Declaración de Limache
    Coalición por el Derecho a la Salud Natural   
    Asociación Salud Natural de Chile
    Instituto Estudios Salud Natural
    Asociación de Yerbateros de Chile
    Granja Homa de Limache
"Los fármacos sólo atenúan los síntomas,  
pero no curan las emfermedades"
 
"Las Hierbas Medicinales y  
los Productos Naturales Nutricionales
 
han probado tradicionalmente su superioridad
 
frente a los preparados farmacéuticos
 
que han mostrado su ineficacia"
 

DECLARACION DE LIMACHE
25 de Noviembre de 2001

Reunidos en Limache, comuna campesina de Chile, el 25 de Noviembre de 2001, los abajo firmantes, relacionados con actividades herbarias, Herbolarios, Yerbateros, Médicos Naturistas, Profesionales de la Salud Natural, Botánicos, Químicos Naturistas, Proveedores Productos Naturales, Ingenieros y Técnicos Agrícolas, Naturópatas, Terapeutas Florales, Naturistas y Consumidores de Productos Naturales, después de analizar el tema:

Hierbas para la Salud. Culinarias, Salutíferas y Aromáticas

y conforme a nuestra experiencia y conocimientos sobre el Uso de las Hierbas y Productos Naturales, acordamos necesario dar a conocer a todo Chile la siguiente:

D E C L A R A C I O N


EL DERECHO A LA SALUD NATURAL
1.- La salud es un bien irrenunciable que debe ser cuidado y perfeccionado continuamente por el propio ser humano.

2.- Proclamamos el derecho irrenunciable del consumidor a optar libremente por un modelo natural para mantener la salud. El Estado debe proveer la asistencia técnica que sea necesaria para las personas puedan hacer un eficiente ejercicio de sus derechos.

3.- Los herbolarios, yerbateros, los centros naturistas, los locales de productos orgánicos, las parcelas de producción agroecológicas, los restoranes vegetarianos, los centros de elaboración y distribución de productos naturales no farmacéuticos, los institutos de desarrollo humano y de difusión de terapias alternativas y de la salud natural y ambiental y todos los ciudadanos que promueven principios de una vida sana tienen el derecho irrenunciable a mantener sus actividades e invocar la protección de sus derechos constitucionales.

SALUD NATURAL (vs) PREPARADOS FARMACEUTICOS
4.- Los preparados farmacéuticos sintéticos solamente alivian los síntomas, pero no sanan. La gran mayoría de los fármacos han mostrado su ineficacia para tratar las afecciones crónicas y presentan serios efectos adversos que generalmente son mayores que los beneficios sostenidos por su promoción médica. Gran parte de los problemas crónicos que padecen las personas ha sido originados por el consumo prolongado en el pasado de fármacos que intentaron curar otras afecciones. Justamente, los fármacos han comenzado a ser acusados de promoción médica engañosa en varios países.

5.- Basados en la experiencia y en la información científica actualmente disponible, reconocemos la superioridad de las hierbas salutíferas, culinarias, aromáticas y cosméticas y de los productos nutricionales para tratar los problemas crónicos y mantener la salud.

6.- La medicina natural es la medicina basada en la evidencia, en los nutrientes y en las terapias de la naturaleza. La medicina natural no alivia los síntomas, no invade, no agrede, ni reemplaza la capacidad curativa que posee el cuerpo humano. La farmacéutica sintética es el negocio de las enfermedades, sólo alivia, engaña al cuerpo, sustituye sus capacidades, subsidia, no permite que maduren los sistemas de defensa del cuerpo humano, no sana las enfermendades crónicas y crea nuevas enfermedades.

INFLUENCIA FARMACEUTICA
7.- Los consorcios farmacéuticos necesitan colocar en el mercado al menos una nueva mólecula cada año, que le permita rentabilizar su negocio con un beneficio neto de millones de dólares anuales. Según la propia industria farmacéutica, en promedio destina cerca del 18% de sus ventas a investigar qué nueva molécula pueden incorporar en el mercado. Estas cifras revelan lo que está en juego y el por qué se oponen ferozmente a que se comercialice una bolsa de hierbas de $500 pesos chilenos o un pote de suplementos herboreos o alimentarios de $4000 o $5000 en el mercado nacional, frente a medicamentos institucionales de $20.000 o $115.000. La farmacéutica conoce su vulnerabilidad y la amenaza que representan los productos de la medicina natural.

