CAPÍTULO 2
LA MARAVILLOSA FUERZA SOBRENATURAL QUE NOTARON MIS ALUMNOS.

La maravillosa fuerza sobrenatural que notaron mis alumnos.

Existe una maravillosa fuerza sobrenatural. Cuando me sumerjo en una meditación profunda y recito mantras, la gente, que está cerca de mí, cuenta: "Su cuerpo ya aumentaba, ya disminuía". El primero en prestar atención a dicho fenómeno fue uno de mis alumnos. Esto realmente se describe en sutras de yoga, pero, en mi opinión, la gente exagera un poco.
Personalmente yo supongo que cuando amplío mi conciencia durante la meditación, mi cuerpo físico aumenta en sus dimensiones, y cuando yo comprimo la conciencia, el cuerpo disminuye.
Me parece que hay poca utilidad para esa capacidad, excluyendo los casos cuando se requiere pasar a través de alguna grieta o convertirse en un “Gulliver” por los tamaños. Es por eso que no trato mucho de desarrollar esa capacidad.

Rodzin-tsu – la capacidad de ver los deseos mundanos de otras personas

Una vez un famoso experto de Sendo (práctica daosista) escribió en una de las revistas: "El Rodzin-tsu es la capacidad sobrenatural de contener la eyaculación". Esta afirmación es simplemente ridícula. En el budismo se mencionan seis principales fuerzas divinas (sobrenaturales): Tashin-tsu (lectura de pensamientos ajenos), Shukumyo-tsu (conocimiento de las vidas pasadas y futuras), Tengen-tsu (capacidad de ver a través de las cosas), Tenni-pu (capacidad de oír voces y sonidos desde una distancia larga y sonidos de otras dimensiones), Dzinsoku-tsu (levitación) y Rodzin-tsu (conocimiento de deseos mundanos de otros humanos). Aquí voy a abstenerme de la explicación detallada de cada una de las capacidades mencionadas, pues que ya he contado sobre algunas de ellas, y sobre las restantes voy a hablar un poco más adelante. Entre todas estas capacidades sobrenaturales "Rodzin-tsu" se considera la suprema. Y es triste que equivocadamente vinculen una capacidad tan grande con algo que tiene relación con la eyaculación.
El Rojin-tsu es una fuerza divina que permite ver claramente los deseos mundanos de otros humanos. A mi parecer, esta capacidad es absolutamente necesaria, especialmente si se trata de practicantes, líderes religiosos o espirituales.
Así, yo, por ejemplo, puedo momentáneamente saber si aquella u otra persona va a practicar y podrá lograr la Liberación o no. Sabiendo eso puedo instruir a la gente fácilmente, ya que no tengo que gastar mis fuerzas en vano.

Shukumyo-tsu – la visión clara de las vidas pasadas y futuras

En cierta ocasión a mi centro vino una mujer de 28 años que practicaba en otra organización. Hablamos un poco acerca de la práctica espiritual y después la conversación pasó a Shukumyo-tsu, la capacidad sobrenatural de conocer las vidas pasadas (vidas del humano hasta su nacimiento en este mundo) y vidas futuras (vidas relacionadas con las encarnaciones futuras).
- Yo quisiera saber quien seré en mi vida siguiente. Por favor, podría decírmelo.
- Yo no siento interés de conocer tales cosas y probablemente no podré ayudarle.
Pues bien, primeramente me negué a cumplir su petición, pero algo en ella atrajo mi atención y al final vi su vida futura.
- Hum... Veo una gata... una gata blanca... ¿Usted quiere a los gatos?
- Sí, los quiero.
- ¿Y usted a menudo maúlla como una gata o, quizás, durante sueño se ve a sí misma como una gata?
- Sí, a menudo.
- Por lo visto, en su vida siguiente usted nacerá no como humano, sino como una gata blanca.
Ella se alejó de mí muy amargada. Yo también sentí cierta incomodidad. Es por eso que no quiero saber las vidas futuras de otras personas. Pues bien, el hecho de que en esta vida ustedes nacieron como humanos no significa en absoluto que serán humanos en sus vidas siguientes. Es alta la probabilidad de que reencarnen en seres de otros mundos. Pero si quieren reencarnar como humanos, habitantes de los Cielos o dioses, tendrán que acumular Méritos (buenas acciones).
A propósito, aquella mujer evidentemente se preocupó y pronto me llamó por teléfono. Probablemente ella quería asegurarse de que yo realmente poseía fuerza sobrenatural. - Hasta la actualidad he trabajado por dos especialidades. Por favor, adivine una de ellas.
- Creo que usted ha tenido algún trabajo manual... Técnica.
- Usted tiene razón.
Ella calló un poco y luego pidió:
- Por favor, adivine la otra.
Su petición me pareció ridícula y colgué el teléfono diciendo:
- Venga al centro y practique, por favor.
Pues bien, en algunos casos Shukumyo-tsu puede ser útil, pero a mí personalmente no me atrae mucho.


Siguiente
Anterior
A la página inicial
A la página principal
1