Historias para destapar el excusado

 






 

Seis anotaciones en el libro de actas de un MP*

Roberto Remes

Dice el declarante que acude a declarar por su propia voluntad, que vive en el departamento que está debajo de donde ocurrieron los hechos que se consignan en la presente averiguación, que su departamento tiene por número el 204, que desde su hogar se llega a escuchar no sólo lo que sucede en el departamento de abajo sino también en el de arriba, que a menudo escucha música del departamento de arriba, que en algunas ocasiones oye voces de una pareja, pero que estas ocasiones son pocas, que a veces entreoye medias conversaciones, como si alguien hablara por teléfono, que una vez a la semana se suelen escuchar quejidos, Qué tipo de quejidos, se le pregunta al testigo, Dice que quejidos como de que estuvieran haciendo eso, Haciendo qué, se le pregunta al testigo, Dice que como si estuvieran haciéndolo, Se le pide al declarante que no haga ademanes porque éstos no pueden consignarse en el acta, y que sea más preciso en sus declaraciones, Dice que como que estuvieran cogiendo, Se le pregunta al testigo que si con coger se refiere a algún tipo de acto sexual, Dice el declarante que sí, Se le pregunta al testigo que si oyó algo la noche del 14, Dice que sí, Se le pide que diga qué oyó, Dice que primero oyó que su vecino decía que gracias por el regalo, ahorita lo estrenamos, y que mas tarde escuchó ruidos como si estuvieran haciendo eso, Haciendo qué, se le pregunta al testigo, Dice que como si estuvieran teniendo sexo, A qué hora fue eso, se le pregunta al testigo, Dice que como a las once de la noche, que porque su esposa estaba a esa hora viendo su telenovela y que su telenovela empieza a las once, y que él se va a la sala a esa hora porque la telenovela es muy mala, Se le pide al declarante que conteste sólo lo que se le pregunta, Dice el testigo que por favor se le disculpe por divagar, Se le pregunta al testigo que si escuchó algo más, Dice que los quejidos eran más fuertes que de costumbre y tenían una especie eco, como un sonido estereofónico y como si estuvieran acompañados de una fuerte explosión y un sonido agudo, que después percibió que se quemaba algo, y luego no escuchó nada más, hasta que llegaron los agentes y sacaron los cadáveres.


Dice la declarante que acude a declarar por su propia voluntad, que vive en el piso de arriba de donde ocurrieron los hechos que se consignan en la presente averiguación, que su departamento tiene por número el 402, que el día 14 del presente mes iba subiendo las escaleras cuando vio que debajo de la puerta del departamento 304 salía una luz muy intensa, que la deslumbró demasiado, que tuvo que llegar a tientas hasta su departamento porque no veía nada, Se le pregunta a la testigo a qué hora fue eso, Dice que esto fue aproximadamente a las 11:15 de la noche, que porque a esa hora iba llegando, Se le pregunta a la declarante si no vio nada más, Dice que no pudo ver nada más porque estaba deslumbrada, Se le pregunta que si no escuchó nada, Dice que sólo escuchó un ruido muy agudo, Se le pregunta a la testigo si la luz que veía era como de fuego, Dice que no, que era una luz muy blanca, Se le pregunta que si la luz sólo pasaba por debajo de la puerta, Dice que sí, Se le pregunta que si después volvió a ver o escuchar algo al pasar por la puerta del departamento 304, Dice que no, que no escuchó ni vio nada más hasta que llegaron los agentes y sacaron los cadáveres.


