Inyecciones


Inyecciones

Aplicación de Inyecciones:

Técnicas de Inyectado o vía parenteral.

La vía parenteral es la introducción de medicamentos o sustancias al organismo, atravesando la piel por medio de inyecciones.

  • Las inyecciones deben aplicarse únicamente por indicación del médico y teniendo a la mano su receta de prescripción.

  • Partes de una jeringa:


  • Para aplicar inyecciones es necesario una jeringa, que es un instrumento para aspirar e introducir líquidos. Las que se emplean para poner inyecciones reciben el nombre de hipodérmicas y las hay de varias medidas o capacidades. Las que más se usan son las de 3, 5 y de 10 centímetros cúbicos. A la jeringa se le adapta agujas hipodérmicas, que son huecas y vienen de varios calibres (gruesos y largos). El calibre se indica por medio de un número que viene marcado en el pabellón y, mientras mayor es el número, menor es el grueso. El largo se mide en milímetros.

  • Antes de aplicar una inyección es necesario esterilizar la jeringa y las agujas que se van a emplear o verificar que las jeringas que se adquieren estén completamente selladas.

  • La vía parenteral tiene cuatro tipos principales que toman su nombre de acuerdo con el órgano a donde se introduce el medicamento.

  1. Vía Intradérmica: cuando el depósito del medicamento se hace en el espesor de la piel levantando una roncha o pápula.

  2. Vía Subcutánea: cuando el medicamento se introduce en la grasa que existe debajo de la piel.

  3. Vía Intramuscular: cuando el líquido se deposita en el espesor de un músculo.

  4. Vía Intravenosa: cuando se inyecta el líquido directamente a la sangre, metiéndolo en una de las venas que están inmediatamente debajo de la piel.

  • Se prepara el material necesario para la aplicación de las técnicas de inyectado: jeringas, torundas con alcohol, liga para torniquete, sierra para limar las ampolletas y destaparla, y el medicamento.

  • La persona que va ha aplicar la técnica, debe lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón y posteriormente se aplicará en las manos con una torunda con alcohol.

  • Al cargar la jeringa se tiene cuidado de no contaminar el medicamento o la aguja. Para sacar el aire que se haya introducido se pone la jeringa hacia arriba y se golpea con el dedo índice para que el aire se dirija hacia arriba, y se empuja cuidadosamente el émbolo hasta que salga una gota de líquido que es la "gota de seguridad".

  • Reglas:

  1. Se prepara el material que esté estéril.

  2. Constatar que los medicamentos no estén "caducados".

  3. Se lava perfectamente las manos.

  4. Se prepara la jeringa cargándola con el medicamento.

  5. Se localiza la zona a inyectar, se le realiza asepsia con una torunda alcoholada y se introduce la aguja con el medicamento, aplicando la técnica correspondiente; se saca el émbolo lentamente para ver sí no hay sangre (que no sea la técnica intravenosa), si no hay sangre se procede a introducir el medicamento lentamente, al terminar de introducir el líquido, con un movimiento rápido y decidido se retira la jeringa, y se da masaje en el lugar inyectado.

  6. Se retira el material usado y se deposita en el bote de basura.


f Técnicas de Inyectado:

  1. Vía Intradérmica o "I.D.": se usa generalmente para probar si la persona tolera una pequeña cantidad de medicamento o para ver que reacción le produce. Se usan agujas muy cortas, se aplican las reglas correspondientes

  1. Se localiza el tercio medio del antebrazo y en la parte media del mismo se le realiza un pequeño levantamiento o "pellizco" con la mano izquierda, y con la mano derecha teniendo la jeringa en posición "paralela" a la piel, de tal manera que la aguja quede a 1 mm de profundidad, se introduce la pequeña cantidad de líquido y se forma una ampollita o pápula.


  1. Vía Subcutánea: se usa cuando se quiere que la acción del medicamento se prolongue. Generalmente se emplea para aplicar insulina a las personas diabéticas. Para aplicarla se usan agujas cortas.

  1. Se localiza el músculo deltoides, "se siguen las reglas correspondientes", y tomándolo con los dedos (pellizcando) y haciendo un levantamiento del músculo en un ángulo de 45º de arriba hacia abajo con un movimiento decidido se introduce la aguja, sin que llegue la aguja al músculo. Los sitios que se prefieren para su aplicación son el brazo, el antebrazo, el muslo, etcétera.

  1. Vía intramuscular o "I.M.": generalmente se utiliza cuando es necesario que la acción del medicamento comience rápidamente. El mejor sitio para aplicarla es el cuadrante superior externo de un glúteo. Para encontrarlo, se divide la región glútea en cuatro partes por medio de una línea horizontal (transversal) que pase donde termina el surco interglúteo, y otra vertical (a lo largo) que pase por la mitad del pliegue que hay entre un glúteo y el muslo.

  1. Se localiza la zona, se aplican las "reglas correspondientes" la jeringa se toma en posición perpendicular a la piel y se introduce el medicamento. Otro sitio en donde también se acostumbra aplicar la técnica I.M. o de vía intramusculares es la región externa del hombro o muslo.


  1. Vía Intravenosa o "I.V.": se utiliza cuando se quiere que el medicamento actué inmediatamente. Se pone en las venas más gruesas y que sean más fáciles de ver ó de palpar (sentir). Los sitios del cuerpo donde se reúnen estos requisitos por lo general son: el pliegue (parte opuesta), al codo, el dorso de la mano, el antebrazo, la pierna, el cuello (vena yugular), etcétera.

  1. Para aplicarla, primero se localiza una vena gruesa. Para observarla se usa una liga como torniquete, que ciñe el brazo cerca de la vena, entre ella y el corazón, así la sangre al llenarla la hará más gruesa y firme.

  2. Se limpia con una torunda alcoholada, se toma la jeringa (asegurándose que no contenga aire), y se introduce la aguja a través de la piel metiéndola 1 cm dentro de la vena. Si la aguja está en la vena entrará sangre en la jeringa, entonces se puede proceder a quitar el torniquete (no olvidarlo) y a introducir un poco el líquido. Si la persona no siente ardor o dolor en el sitio de la aplicación y no se hace una pápula, se continúa introduciéndola lentamente, y si no se presenta ninguna molestia se termina de aplicar el medicamento. Se saca la aguja y se coloca un algodón con alcohol que detenga la sangre del piquete.


  1. La persona a quien se le aplica una inyección intravenosa debe estar acostada o sentada.


  • Al aplicar inyecciones se corren varios riesgos entre los cuales podemos mencionar:

  1. Que se introduzcan microbios al organismo. Esto sucede si el medicamento o la jeringa están contaminados. En este caso se pueden producir abscesos.

  2. Que la persona sea alérgica al medicamento, pues entonces tendrá reacciones de ligeras a graves.

  3. Si se introduce aire en las inyecciones intravenosas se pueden formar coágulos dentro de las arterias (embolias).

Si el medicamento tiene fecha de caducidad (fecha limite para su uso), y ésta está vencida, puede no hacer efecto o causar una intoxicación.


Imágenes de las partes de la Jeringa e imágenes de las diferentes técnicas:



Inicio:

Página Principal:

Página Principal:

Anterior página

Siguiente Página

1