rosario  


 
La vidente
El Santuario
La imagen
Los mensajes
Los estigmas
Locuciones y escritura automática
El ayuno
El Campito
Curaciones milagrosas
La medalla
El escapulario
El Santo Rosario
El  agua
Mensajes Santuario
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Mensajes para la Argentina
Primeros mensajes
Actitud de la Iglesia
Oraciones
Mensajes  para los tiempos de soledad
Bibliografía
Proyección Misionera
El Centro de Difusión
Enlaces
Galería de imágenes:
La grandiosa creación
Información 
para el peregrino
Peregrinaciones
Boletín y Revista
Suscripciones
Volver inicio
A continuación se transcriben algunos mensajes de la Virgen Santísima dados a Gladys, referidos al Santo Rosario.

 "Gladys:  Con el Santo Rosario se puede enfrentar cualquier peligro, ya que en él está presente Cristo y la Madre de Cristo.  Es la oración profunda, la inmediata comunicación con el Señor y con María.  Es el regalo que os estoy dando para que vosotros lo aceptéis y lo conservéis mediante su rezo.  Amén, amén".  (7-10-86, Nº 986)
 

  "Gladys:  el arma que constituye mayor influencia sobre el mal, es el rezo del Santo Rosario.  Con este rezo, se ahonda en la vida espiritual, el espíritu crece en amor a Dios y lo aleja así, del pecado.  Disipa las sombras del espíritu y hace que éste permanezca fiel a Dios.  Agradad hijos míos, al Señor, orando, ya que de esta manera, se rechazan las tentaciones del maligno.  Por siempre sea glorificado el Señor.  Hazlo conocer a tus hermanos". (19-11-88  Nº 1557)
 
 

  "Digo a tus hermanos:  Estáis rezando el Santo Rosario, tal como lo pido, es necesario hijos míos, por eso mi insistencia.  Si todos lo hicierais, encontraríais en el Santo Rosario, el nexo que une a los hijos con la Madre del Cielo.  Junto con vuestra Madre, está Cristo Jesús, disponeos desde ya, a seguir orando y alabando al Señor. Amén, amén".  (28-7-85, Nº 626)
 
 

 "Digo a mis hijos:  Rezad el Santo Rosario con amor, con devoción, y verdadera confianza en el Señor.  Elevad vuestras voces orando, pidiendo perdón al Señor, y vuestra Madre intercederá ante el Altísimo, por los pecadores.  Te aseguro, hija mía, que mi Corazón se vería menos angustiado, sabiendo que mis hijos quieren ser perdonados por el Señor.  Amén.  Amén".  (6-10-85, Nº 689)

 "Veo una enorme corona de Rosarios blancos.  Veo a la Santísima Virgen y me dice:  Ves esta corona, porque esto es lo que deseo que hagáis, una verdadera corona de rosarios.  Oración, hija mía, oración, ¡cuántas bocas permanecen aún calladas!, sin conocer siquiera una oración que los acerque al Señor.  El Santo Rosario es el arma a la cual le teme el enemigo, es también el refugio de los que buscan alivio a sus pesares y es la puerta para entrar en mi Corazón.  Gloria al Señor, por la Luz que da al mundo."  (10-4-1986, Nº 850)

 "La bendición de un Rosario tiene mucho valor;  tanto como la oración misma.  Quiero decirte que estando bendecido el Rosario con que se reza, la oración se convierte en una súplica de amor al Señor y El a su  vez, vuelca en ese hijo que ora, Su Bendición.  Por eso es tan importante, tener el Rosario entre las manos mientras se reza.  Alabado por siempre sea el Señor".  (29-8-87, Nº 1248).

  "Pido a tus hermanos que oren mucho; a ellos la oración los limpia, los desintoxica y los estimula en el amor a Dios.  Hija, todavía debe ser más alto el número de fieles que oren, que se abran al Señor, que encuentren en el Santo Rosario, el complemento básico para un diálogo con el Señor.  Cada misterio del Santo Rosario da lugar para una reflexión, una meditación y también para una petición a Dios.  Yo les digo a mis hijos:  Haced realidad este pedido mío.  Gloria al Altísimo". (31-1-86, Nº 793).

 "Hija, quiero de tus hermanos una especial devoción al rezo del Santo Rosario, quiero novenas perpetuas; quiero decir, jamás interrumpidas.  Orando se aleja al maligno; orando se llega a Dios;  orando se salvan las almas.  Gloria al Señor". (19-7-86, Nº 923).

 "Hija mía: El Santo Rosario ha comenzado a tomar impulso, han comenzado mis hijos a amar la oración.  Muchos por vergüenza, algunos por rebeldía y otros simplemente por ignorar, no lo rezan.  Yo les digo a mis hijos:  Orad que es la hora de oración, orad para salvar el alma, orad y os purificaréis.  Aleluia". (25-10-86, Nº 1002).

  "Sea este un día de oración profunda, meditada.  Con el rezo del Santo Rosario lograréis renovar el espíritu; a través de la oración sentiréis mi compañía y sobre todo la de Cristo Jesús, Redentor y Salvador del mundo.  Bendito y alabado sea.  Predicadlo". (19-3-87, Nº 1130).

 "Hija mía: En estos momentos, hay extrema necesidad de oración.  El Santo Rosario será escuchado en este día por el Señor, como si fuera mi voz.  La oración, es un pedido mío y está dirigido a todos los pueblo.  La oración, debe nacer de un corazón dispuesto, debe también ser frecuente y hecha con amor.  Jamás  sea dejada de lado, ya que la Madre quiere que por ella lleguen los hijos a Dios y es el arma que utiliza y con la cual logra vencer al enemigo. Gloria a Dios".  (6-6-87, Nº 1192) (Día en que el Papa rezó el Santo Rosario por T.V.)

  "¡Mi querida hija, qué necesitado está el mundo de Dios y qué necesitado está Mi Corazón de los desagravios del mundo hacia Dios!   La oración, el rezo del Santo Rosario, puede cambiar el corazón de los hombres;  Dios espera un pueblo orante;  Dios espera de los hombres el arrepentimiento, el ansia de ser nuevos.  Yo les digo:  Estoy junto a vosotros, camino junto a vosotros, seguid a la que os quiere guiar hacia la Promesa.  Amén, amén.  Que tus hermanos conozcan éste, Mi mensaje de Amor". (21-10-87, Nº 1282).

 "Me dirijo a mis amados hijos:  Rezad el Santo Rosario, desgranad sus cuentas con verdadero fervor cristiano.  Orad y os sentiréis protegidos del mal.  Orad y esperad en vuestra Madre.  Cristo Jesús, el Divino Amor, el más Puro Amor, os quiere humildes y confiados,  convertidos y consagrados a Su Sagrado Corazón.  Gloria al Altísimo. Predícalo".  (19-6-88, Nº 1446)
 

¡Gracias por firmar mi Libro de Visitas!

Firmar libro de visitas

Deja aquí tus peticiones


La vidente
Los estigmas
El ayuno
La imagen
El Santuario
El Campito
Los mensajes
Curaciones milagrosas
La Medalla 
El Escapulario
El  Santo Rosario
El agua del Santuario
Primeros mensajes
Mensajes sobre 
el Santuario
Bibliografía
Enlaces 
Actitud de la Iglesia
Oraciones
 Proyección Misionera
Galería de imágenes: 
la grandiosa creación
Locuciones y escritura automática 
Información 
para el peregrino
Mensajes para la Argentina
El Centro de Difusión
El Boletín y la Revista
Peregrinaciones
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Inicio

 
 
 Volver arriba
Envíame un e-mail