8.- Advertimos que las empresas farmacéuticas, en Chile como en todo el mundo y en todos los niveles donde extienden su influencia, han declarado una guerra soterrada a los productos naturales que les son altamente competitivos y a los preparados en base a hierbas, naturalmente salutíferas. La farmacéutica les ha atribuido toda clase de peyorativas, olvidándose ella misma de sus propios origenes. Después de 60 años de fracasos, de alejamiento de lo natural, ahora ven en estos productos un peligro -inminente y creciente- que pone en riesgo un negocio seguro y trillonario. Ellas buscan la sobrevivencia a largo plazo en un mercado que se les da vuelta, donde son miles los consumidores develados los que entablan millonarias demandas con éxito, especialmente en los países más industrializados. En su desesperación, se encuentran utilizando mecanismos internacionales para globalizar su influencia. Uno de estos organismos es el CODEX ALIMENTARIUS, organismo internacional, dependiente de la FAO/OMS, influído por la industria farmacéutica alemana e internacional. Otras instancias son todos los Ministerios Sanitarios en los países en vías de desarrollo.

9.- Manifestamos que la regulación farmacéutica o sobreprotección a las personas que practican la salud natural es innecesaria, costosa, burocrática y refleja falta de confianza en el consumidor informado. La proteccion en salud pública practicada por Ministerio de Salud (MINSAL) parece estar más bien dirigida a proteger los intereses comerciales de empresas farmacéuticas. No es de conocimiento público que se lleven a cabo programas de control rigurosos destinados a proteger a las personas de los daños que producen los efectos colaterales de los fármacos.

10.- Advertimos una profunda influencia farmacológica en toda la acción y el contenido de las normas que emanan del MINSAL. Basta con leer sus instructivos, las agendas de sus seminarios y las promosiciones y declaraciones de sus directivos para darse cuenta lo lejos están sus asesores de los métodos naturales y lo cerca de los tratamientos farmacéuticos ineficaces.

PROPOSITOS DE LOS FUNCIONARIOS DEL MINISTERIO DE SALUD
11.- La autoridad sanitaria chilena permite que la alta peligrosidad de los fármacos no sea advertida por el consumidor de manera eficaz. Solamente el negocio de la nicotina está obligado a advertir al consumidor los peligros para la salud que representa la adicción del tabaco. Esto representa un caso aislado, entre muchas otras drogas recreacionales que se publicitan por todos los medios. Al igual que el caso del tabaco, todas las drogas sintéticas destinadas a terapias de salud y también todas las drogas recrecionales, debieran publicitar sus daños potenciales a los diversos órganos, glándulas, tejidos o procesos del cuerpo humno. Por su parte, sí debe permitirse que los productos naturales puedan declarar sus propiedades nutricionales y a los segmentos de la población a los cuales están destinados y los beneficios intrínsecos que poseen para la salud humana.

12.- Rechazamos todo intento de farmacopolizar o farmacomonopolizar la cultura herbolaria y alimentaria chilena. Una Salud Pública "Sana" está más cerca de la Salud Natural que de los "Tratamientos Farmacológicos". Por esto, rechazamos las normativas que el MINSAL ha intentado imponer en Chile para dar satisfacción a criterios farmacéuticos, todas destinadas a inhibir, restringir o prohibir los productos naturales y sus contenidos, vitaminas, minerales, aminoácidos, lípidos, carbohidratos y elementos botánicos o fitonutrientes contenidos en las hierbas culinarias, salutíferas y aromáticas.
- Las disposiciones actuales que rechazamos son, entre otras, la Resolución 1844/98 y el Decreto 855/99.
- Otras disposiciones que están en proyecto en el MINSAL, versión de Octubre/01, son los el proyectos DS 286 (Creación de los fitofármacos y restricciones a la hierbas medicinales) y DS 287 (Límites y proyecciones medicamentosas a los suplementos alimentarios).

