Diccionario Enciclopedico de los Dinosaurios, de los Reptiles  y las Eras Geologicas
 Indice Tematico/ Enciclopedia
Argentina de Paleontologia
Las Eras Geologicas/ Indice Alfabetico
Los Dinosaurios y la Biblia
 Diccionario de  Dinosaurios  Dinosaurios Especiales Eras Geologicas   Serpientes  y Reptiles Noticias de Dinosaurios
 Inicio  Contacto Indice Alafabetico de bactrosaurus  a   Kaijiangosaurus
Iguanodon Jiangjunmiaosaurus Jubbulpuria Kaijiangosaurus Kakuru
Jaxartosaurus Kentrosaurus Kangasaurus Koreanosaurus Kritosaurus
Kunmingosaurus Labocania Laevisuchus Lambeosaurus Lanasaurus
Laplatasaurus Lapparentosaurus Leaellynosaura Leptoceratops Lesothosaurus
Lexovisaurus Loncosaurus Lufengosaurus Longosaurus Lusitanosaurus
Lycorhinus Macrophalangia Macrurosaurus Magyarosaurus Maiasaura
Majungasaurus Majungatholus Mamenchisaurus Mandschurosaurus Massospondylus:
Megalosaurus Melanorosaurus Metriacanthosaurus Micropachycephalosaurus Microvenator
Minmi Monkonosaurus Monoclonius Mononykus Montanoceratops
Mussaurus Muttaburrasaurus Nanosaurus Nanotyrannus Nemegtosaurus
Neuquensaurus Ngexisaurus Noasaurus Nodosaurus: Nuthetes:
Ornithomimoides Omeisaurus Ornatotholus Ornitholestes Ornithomimus
Orodromeus Oshanosaurus Oviraptor Ouranosaurus Othnielia
Pachycephalosaurus Panoplosaurus Paranthodon Pararhabdodon Parasaurolophus
Parksosaurus   Patagosaurus Pelicanimimus Pelorosaurus:
Pentaceratops Phyllodon Piatnitzkysaurus Phuwiangosaurus Piatnitzkysaurus
Pinacosaurus   Pisanosaurus Piveteausaurus Plateosaurus
Podokesaurus Poekilopleuron Polacanthoides Polacanthus Prenocephale
Probactrosaurus Protoceratops Proceratosaurus Procompsognathus Protoavis
  Protoceratops Psittacosaurus Quaesitosaurus Rebbachisaurus
Rhabdodon Riojasaurus Saichania Saltasaurus Saltopus
Sanchusaurus Sarcolestes Sarcosaurus   Saurolophus
Sauropelta Sauroplites Saurornithoides Saurornitholestes Scelidosaurus
Secernosaurus Segisaurus Segnosaurus Seismosaurus Sellosaurus
Shamosaurus Shanshanosaurus Shantungosaurus Shunosaurus  
Silvisaurus Sinocoelurus Sinosaurus Spinosaurus Staurikosaurus
Stegoceras Stenonychosaurus Stenopelix Stenopelix Stokesaurus
Struthiomimus Struthiosaurus Stygimoloch Styracosaurus  
Supersaurus Syntarsus Szechuanosaurus Talarurus Tanius
Tanystrosuchus Tarchia Tarbosaurus Teinurosaurus Tecocoelurus
Tenontosaurus Therizinosaurus Thescelosaurus Titanosaurus  
Torosaurus Triceratops Troodon Tugulusaurus Tsintaosaurus
Tuojiangosaurus El Triceratops   Tyrannosaurus Ultrasauros
Utahraptor Velocipes Velociraptor Vulcandon Walkeria
Wannanosaurus Wuerhosaurus   Xiaosaurus Xuanhuasaurus
Yangchuanosaurus Yingshanosaurus Yunnanosaurus Zephyrosaurus  
 
Indice Tematico de los Dinosaurios
Caracteristicas  Desarrollo. Dinosaurios en el polosur Dinosaurios Del Pantano Dinosaurios de la Montania Dinosaurios en el polo norte
Dinosaurios Del Bosque Dinosaurios Del Desierto Dinosaurios Del Desierto Extincion Formación de la Tierra Morfologia
El lclima. Evolucion        
  
Temas Especiales
nav
undefined
Más...
nav
undefined

Pisanosaurus

Pisanosaurus: Significa reptil de Pisano. El nombre se debe a Pisano, un lugar de Argentina, donde fue hallado. Algunos expertos aseguran que fue el primer Ornitópodos, pero esto no se sabe con seguridad, porque sólo se han encontrado fragmentos de su columna vertebral, mandíbulas y patas. Era un dinosaurio muy pequeño, del tamaño de un pollo corpulento. Vivió hace 210 millones de años, en el Triásico superior.

