de esta página 20/06/06

 




1