Asteroides

 

Portal Astronomico: En la difusion de los fenomenos del Cielo Austral

 

Asteroides

 

24 de Noviembre de 2005.

La sonda espacial japonesa Hayabusa descendió en el asteroide Itokawa

La sonda espacial Japonesa Hayabusa descendió con éxito en un asteroide a pesar del aviso inicial de avería, dice la agencia espacial Japonesa.
Aparentemente lo que falló fue el descenso del equipo para recolectar material de la superficie del asteroide Itokawa.
La sonda Japonesa tenía como función recolectar muestras para traerlas de regreso a la Tierra.

Pero un miembro del equipo le comentó a la BBC que el Hayabusa podría haber removido el suficiente material de la superficie para que algo del polvo levantado por el descenso se pudiese haber metido o pegado en la cámara de recolección por accidente.
El domingo, los controladores perdieron contacto con la sonda durante tres horas después de las maniobras hasta unos pocos metros de la roca espacial.

En consecuencia la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (Jaxa),anunció que el intento de descenso había fallado.
Pero los datos muestran que la nave efectivamente se posó sobre el asteroide, ¿con forma de patata?, localizado a 290 millones de kilómetros de la Tierra, por un lapso de media hora.

Segundo intento

Durante el descenso, la sonda estaba diseñada para disparar una cápsula de metal a la superficie a 300 metros por hora. Después del disparo, se supone que Hayabusa debería despegar para juntar el polvo desprendido por el impacto.
"Aparentemente, Hayabusa rebotó contra algo en la superficie más de una vez y pasó 39 minutos asentada sobre la misma, pero no se dispararon las cápsulas”, le dijo el miembro del equipo científico Andy Cheng de la Johns Hopkins University a BBC News website.

"Es posible que algún material del asteroide haya sido recolectado, pero la nave no tiene un sensor para poder confirmarlo”.
Aunque el cuerpo de la sonda no haya sufrido mayores daños, algunos de sus sensores requerían ser revisados, dijo la agencia espacial Japonesa.

Jaxa dijo que decidirán hoy mismo jueves, si intentan un segundo descenso el cual estaba programado para el 25 de noviembre.
Las dinámicas del sistema solar requieren que la nave espacial comience su retorno a la Tierra durante la primera semana de diciembre, por lo cual el factor tiempo es de máxima importancia.
Los mantendremos informados si hay mayores novedades.


Artículo de BBC News

 

Un asteroide que casi no tiene probabilidad de chocar con la Tierra fue la noticia principal en 2002.

El 9 de Julio de 2002, los astrónomos del MIT (abreviación de Massachusetts Institute of Technology, o Instituto de Tecnología de Massachusetts) descubrieron a 2002 NT7, una roca espacial de 2 km. de ancho en una órbita poco usual. A diferencia de la mayoría de los asteroides, los cuales orbitan alrededor del Sol en el plano de los planetas, 2002 NT7 sigue una trayectoria que está inclinada 42 grados. Pasa la mayor parte del tiempo lejos, arriba o abajo del resto del sistema solar. Cada 2,29 años, sin embargo, el asteroide se zambulle a través del sistema solar interno, no lejos de la órbita de la Tierra.

Determinar la orbita precisa de un asteroide requiere de muchas observaciones del mismo, lo que permite establecer lo que se conocen como "parámetros orbitales". Ademas, se tienen que tomar en consideración las influencias gravitacionales de otros cuerpos. Por ello, es importante remarcar que estas son estimaciones PRELIMINARES y que muchas mas observaciones en los proximos años seran las que finalmente permitan determinar el grado de aproximacion del asteroide y el nivel de
riesgo real para nuestro planeta y la vida que en el existe.

Después de una semana de continuo seguimiento, los investigadores realizaron algunos cálculos. Había una probabilidad, concluyeron, de que 2002 NT7 pudiera chocar con nuestro planeta el 1 de Febrero del año 2019. La probabilidad de impacto es de 1 en 250.000. "De hecho," dice Don  Yeomans, el director del Programa Objetos Cercanos a la Tierra (Near-Earth Object Program) de NASA, "el peligro es mínimo. Uno en 250.00 es un número muy pequeño".

Las probabilidades no son solamente bajas, sino también inciertas. Yeomans explica: "Hemos estado siguiendo a 2002 NT7 por muy poco tiempo -- hasta ahora sólo 17 días." Mientras tanto, el asteroide tarda 2,29 años para completar su órbita alrededor del Sol. Las predicciones basadas en una fracción tan pequeña de la órbita como esta, son poco confiables.

Se está convirtiendo en algo familiar: los astrónomos descubren un asteroide cerca de la Tierra. Con sólo escasos datos en la mano, no pueden descartar una colisión en un futuro lejano. Los titulares pregonan a cuatro vientos el peligro. Finalmente, la alarma se apaga cuando más información permite deducir una órbita más precisa -- una que descarta el impacto. La probabilidad calculada de colisión con la Tierra está disminuyendo a medida que los astrónomos recolectan nueva información cada día. "Pienso que tomará sólo unas pocas semanas más (o quizás meses) para descartar por completo un impacto en el 2019", dice Yeomans.