Piveteausaurus

Piveteausaurus: Significa reptil de Piveteau. El nombre se debe al científico francés Piveteau. Este dinosaurio, carnívoro, posiblemente era más largo que un autobús y más pesado que un rinoceronte. Un científico cree, sin embargo, que sus fósiles pertenecen a un dinosaurio del tamaño de un chimpancé macho. Medía 9 metros de longitud y pesaba 2 toneladas y media. Vivió hace 170 millones de años, en el Jurásico medio, en el norte de Francia

Plateosaurus

Plateosaurus: Significa reptil plano. El mayor herbívoro antecesor suyo tenía el tamaño de un cerdo grande, pero este dinosaurio alcanzaba el tamaño de un autobús. A veces andaba a cuatro patas y se alimentaba de plantas bajas. Otras, se erguía sobre sus musculosas patas traseras y buscaba su alimento en otros lugares. Podía divisar a lo lejos un grupo de helechos gigantes y dirigirse hacia allí para almorzar. A diferencia de los dinosaurios anteriores a él, podía llegar a la copa de los árboles más altos. Se han encontrado muchos esqueletos suyos. Vivió en casi toda Europa, y sus fósiles han aparecido en 50 sitios distintos. Quizá la razón de que sobreviviera tan bien se deba a que no tuvo que competir con otros dinosaurios para conseguir alimento. Ninguno que los dinosaurios vivieron al mismo tiempo que él eran suficientemente grandes como para alcanzar la copa de los árboles. Tenía los dientes laminados y con los bordes irregulares. Los usaba para arrancar las hojas de las ramas y para triturar los bordes duros. Algunos científicos creen que comía carne además de plantas, porque sus dientes eran irregulares como los de los terópodos carnívoros. Pero tenía los dientes más gruesos que los de la mayoría de estos carnívoros. Los dientes y mandíbulas no estaban bien adaptados para masticar. Probablemente tragaba piedras que llegaban al estómago y actuaban como un molinillo, convirtiendo el alimento en puré. Aunque se apoyaba fácilmente sobre sus patas traseras para alcanzar la comida, le resultaba difícil caminar en posición erecta. Su cuello, largo y flexible, hacía casi imposible que anduviera sobre las patas traseras. Si intentas doblar los dedos hacia atrás, comprobarás que apenas ceden. La forma de tus huesos hace que ese movimiento sea casi imposible. En cambio, este animal podía doblarlos muy fácilmente. Sus cinco dedos eran notables; los apoyaba en el suelo, como dedos, pero si quería agarrar algo, los doblaba hacia delante formando una garra tan fuerte como unas tenazas. Realmente, sólo tenía un arma útil, su pulgar con garra en forma de guadaña. No era un dinosaurio de movimientos rápidos y no podía confiar en la velocidad para escapar. Tampoco tenía dientes como puñales. Cuando era atacado, usaba la garra de su pulgar, que también era útil para recoger comida. Últimamente se ha discutido bastante sobre su alimentación y otros prosaurópodos. Se acepta que estos dinosaurios desciendas de antepasados carnívoros, y se ha sugerido que tal vez ellos son carnívoros en parte. Tenían mandíbulas fuertes, dientes afilados, enormes garras en los pulgares y extremidades poderosas. Sin embargo, se rechazó la prueba por considerarla un mero hecho circunstancial, en un informe al respecto elaborado en 1.986. Todas las características del esqueleto de los prosaurópodos apuntan a una dieta herbívora. Los dientes son propios de los herbívoros, es probable que utilizaran la enorme garra para arrancar hojas y para luchar, y relativa abundancia de los prosaurópodos, como este dinosaurio, que dominaba las comunidades de su tiempo, demuestra que era el antílope de la época, pues las comunidades de animales contienen menos carnívoros que herbívoros. Sus dientes de tipo terópodo que se encontraron en las proximidades de los esqueletos, no pertenecían a este dinosaurio y demás, sino que los carnívoros que se alimentaban de ellos, y se trataba de dientes sueltos que se habían caído en la prisa de morder alguna articulación sabrosa. Podía alcanzar 8 metros de longitud y 2 metros y medio cuando se alzaba sobre sus patas traseras. Sus primeros esqueletos se han encontrado en Alemania, Francia y Suiza. Vivió en estos lugares hace unos 210 millones de años, en el Triásico superior.

