Inicio
Historia
Tamboriles
Personajes
Ensayos
Galeria
Prensa
Historia del "Candombe"
La historia del Candombe en Uruguay se remonta a la introducción de esclavos negros provenientes de Africa en 1750. Para mantener el poder sobre los negros, siempre se intentó evitar cualquier tipo de comunicación entre ellos. Pero había algo que llevaban en la sangre, era sus conocimientos de percusión. No pudieron traer sus tambores, pero con los escasos medios de los que disponían, hicieron sus propios tambores. Y así se dio que por medio de los Tambores se pudieron comunicar entre ellos.

Más adelante (1760) se les permitió reunirse en algunos días feriados, fuera de la ciudad. De estos encuentros surgieron las mejores fiestas callejeras. Los esclavos podían dar rienda suelta, desahogando sus añoranzas su temperamento. La mayoría de los hombres con sus tambores. Los demás hombres, mujeres y niños se vestían con ropas que recibían de sus amos. Cuanto más colorido, tanto mejor! Acompañaban el ritmo de los tambores con sus cantos y bailes, parodiando los diferentes personajes de la sociedad uruguaya.

Para su sorpresa, a cada fiesta se sumaba público integrado por los “Señores blancos”. Hubo ocasiones en las que se intentó prohibir, pero sin éxito, estas fiestas de Candombe.

Así surgió el carnaval de los negros, las “Llamadas”.
En el año 1874 se formó el grupo “Los negros Lubolos”. El nombre “Lubolo” viene de Lubolia, una región africana. Los integrantes de éste grupo eran blancos, comerciantes, profesionales, miembros de la alta sociedad, que para integrarse se pintaban sus caras de negro.

Si bien los tambores uruguayos derivan de los tambores africanos, hoy podemos hablar de un largo proceso de integración de dos culturas que deriva en el “Candombe uruguayo”.

Texto: Cristina Milans
 
Nuestros Sponsors