Diccionario Enciclopedico de los Dinosaurios
La Biblia y los Dinosaurios
Acceso directo al diccionario

Escribanos

Dinosaurios Especiales Serpientes  y Reptiles Imagemes Inicio
Diccionario Enciclopedico de los Dinosaurios
Caracteristicas  Desarrollo. Dinosaurios en el polosur Dinosaurios Del Pantano Dinosaurios de la Montania Dinosaurios en el polo norte
Dinosaurios Del Bosque Dinosaurios Del Desierto Dinosaurios Del Desierto Extincion Formación de la Tierra Morfologia
El lclima. Evolucion        
Desarrollo

Esta es una historia que sorprendió a todas las personas. Con mucha razón; ya que aquellos animales que habían existido 120 millones años atrás, los dinosaurios, tenían grandes historias y misterios que provocaban a los cientificos a estudiar las icnitas, las formas de sus huellas, su profundidad, su cantidad de dedos y muchas otras cosas.

Procedencia
La palabra dinosaurio es procedente de lo griego{dino de terrible y saurio de lagarto} Se dice que la primera huella de dinosaurio sé descubrio en 1802; por un granjero llamado Pliny Moody en Massachussets. Este hallazgo pasa de inadvertido hasta mucho tiempo después.

Descubrimientos
El primer descubrimiento fechado en Europa fue en 1828 en Escocia. En 1836 Edward Hitchcock es decir el padre de el estudio de las icnitas. Este publico su primer libro del estudio de las huellas fósiles, sin poder precisar bien lo escrito por lo que seguía el estudio.

En España los descubrimientos de icnitas comienzan a finales del siglo XIX. Estas huellas reconocidas de antes por pastores, habitantes de estas zonas han sido clasificados por ejemplo:

Pisadas
La Rioja que se le atribuye a las pisadas de los caballos o a las huellas del gigantesco león.
Una región cubierta por bosques de árboles ignatos, húmedos e impenetrables, tierras, cielos y aguas colonizadas por especies animales increíbles de las que hoy nos quedan sus huellas labradas en la roca. Huellas de todos los tamaños, de diferentes espacios, rastros y fósiles, todo ello lo podrá ver el viajero que quiera conocer y descubrir muchas cosas interesantes sobre los dinosaurios. El conjunto de fósiles conservado (unos 10.000 vestigios) hacen de La Rioja un lugar privilegiado para conocer la vida de la Prehistoria.

El viajero
El recorrido a través de los distintos yacimientos transportará al viajero a épocas remotas, cuando la Tierra era dominada por los dinosaurios. . Los campos de icnitas están perfectamente señalizados y los alrededores cuentan con caminos que permiten al viajero gratificantes paseos por los montes admirando un paisaje abrupto y salvaje. Siguiendo la Ruta nos adentramos en el Valle del Cidacos, montes áridos y pardos dan la bienvenida al visitante quien en el término de Munilla, encuentra dos importantes yacimientos: el de Peñaportillo, con el curioso rastro de la cola de un Dinosaurio.
El viajero debe seguir la Vía Cretácica hasta Préjano, pueblo de antiguo esplendor y alrededores mineros donde se encuentran dos interesantes yacimientos. Desde Préjano sale un camino a Peña Isasa, techo de La Rioja Baja, desde donde disfrutamos de unas vistas impresionantes y otra vía que nos lleva a Enciso, último pueblo regado por el Cidacos y que cuenta con una historia antiquísima. En esta localidad hallamos la mayor concentración de yacimientos. Se puede decir que Enciso es el centro de la Ruta de los Dinosaurios. El siguiente punto de nuestra ruta es Cornago pudiendo llegar el viajero a través de carretera o por senderos señalizados admirando el paisaje. El yacimiento de Los Cayos es el más importante de La Rioja encontrándonos con huellas de grandes dinosaurios carnívoros que viendo su tamaño nos permite adivinar el aterrador aspecto de estos animales. Existen varios cientos de huellas de diferentes especies de dinosaurios. Adentrándonos en el corazón del Valle del Alhama-Linares donde e encuentra el yacimiento de la Era del Peladillo que conserva huellas de un dinosaurio nunca hallado en otro lugar que ha adoptado el nombre de la localidad: el Hadrosaurichnoides Igeensis. La vía Cretácica además de evocar la existencia de criaturas desaparecidas es una forma de conocer La Rioja más agreste y recóndita plena de paisajes y leyendas como la que atribuía las huellas al caballo del Apóstol Santiago o a un león que asolaba la comarca en tiempos pretéritos.