Podokesaurus

Podokesaurus: Fue un pariente cercano el Coelophysis. Era caníbal y podía comerse a sus crías. El cuello y la cola eran notablemente largos. Era un animal muy pequeño y frágil, por lo que tenía los huesos huecos. Cazaba en manadas pequeñas. Es, hasta ahora, el último dinosaurio desenterrado en el valle de Connecticut, en EE.UU. Perteneció a los celofísidos. Medía 90 centímetros de largo y sólo pesaba 2 kilos. Vivió en el Triásico inferior, en EE.UU.

Poekilopleuron

Poekilopleuron: Significa cavidad diferente. Sus fósiles se descubrieron en una cantera de caliza próxima a la ciudad de Caen, en el norte de Francia. Feroz carnívoro, este terópodo tenía la longitud de tres rinocerontes. Caminaba sobre sus musculosas patas traseras. Las delanteras eran cortas, muy fuertes, y provistas de cinco dedos. Medía unos 9 metros de largo. Vivió hace 160 millones de años, en el Jurásico superior.

Polacanthoides

Polacanthoides: Significa como con muchas espinas. El nombre se debe a que los expertos creen que este dinosaurio se parecía mucho al dinosaurio acorazado Polacanthus. Su parecido con él se refleja en su nombre. No se sabe mucho sobre este herbívoro. Algunos de sus fósiles, incluida una paletilla de forma poco corriente, se han encontrado en la isla de Wight. Quizá tuviera una cresta espinosa a lo largo del lomo. Caminaba a cuatro patas y su longitud equivalía a la altura de una jirafa. Medía 4 metros de largo. Vivió hace 100 millones de años, a mediados del período Cretácico

Polacanthus

Polacanthus: Significa muchas espinas. Durante miles de años, las olas batieron contra los acantilados de la isla de Wight, erosionándolos. Gradualmente, mientras las rocas se disgregaban, aparecían los restos de este dinosaurio. Antes de que el reverendo William Fox encontrara el esqueleto en 1865, la mayor parte había sido ya arrastrada mas adentro. Su voluminoso cuerpo se alimentaba de los helechos que cubrían el sur de Inglaterra hace 120 millones de años. Avanzando lenta y pesadamente sobre sus fuertes patas, vigilaba la proximidad de Carnosaurios al acecho. En caso de peligro, se agazapaba para protegerse el vientre. La visión de sus placas óseas y púas desanimaba a muchos atacantes, que se alejaban en busca de un almuerzo más tentador. Probablemente, mostraba sus impresionantes espinas como un escudo que cubrían sus costados y su larga y pesada cola. Era un pacífico herbívoro y en su pequeña boca había dientes afilados que, después de haberlos cogido con su pequeño pico óseo, servían para desgarrar las hojas de las plantas. Se metía en el agua para comer plantas de otras clases. Sus cuatro patas eran largas y del mismo tamaño las cuatro y le servían para correr a grandes velocidades para huir de los grandes monstruos devoradores de carne. Medía 4 metros de largo y 1 de alto, puesto que llegaría a un hombre por la cintura en altitud. Perteneció al grupo de los nodosáuridos. Vivió a comienzos del Cretácico hace 120 millones de años, Inglaterra.
Prenocephale

Prenocephale: Significa cabeza inclinada. Lo único que se conoce de este dinosaurio es un cráneo liso y redondeado y otros pocos huesos. El cráneo fue descubierto sobresaliendo de la roca de blanda arenisca en el desierto de Gobi, en Mongolia, en 1.970. Los paleontólogos que lo encontraron observaron el cráneo de este Paquicefalosaurio poco común que alcanzaba aproximadamente la longitud de un coche pequeño. Sus otros huesos estaban tan bien conservados que se podían percibir las partes más delicadas. Su cabeza era abovedada en forma de cúpula y terminaba de forma afilada hacia el pico. En los lados presentaba gran cantidad de hileras de pequeñas protuberancias nudosas óseas que eran decorativas. Tenía los ojos bastante grandes, que estaban dirigidos al frente, y la cabeza medía en total unos 26 centímetros de largo desde el hocico a la nuca. Su cerebro estaba protegido por una cúpula ósea en forma de huevo, mientras que unos potentes ligamentos del cuello ayudaban a absorber la fuerza del impacto de un cabezazo. Ésta fue probable que la utilizara para embestir con ella a los depredadores que le acosaban o a otros machos de su especie para sí aparearse o convertirse en jefe del rebaño. Al igual que muchas ovejas y cabras actuales, vivía en rebaños,


 principalmente en zonas montañosas. Este dinosaurio, como un pacífico herbívoro que era, pastaba entre las plantas bajas que arrancaba las hojas, semillas y frutos con su estrecho pico. Rasgaba después las hojas con sus afilados dientes incisivos para facilitar su digestión. Después lo trituraba con unas muelas afiladas que tenía al final de las mandíbulas. Medía casi unos 3 metros de longitud. Vivió hace 70 millones de años, a finales del período Cretácico.

