versos de arte mayor

ESTROFAS CON VERSOS DE ARTE MAYOR

y rima consonante

Esta página forma parte de LA POESÍA

                d i r e c t o r i o

pareado

terceto


cuarteto


serventesio


quinteto


sexta rima

octava real

copla de arte mayor


décima de arte mayor

soneto


musa

romance heroico

pareado

Estrofa compuesta de dos versos de arte mayor (endecasílabos generalmente) de rima consonante.
Los versos de arte mayor en los esquemas de rima, se identifican con letras mayúsculas.
Ejemplos y esquemas:

                                                                                     
Y antes que poeta, mi deseo primero   13 A
hubiera sido ser un buen banderillero.   13 A

(Manuel Machado)

Yo sólo que nací para tormentos,   11 A
estoy en todos estos elementos:      11 A

la boca tengo en aire suspirando        11 B
el cuerpo en tierra está peregrinando,11 B

los ojos tengo en llanto noche y día,   11 C
y en fuego el corazón y la alma mía.    11 C

(Francisco de Quevedo)

Sire de ojos azules, gracias: por los laureles          14 A
de cien bravos vestidos de honor; por los claveles14 A

de la tierra andaluza y la Alhambra del moro;  14 B
por la sangre solar de una raza de oro;           14 B

por la armadura antigua y el yelmo de la gesta;  14 C
por las lanzas que fueron una vasta floresta       14 C

de gloria y que pasaron Pirineos y Andes;             14 D
por Lepanto y Otumba; por el Perú, por Flandes;14 D

.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  . .  .  .  .  .  .  .  . .   .  .  .  .  .  
                                                          
(Rubén Darío)





terceto

Es una estrofa de 3 versos de rima consonante. Cuando hay una sucesión de tercetos que riman entre ellos, se dice que están encadenados. Dos tercetos encadenados son los que forman parte de todo típico soneto.

Los dos esquemas de encadenado de tercetos son

 A
 B
 C
       
 A
 B
 C
       
 

   A
   B
   A
       
   B
   C
   B
   
   C
   D
 
  C
 

Ejemplo magistral de tercetos encadenados:


fragmento de ELEGÍA a Ramón Sijé de Miguel Hernández
 

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos, mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 
.  .  .  .  .  .  .  .  .   .  .  .  .  .  .  .  .  .  . .  





cuarteto
Consta de cuatro versos de rima consonante, de arte mayor; en donde riman el primero con el cuarto, y el segundo con el tercero. En cuanto al esquema de la rima, es igual que la redondilla de arte menor. Al igual que lo dicho para los tercetos, los cuartetos también se pueden encadenar entre dos o más de ellos. Dos cuartetos encadenados son los que forman parte de la mayoría de los sonetos.

Ejemplos y esquemas:

                                                                        
¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?11 A
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,         11 B
que a mi puerta cubierta de rocío,            11 B
pasas las noches del invierno oscuras?      11 A
                          (Lope de Vega)


Aquí yacen de Carlos los despojos:      11 A
la parte principal volvióse al cielo;       11 B
con ella fue el valor, quedóle al suelo    11 B
miedo en el corazón, llanto en los ojos. 11 A
                       (Fray Luis de León)





serventesio
Igual que lo dicho para el cuarteto, con la única variación del esquema de rima, que van, el primero con el tercero y el segundo con el cuarto. Por el esquema de rima son iguales que la cuarteta de arte menor. Algunas veces, dos serventesios encadenados, son los que forman parte de algunos sonetos.

Ejemplos y esquemas:

                                                                                      
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,   14 A
y un huerto claro donde madura el limonero;         14 B
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;       14 A
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.  14 B
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.
                                                      (Antonio Machado)


En otros siglos de ambiciones locas11 A
fundaron esta torre mis abuelos;      11 B
diéronle base las gigantes rocas,      11 A
y a sus almenas pabellón los cielos.11 B
                                                   
(Fray Luis de León)


Yo soy aquel que ayer no más decía
el verso azul y la canción profana,
en cuya noche un ruiseñor había
que era alondra de luz por la mañana.
                                                  (Rubén Darío)





quinteto
Estrofa de arte mayor de rima consonante. Consta de cinco versos que se combinan con cierta libertad, con tal de que no haya tres rimas seguidas, que no terminen en pareado y que no quede suelto ninguno de los cinco versos.

Ejemplos y esquemas:

El buen caballero partió de su tierra;  12 A
allende los mares la gloria buscó;       12 B
los años volaban, se acabó la guerra; 12 A
y allende los mares hasta él voló,       12B
voló un triste viento de su dulce tierra.12 A
                             (Pablo Piferrer. 1818/1848)


Desierto está el jardín... de su tardanza      11 A
no adivino el motivo... el tiempo avanza...  11 A
duda tenaz, no turbes mi reposo.              11 B
Comienza a vacilar mi confianza...            11 A
el miedo me hace ser supersticioso.         11 B
                                 (Ricardo Gil. 1838/1907) 





sexta rima

Es un estrofa compuesta de seis versos de arte mayor de rima consonante; en que los cuatro primeros versos combinan igual que un serventesio y forman pareado los dos últimos. Son menos frecuentes, pero igualmente válidas, otras combinaciones de rima con los seis versos.