Modo de vida(ataque)
Los dinosaurios atacaban respectivamente según su tamaño con disferentes maneras. Los cazadores confian mucho en su rapidez ya que el dinosaurio es mayormente grande. Los carnívoros siempre han utilizado la fuerza bruta por lo que acorralan a su presa en manadas. Los herrerasaurios son unos de los dinosaurios mas primitivos que se ha conocido hasta este momento. Son característicos por ser altos como un hombre, con dientes muy afilados y puntiagudos son generalmente pavorosos.
No todos los dinosaurios carnívoros eran cazadores. Los ovirraptorosaurios, que significa reptiles ladrones de huevos, necesitaban otras armas para conseguir su comida. En lugar de hileras de afilados dientes para desgarrar la carne, algunos no tenían dientes y otros tenían dos púas en el paladar. Con las púas o el duro pico, rompían los huevos que robaban a otros dinosaurios. Entre los tiranosáuridos, el Tyrannosaurus rex era el gigante de los dinosaurios carnívoros. Aunque demasiado corpulento para emprender persecuciones a grandes distancias, no solía tener dificultades para procurarse el alimento. Si encontraba a otro cazador que acababa de derribar a un animal, lo ahuyentaba y devoraba la presa. Los grandes cazadores actuales, como los leones, utilizan las mismas tácticas para obtener comida sin esfuerzo. Es posible que tuviera un arma secreta. Algunos expertos creen que este gigantesco cazador quizá matara a sus presas infectándolas. Los dinosaurios herbívoros acorazados tendrían que defender su vida. Un fornido Euoplocephalus, provisto de porra en la cola, habría sido un enemigo peligroso. Un golpe bien dirigido de la pesada porra bastaría para derribar a un tiranosaurio. Un herbívoro con cuernos, como el Triceratops, también podía defenderse eficazmente.

-Defensa:
Muchos dinosaurios eran pacíficos herbívoros, pero todos tenían que defenderse de los depredadores hambrientos. Cada grupo de dinosaurios tenía una manera particular de defenderse de las agresiones. Muchos de los grandes herbívoros se protegían viajando en manadas. Los dinosaurios más pequeños empleaban la velocidad para escapar. Algunos herbívoros eran demasiado grandes para ser atacados con éxito. Otros dinosaurios se ocultaban bajo una pesada armadura.
Una de las mejores defensas consiste en evitar ser visto. Muchos cazadores rastrean a su presa con la vista. Quizá no vean a un animal que se confunda con el entorno. Algunos seres actuales como el camaleón se defienden adoptando el mismo color que su entorno. Los cazadores también utilizan la forma de identificar a su presa. Los ciervos actuales tienen el lomo oscuro y el vientre claro para defenderse con la vegetación. En los dinosaurios es probable que presentaran manchas oscuras y claras de varias formas.
Algunos herbívoros confiaban en su dura piel para salvarse. Los dinosaurios acorazados, los Anquilosaurios, estaban cubiertos por gruesas placas óseas de las que sobresalían púas. Algunos incluso tenían párpados óseos. Cuando era atacado, se encogían y exponían sólo su caparazón acorazado, como los armadillos actuales. Resultaba invulnerable a menos que su enemigo consiguiera darle la vuelta. Pero eso habría sido equivalente a mover una piedra de dos toneladas. Muchos animales indefensos ahuyentan a los agresores con su aspecto amenazador. Un tipo de camaleón actual hincha su cuerpo y silba con fuerza abriendo sus mandíbulas de vivos colores. El Parasaurolophus quizá utilizara su cresta hueca para bramar a todo volumen. El Styracosaurus tal vez mostraba el cuerno de la cabeza y la placa ósea del cuello, igual que el lagarto barbudo utiliza la piel de su garganta.
Muchos grandes dinosaurios herbívoros viajaban en manadas, y los adultos rodeaban a las crías. Si caían en una emboscada, los adultos se volvían agresivos. Los dinosaurios con cuernos quizá formaran una muralla defensiva, para ahuyentar a los depredadores.
La defensa definitiva de muchos animales consiste en contraatacar con sus dientes, cuernos, garras o cola. Un golpe con la porra de la cola del herbívoro Ankylosaurus podría romperle un hueso a su atacante.

