santuario  

El Santuario pedido por la Santísima Virgen


 
La vidente
El Santuario
La imagen
Los mensajes
Los estigmas
Locuciones y escritura automática
El ayuno
El Campito
Curaciones milagrosas
La medalla
El escapulario
El Santo Rosario
El  agua
Mensajes Santuario
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Mensajes para la Argentina
Primeros mensajes
Actitud de la Iglesia
Oraciones
Mensajes  para los tiempos de soledad
Bibliografía
Proyección Misionera
El Centro de Difusión
Enlaces
Galería de imágenes:
La grandiosa creación
Información 
para el peregrino
Boletín y Revista
Suscripciones
Volver inicio
El Santuario es el símbolo del Corazón Sagrado de María.  Así como en el Antiguo Testamento, el Templo era el Lugar donde se guardaba el Arca de la Alianza, así en el Santuario, signo de la Iglesia, se contiene a María, Arca de la Alianza Nueva, en cuyo Corazón, Dios produce el encuentro de los hijos con el Hijo.  María y el Santuario están intimamente ligados.

El 16 de noviembre de 1983 la Virgen le dice a Gladys:
"Cerca  tuyo quiero estar (cerca del río); el agua es una bendición".

Ante la pregunta de Gladys de si desea una capilla o un santuario, dice:
"Lo dicen las Escrituras". "Cumplid mi palabra".

En efecto, el 9 de noviembre había dado como mensaje bíblico el texto de Exodo 25, 8:
"Me harán un Santuario y habitaré en medio de ellos".

La Virgen pide un nuevo Santuario, que permanezca como un signo más
de Su presencia.

En el primer aniversario de las apariciones (25 de setiembre de 1984) la Virgen recomienda que se inicie la construcción que tanto desea y este pedido se repite sin cesar a lo largo de Sus mensajes.

"Debéis pedir con firmeza, dad importancia a mi petición, mi casa tiene 
que construirse. Hijos míos, dad a vuestra Madre lo que os pide. Invitad a rezar al lugar elegido y santificado por mí. Y mis hijos vendrán" 
(23-11-84 nº 383)

"Quiere poder recibiros en un día no lejano, en la casa que he elegido" (18-12-84 nº 414)

El 24 de noviembre de 1983, la Virgen precisó el lugar adonde quería que Su Casa fuera edificada ("El Campito"). Y lo hizo de la siguiente manera:

"(...) (Gladys) La ve en frente de la cuadra de su casa, donde hay un campo y dice: "Aquí quiero estar, éste es mi lugar".

A la noche del mismo día que en visión ve el lugar elegido por María, va a dicho lugar con un grupo de personas y cuando ella señala el sitio preciso que vio en la visión,  ve caer exactamente allí un rayo de luz muy fuerte, que se clavó en el lugar. También vio el rayo de luz una niña de nueve años que estaba acompañando al grupo".

Esta foto la saqué el 25/9/2000. El rayo de luz es un regalo de la Virgen

El 4 de enero de 1984, poco más de tres meses después de la primera aparición, un rayo de luz ilumina, por segunda vez, el punto exacto que llegará a ser, con el tiempo, el umbral del Santuario, marcado hoy, por una piedra.

El día 22 de mayo la Virgen da más pormenores:

"Vuestra Madre os pide Su morada. No quiero esplendores, quiero sí una casa espaciosa".

El 21 de diciembre de 1985, la Virgen había insistido en que se comenzase la construcción del Santuario antes del invierno de 1987.

Gladys escribió:
"Ayer vi el proyecto del templo. Hoy, cuando apareció, Le pregunté si le agradaba. Sonrió y me dijo: "¡Si, hija mía, ese proyecto me agrada, ya que el Santuario será amplio, como lo pedí. Espero que así sea realizado, porque muchos serán los que allí darán culto al Señor. Que no pase el invierno sin que haya sido iniciada esta obra. Amén. Amén".

En setiembre aún no había comenzado la construcción. Solamente en el mes de octubre fue posible hacerlo y se tuvo que enfrentar el terrible invierno de la crisis económica. Sería ese, tal vez, el "invierno" mencionado por la Virgen?

Las dificultades económicas hicieron que recién en la Pascua de 1989, se pudiese terminar la primera etapa del templo.

