Escritura pictográfica azteca

  Lengua y literatura Nahua     Nezahualcoyótl     Escritura Pictográfica       Poesía Nahua    

 Características resaltantes de la poesía prehispánica     Algunas palabras en Nahua Agradecimientos 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aztecas  ...............

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escritura pictográfica azteca

 

Los aztecas abrieron diversos tipos de literatura oral, utilizaron la escritura pictográfica para registrar sucesos históricos y religiosos. Los pictogramas logran transmitir tanto sonidos como ideas. Esta muestra de escritura azteca, procedente del Codex Borbonicus (Códice Borbónico), representa a los dioses Xiuhtecuhtli y Itztapaltotec.

 

 

La escritura pictográfica era  grabada en papel o piel de animales. Todavía se conserva alguno de estos escritos, llamados códices. También utilizaban un sistema de calendario que habían desarrollado los antiguos mayas. Tenía 365 días, divididos en 18 meses de 20 días, a los que se añadían 5 días ‘huecos’ que se creía que eran aciagos y traían mala suerte. Utilizaban igualmente un calendario de 260 días (20 meses de 13 días) que aplicaban exclusivamente para adivinaciones. La educación era muy estricta y se impartía desde los primeros años. A las mujeres se les exhortaba a que fueran discretas y recatadas en sus modales y se les enseñaba a descarozar el algodón, hilar, tejer y confeccionar la ropa. A los hombres se les inculcaba la vocación guerrera. Desde pequeños se les formaba para que fueran fuertes, de modo que los bañaban con agua fría, los abrigaban con ropa ligera y dormían en el suelo. A la manera de los atenienses de la Grecia clásica, se procuraba fortalecer el carácter de los niños mediante castigos severos y el fomento de los valores primordiales como amor a la verdad, la justicia y el deber, respeto a los padres y a los ancianos, rechazo a la mentira y al libertinaje, misericordia con los pobres y los desvalidos. Los jóvenes aprendían música, bailes y cantos, además de religión, historia, matemáticas, interpretación de los códices, artes marciales, escritura y conocimiento del calendario, entre otras disciplinas.

 

En la religión azteca numerosos dioses regían la vida diaria. Entre ellos Huitzilopochtli (deidad del Sol), Coyolxahuqui (la diosa de la Luna que, según la mitología azteca, era asesinada por su hermano el dios del Sol), Tláloc (deidad de la lluvia) y Quetzalcóatl (inventor de la escritura y el calendario, asociado con el planeta Venus y con la resurrección).

   

arriba

 

La lengua y la literatura  del pueblo Nahua

 

 

Estampilla    El habla mexica

 La literatura Náhuatl es la alianza entre la realidad y el deseo... el mito y el hecho, la poesía y la historia. 

           Palabras de devoción y de intercambio, idioma de los dioses sobre la tierra y de los hombres de cada región del mundo para ellos conocido.

           La lengua nahua  se hablaba  en el territorio que tiene como centro México- Tenochtitlán, y se extendía hasta lo que en nuestros días son los estados de Guerrero, Veracruz e Hidalgo. Era el idioma oficial y comercial designado por el imperio azteca.

Algunas palabras en Nahua

 

              El náhuatl es un dialecto  nahua  hablado en México en el momento  de la conquista española, su variante más conocida es el azteca clásico.

             Aunque el pueblo Nahua no conocía la escritura alfabética, conservaba la memoria del pasado a través de la tradición oral, de dibujos, y de símbolos abstractos. Sobresalían por sus códices con dibujos y su poesía Náhuatl. Esta poesía data al siglo quince.

            El idioma fue  el camino hacia  el esplendor y la expresión verbal de una cultura  de múltiples  formas. Podemos hallar algunos ejemplos  en palabras delicadas a las joyas,  a las orfebrerías y en  las pirámides. Palabras de sus creencias y temores que revelaban los laberintos de su compleja cosmogonía, que descifraban sus conocimientos cosmográficos y que aseguraban su extensa red comercial y tributaria.

