locucionesyescritura  

Locuciones interiores 

y Escritura Automática

 
 
La vidente
El Santuario
La imagen
Los mensajes
Los estigmas
Locuciones y escritura automática
El ayuno
El Campito
Curaciones milagrosas
La medalla
El escapulario
El Santo Rosario
El  agua
Mensajes Santuario
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Mensajes para la Argentina
Primeros mensajes
Actitud de la Iglesia
Oraciones
Mensajes  para los tiempos de soledad
Bibliografía
Proyección Misionera
El Centro de Difusión
Enlaces
Galería de imágenes:
La grandiosa creación
Información 
para el peregrino
Cómo rezar el Rosario
Boletín y Revista
Suscripciones
Volver inicio
LOCUCIONES INTERIORES

      En el mensaje Nº 1268 del día 28 de septiembre de 1987 Gladys consulta a la Santísima Virgen sobre una experiencia que ella tiene:

      Siento necesidad de escribir: "Pon tu confianza en Cristo y Cristo te dará Luz"
      Después que escribo me quedo pensando; en ese momento la veo y me dice: Debes predicarlo.
      Le pregunto: ¿Madre, cuando yo escribo porque siento la necesidad de hacerlo, es eso una locución interior?
      Me dice: Sí, porque en esos momentos, oyes la voz interior de Mi Corazón, que le habla al tuyo.  Es otra forma de comunicarme contigo"

      El 16 de noviembre de 1987 Gladys ya reconoce por su nombre esa experiencia interior y así lo escribe en el mensaje Nª 1300:

      Tengo una locución interior.  Abandonarse en Dios significa: Despojarse de la propia voluntad y desear hacer solamente, la voluntad de Dios.

      El 18 de diciembre de ese mismo año, en el mensaje Nº 1323 dice:

      Tengo una locución interior: La oración, consuela, defiende al alma del maligno y no permite que el alma caiga en las tinieblas.

      El 19 de enero de 1988, en el mensaje Nº 1339, expresa:

      Tengo una locución interior:
 

Oh, Madre mía,
hasta tus pies llego,
postrándome con inmenso amor;
ofreciéndote mi vida toda.
Guárdame en Tu Corazón,
Sé Tú, mi Dueña absoluta
y Guardiana de mi vida.
Sé que unida a Tí,
confiando plenamente en Tí, 
llegaré hasta el Corazón de Tu Hijo.
Amén.


      Luego la veo y me dice: Pueden repetirla mis consagrados.

      El 3 de junio de 1988, en el mensaje Nº 1433, escribe:

      Tengo una locución interior:
 

Sed humildes como el Humilde;
dad amor al que sufre; limosna al pobre.
Tened caridad con el hermano y el Señor, que ahonda en los corazones, tendrá Misericordia de los misericordiosos.


      El día 10 del mismo mes, en el mensaje Nº 1438 dice:

      En la tarde tengo una locución interior:
 

Corazon de Jesús, Llama Ardiente, Llama de Amor.
Corazón de Jesús, Humilde Corazón.
Corazón de Jesus, Amante Corazón.
Corazón de Jesus, Todo Fortaleza.
Corazón de Jesús, Paz del espíritu.
Corazón de Jesús, Esperanza del cristiano.
Corazón de Jesús, Misericordioso Corazón.


      El 1º de octubre de ese año no escribe el contenido de su locución interior, sino sólo el dulcísimo y esperanzador comentario de la tierna Madre:

      Tengo una locución interior.
      Me dice la Santísima Virgen, por Jesús:

Búscalo y lo encontrarás,
llámalo y te responderá,
ámalo y te Amará,
abre tu corazón y te encontrarás en Su Corazón.

El 22 de diciembre de 1988, expresa:

      Tengo una locución interior:  Buscad con ansia al Señor y abandonad en Él, vuestra alma.

      Tres sueños y una locución interior de Gladys,  inducen a la búsqueda del agua del Santuario,  la que finalmente fue hallada cuando, el 4 de junio de 1991, se comenzó con la perforación definitiva.

       El 2 de diciembre de 1989 captó Gladys fuertemente en su interior, a modo de locución, la cita bíblica del profeta Ezequiel, capítulo 47, versículo 1º, mientras conversaba sobre el tema del agua:

      "Llevóme luego, [el Señor] otra vez a la entrada del templo, y vi que debajo de él, al Oriente, brotaban aguas, pues la fachada del templo estaba al Oriente, y las aguas descendían debajo del lado derecho, al mediodía del altar" (Ezequiel, XLVII, 1)

ESCRITURA AUTOMÁTICA 

      El día 3 de abril de  1985, durante una entrevista que Gladys mantiene con el Dr. Vaamonde a solicitud de la autoridad diocesana, le manifiesta lo siguiente:

      "La Virgen me inspiró estas oraciones (se las muestra y le pide que las lea). Yo las escribía en cinco minutos, rápidamente.  Ella es la que me hace escribir eso.

      Si fuera por mí tardaría mucho.  Ella es la que me lleva la mano, como si alguien me agarrara el brazo.  Yo me pongo con los ojos cerrados y la veo a la Virgen como lo veo a usted.

      Le diré que no veo a la Virgen cuando yo quiero, sino cuando Ella quiere aparecerse.  A veces se aparece hasta tres veces por día.  Yo puedo estar haciendo cualquier cosa.  Yo no sé nunca cuando Ella se apararece.  Ella es la que impone su presencia.

      Yo no pierdo la conciencia cuando la Virgen me habla.  No me pongo en ninguna actitud corporal.  Cuando la veo es con los ojos cerrados.  Pero cuando me transmite los mensajes puedo abrir los ojos, y escribir, y luego pasar a ojos cerrados.  Entonces la vuelvo a ver.

      A veces escribo con los ojos cerrados también.  Y otras veces después que me dice los mensajes continúo escribiendo oraciones (exclusivamente) sin saber lo que escribo.  Yo no escribiría nada por mí misma, y tardaría mucho si quisiera hacerlo.

      A Jesús lo veo también cada 15 o 20 días: no podría precisarlo.  Él también tiene una gran luz.  Su mirada es dulce, y yo siento una gran fuerza que Él tiene. Jesús también me dio mensajes".

      El Dr. Vaamonde informa: Me lee una oración que ella escribió sin saberlo (escritura automática). La Sra. de Motta se extraña y admira de ese texto como si no fuera propio.
 

Para leer el texto completo de los mensajes
publicados,  click aquí

Para bajar a tu computadora los mensajes,
 click aquí


 
Octubre 2002-Octubre 2003 
Año del Rosario
¿Cómo rezar el  Santo Rosario?
click aquí

¡Gracias por firmar mi Libro de Visitas!

Firmar libro de visitas


La vidente
Los estigmas
El ayuno
La imagen
El Santuario
El Campito
Los mensajes
Curaciones milagrosas
La Medalla 
El Escapulario
El  Santo Rosario
El agua del Santuario
Primeros mensajes
Mensajes sobre 
el Santuario
Bibliografía
Enlaces 
Actitud de la Iglesia
Oraciones
 Proyección Misionera
Galería de imágenes: 
la grandiosa creación
Locuciones y escritura automática 
Información 
para el peregrino

 
Mensajes para la Argentina

 
El Centro de Difusión
El Boletín y la Revista
Cómo rezar el Rosario
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Inicio

 
 
 Volver arriba
Envíame un e-mail