CAPÍTULO 2
4. La capacidad sobrenatural de desplazar la conciencia a otras esferas, desaparecer, leer los pensamientos ajenos, cumplir los deseos.

La capacidad sobrenatural de separar el cuerpo astral. La simultanea presencia en dos lugares.

El cuerpo astral es nuestro otro "Yo" que consiste en sustancia fina. Cada uno lo tiene, independientemente de si posee fuerzas sobrenaturales o no. (En "Mahayana-sutra" el Maestro Asahara detalladamente describe los siete cuerpos finos. Sin embargo, en este libro él agrupó los siete cuerpos en uno para explicar sus funciones. N. del E.)
A la separación del cuerpo astral se le llama salida del cuerpo físico. El cuerpo astral separado del físico puede moverse dondequiera sin obstáculos, por ejemplo, puede divertirse en otras dimensiones o ir allá, donde es necesario en este mundo.
Así, la señora R., que es empleada de una firma y que practica en mi centro, afirma que vio mi cuerpo astral en la ciudad en aquel tiempo cuando yo estaba practicando la separación del cuerpo astral. Según sus palabras, ella “me” vio en una parada de autobuses en Shibuya (distrito grande de Tokio). Ella "me" saludó, pero "yo" no contesté nada. Además, le pareció que "yo" no la había notado, aunque ella estaba frente a mí. Luego "yo" me puse a caminar hacia adelante y ella empezó a seguirme. Pero "yo" empecé a alejarme tan rápidamente que ella no pudo alcanzarme. En fin, ella "me" perdió de vista.
En ese mismo tiempo mi verdadero "yo" estaba en mi habitación de práctica permaneciendo en una meditación profunda.
Permítanme mencionarles una experiencia más de la separación del cuerpo astral.
Una vez mi mujer me preguntó: "¿Tú debes de haber practicado algo cerca de las tres de la tarde?" Yo contesté: "Probablemente yo practicaba la separación del cuerpo astral". "¿Y en tal estado llegaste a casa? En un rincón de la habitación vi algo redondo que irradiaba una luz roja. Aquello ora aumentaba ora disminuía. Los hijos también lo vieron".
Mi mujer y mis hijos, me parece, habían visto mi alma.

La capacidad de ser invisible rodeándose con un escudo energético

Probablemente ustedes dudarán de que el cuerpo que existe aquí y ahora puede como un ninja (agente secreto en Japón feudal que posee una fuerza casi mágica de desaparecer y camuflarse. Por otra parte, habitualmente se considera que el ninja es una imagen folklórica de una época más tardía – N. del E.) dejar de existir.
Yo puedo desaparecer gracias a que la energía que circula en mi cuerpo puede servir como una especie de escudo haciéndolo invisible.
Una vez, cuando yo estaba demostrando esa propiedad, un joven exclamó: "¡Yo no lo veo!" Después se oyeron otras voces: "¡Es verdad! Yo tampoco lo veo. ¿No será una ilusión?"
No obstante, las palabras del joven hicieron creer a todos los presentes (eran 20 personas) en la realidad de ese hecho.
Este caso ocurrió en noviembre de 1985 durante un corto seminario intensivo, en el cual se reunieron participantes de todo el país; y todos ellos querían obtener fuerzas sobrenaturales. Pues, deseando mostrarles qué capacidades sobrenaturales existían, desaparecí. Pero previamente dije a los participantes del seminario: "Ahora me volveré invisible". Pero a pesar de que les hubiera advertido de antemano, algunos consideraron mi desaparición una ilusión óptica. Aunque ellos sabían sobre mis sobrecapacidades, lo ocurrido estaba por encima de su comprensión.
Esa capacidad sobrenatural permite también hacer invisible o la parte superior, o la parte inferior del cuerpo.

Tashin-tsu (lectura de los pensamientos ajenos con ayuda de la clarividencia) –capacidad que yo personalmente prefiero no usar a menudo.

Si a ustedes les interesan los pensamientos de otras personas, entonces la posesión de la capacidad de leer pensamientos ajenos será muy provechosa.
Yo personalmente, como regla, no recurro a menudo a esa capacidad sobrenatural, pues, a veces es mejor no saber que piensan los otros. No obstante, a veces, cuando hablo por primera vez con una persona desconocida, yo utilizo esa capacidad para elegir el tema de la conversación. En tales casos es bastante para mí echar un vistazo al rostro del interlocutor y sus pensamientos en seguida se transmiten a mí.
Aquellos de mis alumnos que han obtenido esa capacidad afirman que es útil entender qué piensan sus respectivas parejas. Por más que conozcan bien a la persona amada, durante el trato con ella, ustedes probablemente más de una vez hayan tenido que discutir, reñir o entregarse a otras pasiones efímeras. Pues, si ustedes deciden contraer matrimonio y vivir juntos, necesitarán una preparación correspondiente. Después de obtener la capacidad de leer pensamientos ajenos ustedes podrán escoger una pareja ideal y entenderse perfectamente con ella.
Algunas mujeres conocidas quieren atraer atención de uno u otro hombre, aunque ellas mismas no tienen capacidad de leer pensamientos ajenos. En semejantes casos yo, con desgano, les cuento qué hay que emprender para tener éxito. Yo les digo algo así: "Ese hombre tiene tal carácter, piensa de tal y tal manera. Por eso usted tiene que hacer lo siguiente...".


Siguiente
Anterior
A la página inicial
A la página principal
1