Diccionario Enciclopedico de los Dinosaurios, de los Reptiles  y las Eras Geologicas
 Indice Tematico/ Enciclopedia
Argentina de Paleontologia
Las Eras Geologicas/ Indice Alfabetico
Los Dinosaurios y la Biblia
 Diccionario de  Dinosaurios  Dinosaurios Especiales Eras Geologicas   Serpientes  y Reptiles Noticias de Dinosaurios
 Inicio  Contacto Indice Alafabetico de bactrosaurus  a   Kaijiangosaurus
Bactrosaurus Bagaceratops Bahariasaurus: Barapasaurus: Barosaurus
Lambeosaurus        
Barsboldia Baryonyx Basutodon: Becklespinax: Becklespinax:
Betasuchus Blikanasaurus Borogovia Bothriospondylus Brachiosaurus
Brachyceratops Brachylophosaurus Bradycneme Bradycneme Caenagnathus
Calamospondylus Camarasaurus Carcharodontosaurus Carnotaurus Centrosaurus
Cetiosauriscus Cetiosaurus Chaoyoungosaurus Chasmosaurus Chialingosaurus
El Chialingosaurus Coelurus Chilantaisaurus: Chirostenotes Chirostenotes:
Chuandongocoelurus Chuandongocoelurus: Chunkingosaurus Chunkingosaurus: Claosaurus:
Coelophysis: Coeluroides Coloradisaurus Compsognathus Conchoraptor
Cryolophosaurus Dacentrurus Damalasaurus Datousaurus Daspletosaurus
Dilophosaurus Daspletosaurus Datousaurus Daspletosaurus Deinonychus
Denversaurus Diceratops Dicraeosaurus Dilophosaurus Dracopelta
Dinodocus: Diplodocus Diplotomodon Dolichosuchus Dravidosaurus
Dromaeosaurus Dromiceiomimus Dryosaurus Dryosaurus Dryptosauroides
Dryptosaurus: Dyoplosaurus Dysalotosaurus Drystylosaurus Echinodon
Edmontonia Edmontosaurus Einiosaurus Elaphrosaurus Elmisaurus
Enigmosaurus Enigmosaurus Eoraptor Epanterias Epanterias
Erlikosaurus Eucentrosaurus Euskelosaurus Euhelopus Euoplocephalus
Euskelosaurus Eustreptospondylus Fabrosaurus Frenguellisaurus: Fulgurotherium
Gallimimus Garudimimus Gasosaurus Genyodectes Genyodectes
Geranosaurus Gilmoreosaurus Gilmoreosaurus Giraffatitan Gongbusaurus
Goyocephale Gravitholus Hadrosaurus Halticosaurus Haplocanthosaurus
Harpymimus Herrerasaurus Heterodontosaurus Homalocephale: Hoplitosaurus
Hunsalpes Hypacrosaurus Hylaeosaurus Hypselosaurus Hipsilophodon
Indosaurus Ingenia Inosaurus Ischisaurus Itemirus
Iguanodon Jiangjunmiaosaurus Jubbulpuria Kaijiangosaurus
Indice Tematico de los Dinosaurios
Caracteristicas  Desarrollo. Dinosaurios en el polosur Dinosaurios Del Pantano Dinosaurios de la Montania Dinosaurios en el polo norte
Dinosaurios Del Bosque Dinosaurios Del Desierto Dinosaurios Del Desierto Extincion Formación de la Tierra Morfologia
El lclima. Evolucion        
  
Temas Especiales

 

