MENSAJES DADOS POR LA VIRGEN MARÍA
DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
1-4-86            845

Digo a mis hijos: Sólo con un amor puro y sin limitaciones se llega a ser fieles a 
Dios.
El egoísmo no da paso al amor, los malos pensamientos no dan lugar al amor, 
demostrad vosotros que amáis al Señor perfeccionando vuestro corazón.
Gloria al Padre del Cielo.



3-4-86    846

Que nadie se condene y busquen todos fortaleza en el Señor, eso quiere vuestra 
Madre, ya que las debilidades humanas son fortalecidas solamente por Dios.
Alabado sea.



5-4-86           847

Hablo a los que tienen un vacío en el corazón: Hijos míos, ¿hasta cuando 
cerraréis los ojos?, os quiero hacer ver la esplendorosa Luz salvadora.
Mi corazón os quiere hacer reaccionar, no tardéis y no seréis desventurados, 
sino bienaventurados.
Gloria al Señor.

Leed: Ezequiel C. 33, V. 18 - 19 - 20

        18      Cuando el justo se aparta de su justicia y comete la iniquidad, muere a causa   de 
eso.
19              Y cuando el malvado se convierte de su maldad y practica el derecho y la justicia, vive a 
causa de eso.   
        20      Ustedes dicen: "La conducta del Señor no es correcta". Pero Yo los juzgaré  a cada uno 
de ustedes según su conducta, pueblo de Israel.





6-4-86            848

Sabes hija mía, se ha desatado una tempestad, una terrible tempestad, obra del 
demonio. Es que la Palabra del Señor, es tropiezo para muchos pecadores, pero 
te repito lo que tantas veces te dije, la obra de Dios es grande, y no hay maldad 
capaz de pararla.
Amén, amén.



8-4-86           849

Hijos míos: Dios encamina al hombre con su Palabra cierta.
No hay ser superior a Dios, aquel que lo crea se miente a sí mismo y con su 
misma espada se herirá.
Salvaos, tened fe.



10-4-86           850


Veo una enorme corona de  Rosarios blancos. Veo a la Santísima Virgen y me 
dice: Ves esta corona, porque esto es lo que deseo que hagáis, una verdadera 
corona de rosarios.
Oración, hija mía, oración, ¡cuántas bocas permanecen aún calladas!,
sin conocer siquiera una oración que los acerque al Señor.
El Santo Rosario es el arma a la cual le teme el enemigo, es también el refugio de 
los que buscan alivio a sus pesares y es la puerta para entrar en mi corazón.
Gloria al Señor, por la Luz que da al mundo.



11-4-86     (Intención de la Novena del 17 al 25)          851

En esta Novena pediréis, para que haya humildad en los hombres, os lo pido 
porque en la humildad se descubre a Jesús, en la humildad se aprende a caminar 
junto a Jesús  y amar a Jesús.
Hijos, descansad en El.
Amén, amén.





12-4-86           852

Escuchad hijos míos: No desesperéis, confiad en Dios, El es esperanza. Su Gracia 
está permanentemente presente y llegará a vosotros, no lo dudéis.
Alabado sea el Señor.

Leed: Isaías C.35, V.3 - 4

        3       Fortalezcan los brazos débiles, robustezcan las rodillas vacilantes;
        4       Digan a los que están desalentados "¡Sean fuertes, no teman: ahí está su Dios! Llega 
la venganza, la represalia de Dios: El mismo viene a salvarlos".



13-4-86           853

Digo a tus hermanos: No rechacéis jamás las Sagradas Escrituras, porque 
contienen la Palabra de Dios.
Sea para vosotros el timón en estos tiempos. Amén, amén.



14-4-86           854

La vida que propone Dios es la correcta. Los hombres viven de acuerdo a sus 
caprichos, se desvían, queman sus vidas, mas de las cenizas nada se rescata, sólo 
cenizas.
Es mi deseo que se acerquen a Mí, mi calor de Madre les hará sentir amor, paz y 
piedad.
Esto haré con mis hijos. Gloria a Dios.



15-4-86           855

Hijos: Estoy a vuestro lado, me he colocado a vuestra derecha y os haré avanzar 
hacia Cristo Jesús, sentiréis la más completa felicidad cuando logréis 
comprender, que caminar hacia Cristo, es la única salvación posible.
Amén. amén.