13.- Los funcionarios del MINSAL no entienden de salud natural, menos del papel que juegan las hierbas y los alimentos en la recuperación y mantención de los estados fisiológicos sanos de las personas. Advertimos que gran parte de los desaciertos del MINSAL, se deben a esta deformación profesional. Por lo general, los funcionarios que laboran en esa repartición del estado provienen de universidades que no han incorporado en los curriculum de sus estudiantes asignaturas relacionadas con la medicina natural, ni tampoco poseen ellos mismos interés en comprenderla con cursos de postgrado o informarse por otros medios. Es necesario incorporar al ministerio, personal competente y capacitar al existente en estas materias antes de dictar normas sobre productos naturales.

14.- Rechazamos la aplicación de todo tipo de arancel a las hierbas naturales que desean imponer los funcionarios del Instituto de Salud Pública (ISP), sede farmacéutica del MINSAL. Todas las hierbas culinarias, salutíferas, aromáticas o cosméticas son y deben ser consideradas de libre disposición para cualquier ciudadano que las desee cultivar o recolectar y guardar o distribuírlas en cualquier forma que sea de mejor acceso al consumo. Nadie tiene derecho en Chile, ni en lugar alguno de este planeta de someter a las especies vegetales, a cualquier tipo de restricción administrativa, vía derechos arancelarios, patentes u otros. Toda especie vegetal que pertenezca a algún tipo de germoplasma nacional es patrimonio de la humanidad.

EFECTOS SOCIALES Y EN LA SALUD PUBLICA
15.- Solidarizamos con las comunidades campesinas y urbanas, pequeñas empresas, la mayoría de carácter familiar, por el daño causado o que podrán causar si se llegan a implementar los proyectos que los funcionarios del MINSAL tienen contemplados para farmacopolizar los productos naturales, sean estos hierbas culinarias, salutíferas y aromáticos, alimentos o suplementos alimentarios.

16.- El Sr. Presidente de la Repúplica debe ser informado de los siniestros planes en curso. Los funcionarios profarmacéuticos del MINSAL no se han percatado, que sus intentos son llevado a cabo en el peor escenario económico de las últimas décadas, donde la cesantía acecha en todas las esquinas . Si estos logran sus propósitos, pueden llevar al Ministerio y al Estado a tener que indemnizar cifras que pueden ser perfectamente billonarias por el daño que han causado, causan y causarían de aplicarse las normas que contemplan sus planes profarmacéuticos, lo que puede equivaler a varias veces el presupuesto nacional de salud. Esto es sin considerar, medidos en términos monetarios, el daño biológico que se causaría a la población sin alternativas naturales.

17.- Cuando se restringe la mantención de la salud se promueve las enfermedades. El daño biológico que se causaría a la población sin alternativas naturales, traería como mediato efecto el aumento del presupuesto nacional en salud, activado por el incremento de las enfermedades generadas por los efectos adversos de los fármacos.

DIFUSION DEL USO DE LAS HIERBAS SALUTIFERAS, CULINARIAS Y AROMATICAS
18.- El uso de la hierbas debe fomentarse y no restringirse. La difusión debe comprender todas las formas en que las hierbas y flores se utilizan, ya sea en infusiones, decocciones, en todo tipo de formas artesanales o modernas de envasado, como también en jarabes, tinturas y preparados macerados, cataplasmas o compresas, ungüentos y diversas otras expresiones culturales fitoterapéuticas, aromaterapeutas o terapias florales. Todos sus cultores, que son depositarios de una rica antigua tradición benéfica, muchas veces de carácter familiar, deben sentirse apoyados por el Estado. En particular, el Estado chileno debe valorar y promover la herbolaria de nuestros antepasados y de nuestras tradiciones culturales, especialmente de los pueblos Aonikenk o Tewelches, Atacameño o Likanantai, Aymara, Diaguita, Kawésqar o Alakalufes, Kolla, Mapuche, Molle, Pikunche, Rapa Nui, Selk'nam, Yagán o Yámana, etc. Esta actitud también debe validarse para todo elemento botánico, perteneciente al patrimonio de la humanidad, sean éstas autóctonas, latinoamericanas o de otros países con rica tradición botánica.
  