            El pueblo mexica se consolidó como una civilización que combina otras culturas. Un imperio que rescribió su pretérito en cantos épicos y gloriosos, una nación que le cantó a la naturaleza de sus entornos. Palabras que describían la relación de los hombres con sus dioses y las hazañas de sus guerreros.


            La literatura nahua se reintegra a la  vida en un idioma lleno de códices y transmitido de generación en generación, una auténtica tradición oral que volvía al verbo ancestral. Hasta nuestros días han llegado esas palabras gracias a las tradiciones y evocaciones que sobrevivieron el arduo proceso de mestizaje y cristianización, pero también gracias a los propios frailes españoles que supieron aprovechar la lengua y las ideas indígenas para beneficio de la catequización.

            La poesía náhuatl tiene antiquísimas raíces. Los conocimientos se transmitían oralmente en forma poética y se cantaban con música. La voz del poeta albergaba el sentimiento de la colectividad.

 

            La literatura nahua ha sido promovida por conocidos nahuatlatos, entre los que destacan Ángel María Garibay y, más recientemente, los libros de Miguel León-Portilla. Hay una significativa comunidad que aún la habla.


          El imperio mexica le cantó a la flora y  a la fauna, a la ciudad y a todos los días del calendario, a sus reyes y a sus dioses, dioses que eran hombres, que se volvían estatuas y que regían los ciclos de la vida y de la muerte.      

arriba 

 La  lengua nahua era la hablada por el rey Nezahualcóyotl, Señor de Texcoco,  el rey poeta. Nezahualcóyotl conjugaba maravillosamente sus funciones de soberano y de amante de la lírica.   El  fastuoso concepto de  Nezahualcóyotl  trasciende hasta hoy, muestra de ello es su presencia en nuestros billetes de Cien Pesos, impregnados de belleza y perfección en cada detalle; allí reposan su figura y sus versos.

 

En un billete de $100 mexicanos, al   lado derecho de la imagen de Nezahualcóyotl, se puede apreciar en minúsculas letras un poema .

Me he dado a la tarea de  tomar una lupa y contraer los ojos para poder obtener algunos versos de Nezahualcóyotl; versos incrustados en un trozo de papel,  en un simple billete, por el que trabajamos, el que caminando  encontramos, igual que lo perdemos. Así  asignamos el valor a nuestras raíces:

 

Amo el canto del cenzontle  

pájaro de cuatrocientas voces    

amo el color del jade

y el enervante perfume de las flores

            pero amo más a mi hermano el hombre.

    Nezahualcóyotl.

arriba

 
Otros Poemas Nahuas

 

Canto de la huida

"En vano he nacido,
en vano he venido a salir
de la casa del dios a la tierra,
¡yo soy menesteroso!
Ojalá en verdad no hubiera salido,
que de verdad no hubiera venido a la tierra.
No lo digo, pero…
¿qué es lo que haré?
¡oh príncipes que aquí habéis venido!
¿vivo frente al rostro de la gente?,
¿qué podrá ser?.
¡reflexiona!

¿Habré de erguirme sobre la tierra?
¿Cuál es mi destino?,
yo soy menesteroso,
mi corazón padece,
tú eres apenas mi amigo
en la tierra, aquí.

¿Cómo hay que vivir al lado de la gente?
¿Obra desconsideradamente,
vive, el que sostiene y eleva a los hombres?

Ha venido a crecer la amargura,
junto a ti y a tu lado, Dador de la Vida.
Solamente yo busco,
recuerdo a nuestros amigos.
¿Acaso vendrán una vez más,
acaso volverán a vivir?
Sólo una vez perecemos,
sólo una vez aquí en la tierra.
¡Que no sufran sus corazones!,
junto y al lado del Dador de la Vida".

("Canto de la huida", Nezahualcóyotl, en Miguel León-Portilla, Trece poetas del mundo azteca. UNAM, México, 1967, pp. 59-61.)

