curaciones  
 

Curaciones Milagrosas

Por Mediación de María del Rosario de San Nicolás


 
La vidente
El Santuario
La imagen
Los mensajes
Los estigmas
Locuciones y escritura automática
El ayuno
El Campito
Curaciones milagrosas
La medalla
El escapulario
El Santo Rosario
El  agua
Mensajes Santuario
Mensajes para la Argentina
Primeros mensajes
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Actitud de la Iglesia
Oraciones
Mensajes  para los tiempos de soledad
Bibliografía
Proyección Misionera
El Centro de Difusión
Enlaces
Galería de imágenes:
La grandiosa creación
Información 
para el peregrino
Cómo rezar el Rosario
Boletín y Revista
Suscripciones
Volver inicio
En  la  calle  Francia  434  está  la  Oficina  de Constataciones  Médicas,  que  depende  del Movimiento  Mariano de  San Nicolás.  La oficina funciona los 25 de cada mes y tiene como objetivo registrar los casos de curaciones extraordinarias y determinar si son interesantes o no para la Iglesia, es  decir,  si  pueden  llegar  a  tener  carácter milagroso.

PRIMERAS CURACIONES


Durante el otoño de 1984, Monseñor Castagna se interrogaba acerca de los acontecimientos que estaban ocurriendo y las numerosas gracias que de ellos resultaban.    Le hubiera gustado tener una señal preciosa. 

Fue entonces cuando surgió la primera curación extraordinaria en la historia de San Nicolás. Una curación que está todavía en estudio. He aquí lo que sucedió:

El niño Gonzalo Miguel Godoy, de 7 años de edad, presentó los primeros síntomas de una enfermedad que lo postró abatido, casi paralítico. No podía hablar. Una radiografía manifestó señales de un tumor cerebral: una lesión frontal del lado izquierdo hacía presión en toda esa zona, causando la parálisis del lado derecho.

Su madre se puso en las manos de la Virgen y le pidió fuerzas para soportar lo inevitable, ya que una operación dejaría a la criatura debilitada, en caso de que escapase  a  la  muerte.    La madre estaba embarazada de siete meses, de su séptimo hijo. Sentía un profundo abatimiento y una terrible angustia y, entretanto – para sorpresa suya – experimentó una gran paz interior.

Los padres pidieron la Unción de los enfermos para el niño y que pudiera recibir la Primera Comunión. Monseñor Castagna autorizó ese pedido y les envió a su Canciller, que era un amigo de esa familia. Éste explicó al niño que iba a recibir a Jesús, y lo colocó bajo la protección de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

El pequeño recibió ese "don de Dios" con una gran fuerza interior y con los ojos bien abiertos, contempló la hostia antes de comulgar.  Y he aquí que, 45 minutos después, empezaron a notarse señales de mejoría; la parálisis experimentó un notable retroceso, las mejillas del niño recobraron su color y él salió de su letargo.

Tres días después se le efectuó una punción lumbar: la prueba no reveló patología alguna. Se disminuyó la dosis del medicamento; el niño se mantuvo despierto y comenzó a jugar. En los días siguientes, Gonzalo comenzó a leer y podía caminar solito. Fue efectuada una tomografía: donde había estado el tumor, apenas quedó una cicatriz.

Este caso continúa en estudio. Gonzalo es hoy un joven que lleva una vida normal, tiene amigos, alegría de vivir y da gracias a Dios por su curación.

Desde entonces, en el santuario suelen declararse curaciones. Muchos peregrinos las han redactado espontáneamente en el Libro de Testimonios que, a fines de 1989, llevaba ya escritas 187 páginas.

En algunos de estos casos se confeccionaron expedientes, de los cuales sólo mencionaremos el siguiente:

Juan Ignacio Cordero Olguin, de 9 meses, aquejado de meningitis y parálisis cruzada, luego de estar ciego, sordo e inconsciente, y en estado de coma durante nueve días, se despertó al décimo completamente curado, luego de las oraciones que su familia elevó a la Virgen del Rosario de San Nicolás. 

Las consultas médicas efectuadas posteriormente confirmaron la curación: así consta en la declaración firmada por Celia C. De Olguin el 24 de noviembre de 1987.

Anabella Renée Rao, de 12 años, estudiante, aquejada de parálisis y arreflexia de las extremidades inferiores desde el 14-12-88. El médico la hizo internar, y se le efectuó una punción lumbar para analizar el líquido cefalorraquídeo que reveló la existencia de la reacción de Pandyt. Diagnóstico: síndrome de Guillain Barre.