Centrosaurus

Centrosaurus: Significa reptil de punta afilada. El nombre se debe a un largo y afilado cuerno que tenía en el hocico. Se encontraron cientos de fósiles de este dinosaurio con cuernos en la región de Reed Deer Valley de Alberta, Canadá. Los científicos pudieron reconstruir no sólo su aspecto, sino también su forma de vida. Tenía la longitud de un elefante y la altura de una persona adulta. Con un solo cuerno en el hocico y un cuerpo rechoncho, parecía un gran rinoceronte. Cuando era atacado por los tiranosáuridos gigantes, carnívoros bípedos, la manada tenía una manera muy hábil de ponerse a salvo. Los machos formaban un círculo alrededor de las crías y las hembras, mirando hacia fuera y su temible cuerno del hocico en ristre. Como una caravana de carretas del antiguo Oeste, este círculo de dinosaurios oponía una muralla casi impenetrable a los atacantes. Los científicos que encontraron una manada fosilizada advirtieron que algunos de los huesos estaban rotos, parecía como si hubieran sido pisoteados. Es posible que se produjeran muertos cuando el rebaño corría en estampida, por ejemplo al cruzar un río de aguas muy rápidas. No estaba hecho para correr. Con un cuerpo pesado y unas patas macizas, tenía que hacer frente a los depredadores. No permanecía siempre con el rebaño. Si uno se alejaba en busca de comida, se convertía en un tentador blanco para carnívoros como el Albertosaurus. Pero tenía que apresurarse. Si se daba cuenta de la presencia de un carnívoro, se encogía y separaba las patas, dispuesto a embestir como un rinoceronte. Hasta el mayor dinosaurio saldría lastimado, si no muerto, en caso de que le ensartara con el cuerno en plena carrera. Como la cabeza y la placa ósea eran tan grandes, comparadas con el resto del cuerpo, necesitaba un cuello y unos hombros muy robustos. Un leve movimiento de la cabeza ejercía gran presión sobre sus huesos. Tenía unas patas anchas con dedos acolchados, que le permitía repartir equilibradamente su enorme peso. Al caminar, probablemente apoyaba sólo los dedos. Sus patas delanteras eran muy fuertes y más cortas que las traseras, porque soportaban la mayor parte del peso. Escogía su alimento entre la vegetación baja, arrancando las plantas con su pico óseo. Sus afilados dientes cortaban el alimento como una guillotina. Cuando desgastaba las piezas de su dentadura, nuevos dientes nacían en su lugar. Del cuello arrancaba una placa ósea con pequeñas protuberancias en el borde. Algunos tenían al final de la placa dos lenguas de hueso cubiertas de piel que colgaban hacia abajo. Tenían unos anchos agujeros sobre ella para aligerar peso. Los científicos creen que probablemente la placa era un símbolo de la posición social del dinosaurio. Quizá tuviera vivos colores para que pudieran distinguirse entre sí. Vivió hace unos 80 millones de años, a finales del período Cretácico, en Canadá. Hay información de que este dinosaurio es en realidad del Eucentrosaurus debido a que quizá el nombre de Centrosaurus ya está siendo usado por otro animal.

Cetiosauriscus

Cetiosauriscus: Significa reptil en forma de ballena. Era un herbívoro que pastaba por la tierra prehistórica. Muchos expertos creen que utilizara su larga cola para flagelar a los depredadores. Con su cuello largo alcanzaba las copas de los árboles. Medía unos 15 metros de longitud. Vivió hace 160 millones de años, en el Jurásico superior.

