Himnario

Alabad a Dios en su Santuario: Alabadle en la extensión de su fortaleza (Salmo 150:1)

 

 

 

Somos de Israel

Somos de Israel, de un mismo corazón

Sentimos por igual, el gozo y el dolor,

Somos de Israel de un mismo y grande Dios,

Que quiso en adopción contarnos por nación.

Somos suerte de Abraham gente de una nación,

Como la arena del mar, que no se puede contar.

 

// Ni las estrellas se pueden contar

Ni la arena de la mar //

 

Descendientes de Abraham, Isaac y Jacob

Gracias al Dios de Abraham, Isaac y Jacob

Somos hijos de Abraham que no se pueden contar.

Somos de Israel de un mismo y grande Dios,

Que quiso en adopción contarnos por nación.

 

 

Hatikva - Himno Nacional de Israel

Mientras en lo profundo del corazón,

Palpita un alma judía,

Y vueltos hacia el oriente,

Los ojos atisben Sión

No se habrá perdido nuestra esperanza.

La esperanza milenaria,

De ser un pueblo libre en nuestra tierra,

En la tierra de Sión y Jerusalem.

 

 

Estaremos Juntos (Estribillo)

// Estaremos juntos en ese día glorioso,

En la tierra de nuestros mayores //

Viva, viva Palestina; viva, viva Palestina,

//Tierra que nuestros padres dejaron,

y que al fin conquistaron //

 

 

Jerusalem de oro

(en hebreo)

Montes con aire limpio y claro

Aromas de Timnah,

Arribaremos con la Aurora

Al son de la sophar.

Ciudad de paz y dicha eterna

Descansa sin temor

Pues dentro de tus muros

Late feliz tu corazón.

 

// Jerusalem, Jerusalem,

eres de oro, Jerusalem

Veras que en todos tus

Caminos yo soy laud //

 

Queremos ver tus posos de agua

Por tus calles andar,

Oír el cuerno desde el Templo,

Tus cantos escuchar.

Tus valles brillan cual si fueran

Cristal y resplandor,

Desciende vamos al Mar Muerto

Cruzando Jericó.

 

 

Exodo

Venid, venid, ¡oh pueblo de David!

Venid, la patria construid

Los hijos de Israel han conseguido al fin

El hogar que Dios y Abraham les prometió.

 

Corred, volad, las armas empuñad

Que ya la lucha comenzó

Y con un nuevo sol el viento alzará

La bandera con la estrella de David.

 

Corred, volad, las armas empuñad

Que ya la lucha se ganó

Y con un nuevo sol el viento alzará

La bandera con la estrella de David.

 

Corred, volad, las armas empuñad

Que ya la lucha se terminó

Y con un nuevo sol el viento alzará

La bandera con la estrella de David.

 

 

Firmes y Adelante

1

Firmes y adelante, huestes de la fe,

Sin temor alguno, que Jesús nos ve,

Jefe soberano, Cristo al frente va,

Y la regia enseña tremolando está.

CORO

Firmes y adelante, huestes de la fe,

¡Sin temor alguno, que Jesús nos ve!

2

Al sagrado Nombre de nuestro adalid,

Tiembla el enemigo y huye de la lid,

Nuestra es la victoria, dad a Dios loor,

¡Y óigalo el averno lleno de pavor!

3

Muévase potente la Iglesia de Dios,

De los victoriosos marchemos en pos,

Somos sólo un cuerpo y uno es el Señor,

Una la esperanza y uno nuestro amor.

4

Tronos y coronas pueden perecer,

De Jesús la Iglesia fiel habrá de ser,

Nada en contra suya prevalecerá,

¡Porque la promesa nunca faltará!

 

 

Señor, Reposamos

1

Señor, reposamos, en tu Santo día,

Cumpliendo el mandato legado por Ti,

Reposo buscamos, Dios nuestro en tu seno,

// Que así ordenaste en el Sinaí //

2

Tus hijos se acercan, oh dios, a tu Trono,

En santa, ferviente y sincera oración,

Pidiéndote escuches su humilde plegaria

// Y gocen por siempre de tu protección //

3

Alienta a tus hijos que tengan victoria,

Que puedan fielmente tus Leyes cumplir,

Que cuando Tú vengas, Señor, en tu gloria,

// Podamos por siempre contigo vivir //

 

 

Dilo a Cristo

1

Cuando estés cansado y abatido,

Dilo a Cristo, dilo a Cristo,

Si te sientes débil, confundido,

Dilo a Cristo el Señor.

