SUEÑO REM, REM SUEÑO, SUEÑO, SIGNIFICADO SUEÑOS, INTERPRETAR SUEÑOS, INTERPRETACION SUEÑOS, FREUD SUEÑOS, INTERPRETACION DE LOS SUEÑOS, SUEÑO REM, PESADILLAS, SOÑAR, PORQUE SOÑAMOS
suenio rem, que es este tipo de suenio
 
 
 
Sueño rem
 
 

 

 

 
     
 

 

Cada noche pasamos en realidad por dos clases de sueño: la paradójica, en la que experimentamos sueños y nuestros ojos se mueven, y otra, letárgica, en la que ni soñamos ni movemos los ojos. La primera de estas dos clases es conocida en la literatura sajona como sueño REM (por Rapad y Eye Movement, Movimiento Rápido de Ojos), y la otra, previsiblemente, como no –REM. Ambos, Aserinsky y Dement, afirman haber acuñado el término REM.

 

Cuando ponemos la cabeza en la almohada y avanzamos hacia el sueño atravesando esa inasible zona de durmevela podemos experimentar algunas imágenes oníricas aisladas y una especie de control de nuestros pensamientos. Se trata de la fase uno(en total son cuatro) del sueño letárgico. Al pasar a la fase dos ya estamos completamente dormidos. La onda de alta frecuencia y bajo voltaje que caracteriza a la vigilia ha desaparecido y en su lugar el electroencefalógrafo registra una onda aserrada con picos de amplitud muy por encima de los de vigilia. Finalmente nos deslizamos a la etapa tres y cuatro, que se caracteriza por ondas Delta de alta amplitud. El pulso cardíaco y la presión sanguínea se desploman, alcanzando sus puntos más bajos en la fase cuatro, la respiración se ha vuelto mucho más lenta, las pupilas se han contraído y se reduce el flujo de sangre al cerebro. Algo parecido al estado de coma.

Hasta aquí, Pavlov podría haber tenido razón. Pero l cabo de 90 minutos de sueño REM (letárgico) comienza el primer episodio paradójico. El electroencefalograma salta de pronto para mostrar una onda típica de vigilia. A los fines neurológicos, estamos despiertos; por esa razón algunos sueños son tan vividos que parecen reales. La presión sanguínea, el pulso y la respiración se vuelven irregulares. Los ojos se mueven de aquí para allá. El flujo de sangre al cerebro sube bruscamente y la termorregulación queda suspendida (no hay sudoración ni tiritamos de frío); se produce menos orina, pero más concentrada. Los hombres experimentan erecciones en esta etapa, aunque no tengan sueños eróticos, y las mujeres un engrosamiento del clítoris. Por fortuna, una pequeña capa de tejido en el bulbo raquídeo ha paralizado nuestros músculos; de otro modo, correríamos serio peligro. 

Tras veinte minutos o más de tormenta orgánica y sueño, solemos despertarnos o pasar por un estado muy cercano a la vigilia, muchas veces sin darnos cuenta, y volvemos a la primera fase del sueño letárgico, luego a la segunda, la tercera y la cuarta, para retornar al sueño al episodio del sueño letárgico una hora y media más tarde. El ciclo se repite tres o cuatro veces a lo largo de la noche y cada vez que concluya el episodio REM cambiaremos de postura en la cama. El cambio de posición es fundamental, aunque parece una cuestión menor y a pesar de que mucha gente cree no se mueve en da la noche: si usted duerme 7 u 8 horas sobre uno de sus costados, seguramente se despertará con algún nervio aniquilado por falta de irritación, un cuadro común entre los alcohólicos.

La fase de sueño paradójico es tan activa para el cerebro y para el cuerpo en general “aparte la parálisis” que el doctor Frederik Snyder del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos la califica como “el tercer estado de existencia”, siendo los otros dos el de vigilia y el de sueño letárgico. “El cuerpo revive durante el sueño REM” -- dice Snyder. El metabolismo aumenta y la actividad de las neuronas en muchas áreas del cerebro alcanza niveles por encima de los de vigilia.” El flujo de sangre al cerebro aumenta en un 40 por ciento; en los gatos se duplica. Snyder opina que esta intensa actividad sirvió durante la evolución de la especie como una suerte de centinela, preparando al cuerpo, para reaccionar ante el peligro. De alguna forma, el sueño paradójico y su tumultuosa actividad periférica servirían como guardianes de nuestros cuerpos mientras dormimos. La pregunta, en tal caso, es: ¿para qué la evolución quiso que durmiéramos, si esto era peligroso? Al parecer, era una decisión de compromiso: no pudiendo alimentarnos durante la noche (o durante el día, en el caso de otros seres), era preferible reducir nuestro metabolismo. Cada tanto , convenía poner el cuerpo en un estado cercano a la vigilia, por medio del sueño paradójico. 

Otros científicos, en cambio, creen que la etapa del sueño REM funciona como ayuda en los procesos de aprendizaje, y no faltan los que aseguran que el proceso sirve para tender las redes neuronales en los niños, y que en los adultos el sueño paradójico ya no tiene ninguna función. El caso es que un ser humano, privado de sueño, padece un deterioro orgánico total y puede morir. Opuestamente, algunos cuadros de depresión severa encuentran alguna mejora si a los pacientes se los despierta justo antes de la etapa de sueño paradójico. Sin esta etapa, en cambio, una persona sin conflictos psiquiátricos siente que no ha descansado.

A continuación Webs Amigas:

Búsqueda personalizada
 

   
     
 
   
 
Contactenos: lossuenios@yahoo.com
   
 
Copyright ©2006-2009. Los Sueños. All Rights reserved.