Cetiosaurus

Cetiosaurus: Significa reptil ballena. Los saurópodos herbívoros del período Jurásico fueron los mayores dinosaurios. Éste, de la longitud de dos autobuses y del peso de 4 elefantes, necesitaba ingerir grandes cantidades de alimento. Un elefante africano como el equivalente a un tercio de su peso corporal al día. Este dinosaurio tenía cuatro veces el tamaño de un elefante, pero su pequeña cabeza y sus débiles dientes no le permitían masticar tanta vegetación en un solo día. Entonces, ¿Cómo lograba sobrevivir? Los científicos pensaban que los saurópodos comían blandas plantas acuáticas, que apenas hay que masticar. Pero su largo cuello estaba mejor adaptado para alcanzar las hojas de los árboles más altos. Usaba sus dientes en forma de cuchara para rastrillar las ramas y arrancar las hojas, que tragaba enteras y trituraba en el estómago mediante gastrolitos o piedras estomacales. En el interior de un saco muscular parecido a la molleja de las aves, las piedras convertían la vegetación en una pasta blanda. Los primeras restos de este dinosaurio, que fue el primer saurópodo que se descubrió, se encontraron en un lugar cercano a Oxford llamado Oxfordshire hace más de 160 años, en 1.830, Inglaterra. Se encontraron fragmentos de miembros y huesos de la columna vertebral. El experto Georges Cuvier identificó los fósiles como huesos de ballena. Con esto, toda la gente creyó que esos fósiles tan grandes pertenecían a una ballena. Pero diez años más tarde, en 1.841, que se habían descubierto dos ejemplares más, Richard Owen, el hombre que inventó la palabra dinosaurio, sugirió que los fósiles pertenecían a un reptil parecido a una ballena y lo llamó Cetiosaurus. Se llama así por lo que hemos dicho antes. Años más tarde se descubrió otro ejemplar mucho más completo en Ruthland, Inglaterra, cerca de la anterior zona de Oxford. Hoy puede verse en el museo de Leicestershire, también en Inglaterra. Por este hallazgo, en 1.869, Thomas Huxley confirmó finalmente que era un dinosaurio que vivía en tierra firme. En 1.979 se encontró un fémur suyo en Marruecos, por lo que no sólo vivió en Inglaterra, casi tan alto como una portería de fútbol. Esto nos da una idea del tamaño que alcanzaba este dinosaurio. En total, nosotros lo conocemos algo más o menos por el lomo, partes de miembros, cuello, algo de la cola y la cabeza. Los pulmones de un saurópodo se habrían aplastado por la presión del agua si se hubiera pasado todo el día sumergido, con sólo las fosas nasales sobresaliendo del agua. Pero probablemente le encantaba chapotear, como a los elefantes actuales. Los rastros de pisadas han demostrado que algunos saurópodos se impulsaban por el agua apoyando las patas delanteras en el fondo y dejando flotar las traseras. La mayoría de los saurópodos tenían huecos en la espina dorsal para aligerar su peso, pero éste era más primitivo y tenía un espinazo macizo, compacto y resistente. Cuatro patas robustas sostenían su voluminoso cuerpo, que se equilibraba con su largo cuello y con la cola. La impresionante altura de un adulto hacía improbable el ataque de algunos carnívoro hambriento. Pero las crías siempre corrían peligro. Para protegerse, los dinosaurios más jóvenes probablemente viajaban con los mayores.
Es posible que se defendiera con su cola de látigo y dando patadas con sus macizas patas provistas de pesadas garras de unos 18 centímetros de largo, que se servirían también como anclas a los depredadores que le acosaban. Pertenecía al grupo de los cetiosaurios y le daba el nombre al grupo. Medía hasta 18 metros de longitud, 8 de alto si se erguía y casi unas 20 toneladas de peso. Vivió hace unos 160 millones de años, a finales del período Jurásico, en los lugares antes mencionados.

Chaoyoungosaurus

Chaoyoungosaurus: Significa reptil de Chaoyoung. Se describió en 1.983, de un fósil encontrado en Chaoyung County, en Lianonig, en el este de China. Era un herbívoro pequeño bípedo, conocido sólo por un cráneo con proyecciones de hueso hacia el Psittacosaurus; y tres tipos de dientes en la parte delantera de las mandíbulas, y algunos dientes parecidos a colmillos. Vivió en el Jurásico superior.

Chasmosaurus

Chasmosaurus: Significa reptil del barranco. Fue el primer dinosaurio conocido que tenía una larga placa ósea en el cuello. Este corpulento dinosaurio se descubrió en el valle del río Red Deer, en Alberta, Canadá, en Alberta, Canadá. Aunque la placa ósea rectangular del cuello era mayor que su cráneo, no estaba compuesta de hueso macizo; aligeraban su peso dos grandes aberturas o ventanas rellenas de músculo, separadas por un tabique de hueso y cubiertas de piel. La soportaban los potentes músculos del cuello. En los bordes laterales por abajo tenía algunos pequeñas hileras de
 