Esquemas posibles:

A
B
A
B
C
C

 A
A
B
C
C
B

A
A
B
C
B
C

A
B
C
C
A
B


Ejemplos:

Mas no le faltaba con quietud segura      12 A
de varios bienes rica y sana vida;           11 B
los anchos campos, lagos de agua pura;  11 A
la cueva, la floresta divertida,                 11 B
las presas, el balar de los ganados,         11 C
los apacibles sueños no inquietados.       11 C
                           (Nicolás Fernández Moratín)


El jardín puebla el triunfo de los pavos reales;  14 A
parlanchina, la dueña, dice cosas banales,       14 A
y vestido de rojo piruetea el bufón.                  14 B
La princesa no ríe, la princesa no siente;         14 C
la princesa persigue por el cielo de Oriente      14 C
la libélula vaga de una vaga ilusión.                  14 B
.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  
.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  
                                                    
(Rubén Darío)





octava real
Estrofa de arte mayor de rima consonante que se compone de ocho versos con rima alterna los seis primeros, y los dos últimos formando un pareado (ABABABCC). Su origen es italiano y llegó a nuestra literatura en el siglo XVI. También puede llamarse octava rima y octava heroica.

Esquemas y ejemplos:

                                                                         
¡Pobre Teresa! Cuando ya tus ojos           11 A 
áridos ni una lágrima brotaban,                  11 B 
cuando ya su color tus labios rojos            11 A 
en cárdenos matices cambiaban,               11 B 
cuando de tu dolor tristes despojos           11 A 
la vida y su ilusión te abandonaban            11 B 
y consumía lenta calentura                         11 C 
tu corazón al par de tu amargura.              11 C 
                                      (José de Espronceda)

El murmullo del agua, el son del viento,   11 A 
el susurro del bosque estremecido          11 B 
por sus inquietas ráfagas, el lento           11 A 
arrullo de la tórtola, el graznido              11 B 
del cuervo vagabundo, todo acento        11 A 
por ave, fiera o eco producido,              11 B 
el nombre santo de su Dios pronuncia,    11 C 
su gloria canta, su poder anuncia.           11 C 
                                          (José Zorrilla)


No las damas, amor, no gentilezas       11 A 
de caballeros canto enamorados,        11 B 
ni las muestras, regalos y ternezas       11 A 
de amorosos afectos y cuidados;         11 B 
mas el valor, los hechos, las proezas    11 A 
de aquellos españoles esforzados,       11 B 
que a la cerviz de Arauco no domada   11 C 
pusieron duro yugo por la espada.       11 C 
                                     
(Alonso de Ercilla)


Existe una variante denominada
Octava Italiana. Está formada por ocho versos de arte mayor de rima consonante, rimando el 2º con el 3º, el 6º con el 7º, el 4º con el 8º y quedan sin rima el 1º y 5º, con la particularidad de que los versos 4º y 8º han de ser de rima aguda (—AAB—CCB).  Llegó a la poesía española en el siglo XVIII, procedente de Italia, y a lo largo de la historia ha sufrido variaciones tanto en el número de sílabas como en la distribución rítmica. También puede llamarse octava aguda. A veces los versos de arte mayor alternan con alguno de pie quebrado (de arte menor).

Esquemas y ejemplos:

¡Silencio! ¡En el misterio de las tumbas     11 —
la eternidad esconde su destino!              11A
Húndete, pensamiento, en el mezquino     11A
lugar de corrupción.                                  7 b
Tus atrevidas alas impotentes                   11 —
al alzarse aumentaron tu caída;                 11C
confúndete, ya está desvanecida              11C
tu orgullosa ilusión.                                    7 b
                                    (Ángel María Dacarrete)


Tu aliento es el aliento de las flores;         11 —
tu voz es de los cielos armonía;               11 A
es tu mirada el esplendor del día,            11 A
y el color de la rosa es tu color.              11 B
Tú prestas nueva vida y esperanza           11 —
a un corazón por el amor ya muerto;        11 C
tú creces de mi vida en el desierto           11 C
como crece en un páramo la flor.             11 B
                               (Gustavo Adolfo Bécquer)


Lloraba aquel pastor, con su rebaño         11—
y al cielo proclamaba amargamente          11A
que el tiempo derrochaba inútilmente        11A
gastando su existencia en lo peor.             11B
Vivir con las ovejas, no era vida               11—
ansiaba en lo profundo de su pecho          11C
hacer alguna cosa de provecho,                11C
no hallaba en su trabajo algún valor.          11B

                                             (Agustín Sánchez)





copla de arte mayor

También llamada Copla de Juan de Mena (siglo XV), es una estrofa que consta de ocho versos de arte mayor y de rima consonante dispuesta de forma que sean dos cuartetos de simple encadenado (ABBAACCA), dos serventesios de simple encadenado (ABABACAC),  un serventesio + un cuarteto (ABABBCCB), o viceversa  (ABBAACAC).
A veces se compone de versos de arte mayor que alternan con alguno de pie quebrado (de arte menor). Es una estrofa rara de encontrar en la poesía actual.