19.- A la altura del siglo XXI, la difusión y distribución de ninguna hierba o planta vegetal debe ser restringida o prohibida, a menos que posea en microconcentraciones probadas propiedades tóxicas, o que hayan sido sintetizadas en laboratorios.

20.- La investigación de los atributos y usos de las especies vegetales por parte la medicina oficial chilena también debe fomentarse, pero sin perseguir ulteriores propósitos fármaco monopolizadores. Las posibles interacciones con otras substancias, alimentos o fármacos, de ninguna manera pueden justificar restricción alguna o prohibición o desviación de su venta hacia el negocio de las clínicas o farmacias. Sólo pueden justificar una adecuada rotulación, que explicite sus características, posiblemente en los lugares visibles de sus envases.

21.- El país no debe quedarse atrás del avance en el conocimiento de otras hierbas y plantas salutíferas que se usan en el mundo. Por esto,  es urgente y necesario preparar un Herbolario de la Medicina Tradicional Mundial (HMTM). Estudios de esta naturaleza son previos a todo intento de fijar normas respecto a hierbas medicinales. Lo contrario es un mero ejercicio administrativo, un error teórico.

22.- El mezclado y el uso combinatorio de las hierbas, en todos sus propósitos -salutífero, culinario, aromático o cosmético- es parte tradicional y estratégico de la cultura naturista y por tanto debe preservarse. La preparación de mezclas de hierbas es tal vez la parte etnobotánica más noble, creativa y útil para mantener la salud de los seres humanos.  Por esto, el Herbolario de la Medicina Tradicional de Chile (HMTCh) que maneja el MINSAL debe profundizar la compilación de los aspectos combinatorios de los vegetales. Estos estudios deben realizarse sin ulteriores propósitos farmacéuticos excluyentes. Esta actitud es la verdadera ciencia, el resto es política o rendirse a poderosos intereses y al tráfico de influencias.

FOMENTO DE LA HERBOLARIA
23.-   Nuestro país está atrasado en materia de fomento y promoción de su cultura herbolaria y de la salud natural en relación con otros países. El Estado debe prepararse para apoyar el desarrollo de la salud natural en nuestro país. Para ello debe contar con personal competente y con los recursos necesarios al propósito. La investigación, difusión herbolaria, los programas de vida sana y la asistencia técnica a la actividad herbolaria nacional deben estar concentrados en un Instituto de Salud Natural (ISN), posiblemente dependiente del MINSAL o ser un ente autónomo del estado.

24.-   Los cultores, productores, recolectores y envasadores de hierbas deben ser apoyados por el Estado. El Estado debe proveerles la asistencia técnica que sea necesaria para que esta actividad se desarrolle sin restricciones en todas sus manifestaciones productivas: recolección, cultivo, secado, almacenamiento, mezclado o envasado de plantas frescas, deshidratadas, enteras, trituradas, fraccionadas, en polvo, maceradas en líquidos, aceites aromáticos, elixires florales, bebidas vegetales, encapsuladas, entabletadas o comprimidas, sean éstas una o más hierbas o plantas combinadas, sin connotación farmacéutica, sin excipientes sintéticos o farmacéuticos. Restrigir a los yerbateros y demás herbolarios a funciones de meros envasadores artesanales es negar la posibilidad de su desarrollo. Negar los derechos a libre ejercicio de sus actividades a los cultores herbarios, es negar la opción a la Salud Natural.
.........
Finalmente, por la presente solicitamos al Instituto de Estudios de la Salud Natural de Chile, a la Asociación de Salud natural A.G. de Chile, a la Asociación de Yerbateros de Chile, a la Coalición por el Derecho a la Salud natural y a la Granja Homa de Limache la difusión del contenido de esta DECLARACION.


Este documento puede obtenerse también desde:
En español: http://www.oocities.org/iesnchile/llamadolimache.html
In english (Word): http://www.oocities.org/iesnchile/FilesOff/TheLimacheDeclaration.doc
Other: http://consumers.laleva.cc/article.php?sid=9&mode=thread&order=0
Apoyos a:
iesnchile@yahoo.com