El 19 de marzo de 1989, Domingo de Ramos, la imagen de la Virgen venerada en la Catedral, fue trasladada a la parte ya terminada del nuevo santuario.

La Piedra Fundamental

El Santuario en construcción

 

El 25 de setiembre de 1986, en el tercer aniversario de la primera aparición, el obispo coloca la piedra fundamental del futuro templo. El obispo da la responsabilidad a todo el pueblo de Dios, para que lleve a cabo la construcción material y espiritual del templo, cuya financiación se torna muy difícil por la terrible crisis económica que atravesó la Argentina, con una inflación galopante y por las restricciones crecientes que se imponen.

Las apariciones vienen a irradiar paz, en medio de la difícil situación.
 

Construcción de la Cúpula

Los profesionales contratados por las autoridades del Obispado  y de la Comisión Pro-Templo, han plasmado en etapas materiales, el devenir espiritual del pueblo de Dios, en un sistema dinámico que contempla las distintas situaciones que se producirán en el Santuario, articulando espacios que enriquecen una voluntad estética, centralizada en el  espacio principal de esta obra, que enfatiza el sacrificio, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, en el altar jerarquizado, de la celebración de la Santa Misa.

En este momento se está en plena etapa de construcción de la cúpula. Se han levantado plataformas de trabajo y andamios que son imprescindibles para su construcción y la seguridad de quienes ejecutarán la cúpula.  La cubierta interior de la cúpula está totalmente terminada. 
 

maqueta de la cúpula

La cúpula tiene dos cubiertas, una interior formada por gajos, constituidos por sesenta y cuatro vigas; cada uno de esos gajos tienen dieciocho casetones, que varían de tamaño, alternando dos diseños decorativos que representan los dos signos importantes de este lugar, la A y la M del Ave María y la Cruz y una segunda cubierta, la exterior de cobre, rematando en una linterna que culmina con un orbe que sostiene la cruz. Todo esto se levanta a partir del nivel +31,40 mts. que es el punto desde donde se levanta la cúpula. 

En el mes de marzo de 2001 se han reanudado los trabajos para avanzar en los rubros pendientes de la cuarta etapa de la construcción del Santuario, esa pieza arquitectónica tan emblemática como apreciada, que es la cúpula. 

En los meses de receso  se realizaron las reservas de recursos necesarios para el acopio de materiales que la empresa solicitara contractualmente. Ya se encuentra depositado en el obrador el cobre que habrá de servir para la construcción de las bandejas de ese material y que conformarán la cubierta final de la cúpula, las piezas metálicas galvanizadas para la fijación del entablonado y la madera de timbó.

Los primeros trabajos  están orientados al armado de la linterna con elementos de hormigón armado premoldeados.  Dichos elementos fueron ya elaborados anteriormente por la empresa y fueron colocados sobre la cúpula para dar forma a la linterna. 

También se ha elaborado una superficie de soporte de las bandejas de cobre, un entablonado de madera de timbó recubriendo toda la estructura metálica.  Esta madera posee buenas calidades de durabilidad.  El preparado de las piezas de madera y de las bandejas de cobre y su posterior montaje, constituye un verdadero trabajo artesanal.  Son 45 anillos de bandejas de cobre (al igual que los paralelos de una superficie esférica) y de 64 gajos (al igual que los meridianos), donde cada anillo tendrá medidas distintas uno de otro y cada vez menores, empezando de abajo hacia arriba.

La cubierta terminada poseerá sectores diferenciados: serán 8 superficies compuestas por 6 gajos cada una e interrumpidas por nervios en sobre relieve, conformados por dos gajos cada uno.  Cada nervio se corresponde alineado con cada pieza de hormigón que forman la linterna.  En el montaje se colocan otros materiales entre la madera y el cobre, como membrana asfáltica y lana de vidrio que servirán para aislación hidráulica y térmica.

El cobre se suministró laminado en 19 bobinas que pesan aproximadamente 380 kilogramos cada una.  El grososr de las láminas es de i i 0,08 mm. que corresponderán para las bandejas que irán colocadas en la zona inferior y superior de la cúpula respectivamente.