16-4-86          856

Queridos míos: Guardad en vuestros corazones el Nombre de Dios, guardadle y 
honradle. Su Nombre es Santo; profundo e inconmovible sea vuestro amor por El.
Gloria al Señor.


18-4-86           857

Hija mía: Que tus hermanos sepan, que de las novenas que hacéis salen 
conversiones. Las oraciones dan sus frutos.
Muchos más darían, si ellos amaran verdaderamente al Sagrado Corazón de mi 
Hijo.
Darse a Dios, es amar, pura y exclusivamente a Dios.
Amén, amén.


19-4-86            858

Hijos míos, hijos de todo el mundo. Dejadme entrar en vuestros corazones y un 
gran cambio se producirá en vosotros.
Soy por muchos incomprendida, más eso no hace que la noche domine al día; 
mantendré mi Luz, y el dominio del enemigo, se verá aplastado por la fuerza de 
Jesucristo.
Reinará por siempre su magnífica claridad.
Gloria al Altísimo.

Leed: Apocalipsis C. 22, V. 11- 12

        11      Que el pecador siga pecando, y el que está manchado se manche más aún;     que el 
hombre justo siga practicando la justicia, y el santo siga santificándose.
        12      Pronto regresaré trayendo mi recompensa, para dar a cada uno según sus obras.





21-4-86           859

Hoy cuando la veo le digo: Madre te pido por todo el mundo, por la paz, 
protégenos.
Me dice: Hija, la destrucción de los hombres la buscan los hombres, porque se 
convierten en objetos de perdición, cuando caen en las redes de satanás.
No condeno, quiero liberar. No pequen los hijos y de Dios recibirán protección, 
El da según las obras. Amén, amén.


22-4-86           860

Hijos míos: En mi Corazón estáis.
Os llamo y os señalo la ley de Dios, El observa a los que viven en su ley.
Donde hay justicia, allí está Dios.
Alabado sea.



23-4-86           861

En la mañana. Tus hermanos, hija mía, deben volver a Dios, es la razón por la 
cual estoy hablando.
Mi dolorido Corazón permanece aún en actitud de espera, deseando ver la 
fidelidad que pide Jesús.
Gloria al Señor.


24-4-86          862

Queridos hijos: Que la oración esté siempre en vosotros y el Señor eterno y 
misericordioso os bendecirá.
Os recuerdo, es amargo y triste el fin del hombre solo.

Leed: Hechos C.17, V. 30 - 31

        30      "Pero ha llegado el momento en que Dios, pasando por alto el tiempo de la  ignorancia, 
manda a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan.
        31      Porque El ha establecido un día para juzgar al universo con justicia, por medio de un 
Hombre que El ha destinado y acreditado delante de todos, haciéndolo resucitar de 
entre los muertos".





25-4-86      (Día de Peregrinación)      863

Hija: Día a día, la marcha hacia Cristo va creciendo, es que mis hijos caminan 
movidos por la fe que inspira el mismo Cristo, esa fe que va derritiendo el hielo 
que recubría sus corazones.
El amor del Señor es capaz de romper la roca, siempre que la roca se ponga en 
su camino.
Glorificado sea Dios.



26-4-86                864

Hijos míos: Os amo y os conforto en la medida en que queréis ser reconfortados.
Se alegra mi corazón cuando alabáis a Dios y se entristece cuando no lo 
aceptáis.
Gloria al Señor, por las incontables Gracias que derrama sobre sus hijos.



27-4-86                  865

En horas de angustias atiende el Señor, en todas las necesidades auxilia el Señor.
Hay ingratitudes en algunos hijos que olvidan fácilmente a Dios.
Hijos, ¿sabéis acaso cuánto os ama Jesús?, nunca lo llegaréis a comprender, mas 
es necesario que tratéis de retribuirle en parte su gran Amor.
Reconoced vuestras faltas y amadlo como El merece ser amado.
Amén, amén.



28-4-86          866

Hija mía: Quiero salvar almas, aún las que ofenden a Dios, porque a pesar de 
todo son hijos de Dios.
Por eso pido, que dirijan los ojos hacia el Altísimo.
Gloria a Dios.


    Volver al índice

Volver a la página de la Virgen del Rosario de San Nicolás


 
 
1