Es una probabilidad finita, sin embargo, no es realmente una predicción de impacto," se advierte, "sino una afirmación de que un encuentro es posible." Por supuesto, muchas cosas son posibles. Como el de que "¡ alguién se gane la Lotería !". Pero muchas de ellas no suceden.

Ver nota completa en: http://ciencia.msfc.nasa.gov/headlines/y2002/26jul_nt7.htm?list595798

 

 Viaje y aterrizaje en Eros

La sonda NEAR-Shoemaker de la NASA se convirtió en la primera nave en aterrizar en un asteroide.

5 de Abril de 2002: Cuando la sonda Shoemaker para Encuentros con Asteroides Cercanos a la Tierra (en inglés NEAR por las siglas de Near Earth Asteroid Rendezvous) de la NASA, visitó el asteroide 433 Eros el año pasado, nadie se encontraba a bordo. Se trataba estrictamente de emoción a distancia, explorando aquél pequeño mundo de 32x13x13 km en forma de papa, a través de ojos robóticos.

Pero, ¿Qué tal si usted hubiera podido conseguir un empujón en una nave espacial del tamaño de un automóvil, al ser ésta lanzada, en febrero de 1996, y hasta culminar en el primer aterrizaje, nunca antes logrado en un asteroide? ¿Qué hubiera usted visto -- y que hubiera descubierto?


Arriba
: Una vista longitudinal del asteroide 433 Eros. Crédito: NEAR-Shoemaker. [más información]

A principios del año 2000, después de casi 4 años de viaje, usted se habría emocionado al aproximarse, por fin, a Eros -- lentamente -- apenas lo suficiente como para ser capturado en órbita, a pesar de su débil gravedad de cuerpo pequeño. Entonces, usted habría tenido casi un año para examinar al curioso objeto desde todos los ángulos, tanto en la oscuridad como a la luz del Sol, y desde distancias que irían desde unos 320 km hasta otras tan cercanas como 35 km. Por último, en una emocionante etapa final de cuatro horas, el 12 de febrero del 2001, usted se hubiese aferrado al NEAR mientras este se asentaba delicadamente sobre la superficie de Eros, a una velocidad de caminante. Reposaría, entonces sobre las puntas de dos paneles solares y el filo del fondo de la nave -- un beso interplanetario planeado intencionalmente, con un asteroide nombrado en honor al dios del amor.

Abajo: Estas imágenes fueron tomadas por la nave NEAR Shoemaker conforme descendía hacia la superficie de Eros en Febrero 12, 2001. [más información]

¿Por qué 433 - Eros? Si algunos asteroides que se encuentran entre Marte y Júpiter tienen cientos de kilómetros de ancho, ¿No hubiesen sido mejores blancos?

Más grandes sí, ciertamente. ¿Más interesantes? Probablemente no.

433 Eros intrigaba a los científicos por varias razones.

En primer lugar, para averiguar de qué están hechos los asteroides, es mejor que sean pequeños antes que grandes. Los astrónomos han supuesto por mucho tiempo que los asteroides son los sobrantes de la formación del sistema solar hace más de 4 mil 500 millones de años. Pero ¿cuál era entonces, el material primordial? En la Tierra, debido al paso de eones de actividad volcánica y climatológica, es imposible encontrar una roca tan antigua que no haya sufrido cambios. Los asteroides del tamaño de Eros, sin embargo, nunca llegaron a ser lo suficientemente grandes como para fundirse y volver a formarse, de modo que son muestras casi prístinas del material más primitivo del Sistema Solar.

Y ¿Qué antiguos secretos pudiese usted haber visto mientras descendía cerca de su superficie a bordo del NEAR?

Bien, Eros puede ser antiguo y haber permanecido sin cambios, geológicamente hablando, pero también luce bastante vapuleado. En vez de filos agudos en donde pudiese verse su separación de otro cuerpo más grande, o donde haya sido golpeado por otro asteroide, sus picos y las orillas de sus cráteres están redondeados y gastados -- tal vez debido a un proceso llamado "jardinería" en el cual pequeños impactos de polvo interplanetario y gravilla, a lo largo de millones de años, acaban borrando las protuberancias agudas. Su superficie está salpicada por miles de rocas sueltas del tamaño de una casa -- la mayoría de ellas aparentemente han caído de nuevo a la superficie, tras de ser desalojadas del cráter de impacto más grande en Eros (de 8 kilómetros de ancho).

Arriba: Ejemplos de charcos de sedimento plano. La mayor parte de este tipo de formaciones se hallan en los suelos de los cráteres, fuera de su centro y hacia las inclinaciones laterales. [más información]

Además, Eros está cubierto de pequeños cráteres parcialmente llenos con charcos planos de un fino polvo azulado -- polvo que parece asentarse en los cráteres tan suavemente como si fuese un fluido. Tanto las rocas sueltas como los charcos de polvo son sorprendentes por el simple hecho de hallarse en un cuerpo cuya gravedad es tan débil, que un jugador de baloncesto de 200 libras de peso, pesaría allí sólo 2 onzas, y correría el riesgo ¡de lanzarse en órbita a sí mismo si diese un buen salto para lanzar a la canasta!

