MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
27-12-83        (ex 14)         1

"La Humanidad toda está contaminada, no sabe lo que quiere y es la oportunidad del maligno, 
pero no saldrá airoso. Cristo Jesús ganará la gran batalla, no hay que dejarse sorprender, 
debéis estar alerta. Por eso pido tanta oración, tanta obediencia al Señor.
Lo digo por el mundo entero; predicad esto".

Leed: I Reyes 2, 3-4; Miq. 4, 2

I Reyes 2, 3-4
2,3     Observa las prescripciones del Señor, tu Dios, siguiendo sus caminos, observando sus preceptos, sus 
mandamientos, sus leyes y sus instrucciones, según lo que está escrito en la Ley de Moisés. Así 
prosperarás en todo lo que hagas y en todo lo que emprendas,
2,4     y el Señor mantendrá esta palabra que me ha dicho: Si tus hijos vigilan su conducta, caminando 
delante de Mi con fidelidad, de todo corazón y con toda su alma, nunca te faltará un descendiente en 
el trono de Israel.

Miq. 4, 2
4,2     y acudirán naciones numerosas, que dirán: "¡Vengan, subamos a 
la Montaña del Señor y a la Casa del Dios de Jacob! El nos instruirá en sus caminos y 
caminaremos por sus sendas". Porque de Sión saldrá la Ley y de Jerusalén, la Palabra del Señor.



28-12-83        2
En el Santuario de Luján:
"Hoy te recibo y te saludo en esta mi gran Casa, aquí donde vienen a honrar a vuestro Padre; debéis 
hacerme edificar una similar; ya lo haréis. Tú tienes la fe que a muchos les falta y que el Señor tanto 
pide. Quiero mi morada grande para cobijar a todo aquel que me necesite. Hija mía, debéis hacerlo por 
Nuestro Señor. Amén". "El Señor os protege. Id en paz".

Leed: Neh. 9, 30-31-32
9,30    Tú fuiste paciente con ellos durante muchos años; les advertiste con tu Espíritu, por medio de tus 
profetas; pero ellos no escucharon y Tú los entregaste en manos de otros pueblos.
9,31    Sin embargo, por tu gran misericordia, no los has exterminado ni abandonado, porque eres un Dios 
compasivo y misericordioso.
9,32    Y ahora, Dios nuestro, Dios grande, poderoso y temible, que mantienes la alianza y la fidelidad, no 
menosprecies las tribulaciones que nos han sobrevenido a nosotros, a nuestros reyes y a nuestros 
jefes, a nuestros sacerdotes y profetas, a nuestros padres y a todo tu Pueblo, desde los tiempos de 
los reyes de Asiria hasta el día de hoy.
29-12-83        3
"Hablad de mis mensajes, no los podéis ocultar. Es la voluntad de vuestro Padre. No podría 
pedir algo que no se pueda hacer, ni decir algo que no se pueda hablar".
Leed: Mt. 10, 26-27-28-32-33; Mc. 7, 14-15-16
10,26   No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser 
conocido.
10,27   Lo que Yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo 
desde lo alto de las casas.
10,28   No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que 
puede arrojar el alma y el cuerpo a la gehena.
10,32   Al que me reconozca abiertamente ante los hombre, Yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el 
Cielo.
10,33   Pero Yo renegaré ante mi Padre que está en el Cielo de aquél que reniegue de Mi ante los hombres.
Mc. 7, 14-15-16
7,14    Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: "Escúchenme todos y entiéndanlo bien.
7,15    Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello 
que sale del hombre.
7,16    ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!".



29-12-83        4

"El ayuno de hoy es dedicado a vuestro Padre.
Yo pondré palabras en tu boca. El que hablará contigo, escuchará atentamente..." (Esto fue 
dicho a raíz de una audiencia). (La audiencia la tuvo con el Obispo Mons. Rossi).
Leed: Prov. 22, 17-21

                SENTENCIAS DE LOS SABIOS
        17      Palabras de los sabios. Inclina tu oído, escucha mis palabras, y presta atención a mi experiencia:
        18      será una delicia conservarlas dentro de ti y tenerlas siempre a punto sobre tus labios.
        19      Para que pongas tu confianza en el Señor, hoy te voy a instruir también a ti.
        20      ¿Acaso no te he escrito treinta discursos, que contienen consejos e instrucciones,
        21      para hacerte conocer con exactitud las palabras verdaderas, y así puedas responder fielmente al que te 
envía?

30-12-83        (ex 15)         5

"Hoy no me apartaré de ti, eso te tranquilizará. Tu misión va más allá de transmitir mis 
mensajes: fuiste llamada para ser portadora de paz y para que se conozca el urgente llamado de 
Cristo Jesús, a la conversión del hombre. Estoy preocupada por el mundo entero; recordad que 
sólo el Señor os salvará".

Leed: Jon. 4, 11 y Miq. 6, 8-9

Jon. 4, 11
4,11    "Y Yo ¿no me voy a conmover por Nínive, la gran ciudad, donde habitan más de ciento veinte mil 
seres humanos que no saben distinguir el bien del mal, y donde hay además una gran cantidad de 
animales?".

Miq. 6, 8-9
6,8     Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: Nada más que practicar la 
justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tu Dios.
6,9     La voz del Señor llama a la ciudad.- ¡Es prudente temer tu 
Nombre! - ¡Oigan, tribu de Judá y asamblea de la ciudad!




31-12-83        (ex 16)         6

"El Señor quiere un pueblo limpio de pecado para cumplir su promesa de Vida Eterna. Debéis 
ser merecedores de su Reino. Poneos en manos del Sagrado Corazón para que os vigile; no 
caigáis en tentación y no pueda penetrar en vosotros el malvado; eso agradará al Señor. Debéis 
dar a conocer esto".

Leed: Deut. 4, 5-8; Salm. 105, 1-5
4,5     Tengan bien presente que ha sido el Señor, mi Dios, el que me ordenó enseñarles las leyes y los 
preceptos que ustedes deberán cumplir en la tierra de la que van a tomar posesión.
4,6     Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, 
que al oír todas estas leyes, dirán: "¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!".
4,7     ¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro 
Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos?
4,8     ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en 
presencia de ustedes?

Salmo 105, 1-5

                INVITACIÓN A LA ALABANZA
        1       ¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas;
        2       canten al Señor con instrumentos musicales pregonen todas sus maravillas!
        3       ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor!
        4       ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro;
        5       recuerden las maravillas que El obró, sus portentos y los juicios de su boca!

31-12-83        7

"Claro que vais a ser mejores día a día y los comprendo hijos míos; una Madre siempre 
comprende y perdona a sus hijos; sois lentos pero vais bien encaminados; son muchas las cosas 
que debéis comprender todavía, lo digo por algunos. Todos mis deseos debéis cumplirlos, no los 
posterguéis mucho; el Sagrado Corazón de mi Hijo Jesús los iluminará para saber los pasos que 
deberán dar; con el Año Nuevo todo se aclarará, porque está lleno de promesas para vosotros y el 
Señor siempre cumple. Amén".


    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1