Dice la declarante que acude a declarar por su propia voluntad, que es hermana de quien en vida se llamó Gala, que vivían juntas, que su hermana se desaparecía los fines de semana, que desde el día 14 no supo nada de ella hasta que vio la noticia en los periódicos, que supuso que se trataba de su hermana porque el departamento donde fueron hallados los cadáveres corresponde al de su novio, que no pudo reconocer el cadáver porque estaba irreconocible, que sí reconoció las ropas que estaban a un lado de los cuerpos, que ese día Gala salió temprano de su casa, que dijo que iba a comprarle un regalo a su novio, que ella pensó que su hermana iría a la tienda Sexi Video de la calle de Génova porque en esa tienda le compraba regalos a su pareja, Se le pide a la declarante que especifique el tipo de regalos, dice que su hermana era extravagante a la hora de hacer regalos, que se le dificulta ser específica en cuanto al tipo de regalos, Se le pregunta que si vio alguno de esos regalos, Dice que sí, Se le pide que diga qué vio, Dice que llegó a ver lubricantes, juguetes, películas, y que lo demás que vio le da pena mencionarlo, Se le informa a la testigo que para la ley debe responder todo lo que se le pregunta, que se le conmina a que diga qué más vio, Dice que condones de sabor, que látigos, que ropa interior de cuero y que consoladores, Se le pregunta a la testigo que si alguno de los objetos que vio le parecía peligroso, Dice la declarante que no, Se le pregunta si notó algo raro en su hermana los días previos al 14, Dice que no, que nunca notó nada raro, Se le pregunta que si tiene algo más que agregar, Dice que escuchó que su hermana murmuraba al salir de la casa que esa sería su mejor noche.


Dice el declarante que acude a declarar por su propia voluntad, que es gerente de la tienda Sexi Video de la calle de Génova, Se le pregunta si conoce a la persona que aparece en la fotografía, Dice que sí la conoce, que se llama Gala, que es una de sus mejores clientes, Se le pregunta que si la vio el día 14 del presente mes, Dice que no, que ya tiene más tiempo que no va, probablemente desde el día 7, que le parece extraño, porque iba al menos una vez a la semana, Se le pregunta que si vende artefactos explosivos, Dice que no, que solo vende inofensivos e inocentes juguetes sexuales, que invita a este Ministerio Público a visitar la tienda y consultar el catálogo, que ofrece a este Ministerio Público un 20% descuento en todos los productos que compren para hacer peritajes, Se le pide al declarante que no haga ese tipo de ofrecimientos, porque sus declaraciones pueden ser consideradas como intento de soborno a la autoridad, Pide el declarante que se le disculpe, que él sólo quiere colaborar con las investigaciones, Se le pregunta que si alguno de los productos que vende puede ser peligroso bajo ciertas circunstancias, Dice que no, que al contrario, que sus juguetes evitan enfermedades, que producen placer y que no conoce ningún caso en el que los objetos que vende hayan causado alguna herida, Se le pregunta que si tiene algo más que declarar, Dice que no.


Dice el dictamen del médico forense que los cuerpos estaban totalmente calcinados, que no quedó nada de piel, ni músculos, ni vísceras, que los huesos estaban unidos en la pelvis, que también los brazos y las costillas estaban pegados, que los dos cráneos estaban fundidos a la altura de la boca, que al realizar las pruebas del DNA y compararlas con cabellos de los fallecidos, los códigos están revueltos entre los dos cuerpos, que es imposible diferenciar genéticamente un cadáver del otro, que no existen antecedentes conocidos en los que los esqueletos aparezcan unidos, y que no hay ninguna marca relevante en los cadáveres.


Dice el dictamen pericial que no se encontraron restos de explosivos ni de combustible cerca de los cuerpos, que no había ningún objeto quemado además de los cadáveres, que no existen antecedentes similares que permitan identificar la causa del calcinamiento de los cuerpos ni de su fusión, que además de las ropas de los occisos había también una envoltura de regalo rota y arrugada, que las únicas huellas dactilares que se encontraron en el departamento son las que tuvieron los fallecidos, y que no hay elementos para perseguir algún delito.


* Este cuento pertenece al libro Instrucciones para vivir sin gala

Esta página ha sido visitada

veces, desde el 25 de noviembre de 1999.

REGRESAR A LA PÁGINA DE ROBERTO REMES


Mi nueva novela ya viene en camino

Cambia Network. Pincha aqui!
Cambia Network - Intercambio de Banners


This page hosted by Get your own Free Home Page