Otra razón por la cual NASA escogió como blanco a EROS es que, a pesar de ser tan pequeño, es de hecho el segundo más grande de una familia de asteroides que pueden aproximarse a distancias menores de 194 millones de kilómetros del Sol. Esto equivale a sólo unos cuantos millones de km de la Tierra. Después de la Luna, tales asteroides cercanos a la Tierra (en inglés NEAs por sus siglas en inglés de near-Earth asteroids), son nuestros vecinos más cercanos en el Sistema Solar -- de manera que ¡hay que ser buenos vecinos y visitarlos para conocer un poco más acerca de ellos!

Pero averiguar todo lo que podamos acerca de algunos tipos de asteroides cercanos a la Tierra es también actuar con prudencia. ¿Podría Eros alguna vez acercarse lo suficiente como para chocar con la Tierra? No, la mayoría de los asteroides cercanos a la Tierra no representan peligro alguno. ¿Podrían representarlo otros asteroides en diferentes órbitas? Tal vez -- seguramente, más de una docena hicieron cráteres en la Tierra en un pasado distante, y ahora entre 40 y 100 toneladas de desperdicios interplanetarios pequeños, y polvo, caen a la atmósfera de la Tierra diariamente. Si una roca de más de 1 kilómetro de diámetro se estrellase contra la Tierra, olas gigantes, tormentas de fuego y otros fenómenos podrían ser un desastre para nuestra civilización y posiblemente para todas las formas de vida en nuestro planeta. Actualmente un programa de la NASA está escudriñando los cielos para hacer un inventario de todos los asteroides cercanos a la Tierra. Hasta ahora, el total supera las 1800 unidades, pero solamente alrededor de unos 400 están catalogados como "potencialmente peligrosos".

Esta es otra razón para interesarse en visitar a Eros -- averiguar como éste (y otros NEAs) se forman. ¿Están acaso hechos de roca sólida? ¿O son, como muchas montañas en la Tierra -- acumulaciones compactas de escombros? Para cualquiera que deba tomar la decisión, ya sea redirigir un asteroide que se aproxime a la Tierra hacia una órbita diferente (más segura para la Tierra), o bien volarlo en pedacitos con un cohete termonuclear, es esencial saber dónde (en el asteroide) es el lugar más efectivo para dar el empujón, o si los fragmentos se dispersarán tanto como uno lo desea.

Derecha: Cráteres con forma cuadrada en 433 Eros. [más información]

Y, echando un vistazo a Eros desde su ventajosa situación de autoestima sobre el NEAR, ¿Que habría usted pensado? Bien, la existencia de cráteres -- además de cráteres con forma cuadrada -- parece sugerir que el asteroide es un cuerpo sólido de roca fracturada, de una composición uniforme y similar a la de los meteoritos más antiguos (llamados condritas) cuyo material es probablemente más antiguo que la Tierra. Al menos, ese es el punto de vista que prevalece entre la mayoría de los científicos desde que lo vieron de cerca a través de las cámaras del NEAR, y de haber tomado muestras con el espectrógrafo de rayos gamma del NEAR después de que la nave aterrizó.

¿acaso este tipo de roca sólida podría ser una buena base para una operación minera? Con todas esas rocas dispersas alrededor no habría que excavar -- ¡solo tomar las que usted quisiera de la superficie! ¿Podría haber hielo congelado en las fracturas? ¿Podrían los asteroides ser estaciones de reabastecimiento de combustible y fuentes de materias primas para las colonias en el sistema solar interior? ¿Tal vez como el primer ocupante ilegal de Eros, NEAR debería llenar una solicitud de exploración?

Créditos y Contactos

Autor: Trudy E. Bell
Funcionario Responsable en NASA:
Ron Koczor
Editor de Producción: Dr.Tony Phillips
Curador:
Bryan Walls


Relaciones con los Medios:
Steve Roy Traducción al Español: Carlos Román
Traducción de Gráficas: Boris G. Simmonds
Editor en Español:
Héctor Medina
El Directorio de Ciencias del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA patrocina el Portal de Internet de Science@NASA que incluye a Ciencia@NASA. La misión de Ciencia@NASA es ayudar al público a entender cuán emocionantes son las investigaciones que se realizan en la NASA y colaborar con los científicos en su labor de difusión.

 

VISITANTE NºContador  

Inicio

Home

Sol

Sun

Luna

Moon

Planetas

Planets

Eclipses solares Solar eclipses  

Eclipses lunares Lunar eclipses  

Cometas  

Comets

Meteoros

Meteors

Estrellas Variables Variable stars Cielo Profundo Deep Sky Cumulos

Clusters

Nebulosas

Nebulae

Asteroides

Asteroids

Novas y Supernovas Novae Supernovae Ocultaciones Conjunciones  Ocultations

 Copyright © 2001 - 2008 ASTROSUD
           Última modificación: 27 de Diciembre de 2007                     Siempre observando y siempre ...