cuernecillos y en cada vértice superior tenía dos pequeños cuernecillos, por lo que se le reconoce de lejos muy fácilmente. Era más largo que un coche utilitario y pesado como un rinoceronte. Su delicada placa ósea probablemente le servía sólo para exhibirse. Al mover la cabeza, podía ahuyentar a muchos enemigos, pero sus afilados cuernos eran armas mucho más útiles. Sobre los ojos y en el extremo del hocico, tenía cuernos puntiagudos. Algunos científicos creen que los machos eran más largos que los de las hembras. Los machos rivales probablemente trababan los cuernos de su frente como los ciervos actuales y forcejeaban hasta que uno de ellos se rendía. El dinosaurio victorioso conquistaba el derecho de aparearse con una hembra. El perdedor tendía que marcharse a probar suerte en otro lado. Estos dinosaurios eran herbívoros y probablemente vivían en rebaños para protegerse cuando avanzaban por las llanuras abiertas. Si se veían amenazados por un carnívoro, los adultos formaban un círculo defensivo alrededor de las crías. Con un despliegue tan impresionante de placas óseas y cuernos apuntando hacia ellos, los depredadores no atacarían el círculo. Necesitaba un sólido soporte de huesos para sostener su voluminoso cuerpo. Caminaba sobre cuatro robustas patas con fuertes músculos unidos a las caderas y los omóplatos. Unas gruesas costillas actuaban como vigas y protegían su voluminoso estómago. Probablemente se pasaba casi todo el día pastando pacíficamente entre sus plantas favoritas. No tenía dientes en la parte delantera de la boca. En su lugar usaba un afilado pico ganchudo para cortas las plantas. Después masticaba el alimento con sus dientes como cuchillas dispuestos al final de sus mandíbulas. Fue uno de los primeros sucesores hacia el Torosaurus. Medía 5 metros de largo. Vivió hace 80 millones de años, a finales del periodo Cretácico, en Alberta, Canadá y Nuevo México, EE.UU.


Chialingosaurus


Chialingosaurus: Significado: reptil de Chialing Dimensiones: 4 metros de longitud. Época: hace unos 160 millones de años, a mediados del período Jurásico. Lugar: en China. Descripción: Fue uno de los primeros estegosaurios. Estos curiosos dinosaurios tenían la espalda erizada de placas óseas puntiagudas. Los estegosaurios evolucionaron hace unos 170 millones de años y se extendieron por todo el mundo.

Los estegosaurios deben su nombre al gigantesco Stegosaurus, del peso de un rinoceronte actual y la longitud de un autobús, y con el doble de longitud que el Chialingosaurus. Este último aunque pequeño, estaba bien acorazado, pero no se parecía a su hermano mayor.

En América del Norte se han encontrado muchos restos fósiles de Stegosaurus. Los estegosaurios fueron un grupo de herbívoros muy extendido y de gran éxito. Se han descubierto sus huesos fosilizados en puntos tan alejados como EE.UU. y China. El Chialingosaurus es uno de los muchos estegosaurios encontrados en Oriente.

En la década de 1920, los expertos se animaron al descubrir un estegosaurio casi completo en el sur de China. Era uno de los primeros esqueletos de dinosaurio que aparecía en aquel país. Lo llamaron Tuojiangosaurus. Vivió a finales del período Jurásico, aproximadamente al mismo tiempo que el Stegosaurus.

Desde entonces, se ha excavado en China los restos fósiles de otros dos estegosaurios, además del Chialingosaurus . Son el Wuerhosaurus y el Huayangosaurus.

Los científicos han podido reconstruir el Tuojiangosaurus recomponiendo uno a uno los huesos descubiertos. Pero tenían que imaginar el aspecto del animal, porque hasta ahora sólo se han encontrado unos cuantos fósiles esparcidos. Por eso, este dinosaurio sigue siendo un poco misterioso, aunque probablemente se parecía mucho al Kentrosaurus, un estegosaurio africano con pequeñas púas, con placas triangulares al principio de la espalda y placas en forma de púa sobre el lomo y la cola.

Los expertos creen que la armadura del Chialingosaurus era también distinta. Era más pequeño y menos corpulento que el Tuojiangosaurus, que tenía una doble hilera de placas óseas en forma de cono en la espalda, mientras que el Chialingosaurus tenía dos hileras de placas óseas parecidas al principio de la espalda, pero quizá se convertían en púas en el lomo y en la cola.

Los estegosaurios parecían amenazadores, pero eran pacíficos herbívoros. El Chialingosaurus probablemente chapoteaba por las orillas de los ríos alimentándose de exuberantes helechos y jugosas cicadáceas. Arrancaba ramitas o brotes bajos con su afilado pico y se los tragaba de un bocado.

El Chialingosaurus:

 El Chialingosaurus: era demasiado lento para escapar de un agresor. Por eso tenía que defenderse con una armadura. Un golpe acertado con la cola provista de púas habría lisiado a la mayoría de los depredadores. Quizá podía embestir a un enemigo de espaldas y ensartarlo, como los erizos de hoy.

Centrosaurus-Chialingosaurus
 

 

1

1