Los pacificos herbívoros
Ciertas preferencias de la naturaleza fue en algun momento la comida y fuente de alimentacio para los dinosaurios herbívoros, como por ejemplo: los helechos, majestuosos robles entre otros que marcaron ciertos cambios en la alimnetacio de los herbívoros. Debido a la falta del gusto consumian venenos sin poder ser advertidos. Su cuello uno de los mas largo entre el reino animal de varios metros les permitian acercarse a mejores cogollos, y los plumeros sabrosos de araucaria y palmera. Cuando las araucarias fueron disminuyendo en su cantidad los dinosaurios sufrian epidemias y algunos morian. Las grandes masas continentales sufieron misteriosos cambios en el planeta geológico. Estos animales de eras pasadas emigraban a medida que los lugares pasaban a ser desiertos. Se dice que varios de estos animales majestuosos tenian su cuerpo cubierto de plumas, mientras que la capa protectoras de otros era de pelos, ya que la arrugada piel de los dinosaurios tenia placas protectoras sobre su lomo.

Un cerebro minúsculo
Estos reptiles comprendian un cerebro insignificante comparado con su volumen, por lo que podemos hacerlos esta pregunta ¿ Como un centro nervioso tan pequeño puede condirnar tan movimientos bruscos que efectua el dinosaurio? Utilizando la relación entre el peso del cerebro y del cuerpo, se aprecian sorprendentes diferencias entre los dinosaurios y los mamíferos: en el hombre, esta relación es aproximadamente de 1/60; en el elefante 1/1.000 y solamente 1/100.000 en el gigantesco brontosaurio. La reducción del cerebro se constata tanto en términos relativos como absolutos: en un estegosauro, con una talla equivalente a la de un elefante, el encéfalo era apenas mayor que un gatito recién nacido. Para compensar la pequeñez del cerebro los dinosaurios estaban dotados de una medula espinal muy desarrollada, llegaron a ser en muchas especies mas voluminosos que el propio cerebro.

Huevos gigantescos
Muchos cientificos y personas que se han dedicado a ese oficio han encontrado grandes huevos protoceratops en Mongolia. Los huevos de estos animales son oblongos y miden alrededor de 21 centimetros de longitud. Lo interesante es En efecto, nunca se han descubierto huevos fósiles cuya talla igualase a los que ponían las aves mamut, de Madagascar, cuya capacidad era de 81.

Los feroces predadores
Estos feroces predadores comprendian afilados dientes y poderosas garras que le permitian acabar con otros dinosaurio mas grandes y fuertes entre ellos se encuentran los tiranosaurios, el alasaurio de America del Norte y el carnotauro de America del Sur. El carnotauro fue unos de los dinosaurios carnívoros del cretaceo. Vivio en la America del Sur. . La reconstrucción de sus aspectos es exacta, pues es unos de los escasos fósiles que se conservaron junto a impresiones de la piel en la roca. El alasauro es otro de los grandes carnívoros

El mas cruel y el mas temible
Estos temibles animales a pesar de pesar 7 Toneladas pueden desplasarse hasta 25 km por hora. Al divisar a su presa, cargaba sobre su víctima con sus garras preparadas y sus feroces mandíbulas abiertas. El ataque de unos de estos poderosos monstruos pudo haber sido mas aterrador que el de un rinoceronte. Se cree que fue muy ágil, pese a su enorme tamaño. La gran cola balanceada perfectamente el resto de cuerpo y la inmensa cabezota. El ataque era incontenible. Eran frecuentes los enfrentamientos entre individuos de la misma especie. La potencia de garras y dientes de tiranosaurio terminaba en combate donde era difícil que hubiese vencedores . Al volverse hacia sus víctima, la impresionante cabeza tiene que haber producido una sensación aterradora que contribuiría a inmovilizar a la presa. Los dientes de los dinosaurios eran reemplazados constantemente por nuevos, así que siempre había varios con afilación perfecta. Los del tiranosaurio media mas de 10 centímetros de largo. El dibujo compara, desde arriba hacia abajo, los dientes de un alasauro, un reptil actual (El dragón de komodo) y un lobo. El tiranosaurio rex era capas de abatir a un poderoso triceratops después de breve lucha. Hoy resulta difícil concebir la agracibidad de estos feroces carnívoros, que unían la potencia de un rinoceronte a la combatividad de un tigre de bengala. El nombre rey de los tiranos (eso quiere decir tiranosaurio) párese muy apropiado.
1