Probactrosaurus:

Probactrosaurus: Significa antes del reptil bactriano. Recibió su nombre por Rozhdestvensky. De la longitud de un elefante, era un pacífico herbívoro. Probablemente disfrutaba con la exuberante vegetación de las tierras pantanosas, recogiendo grandes bocados de helechos y equisetos, que masticaba lentamente. Se parecía mucho a su pariente el Iguanodon. Algunos científicos creen incluso que puede tratarse del mismo dinosaurio. Sus crías probablemente se erguían con comodidad sobre las patas traseras, pero cuando crecían, las delanteras se hacían más largas y fuertes. Los adultos caminaban sobre cuatro patas, y sus pies tenían garras parecidas a cascos, que les daban una resistencia adicional. Para un herbívoro era una gran ventaja incorporarse sobre las patas traseras. Cuando escaseaban los brotes y matorrales bajos, podía alimentarse de las hojas de las ramas altas. Era muy voluminoso y su apetito, insaciable. Su cabeza alargada y plana, bastante grande, de 1 metro de longitud, tenía un hocico parecido al de los caballos actuales. Arrancaba los brotes con su pico sin dientes y los desmenuzaba con los anchos dientes de sus carrillos, que estaban dispuestos en hileras de dientes de corta irregular y juntos, que le permitían devorar con rapidez. De un mordisco, podía llenarse la boca con gran cantidad de comida. No era tan ágil como los dinosaurios gacela. Tampoco estaba protegido por una pesada armadura ni contaba con cuernos afilados como algunos herbívoros. Entonces, ¿cómo se defendía de los depredadores? Los expertos creen que los iguanodóntidos podían contraatacar. Cuando un gran depredador se abalanzaba sobre él, probablemente el dinosaurio se incorporaba en toda su altura y lo apuñalaba con su garra en forma de púa. Con profundos cortes en los ojos, la cara o el cuello, el depredador huía a curarse las heridas. El herbívoro también tenía que proteger a los miembros débiles de su familia: las crías y los viejos. Probablemente compartía esta responsabilidad viviendo en grupos. Los dinosaurios demasiado pequeños o débiles para luchar permanecían en el centro del grupo, mientras sus parientes más corpulentos y fuertes montaban guardia a su alrededor. Estos perros guardianes daban la alarma en cuanto había alguna señal de peligro. Como el Maiasaura, quizá ponía huevos en grandes zonas de nidificación. Allí, las crías estaban seguras en medio del grupo hasta que alcanzaban la edad suficiente para defenderse por sí mismas. Medía 6 metros de longitud. Vivió hace unos 100 millones de años, a mediados del período Cretácico, en Mongolia y China, Asia

Protoceratops

Protoceratops: Significa primer rostro cornudo. Era un pequeño dinosaurio, apenas mayor que un perro grande. A pesar de su fiero aspecto, con su maciza cabeza, su gran boca en forma de afilado pico y su gran coraza ósea que protegía el cuello, sólo se alimentaba de plantas. Avanzaba sobre cuatro patas, podía correr con rapidez. Alrededor del cuello tenía una coraza que crecía a medida que el dinosaurio envejecía. Esta placa, le protegía de los ataques de los dinosaurios carnívoros. Los machos también la usaban como adorno para atraer a las hembras al principio del período de apareamiento. La coraza les hacía parecer grandes y poderosos, lo que ahuyentaba a los machos rivales. Tenía unos músculos grandes y potentes en la mandíbula, que le ayudaban a arrancar las hojas duras y las plantas leñosas con su pico curvo. A continuación desmenuzaba las plantas con sus dientes parecidos a tijeras. En 1.922 una expedición científica en el desierto de Gobi, en Mongolia, desenterró algunos de sus huevos, los primeros huevos de dinosaurio que se encontraron. Este descubrimiento demostró por primera vez que los dinosaurios eran ovíparos. Hasta entonces nadie sabía si se reproducían como los cocodrilos y los lagartos, o si parían crías ya formadas, como los mamíferos. En un nido se encontraron 30 huevos. Los científicos creen que el mismo nido era compartido por dos o más hembras, esto explicaría la gran cantidad de huevos. Tenían que defender sus nidos de los depredadores como el Oviraptor, cuyo nombre significa ladrón de huevos. Los huevos de dinosaurio eran un manjar ideal para este animal. Junto a un nido se encontró un esqueleto fosilizado de Oviraptor con el cráneo aplastado. Quizá un padre enojado lo mató cuando intentaba saquear el nido. Se han encontrado varios nidos muy próximos, lo que parece indicar que vivían en grupos familiares o pequeños rebaños. Una vez finalizado el desarrollo, las crías que salían del cascarón medían unos 30 centímetros de longitud. Las hembras adultas llevaban alimento al nido hasta que los pequeños crecían lo suficiente para buscarlo por sí mismos. Los huevos hallados en Mongolia abarcan diferentes tipos y tamaños. Algunos de los adultos variaban ligeramente. Por ejemplo, la forma de sus golas óseas era distinta. Los científicos creen que esto se debe a que los machos eran mayores y tenían la cabeza, la coraza y la cresta del lomo más grandes que las de las hembras. Medía 2 metros de largo y 60 centímetros de alto. Vivió hace unos 110 millones de años, en Mongolia, a mediados del período Cretácico.