CORO

Dilo a Cristo, dilo a Cristo,

Él es tu amigo más fiel;

No hay otro amigo como Cristo,

Dilo tan sólo a Él.

2

Cuando estés de tentación cercado,

Mira a Cristo, mira a Cristo,

Cuando rujan huestes de pecado,

Mira a Cristo el Señor.

CORO: Mira a Cristo, etc.

3

Si se apartan otros de la senda,

Sigue a Cristo, sigue a Cristo,

Si acrecienta en torno la contienda,

Sigue a Cristo el Señor.

CORO: Sigue a Cristo, etc.

4

Cuando llegue la final jornada,

Fía en Cristo, fía en Cristo.

Te dará en el reino franca entrada,

Fía en Cristo el Señor.

CORO: Fía en Cristo, etc.

 

 

Cuando la Trompeta Suene

1

Cuando la trompeta suene,

En aquél día final,

Y que el alba eterna rompa en claridad,

Cuando las naciones salvas

A su patria lleguen ya,

Y que sea pasada lista, allí he de estar.

CORO

Cuando allá se pase lista,

Cuando allá se pase lista,

Cuando allá se pase lista,

A mi nombre, yo feliz, responderé.

2

En aquel día sin nieblas,

En que muerte ya no habrá;

Y su gloria el Salvador impartirá,

Cuando los llamados entren,

De Jesús al Reino ya,

Y que sea pasada lista, allí he de estar.

3

Trabajemos por el Maestro

Desde el alba al vislumbrar,

Siempre hablemos de su amor y fiel bondad.

Cuando todo aquí fenezca,

Y nuestra obra cese ya,

Y que sea pasada lista, allí he de estar.

 

 

Grande gozo hay en mi alma

1

Grande gozo hay en mi alma hoy,

Pues Jesús conmigo está,

Y su paz que ya gozando estoy

¡Por siempre durará!

CORO

Grande gozo, ¡Cuán hermoso!

Paso todo el tiempo bien feliz;

Porque veo de Cristo la sonriente faz,

¡Grande gozo siento en mí!

2

Hay un canto en mi alma hoy

Melodías a mi rey,

En su amor feliz y libro soy,

¡Y salvo por la fe!

3

Paz divina hay en mi alma hoy,

Porque Cristo me salvó;

Las cadenas rotas ya están,

Jesús me libertó.

4

Gratitud hay en mi alma hoy,

Y alabanzas a Jesús,

Por su gracia a su Reino voy,

¡Gozándome en su luz!

 

 

Del Santo Amor de Cristo

1

Del santo amor de Cristo,

Que no tendrá su igual,

De su divina gracia,

Sublime y eternal,

De su misericordia,

Inmensa como el mar,

Y cual los cielos alta,

Con gozo he de cantar.

CORO

El amor de mi Señor,

Grande, dulce es más y más,

Rico e inefable,

Nada es comparable,

¡Al amor de mi Jesús!

2

Cuando el vivió en el mundo,

La gente lo siguió

Y todas sus angustias,

En Él depositó;

Entonces bondadoso,

Su amor brotó a raudal

Incontenible, inmenso,

¡Sanando todo mal!

3

El puso en las pupilas,

Del ciego nueva luz,

La eterna luz de vida,

Que centellea en la cruz,

Y dio a las almas todas,

La gloria de su ser,

Al impartir su gracia,

¡Su espíritu y poder!

4

Su amor por las edades,

Del mundo es el fanal,

Que marca esplendoroso

La senda del ideal,

Y al paso de los años

Lo hará más dulce y más,

Precioso, al darle al alma

¡Su incomparable paz!

 

 

A Solas al Huerto

1

A solas al huerto yo voy,

Cuando duerme aún al floresta;

Y en quietud y paz con Jesús estoy,

Oyendo absorto allí su voz.

CORO

¡Él conmigo está, puedo oír su voz!

Y que suyo, dice, seré;

Y el encanto que hallo en Él allí,

Con nadie tener podré.

2

Tan dulce es la voz del Señor,

Que las aves guardan silencio;

Y tan sólo se oye esa voz de amor,

Que inmensa paz al alma da.

3

Con Él encantado yo estoy,

Aunque en torno lleguen las sombras;

Mas me ordena a ir que a escuchar yo voy,

Su voz doquier la pena esté.

 

 

Tengo un hogar más allá del mar

1

Aunque en este mundo no tengo riquezas,

Sé que allá en el Reino tengo mi mansión;

Mas en esta vida mi vivir es Cristo,

Y el morir ganancia en la Santa Sión.