 

 

     Siguen  otros poemas de Nezahualcóyotl tomados del libro de Rius “Quetzalcóatl no era del PRI”. Éste  es un maravilloso libro,  revela aspectos jamás  contados y analizados en  nuestra historia. Si lo has leído entenderás a que me refiero cuando digo que Nezahualcóyotl era monoteísta y que la mayoría de sus poemas están inspirados en  Quetzalcóatl. Quetzalcóatl  fue un gran gobernador y un gran ser humano,  fue deificado para ser anulado como ejemplo humano. Verás la  explicación de la creencia de que antes de la llegada de   los españoles a nuestra tierra, ya  habían venido  posiblemente los egipcios o los africanos.

¿Eres tú verdadero? ¿Tienes raíz?

Solo quien todas las cosas domina,

el dador de vida.

¿Es esto verdad? ¿Acaso no lo es, como dicen?

Que nuestros corazones no tengan tormento.

Todo lo que es verdadero (lo que tiene raíz)

dicen que no es verdadero (que no tiene raíz).

El dador de vida  sólo se muestra arbitrario.

¡Que nuestros corazones no tengan tormento!

porque él  es el dador

de la vida...

 

(Poema a Quetzalcóatl  posiblemente) Traducción de León Portilla y el Dr.  Garibay.

 

 

¿Es que acaso  se vive de verdad en la tierra?

¡No por siempre en la tierra,

sólo breve tiempo aquí!

Aunque sea jade, también se quiebra

Aunque sea oro, también se hiende

Y aun el plumaje del quetzal se desgarra...

¡No por siempre en la tierra,

sólo breve tiempo aquí!

............................................................................................................................................

 

No es aquí nuestra casa,

no viviremos   aquí.

Tú de igual modo tendrás que marcharte...

 

No en cualquier parte

puede estar la casa

del inventor de sí mismo.

Dios el señor nuestro,

por   todas partes es invocado,

por todas partes
es también venerado.

 

El que lo encuentra

Tan solo sabe bien esto:

Él es invocado,

Solo a su lado, junto a él,

se puede  vivir en la tierra.

............................................................................................................................................

 

¡Vive en paz, pasa la vida en calma!

Me he doblegado, vivo con la cabeza inclinada

al lado de la gente, por esto me aflijo.

¡ Soy desdichado: he quedado abandonado

al lado de la gente!

 

 

Percibo  lo secreto, lo oculto:

¡Oh vosotros señores!

Así somos, somos mortales.

De cuatro en cuatro

nosotros los hombres,

todos habremos de irnos,

todos moriremos en la tierra...

como una pintura

nos iremos borrando...

como una flor nos iremos secando

aquí sobre la tierra.

 

Como vestidura de plumaje de ave,

de la preciosa ave de cuello de hule

nos iremos acabando...

meditadlo señores

águilas y tigres,

aunque fuerais de jade,

aunque furias de oro

también allá iréis,

al lugar de los  descarnados.

 

Tendremos que desaparecer,

Nadie habrá de quedar...

 

 

  Cual    joyeles abren sus capullos  tus flores:

rodeadas de follaje de esmeraldas.

Están en nuestras manos, preciosas, olientes flores,

ellas son nuestro atavío, oh príncipes.

Solamente las tenemos prestadas en la tierra.

 

Yo me pongo triste

palidezco mortalmente...

¡ Allá  a su casa, a donde vamos,

ya no hay regreso,

ya  nadie retorna acá...

de una vez por todas nos vamos

allá a donde vamos...

 

 

............................................................................................................................................

 

¡Ay de mí: sea así!

No tengo dicha en la tierra aquí.

De igual modo nací,

de  igual modo fui hecho  hombre.

Ah, sólo el desamparo

he venido a conocer

aquí en el mundo habitado.

Mañana o pasado

como lo quiera el corazón

de aquel por quien todo vive,

nos hemos de ir a su casa,

¡Oh amigos, démonos gusto!.

   

 Tlahcuilo: El pintor

  El pintor: la tinta negra y roja,

artista, creador de cosas con el agua negra.

 

Diseña las cosas con el carbón, las dibuja,

prepara el color negro, lo muele, lo aplica.

El buen pintor: entendido Dios en su corazón,

diviniza con su corazón a las cosas,

dialoga con su propio corazón.