El plan de avance de la obra tiene prevista su finalización para el mes de octubre del corriente año.  En consecuencia, para el próximo 25 de septiembre, podremos apreciar la cubierta de cobre ya colocada y luciendo su esplendor.

Ya se ha procedido a colocar y ensamblar las piezas premoldeadas de hormigón armado para la linterna por sobre la cúpula y en su lugar definitivo.  Con este avance de la obra, se puede apreciar e imaginar aun más, cómo habrá de ser el conjunto ya terminado.  Resta aún por colocar, sobre esta pieza arquitectónica, el orbe y la cruz.

La linterna posee una doble función.  En el exterior permite dar un remate en altura a la cúpula con nuevas formas y materiales que la diferencian de ella, mientras sustenta ese orbe y esa cruz, que habrán de coronar el Santuario.

Por el lado interior, perfora la cúpula y disuelve desde el centro con su luz la penumbra de ese espacio magnífico que se formará bajo ella.  Lo que dará valor, más que las dimensiones, serán precisamente la belleza de ese gran espacio interior y la esbelta figura que puede ya percibirse, observada desde el entorno y a una prudente distancia, desde diversos ángulos.

Los trabajos en curso están orientados a colocar la madera que servirá de soporte a la cubierta de cobre.  Estas tareas revisten un riesgo de accidentes y, a fin de evitarlos, se colocó una red en todo el perímetro de la base de la cúpula.

María ha pedido en sus mensajes la construcción de Su Morada  para poder albergar a Sus hijos peregrinos.  Este Santuario continúa lentamente, a pesar de la situación desfavorable, la ejecución de sus etapas de construcción previstas, por medio de la colaboración que los mismos peregrinos aportan generosa y costosamente.

Ella, nuestra Madre, nos acompaña y anima para que lo logremos con mucho esfuerzo, pero también con mucha fe.  En cada etapa de la construcción están nuestras oraciones y esfuerzos para que esto se logre.

La Comisión Pro Templo ha iniciado una Campaña General, por la cual se invita a cada devoto de María a regalarle $ 10.- (diez) pesos por mes, hasta fin de año.  El regalo se puede hacer individualmente o unirse a otros para que el poquito de varios llegue a $ 10.- o quizás lo supere.

Si usted desea colaborar como difusor de esta Obra, visítenos en:  COMISION PRO TEMPLO, Figari 102 esquina Sarmiento o escríbanos a C.C. 79 (2900) San Nicolás.  Telefax: 03461-451257
 


 

Ave María Purísima, Gracias por esta nueva oportunidad de mostrar el
misterio de nuestra fe!!!

Las contribuciones pueden realizarse a nombre de la Comisión
Pro--Templo Santuario a través de:

Banco Bisel S.A.  Para acreditar bajo el Nº 9745/04 en 
cuenta corriente en pesos o caja de ahorro en dólares.
Banco de Galicia: Para acreditar en la Cuenta 
Nº 177/5 117/9 en pesos o caja de ahorro 
en dólares Nº 4000116-3 Suc. 117-8.
Banco de la Nación Argentina: Para acreditar en
la cuenta corriente en pesos Nº 48211344/51.
Banco de la Provincia de Buenos Aires: Para acreditar 
en caja de ahorro común en pesos Nº 15605/01.
Por Giro de Correo o Cheque Bancario a la orden de: 
Comisión Pro-Templo Santuario.

El pequeño aporte de muchos es el secreto de esta Obra, 
siendo el único padrino el Pueblo de Dios.
 

¡Gracias por firmar mi Libro de Visitas!

Firmar libro de visitas

Deja aquí tus peticiones


La vidente
Los estigmas
El ayuno
La imagen
El Santuario
El Campito
Los mensajes
Curaciones milagrosas
La Medalla 
El Escapulario
El  Santo Rosario
El agua del Santuario
Primeros mensajes
Mensajes sobre 
el Santuario
Bibliografía
Enlaces 
Actitud de la Iglesia
Oraciones
 Proyección Misionera
Galería de imágenes: 
la grandiosa creación
Locuciones y escritura automática 
Información 
para el peregrino
Mensajes para la Argentina
El Centro de Difusión
El Boletín y la Revista
Peregrinaciones
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Inicio

 
 
 Volver arriba
Envíame un e-mail