La enfermedad se detuvo el 17 de diciembre. El 26, la niña pudo moverse nuevamente sin ayuda. En enero de 1989 se acentuó la mejoría y, ayudada por ejercicios de rehabilitación, el 7 de febrero ya podía caminar normalmente.

Desde el momento que conocieron el diagnóstico, la niña y su madre habían encomendado su caso a la Virgen del Rosario de San Nicolás, con la absoluta certeza de que "las protegería bajo Su manto". La madre "rezaba continuamente el Angelus" y pedía fuerzas a Dios para aceptar todo lo que la Virgen dispusiera".

La novena se había iniciado el 17 de diciembre, día en que la enfermedad se detuvo de repente. Esta recuperación integral, en un plazo tan breve, constituye un caso clínico excepcional y totalmente contrario a los pronósticos evolutivos, según los médicos que intervinieron en su tratamiento.

La mamá de Anabella nos ha enviado un Email fechado el 22 de noviembre de 1999 donde nos cuenta que Anabella hoy tiene 23 años, es una joven hermosa que ha cosechado muchos triunfos en equitación, está en el último año de Ciencias Económicas, y está haciendo una pasantía en una compañía de seguros.  Anabella está totalmente sana en la actualidad.  Gracias Adriana por este hermoso testimonio!!!  Gracias Madre por tanto amor que nos demuestras!!!

  OTRAS CURACIONES

Una niña de once años de Rawson, Chubut, en setiembre de 1988 comenzó con cuadros bronquiales que aumentaban en intensidad. En marzo de 1991 el cuadro continuaba con tos, fiebre y, no pudiendo injerir sólidos, pérdida de peso, por lo cual se decidió su derivación al Hospital Garrahan de Buenos Aires.

Se le había realizado una radiografía de tórax en la que se observaba un ensanchamiento en el mediastino superior, con un diagnóstico presuntivo de tumores embrionarios. Su médico de cabecera en Rawson, ante la dificultad respiratoria, pensó en la posibilidad de realizar una traqueotomía antes del viaje.

Todo el grupo familiar se puso en oración a la Virgen de San Nicolás. Amigos y conocidos rezaban también por la niña. Y fue durante el viaje que desaparecieron todos los síntomas.

Cuando llegaron al hospital Garrahan, el cuadro había desaparecido totalmente. Al día siguiente regresaron a Rawson. La niña está completamente sana en la actualidad.

Una joven de Buenos Aires, cuyos padres son médicos, a los dieciocho años tenía tumores palpables en todo el cuello, lo cual iba desfigurándole esa zona. Se le hizo una biopsia de los ganglios y no dio ningún tipo de anormalidad.

Durante los siguientes tres años, desde 1985 a 1988, los ganglios del cuello siguieron aumentando, mientas se sucedían episodios reiterados de fiebre.

En 1988 le hicieron una tomografía que mostró una masa tumoral ubicada en el músculo esternocleidomastoideo. En marzo de ese año se le realizó una biopsia que dio como resultado signos del linfoma de Hopkin tipo T a células claras (de los más malignos).

La familia se puso en oración y, junto con la enferma, viajó a San Nicolás. La operación se realizó en diciembre de 1988 y se encontró que la masa tumoral había desaparecido desde la tomografía a la cirugía.

Este tipo de curaciones se dan acompañadas por profundos cambios de vida. Al mismo tiempo se produce la curación del cuerpo y la del alma.

El médico de la Oficina de Constataciones destaca que "lo común en los casos interesantes es que se ve la conversión de todo el núcleo familiar y el círculo de amigos".

Octubre 2002-Octubre 2003 
Año del Rosario
¿Cómo rezar el  Santo Rosario?
click aquí

Para leer el texto completo de los mensajes
publicados,  click aquí

Para bajar a tu computadora los mensajes,
 click aquí

¡Gracias por firmar mi Libro de Visitas!

Firmar libro de visitas


La vidente
Los estigmas
El ayuno
La imagen
El Santuario
El Campito
Los mensajes
Curaciones milagrosas
La Medalla 
El Escapulario
El  Santo Rosario
El agua del Santuario
Primeros mensajes
Mensajes sobre 
el Santuario
Bibliografía
Enlaces 
Actitud de la Iglesia
Oraciones
 Proyección Misionera
Galería de imágenes: 
la grandiosa creación
Locuciones y escritura automática 
Información 
para el peregrino
Mensajes para la Argentina
El Centro de Difusión
El Boletín y la Revista
Cómo rezar el Rosario
Consagración al Sgdo. Corazón de María
Inicio

 
 
 
 Volver arriba
Envíame un e-mail