INICIO


INTRODUCCIÓN

Origen
Pueblos vecinos
Los gobernantes
Los códices
Militarismo
Sociedad mexica
El comercio
Tlatelolco
Cultos religiosos
Cosmovisión
La muerte
Piedra del Sol
Expansión
Conquista



La predominancia del militarismo en la vida de los mexicas



    La época de los mexicas se caracteriza por la predominancia del militarismo en todos los aspectos de la vida. Los mexicas fueron destacados guerreros. Aprovecharon las experiencias de los otros pueblos y culturas que les antecedieron en el manejo y utilización de las armas.
    Las deidades principales patrocinaban las conquistas guerreras. El dios supremo Huitzilopochtli simbolizaba al sol de la guerra, que derrotaba en colosales batallas a su hermana Coyolxauqui, la luna, y hacía huir a los Centzonhuiznáhuac, las innumerables estrellas del sur.
    Los ritos más importantes giran en torno a la captura de prisioneros, y el sacrificio humano se transforma en el eje rector de la parafernalia cotidiana. Tenochtitlan6
    En su organización política, social y religiosa se ubicó a la guerra en un lugar privilegiado y la sociedad se estructuró a partir de jerarquías militares, compuestas por hombres jóvenes que se habían destacado por su fiereza, valentía y belicosidad, a quienes se premiaba con honores y objetos valiosos.
    De igual manera, las expresiones plásticas de la época insisten en los valores iconográficos relacionados con esta actividad guerrera. Los edificios dedicados a los dioses y los fastuosos palacios se decoraban con pinturas murales que exaltaban la guerra.
    Es en este contexto donde se hicieron presentes los mexicas, conocidos también en los textos como aztecas o tenochcas. Este pueblo, que fundó la ciudad de México-Tenochtitlan, se confrontó inmediatamente con sus vecinos, logró alianzas y venció a sus enemigos. Para mediados del siglo XV se puede hablar del mundo mexica, por el predominio de este grupo en gran parte de Mesoamérica, en donde impuso sus ideales religiosos, militares y políticos.



1