CORO

Más allá del mar, más allá del mar,

Yo tengo un hogar, bello hogar,

Más allá del mar.

2

La perseverancia, de encontrar la vida,

Esa Vida Eterna que Jesús nos da.

Cumplir los Mandatos del Omnipotente,

Ese es el camino de la salvación.

3

El camino ancho, perdición eterna,

Todos los impíos caminan por él,

Más la senda angosta, y al final el Reino,

Todos los de Cristo, ya lo alcanzarán.

 

 

Mi Rey y Mi Amigo

1

Jesús es mi Rey soberano,

Mi gozo es cantar su loor;

Es Rey y me ve cual hermano,

Es Rey y me imparte su amor,

Dejando su trono de gloria;

Me vino a sacar de la escoria,

¡Y yo soy feliz, y yo soy feliz por Ti!

2

Jesús es mi amigo anhelado,

En sombras o en luz siempre va,

Paciente, y humilde a mi lado,

Ayuda y consuelo me da;

Por eso constante le sigo,

Porque Él es mi Rey y mi amigo,

¡Y yo soy feliz, y yo soy feliz por Ti!

3

Señor, ¿qué pudiera yo darte,

Por tanta bondad para mí?

¿Me basta servirte y amarte?

¿Es todo entregarme yo a Ti?

¡Entonces acepta mi vida,

que a Ti sólo queda rendida!

¡Y yo soy feliz, y yo soy feliz por Ti!

 

 

Bellas Palabras de Vida

1

¡Oh, cantádmelas otra vez!

Bellas palabras de vida,

Hallo en ellas mi gozo y luz,

Bellas palabras de vida.

Sí, de luz y vida,

Son sostén y guía,

/ / ¡Qué bellas son, qué bellas son!

Bellas palabras de vida / /

2

Jesucristo a todos da,

Bellas palabras de vida,

Hoy escúchalas, pecador,

Bellas palabras de vida,

Bondadoso te salva,

Y al reino te llama,

/ / ¡Qué bellas son, qué bellas son!

Bellas palabras de vida / /

3

Grato el cántico sonará,

Bellas palabras de vida,

Tus pecados perdonará,

Bellas palabras de vida,

Sí, de luz y vida,

Son sostén y guía;

/ / ¡Qué bellas son, qué bellas son!

Bellas palabras de vida / /

 

 

Cada Momento la Vida me da

1

Cristo me ayuda por Él a vivir,

Cristo me ayuda por Él a morir;

Hasta que llegue su reino a ver,

¡Cada momento le entrego mi ser!

CORO

Cada momento la vida me da,

Cada momento conmigo Él está;

Hasta que llegue su reino a ver,

¡Cada momento le entrego mi ser!

2

Siento pesares, muy cerca Él está,

Siento dolores, alivio me da,

Tengo aflicciones, me muestra su amor,

¡Cada momento me cuidas, Señor!

3

Tengo amarguras o tengo temor,

Tengo tristezas, me inspiras valor,

Tengo conflicto o penas aquí,

¡Cada momento te acuerdas de mi!

4

Tengo flaquezas o débil estoy,

Cristo me dice: "Tu amparo yo soy";

Cada momento, en tinieblas o en luz,

¡Siempre conmigo está mi Jesús!

 

 

Grandes Cosas Cristo ha Hecho Para Mí

1

Hallé un buen amigo, mi amado Salvador,

Contaré lo que Él ha hecho para mí;

Hallándome perdido e indigno pecador,

Me salvó y hoy me guarda para sí;

Me salva del pecado, me guarda de satán,

Promete estar conmigo hasta el fin,

El consuela mi tristeza, me quita todo afán;

¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!

2

Jesús, jamás me falta, jamás me dejará,

Es mi fuerte y Poderoso protector,

Del mundo me separo, y de la vanidad,

Para consagrar mi vida al Señor;

Si el mundo me persigue, si sufro tentación,

Confiando en Cristo puedo resistir,

La victoria me es segura, elevo mi canción,

¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!

3

Yo sé que Jesucristo muy pronto volverá,

Entre tanto en su servicio quiero estar,

Confiando en su Palabra haré su voluntad,

Y anhelo serle fiel hasta el llegar;

Anhelo en su Reino, estar en su fulgor,

Y contemplar su esplendorosa faz,

Y entonces con los santos unido cantaré,

¡Grandes cosas Cristo ha hecho para mí!

 

 

 

 

 

Página Principal

Puntos de Fe

El Sábado

Las Fiestas de Dios

Los Diez Mandamientos

Eventos

Acerca de

Himnario

Imágenes

Lugares De Interés