Proceratosaurus

Proceratosaurus: Significa anterior al reptil cornudo. Su cráneo fue descubierto en Inglaterra en 1910. Los expertos discrepan a la hora de establecer con qué grupo de carnívoros está más estrechamente emparentado. Algunos creen que es el antepasado de los ceratosaurios, y otros que se trata uno de los primeros tiranosaurios. Tenía un pequeño cuerno sobre el hocico. El Ceratosaurus poseía uno similar, característica en la que se basan algunos científicos para emparentarlos, aunque otros piensan que no está en absoluto emparentado con él. Era un dinosaurio típico con una gran cabeza, poderosas mandíbulas y dientes agudos, además de fuertes patas y brazos cortos. Incluso un fiero carnívoro como éste tenía enemigos. El Megalosaurus le doblaba en tamaño y podía dar muerte con facilidad a este dinosaurio más pequeño. Medía más de 3 metros de longitud y pesaba 100 kilos. Vivió hace 200 millones de años, a mediados del Jurásico, al sur de Inglaterra, en Europa. Es posible que este dinosaurio pertenezca a la familia de los celúridos dentro de la superfamilia de los celurosaurios.

Procompsognathus

Procompsognathus: Significa primera mandíbula hermosa. Sólo se han encontrado unos cuantos restos de este minúsculo carnívoro. Hasta ahora no se ha encontrado su cabeza, pero su cuerpo se parece mucho al de un carnosaurio primitivo muy pequeño. Este minúsculo depredador ágil, tenía el tamaño de un perro normal y agudos sentidos y buenos reflejos. A la vista de un lagarto o un pequeño mamífero, entraba en acción, corriendo con la cabeza extendida hacia delante y la cola tiesa. Probablemente cazaba en pequeñas manadas, en las secas llanuras de su hábitat. Cuando atrapaba a una presa, era muy importante sujetarla bien con los cinco pequeños dedos de sus patas delanteras, para poder desgarrar la carne con sus puntiagudos dientes curvos. Un dinosaurio de su tamaño tenía que estar alerta incluso cuando comía. Aunque su cabeza cabría en la palma de tu mano, debió de tener los ojos enormes. Estaba emparentado con otros depredadores como el Coelophysis. Medía sólo 1,2 metros de longitud. Vivió hace 215 millones de años, a finales del período Triásico, en el sur de Alemania, Europa

Protoavis

Protoavis: Significa primer ave. En 1.986 se encontraron en Texas los restos entremezclados de lo que parecían dos dinosaurios. El misterio reside en que, en muchos aspectos, era un ave, y sin embargo tenía características de dinosaurio. Tenía varios dientes pequeños apiñados en la parte delantera de las mandíbulas. Quizá se alimentara de pequeños animales e insectos. Habría sido un pésimo volador. Tenía patas delanteras cortas, dedos anchos, y sus patas traseras y sus tobillos no eran como los de las primeras aves. Quizá fuera un terópodo imitador de aves. Probablemente corría sobre las patas traseras, con las delanteras replegadas junto a los costados. Este dinosaurio un misterio porque sus huesos quizás estuvieran mezclados con los de otras especies, tal vez reptiles voladores. La segunda pregunta de si el era un reptil volador o un dinosaurio sigue sin respuesta. Su longitud es desconocida, quizá medía alrededor de un metro. Vivió a finales del período Triásico, en Texas, EE.UU., y en Mongolia.

Pisanosaurus-Protoavis
 
 

1

 

 1

 1

1