Conoce los colores, los aplica, sombrea:

dibuja los pies, las caras,

traza las sombras, logra un perfecto acabado.

Todos los colores aplica a las  cosas,

Como si fuera un tolteca,

Pinta los colores de todas las flores.

 

 

Reconocimiento de  Dios no conocido

 

Verdaderamente que los dioses que yo adoro, que son ídolos de piedra que no hablan ni sienten, no pudieron hacer ni formar la hermosura del cielo, el sol, la luna y las estrellas que lo hermosean y dan luz a la tierra; (ni los) ríos, aguas, fuentes, árboles y plantas que la hermosean; las gentes que la poseen y todo lo creado. Algún Dios muy poderoso, oculto y no conocido es el creador   de todo el universo, él solo es el que puede consolarme  en  mi aflicción y socorrerme en tan grande angustia como mi corazón siente; a él quiero por mi ayudador  y amparo.

arriba

Del libro de María de los Ángeles Mogollón González

Canto de primavera

               En la casa de las pinturas

comienza a cantar,

ensaya el canto,

derrama flores,

alegra el canto.

 

Resuena el canto,

los cascabeles se hacen oír,

   a ellos responden

   nuestras sonajas floridas.

   Derrama flores, alegra el canto.

 

Sobre las flores canta

el hermoso faisán,

su canto despliega

en el interior de las aguas.

 

A él responden

varios pájaros rojos,

el hermoso pájaro rojo

 bellamente canta.

 

Labro de pinturas es tu corazón,

has venido a cantar,

haces resonar tus tambores,

tú eres el cantor.

En el interior de la casa de la primavera,

alegras a las gentes.

 

Tú sólo repartes

 flores que embriagan,

flores preciosas.

Tú eres el cantor.

En el interior de la casa de la primavera,

alegra a las gentes.

 

Martínez, José Luis. Nezahualcóyotl.

 

 

Nos ataviamos,

nos enriquecemos...

 

Nos ataviamos, nos enriquecemos

con flores, con cantos:

ésas son las flores de la primavera:

¡con ellas nos adornamos aquí en la tierra.

 

Hasta ahora es feliz mi corazón:

oigo ese canto, veo una flor:

¡que jamás se marchiten en la tierra!

 

 

         Estoy embriagado...

 

Estoy embriagado, lloro, me aflijo,

pienso, digo,

en mi interior lo encuentro:

si yo nunca muriera,

si nunca desapareciera.

Allá donde no hay muerte,

allá donde ella es conquistada,

que allá vaya yo.

Si yo nunca muriera,

si yo nunca desapareciera.

 

Martínez, José Luis. Nezahualcóyotl¡, Vida y  Obra  FCE, México, 1972.

 

  arriba

Algunos fragmentos más de la Poesía Nahua


Los siguientes son fragmentos de diferentes poemas Náhuatl (extractos por Ángel María Garibay):

1)"¿Qué fue lo quizás tu mente estaba buscando?
¿Dónde estaba tu corazón?
Es por eso que das tu corazón a todas las cosas;
lo tomas sin dirección; estás  a punto de destruir tu corazón.
En la Tierra, ¿puedes ir en busca de algo?
"


2) "¿Hablamos de algo verdadero aquí, Dador de vida?
Sólo soñamos, sólo despertamos del sueño.
Es sólo como un sueño...
Nadie habla la verdad aquí..
".

3)"¿Son los hombres verdad?
Por eso nuestro canto ya no es verdad.
¿Qué es permanecer por suerte?
¿Qué es salir bien?
".

4)"¿Realmente hablamos aquí, Dador de vida...?
Aún si las esmeraldas, si los finos ungüentos,
que damos al Dador de vida,
si con collares eres invocado, con la fuerza del águila,
del tigre,
podría ser que nadie dijera la verdad en la tierra
".