Esquemas y ejemplos:


Así lamentaba la pía matrona              12 A
al hijo querido que muerto tú viste,     12 B
haciéndole encima semblante de triste, 12 B
según al que pare hace la leona;          12 A
pues donde podría pensar la persona   12 A
los daños que causa la triste demanda  12 C
de la discordia el reino que anda,        12 C
donde no gana ninguno corona.           12 A
                                            (Juan de Mena)

 Al muy prepotente don Juan el segundo,  11A
aquél con quien Júpiter tuvo tal zelo         11B
que tanta de parte le fizo del mundo         11A
quanta a sí mesmo se fizo del çielo;          11B
al grand rey d'España, al Çesar novelo,    11B
al que con Fortuna es bien fortunado,      11C
aquél en quien caben virtud e reinado;     11C
a él, la rodilla fincada por suelo,               11B
...
                                            (Juan de Mena)





décima de arte mayor









soneto

Es la estrofa más elegante y bella de la poesía española. No se trata de una estrofa simple sino que está compuesta de dos tipos de estrofas primarias: cuartetos y tercetos.
El soneto más típico se compone de dos cuartetos encadenados y dos tercetos también encadenados. En algunas ocasiones, los cuartetos están sustituidos por serventesios. También el esquema de encadenado de los tercetos es diverso.


Esquemas más típicos de sonetos
 

cuartetos

serventesios
   A
   B
   B
   A

   A
   B
   B
   A

   C
   D
   C

   D
   C
   D
  A
  B
  B
  A

  A
  B
  B
  A

  C
  D
  E

  C
  D
  E

  A
  B
  A
  B

  A
  B
  A
  B

  C
  D
  C

  D
  C
  D

A
B
A
B

A
B
A
B

C
D
E

C
D
E

Ejemplos:
A UNA NARIZ

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón mas narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísima nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.
                                      (Francisco de Quevedo)


Un soneto...

                                                                      
Un soneto me manda hacer Violante,
y en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto,
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante,
y estoy en la mitad de otro cuarteto:
mas si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando
y aún parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
que estoy los trece versos acabando:
contad si son catorce y está hecho.
                                               (Lope de Vega)





musa

La musa de arte mayor es una nueva estrofa poética de rima consonante.  Está formada por dos cuartetos encadenados y una décima de arte mayor —inexistente hasta hoy en la clasificación estrófica—, encadenada al segundo cuarteto. Consta, por tanto, de dieciocho versos.

El esquema de su rima es el siguiente:

En comparación con los sonetos, las musas utilizan cuatro versos más y disponen de hasta seis rimas diferentes:  A — B — C — D — E — F   a diferencia de las cinco que —como máximo— se utilizan en la composición de los sonetos.

Como deducción lógica de todo lo expuesto, las musas de arte mayor pueden adoptar otros esquemas ligeramente diferentes aptos para ser agrupados bajo la nueva denominación de musas:

A B B A    B C C B    C D D C D E E D E D

Las musas fueron escritas por vez primera por José Luis Muñoz Sáez en el año 2001.

                        Ejemplos:

             A MI MADRE

Decir madre es decir amor y vida,
abrir al horizonte la mirada,
sentir que en el silencio y en la nada
su mano va cubriendo nuestra huída.
 
Es volver a la infancia alborozada,
es tornar brevemente a la cordura,
admirar en un soplo la figura
que desprende su imagen sosegada.
 
Decir madre es privarse de amargura,
apartar de la mente la agonía
y guardar en el seno la valía
de sentir cada instante su bravura.
Yo que afirmo en el alma la ternura
que brota de su blanco pensamiento,
en la dicha proclamo con el viento
ese gozo que ensalza su armonía
y el orgullo que inflama mi alegría
al decirle a mi madre lo que siento.
 
                                           José Luis Muñoz




ESTROFAS CON VERSOS DE ARTE MAYOR
y rima asonante

En este estilo no ha sido muy fecunda nuestra poética, por lo que no se puede recoger en él nada más que el romance heroico, con versos de once sílabas, que riman en asonante los pares y quedan libres los impares.

Ejemplo:

Entran de dos en dos en la estacada,
con lento paso y grave compostura,
sobre negros caballos, ocho pajes,
negras la veste, la gualdrapa y plumas;
después cuatro escuderos enlutados,
y cuatro ancianos caballeros, cuyas
armas empavonadas y rodelas
con negras manchas que el blasón ocultan,
y cuyas picas que por tierra arrastran
sin pendoncillo la acerada punta,
que son, van tristemente publicando,
de la casa de Lara y de su alcurnia...
                                        (Duque de Rivas)

 

 

  

El verso
La rima
La estrofa
Otras estrofas

El verso de arte menor
El verso de arte MAYOR
La medida de los versos
La diéresis
La rima asonante
La rima consonante
La sinalefa
La sinéresis
el cómputo silábico...
El hiato
La rima blanca

 

por la izquierda... AL ESQUEMA GENERAL

Esta página forma parte de LA POESÍA

1