5) "Ayocuan y Cuetzpal hablan así,
que realmente sabe el Dador de vida...
Escuche su palabra allá, ciertamente suya,
el ave del ruido contesta al Dador de vida.
Ve cantando, ofrece flores, ofrece flores.
Como esmeraldas y plumas de quetzal, están lloviendo sus palabras.
¿Quizás allá el Dador de vida se satisface así mismo?
¿Es esta la única cosa cierta en la tierra?
".

6) "Sólo venimos a dormir,
sólo venimos a soñar,
cada primavera en el pasto, que es como nuestra forma es,
no es cierto, no es cierto que venimos a vivir en la tierra,
viene y retoña, viene y nuestro corazón abre corolas,
nuestro cuerpo da algunas flores, se marchita!
".

7)"La noche se emborracha aquí.
¿Por qué te vuelves despreciativo?
Inmola ahora, vístete con ropas de oro!
Mi dios carga esmeraldas de agua en su espalda,
por en medio del acueducto en su descanso.
Plumas de quetzal Sabino,
verde serpiente de turquesa,
él me ha hecho favores.
Puedo deleitarme, para no perecer,
soy la joven planta de maíz,
una esmeralda en mi corazón,
veré el oro del agua!
Mi vida será refrescada,
El hombre primogénito se fortalece,
el que guía en la guerra nació!
Mi dios corazón de mazorca con la cara levantada sin un motivo de sorpresa.
soy la joven planta de maíz, de tus montañas
vengo a verte, yo soy tu dios.
¿Será mi vida refrescada?
El hombre primogénito se fortalece,
el que guía en la guerra nació!
Como un viento Lilly el escudo regresa,
como humo, el polvo levantado,
el silbido con las manos repercute,
en Tenochtitlán México;
donde esta el lugar de los Tigres,
los que están encargados de la guerra,
silban con las manos para la batalla.
Ah, las flores del escudo humeante
no es cierto, no es cierto,
nunca cesarán. nunca terminarán!
Aunque puedo llorar, aunque puedo preocuparme,
tanto como mi corazón no lo quiere,
¿no tendré que ir a la Región Misteriosa?
Aquí en la tierra nuestros corazones dicen.
Oh mis amigos! Desearía que fuéramos inmortales,
Oh amigos! ¿Dónde esta la tierra donde uno no puede morir?
¿Iré? ¿Vive mi madre ahí? ¿Vive mi padre ahí?
En la Región Misteriosa...Mi corazón tiembla,
si no muriera, si no pereciera...!
".

 

 

Hasta nuestros días la literatura Náhuatl sigue viva...lo ha estado siempre. Durante la colonización  los misioneros españoles aprendieron esta lengua, Fray Andrés de Olmos y Fray Luis de Fuensalida, hicieron de ella la materia de muchos poemas. Al Náhuatl se tradujeron  se  obras teatrales, religiosas y profanas.

Sor Juana Inés de la Cruz  llegó, orgullosamente, a escribir poemas y villancicos en la lengua de nuestros antepasados.


            El principal cronista indígena, Fernando de Alva Ixtlilxóchitl (1568-1646), desciende de noble familia.

   

arriba

Características resaltantes la  poesía prehispánica

 

Categorias*

icnocuícatl= poemas que tratan de la tristeza
xochicuícatl= poemas que tratan de las flores
teocuícatl= poemas que tratan de dioses
yaocuícatl= poemas que tratan de la guerra

("-cuícatl" significa poema/canto/canción)

*otro tipo de texto es huehuetlahtolli que trata del hecho que la vida es dura, pero tenemos que respetar a las tradiciones, los parientes, etc...

 

"No siempre rebusques, no siempre desees, no siempre quieras la hermosa compostura; no siempre te estés peinando, te estés mirando al espejo, no siempre te adereces, no siempre te recompongas, no siempre estés deseando el hermoso atavío, sólo es el lazo y la trampa del maligno espíritu".

("Contra la vanidad", anónimo, en Garibay, op.cit., vol. I, p. 422.)

 

arriba

    Gracias a Juana Guadalupe González Rodríguez  por  sugerir el desarrollar de esta sección. Porque finalmente, todos participamos en los sueños de otros y juntos los cristalizamos en la realidad. 

Norma Luz

Volver

1